Aumento en número de nacimientos por Año del Mono presiona a hospitales chinos

Esta fue una semana abrumadora para Ding Zhigang, anestesiólogo del Hospital de Ginecología y Obstetricia de Beijing en donde ha participado en decenas de partos.
“Había tantas mujeres programadas para dar a luz que tuve que trabajar sin descanso”, dijo Ding. “Ayer acabé muerto de cansancio”.
Durante el periodo festivo del Año Nuevo Lunar, un día Ding tuvo que trabajar más de 20 horas seguidas para ayudar a traer al mundo a 15 niños.
“Este va a ser un año mucho muy ajetreado para nosotros”, dijo.
Los hospitales en China enfrentan una presión creciente por el aumento en el número de nacimientos en el Año del Mono, uno de los 12 animales del zodiaco chino.
Sólo en Beijing, en el 2016 han nacido cerca de 300.000 bebés, 50.000 más que el año pasado, de acuerdo con cifras dadas a conocer por la Comisión de Salud y Planificación Familiar de Beijing. A nivel nacional, para el 2016 se esperan 22 millones de bebés, casi la población total de la capital china.
“El aumento en el número de nacimientos este año se debe en parte a la creencia de que las personas nacidas en el Año del Mono son inteligentes y seguras de sí mismas”, dijo Zhai Zhenwu, presidente de la Facultad de Sociología y Estudios de Población de la Universidad Renmin. “Además, la nueva política que permite dos hijos ha contribuido al creciente número de mujeres embarazadas”.
Pero el aumento en el número de nacimientos está presionando a las instituciones médicas. Muchos hospitales en todo el país informan que les faltan camas y médicos y se quejan de la gran carga de trabajo.
En el pabellón de obstetricia del Hospital Shengjing de la Universidad Médica de China en la provincia nororiental de Liaoning, tres o más mujeres embarazadas tienen que compartir una habitación doble y se han instalado camas adicionales en el pasillo.
“El mejoramiento de las instalaciones del hospital no ha mantenido el ritmo de las crecientes necesidades de maternidad”, dijo Du Juan, funcionario del hospital. “Además no tenemos suficientes doctores, así que todos nosotros estamos trabajando casi sin parar”.
Muchos médicos de todo el país indicaron a Xinhua que también ellos están sintiendo la presión.
UNA PRESION CRECIENTE
En China, muchas parejas deciden tener hijos en años prometedores como el Año del Dragón, del Caballo o del Mono, pero este año la situación es particularmente pronunciada.
En el Hospital Central Número Tres de la municipalidad norteña china de Tianjin se han registrado 51.000 partos en lo que va del año, un incremento anual de 61,9 por ciento.
Durante los siete días de la Fiesta de Primavera, 98 bebés nacieron en el hospital, un promedio de 10 diarios, dijo Song Shurong, obstetra del hospital.
“Hubo 14 nacimientos el tercer día del Año Nuevo Lunar”, dijo Song. “Estuvimos tan ocupados que apenas tuvimos tiempo para hacer una pausa para beber algo o ir al baño”.
Song señaló que ninguna de las 46 camas del hospital estaban vacantes por lo que tuvieron que poner camas adicionales en el pasillo.
“En el 2014, el Año del Caballo, tuvimos 6.000 bebés”, dijo Song. “Pero es probable que este año la cifra sea mucho mayor”.
Situaciones similares pueden encontrarse en los hospitales de maternidad provinciales en la provincia noroccidental de Gansu. De acuerdo con Yang Xiumin, funcionario del hospital, este año nacerán cerca de 16.000 bebés, 15 por ciento más que en el 2014.
Las instituciones médicas están sintiendo también la presión.
En Beijing, las instituciones de obstétricas de primer nivel de la capital estuvieron saturadas en el 2015, indicaron las autoridades de salud de la capital, y se espera que el aumento en los nacimientos en el 2016 ejerza una presión aún mayor.
Por otra parte, muchas de las mujeres embarazadas de este año son madres de más edad debido en parte a la suspensión de la política china de un solo hijo a fines del año pasado, lo que presenta desafíos adicionales para el personal médico.
Pero China no tiene suficiente personal de maternidad. De acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud sólo hay tres parteras por cada 1.000 mujeres embarazadas en el país.
La municipalidad sudoccidental de Chongqing requiere cerca de 10.000 parteras, dijo Li Hongyu, enfermera en jefe del Hospital Sudoccidental de Chongqing.
En el Hospital de Ginecología y Obstetricia de la ciudad nororiental de Changchun, funcionarios aumentaron 50 por ciento las horas de trabajo semanales de cada uno de los elementos del personal médico para hacer frente al aumento en los embarazos.
EN BUSCA DE UNA SALIDA
En medio de esta presión creciente, las autoridades están tratando de encontrar una salida.
En la región autónoma zhuang de Guangxi, los hospitales han aumentado el número de camas y han contratado más personal.
Harmonicare Medical Group, el hospital obstétrico privado más grande de China, ha mejorado sus instalaciones en Beijing y en Ciudad Wuhan en el centro de China aumentando el número de camas y contratando más personal. El grupo cuenta con 11 hospitales para mujeres y niños en todo el país.
“Además de estos esfuerzos, el gobierno debe aumentar la inversión médica para aliviar la presión”, dijo Wei Hongwei, funcionario del Hospital de Salud Materno-Infantil de Guangxi.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s