Incluso si los fantasmas fueran imaginarios, su presencia sugiere algo extraño

Un grupo de investigación dirigido por el Dr. A.R.G. Owen en Toronto, Canadá, creó un “fantasma” en la década de 1970.
Owen (1919-2003), fue un matemático y genetista educado en Cambridge, quien se convirtió en un investigador de parapsicología para la Fundación de Investigación Nuevos Horizontes, sin fines de lucro en Toronto. Era bien conocido por su investigación en fantasmas, sugieriendo una actividad que puede ser el resultado de la telequinesis.
Telequinesis o telequinesia, es la supuesta capacidad de la mente para influir en un sistema físico; algunas personas hoy en día todavía apoyan la teoría de que los fantasmas son el resultado de las personas que experimentan trastornos emocionales y psicokinéticamente causan disturbios físicos en sus hogares.
Owen se preguntó si el “fantasma” de actividad en general puede ser causado por la telequinesis – si fueron creados por personas que han tenido encuentros con ellos.
El grupo de investigación creó un personaje ficticio, Philip, y trató de contactarlo a través de una sesión de espiritismo. De antemano construyeron su vida, en detalle: fue un aristócrata inglés del siglo XVII cuya esposa descubrió a su amante y fue quemada como bruja.
Finalmente, ocurrió una serie de fenómenos extraños durante las sesiones de espiritismo en el grupo. Se escucharon claramente golpes sobre la mesa– un golpe quiere decir “sí”, y dos golpes significan “no” – y la mesa se movió erráticamente alrededor de la habitación.
Owens detalló los acontecimientos en la edición del Diario New Horizons de enero, 1974: “[Los golpes en la mesa] fueron igualmente audibles y creativos, los miembros del grupo estuvieron de pie alrededor de la mesa, con sus manos a la vista, y las puntas de los dedos ligeramente apoyados sobre la mesa.
“Después de algunas semanas de cuatro sesiones en que se produjeron golpes, de pronto una noche, la mesa comenzó a moverse y se movía indistintamente alrededor de la habitación”. Los custodios se vieron obligados a abandonar sus sillas y seguirla.
“Se movía a la derecha de las esquinas, obligando a la mayoría a evitar su contacto y luego se disparaba a través de la habitación a gran velocidad, por lo que a veces fue difícil seguirla. Cuando llegó el descanso, los asistentes, que se colocaron alrededor de la mesa, continuaban preguntando si los golpes llegan a la fuerza o por inteligencia y aparentemente todo estaba como antes, lo cual demuestra una vez más que nadie estuvo golpeando desde abajo”.
Las reuniones se llevaron a cabo en diferentes casas y se utilizaron varias mesas, Owens reportó y todos tuvieron los mismos resultados. También señaló que por la alfombra gruesa habría difícil mover la mesa en forma normal.
Las preguntas de los cuidadores y las respuestas de los golpes, confirmaron que el “fantasma” era Philip. Pero cuando se le preguntó sobre las partes de su vida, no previamente recordada por los miembros del grupo, los golpes fueron vacilantes.
El grupo comenzó el experimento buscando una “alucinación colectiva”, pero Owens presume que lograron una “psicoquinesias colectiva” o “PK por comité”.
Dijo: “Si el grupo queda dividido de acuerdo a lo que debería ser la respuesta ‘correcta’, entonces, el golpe es débil. A veces los miembros tienen dudas; Esto se refleja en el hecho de que un golpe para el ‘sí’ será seguido después de una pausa, por un segundo golpe de negación.
“Al igual que en cualquier decisión de comité, allí deben tomarse su tiempo para pensar y votar”.
(FUENTE: web.lagranepoca.com)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s