Porqué no tienes que quedarte en casa todo el día

La tecnología es fascinante. Revolucionaria. Hoy, prácticamente no hay nada que no podamos hacer si se tiene una computadora, tableta o celular con una conexión a Internet. Trabajar, estudiar, jugar, escuchar música, leer, ver películas, pedir comida, pagar las cuentas, comunicarse. De a poco, la tecnología nos ha ido dando (y, qué duda cabe, lo seguirá haciendo) más y más recursos para “facilitar” las cosas sin tener la necesidad de movilizarnos. En síntesis, podemos hacer todo desde la comodidad y ¿”seguridad”? de nuestras hogares.
Pero (porque siempre hay un pero), la cuestión tiene un costo, desde luego. Y es nuestra salud lo que lo paga. Porque, aún cuando sea tentador, especialmente en días fríos como los que nos tocan, quedarnos en casa todo el día no es bueno para nosotros. Los biorritmos (o ritmos biológicos) se alteran si no pasamos el suficiente tiempo al aire libre, lo que puede afectar al sueño y provocar ansiedad. Necesitamos biológicamente estar en contacto con el aire libre.
“La exposición a los rayos del sol calibra nuestro ritmo circadiano, que es el que regula el sueño y el apetito”, le explica a la revista Time el doctor Kenneth Wright, del Laboratorio de Sueño y Cronobiología de la Universidad de Colorado, en Estados Unidos.
Wright realizó una investigación que ha demostrado que la iluminación eléctrica y una ausencia de luz natural puede alterar los ritmos internos. Además, “el estudio vincula las noches de trabajo a la alteración de la salud y el bienestar: mayor riesgo de obesidad, diabetes, abuso de sustancias, depresión y otras enfermedades”, añade el doctor.
La solución es pasar al aire libre al menos 45 minutos al día y por las mañanas. Esto nos ayuda a salir del “modo sueño” y a aumentar nuestra vitalidad física y mental. Y si este tiempo al aire libre se pasa en entornos naturales, mucho mejor. Un estudio de la Universidad de Rochester revela que pasar tiempo en entornos naturales puede mejorar la vitalidad en un 40%.
De hecho, los investigadores relacionan directamente el tiempo que se pasa en la naturaleza con mejoras en la salud mental. Como mínimo, recomiendan pasar 20 minutos al día en entornos naturales, a ser posible alejado de elementos de distracción como el móvil.
“En particular, bosques y parques (y no playas o desiertos) parece proporcionar el mayor beneficio”, cuenta Richard Ryan, profesor de psicología y autor principal del estudio. Más investigación ha relacionado el tiempo pasado en la naturaleza para un mejor estado de ánimo y la salud mental, la reducción de las sensaciones de dolor y síntomas más leves de los trastornos relacionados con la atención entre los niños.
“Como la meditación y otras prácticas que promueven la atención, estar al aire libre y en la naturaleza parece relajarnos y aumentar nuestro enfoque mientras se corrige al mismo tiempo la carga de trabajo de nuestra mente”, cierra Ryan.
(FUENTE: clarin,com)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s