Según la ciencia, la convivencia y el matrimonio son positivos para la salud

Para muchos, llegar al casamiento significa la confirmación de una vida feliz y emocionalmente saludable. Pese a los años de convivencia, ese paso hacia adelante significa un avance en diversos ámbitos de la vida. Sin embargo, la ciencia se encargó de empezar a desmitificar esa “verdad”.
Un estudio de la Universidad de Ohio reveló que la convivencia de una pareja genera para cada integrante el mismo nivel de salud emocional que el casamiento. De hecho, en términos generales le adjudican al matrimonio un valor meramente legal y burocrático.
“Estudios del pasado de ambos casos revelaban ciertos beneficios a favor de los casados. Sin embargo, nosotros nos enfocamos en aquellos que pasaron de la convivencia al matrimonio y no observamos beneficios adicionales en el factor emocional”, explicó Sara Mernitz, una de las líderes de la investigación.
La felicidad, en otro lugar
El informe fue realizado a base de las estadísticas de una encuesta nacional realizada a la juventud llamada “National Longitudinal Survey of Youth”. Los especialistas actuales aprovecharon los novedosos métodos de registros estadísticos para poder llevar a cabo la investigación.
La clave del estudio estuvo enfocada en el progreso emocional de las personas jóvenes desde su convivencia hasta después del matrimonio. Así, se reveló que la mayoría reconoció sentirse tan feliz antes como después del casamiento e incluso no advirtió una mejoría emocional después del compromiso.
El resultado más sorprendente para Mernitz fue que las mujeres sintieron un beneficio en la convivencia mayor que los hombres. Según, los investigadores ese factor pudo darse porque ambos sexos ven de manera diferente el hecho de vivir juntos. “Para los hombres es como un período de prueba para el casamiento y no se lo toman tan en serio como las mujeres”, dijo la especialista.
Por otro lado, también se tuvo en cuenta que a las mujeres no les atrae demasiado una convivencia muy larga si el matrimonio no está en el horizonte.
La felicidad, en otro lugar
El informe fue realizado a base de las estadísticas de una encuesta nacional realizada a la juventud llamada “National Longitudinal Survey of Youth”. Los especialistas actuales aprovecharon los novedosos métodos de registros estadísticos para poder llevar a cabo la investigación.
La clave del estudio estuvo enfocada en el progreso emocional de las personas jóvenes desde su convivencia hasta después del matrimonio. Así, se reveló que la mayoría reconoció sentirse tan feliz antes como después del casamiento e incluso no advirtió una mejoría emocional después del compromiso.
El resultado más sorprendente para Mernitz fue que las mujeres sintieron un beneficio en la convivencia mayor que los hombres. Según, los investigadores ese factor pudo darse porque ambos sexos ven de manera diferente el hecho de vivir juntos. “Para los hombres es como un período de prueba para el casamiento y no se lo toman tan en serio como las mujeres”, dijo la especialista.
Por otro lado, también se tuvo en cuenta que a las mujeres no les atrae demasiado una convivencia muy larga si el matrimonio no está en el horizonte.
(FUENTE: infobae.com)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s