Coquetear con otros aumenta el deseo por la pareja

Punto a favor de los histéricos o no, parece que el deseo por tu pareja aumenta si coqueas con otras personas. Así lo afirma un reciente estudio de la Universidad de Kentucky, en Estados Unidos. Sin embargo, agrega el trabajo, esto sucede sólo si el “juegueteo” no conduzca a una relación sexual consumada.
“A veces, el hecho de flirtear con una tercera persona puede desencadenar en nosotros un estado de excitación que quizás no hayamos sentido durante mucho tiempo con nuestra pareja. Si el coqueteo no va más allá, y nuestra relación es sólida, lo que puede ocurrir es que seamos capaces de transferir esos sentimientos de emoción hacia nuestra relación oficial”, sostiene la autora principal del estudio, la doctora Kristen Mark, profesora y directora del Laboratorio para la Promoción de la Salud Sexual del College of Education de la Universidad de Kentucky.
Para el estudio llamado Women’s Experiences With Feelings and Attractions for Someone Outside Their Primary Relationship, que fue publicado en el Sex & Marital Therapy y en Plubmed, los investigadores entrevistaron a 160 mujeres de edades de entre 18 y 60 años y que estaban en pareja estable.
“Cuando coqueteas con alguien y eres correspondido, vives una experiencia muy placentera a nivel psicobiológico y el hecho de sentir que gustas a otra persona, que alguien de fuera piensa en ti, que te desea, nos hace sentir importantes y valiosos. En cierta medida, podemos decir que nuestra autoestima mejora”, le comenta al diario español El País, la psicóloga Silvia Congost, experta en autoestima y dependencia emocional y autora del libro Autoestima Automática (Editorial Zenith).
Va a pasar, quieras o no
“Es una ilusión creer que en ningún momento de nuestras vidas nos sintamos atraídos por personas que no sean nuestras parejas. Aún en momento de suma felicidad, como puede ser la llegada de un hijo o porque la pareja está pasando por un muy buen momento, el enamoramiento es inevitable. Sucede con más frecuencia en ámbitos laborales, ya que las personas pasan largas horas juntas y llegan a conocerse bien, incluso más que sus parejas”, le explica a Clarín Buena Vida, Lorena Del Prato, psicóloga de la UBA.
“La atracción sexual y el deseo hacia una persona surgen sin que nosotros lo queramos, son emociones que se escapan al control de nuestra voluntad”, sostiene Donatella Marazziti, profesora de Psiquiatría de la Universidad de Pisa y miembro de la AOU Pisana, directora de los seminarios Masterclass on Love y autora de los libros La naturaleza del amor y Celosos y contentos.
“Todo ocurre demasiado deprisa. Cuando nos sentimos atraídos por alguien, en nuestro cerebro se origina una tempestad bioquímica en el sentido de que cambia el estado habitual de diversos neurotransmisores. En concreto, la serotonina disminuye, la dopamina y la noradrenalina aumentan, igual que los péptidos opioides”, explica la psiquiatra, y añade: “La amígdala cerebral comienza a trabajar a un ritmo vertiginoso y orquesta una serie de activaciones y desactivaciones de numerosas zonas. Por un lado, activa el ansia y el miedo (que nosotros percibimos como la sensación de estar enamorados) y, por otra parte, desactiva el área que regula la racionalidad. Lo que significa que cuando nos enamoramos, acabamos estando un poco locos”.
El límite es el sexo
El punto de inflexión. El punto de quiebre es la consumación del coqueteo en relación sexual. Los psicólogos aconsejan también que el tonteo con terceros no puede ser una “forma de vida. Es un juego peligroso que aunque creas que puedas manejar, en realidad no lo haces”.
“Desde que el cerebro tiene la primera reacción hasta prever si será amor, pasión o solo un flirteo, hay un abismo”, aclara Marazziti. “Cuando vemos que estamos en un punto en el que podemos perder el control, en el que el deseo crece y ansiamos más, mejor retirarse”, aconseja Congost.
¿Pero qué hace a esa tercer persona tan especial que puede producirnos semejante estado? “Si lo supiéramos, ya habríamos resuelto los problemas amorosos de toda la población mundial”, bromea Marazziti. “Lo único que se sabe es que esa atracción nos vuelve vulnerables, como cuando cambiamos de ambiente, de casa o comenzamos un nuevo proyecto”, cierra.
(FUENTE: clarin.com)

Los planetas se alinearon formando un crucifijo el día de la muerte de Jesús

Un historiador ha observado que el 3 de abril del año 33 —fecha en que, según muchos investigadores, tuvo lugar la crucifixión de Cristo— los planetas Saturno, Urano, Júpiter, la Tierra y Venus se alinearon formando una figura similar a un hombre crucificado.
“No son pocos los estudios que indican con precisión la fecha [de la muerte de Jesús]: la Biblia, los calendarios, las condiciones astronómicas, incluso la geología”, señaló en un comunicado el historiador de la Universidad de Wisconsin-Madison Miguel Antonio Fiol.
Una ilustración publicada muestra la posición de los planetas en esa fecha aproximada de hace 2.000 años, en que se observa que los anillos de Saturno en la parte superior de la composición planetaria tienen el aspecto de un halo o de una corona de espinas colocada sobre la cabeza de Jesús. Urano y Júpiter parecen representar las manos, mientras que la Tierra y Venus forman los pies.
“Incluso a primera vista, yo sabía que se parecía a la crucifixión”, agregó Fiol. “Pero me tomé tiempo para descubrir todos los paralelismos posibles”.
El investigador dice que la alineación planetaria se inició a mediados de marzo y se prolongó hasta mediados de abril del año 33. La misma alineación se produce una vez cada 333 años, por lo que fue observada seis veces entre el año 0 y el 2000.
La fecha histórica de la muerte de Jesús ha sido objeto de debate en los círculos cristianos, aunque algunos investigadores han señalado el viernes 3 de abril del año 33 como día más probable.
(FUENTE: actualidad.rt.com)

Investigadores desentierran antiguo platillo volador de origen extraterrestre en Rusia

Cada vez son más las personas que creen ciegamente que seres extraterrestres llegaron a la Tierra hace miles de años. En agosto de 2013, el geólogo indio Dr. Nitish Priyadarshi descubrió unas antiguas huellas y la talla de un “objeto volador” en la ciudad de Ranchi en Jharkhand, India, que representaban “los dioses del cielo” que llegaron a la Tierra. Los descubriemientos del Dr. Priyadarshi eran simplemente una de las miles de evidencias de la llegada de seres extraterrestres a la Tierra.
Pero el geólogo indio no ha sido el único en encontrar estas evidencias inexplicables, a principios de este año los trabajadores de una empresa dedicada a la minería del carbón en Kuznetsk, Siberia, descubrieron un sorprendente y extraño objeto enterrado a 40 metros bajo tierra. La empresa rápidamente llamó a los arqueólogos para que lo examinaran, y lo que descubrieron fue les dejó completamente desconcertados. Aseguraron que nunca habían visto nada parecido, y aunque parecía haber sido construido por el hombre no sabían que era ni para que servía.
Pero lo que los arqueólogos no se esperaban que hubieran en realidad dos objetos más similares, pero que se rompieron en el momento que estaban siendo extraídas con la excavadora. El extraño objeto era casi perfectamente circular, con un diámetro de 1,2 metros y con un peso aproximadamente de 200 kilos. Pero este tipo de evidencias continúan apareciendo en muchas partes del mundo. Ahora, investigadores han encontrado un disco de piedra de cuatro metros que podrían ser los restos de una antigua nave extraterrestre en la región de Volgogrado, Rusia.
El OVNI de Volgogrado
Una expedición por el grupo ruso de ufología y criptozoologia “Kosmopoisk”, dirigido por Vadim Chernobrov, descubrió un misterioso disco en Medveditskaya, distrito Zhirnovsky, cerca de Volgogrado, el 9 de septiembre. El investigador Chernobrov aseguró que aparecieron varios discos similares en la región, algunos de los cuales miden más de un metro de diámetro. Chernobrov dijo que su equipo encontró un disco de dos metros en Kuzbáss, el suroeste de Siberia, aunque el disco más grande encontrado mide unos cuatro metros.
“Ya hemos encontrado una docena de estos discos de no más de un metro de diámetro, y en Kuzbáss un disco de unos dos metros de diámetro, pero este disco de cuatro metros es realmente único”, dijo Chernobrov.
La naturaleza del disco sigue siendo todo un misterio, pero ufólogos que examinaron los misteriosos objetos informaron que hay ciertas partes de un metal conocido como tungsteno. También concluyeron que el disco podría tener un millón de años de antigüedad. La teoría de que parte del disco de piedra es de tungsteno es realmente importante porque refuerza la idea de que el disco es un producto de la tecnología extraterrestre.
El tungsteno tiene aplicaciones especiales en la tecnología militar. El metal es muy duro y tiene una densidad muy alta, por lo que se utiliza en proyectiles diseñados para penetrar la armadura. También tiene la distinción de tener el punto de fusión más alto de todos los elementos, por lo que se utiliza para construir las partes expuestas al calor extremo.
Para Scott C. Waring, editor de UFO Sightings Daily, afirma que las partes blanquecinas del disco podrían ser claras evidencias de tungsteno. También afirma que el tungsteno ha aparecido en otros lugares donde supuestamente se estrellaron ovnis. Pero Waring fue más allá, al asegurar que los expertos de anomalías del espacio también han visto discos de piedra en Marte en las imágenes publicadas por la propia NASA.
Esto significa una única cosa, que hay una raza extraterrestre que construye platillos voladores con piedra y con tungsteno. Por lo que Waring está realmente convencido de que el disco podría ser una nave espacial no tripulada extraterrestre que vino desde Marte y se estrelló en la Tierra.
“A mí me parece como los discos de piedra que he visto en las imágenes de Marte publicadas por la NASA, que me lleva a la conclusión de que este OVNI es un avión no tripulado militar, pero probablemente se dañó en su travesía desde Marte, estrellándose en la Tierra”, explicó Waring.
Este nuevo descubrimiento se ha convertido en toda una sensación en las redes sociales, donde muchos creyentes en el tema OVNI aseguran que en el interior del disco hay una maquinaria de propulsión avanzada. El disco está siendo estudiado por los expertos del museo de Zhirnovsky. El equipo de Kosmopoisk continúa buscando otras partes del OVNI en la región de Volgogrado.
(FUENTE: mundoesotericoparanormal.com)

“Ghostbusters”: Ernie Hudson se sumó a nueva película de saga

Ernie Hudson, protagonista de la versión original de Ghostbusters, aparecerá en el reboot femenino de Sony.
No está claro si Hudson repetirá su papel como Winston Zeddemore, indicó Variety. El actor se reencontrará en el filme con su compañeros Bill Murray y Dan Aykroyd.
Paul Feig dirigirá la nueva cinta, protagonizada por Kristen Wiig, Melissa McCarthy, Leslie Jones, Kate McKinnon y Chris Hemsworth. El 22 de julio de 2016 será su estreno.
(FUENTE: laprensa.peru.com)

Un documental sobre el mito del Gauchito Gil

La imagen comienza con un traveling tan largo como manso que recorre un paraje vacío, pero cargado con las evidencias del paso de una multitud. Papeles y botellas; puestos de venta a medio desmontar. La camára sigue. Crece la presencia humana. Un plano secuencia virtuoso, con la suficiente paciencia como para no apurarse y detenerse recién frente a una formación de nubes cargadas de electricidad que centellean al fondo del plano. La voz de un hombre en riguroso off relata cómo durante una tormenta el Gauchito Gil lo ayudó para llegar completamente seco cuando se dirigía a visitar la tumba del santito. Al fondo los rayos no dejan de caer. Así comienza Antonio Gil, documental de Lía Dansker, que no busca explicar el mito, sino simplemente mostrar el fenómeno popular que se desarrolla en torno a él.
Según consignó Tiempo Argentino, el film se estrenará comercialmente sobre el final del año, pero con el apoyo de la Universidad Nacional de San Martín, el Programa Lectura Mundi y ProaCine tendrá hoy a las 17 una función de pre-estreno en el auditorio de la Fundación Proa, Av. Pedro de Mendoza 1929. Tras la proyección la directora conversará con José Emilio Burucúa y Alejandro Frigerio acerca de la cuestión de la representación vinculada al mito.
Porque el trabajo de Dansker se instala sobre el terreno de lo mítico y desde ahí narra utilizando un coro de voces anónimas. Esa ausencia de una identidad visible hace que las voces se vayan fundiendo en un discurso único pero plural, rico en las mismas contradicciones que dan forma al propio mito, como si en realidad hubieran sido dichas por una única entidad de mil cabezas. “A ese hombre nadie lo santificó: se santificó sólo”, dice una de ellas, que alimenta la figura de un héroe que se construye y se erige a sí mismo como tal. Porque Antonio Gil, el gauchito, no quiere ser santo y nada más, sino que se propone como avatar del mismo dios, casi como una segunda encarnación de Cristo. Un Cristo pagano. Cada testimonio le agrega una capa más al mito y son mil muertes distintas las que se relatan, cada una con su particular motivo. Durante la película Antonio Gil muere por ladrón, rebelde, desertor, asesino e inocente. Todas esas muertes son posibles, conviven y, como las voces que las relatan, también acaban siendo la misma.
La película fue rodada durante las peregrinaciones que todos los 8 de enero convocan multitudes en el santuario ubicado en las afueras de Mercedes, provincia de Corrientes, donde Antonio Gil fue asesinado en 1878. Sin embargo no aporta datos históricos definitivos ni pretende establecer un relato objetivo. Antonio Gil es pura subjetividad, más un acto de fe que una tesis. Las imágenes que la directora ha escogido incluyen las muestras de devoción de los fieles, pero también la presencia de oportunistas (buscavidas y carteristas) que aprovechan para hacer sus trabajos. Un ex intendente llama adictos a los fieles del gauchito: seguramente ha querido decir adeptos, pero el fallido pone al descubierto una mirada no exenta de temor y violencia.
Antonio Gil puede resultar un viaje en el tiempo para el espectador de Buenos Aires y quizá también para cualquier habitante de las grandes urbes de la Argentina. En ella se muestra un país al que la ciudad le da la espalda, condenándolo a ser parte del pasado. Ahí la gente habla como en la imaginación de un porteño podrían hablar Martín Fierro o Don Segundo Sombra a fines el siglo XIX. Muchos de los que dan su testimonio tienen la voz de los gauchos y cuentan en presente historias de gauchos, simplemente porque son y seguirán siendo gauchos. Como el santo. Voces de fantasmas en un país donde la civilización todavía intenta sepultar ciertas realidades y sus ritos en el alud de la barbarie.
(FUENTE: infonews.com)