Artesanos Amish construyen el Arca de Noé

Construccion arca noe

Pulsa sobre la imagen para leer el artículo

Anuncios

Voces del Misterio ESPECIAL: La zona del Silencio con Fernando Jiménez del Oso y J.J.Benítez

Ir a descargar
PULSA PLAY para escuchar y/o descargar el programa

“En busca del Misterio”, La zona del Silencio con Fernando Jiménez del Oso y Juan José Benítez (J.J.Benítez).El misterio de la Zona del Silencio, es uno de los misterios más fascinantes, pero también el menos conocido de nuestro planeta se encuentra en una zona desértica de 50 kilómetros cuadrados al norte de México, donde convergen los estados de Durango, Coahuila y Chihuahua, en la “Reserva de la Biosfera de Mapimí”.

Conocido ya en la antigüedad por la gente local, esta zona pasó a llamarse “La zona del silencio” y durante décadas el centro de investigación conjunto de científicos y militares, de de mexicano y americanos.Zona de silencio, porque en este desierto de las comunicaciones de radio y otras gamas de frecuencias son, literalmente, tragado por un torbellino de fuerzas electromagnéticas, que también son la base de otro extraño fenómeno. En medio de este desierto se caen cada año a miles de satélites y meteoritos, atraídos no se sabe qué.

Debido a que las brújulas se vuelven locas cerca de las rocas que cubren el área sin que contengan sustancias magnéticas, se ha sugerido que en la época antigua de México gran meteorito impactó en la zona del silencio, esparció desechos en toda la zona, más o menos grandes que ahora está sepultado por la arena.

En 1968 un misil EE.UU. el Athena “desapareció del radar y cayó accidentalmente, en la Zona del Silencio. NASA rápidamente advirtió a las autoridades mexicanas y cuando los técnicos estadounidenses, entre los cuales había también de incógnito Wernher von Braun llegó a recuperar los restos del misil, con el pretexto de la contaminación tomaron muchas de Muestras en el área, incluyendo toneladas de arena del desierto, rocas, fragmentos de meteoritos, fósiles, especímenes de flora y fauna.

Hace algunos años, un equipo de televisión dirigido por F. Jiménez del Oso y J.J. Benítez durante la ejecución de un documental de algunas tumbas se encontraron cubiertas de piedras en cuyo interior había unos esqueletos gigantes, que pertenecen a seres de más de dos metros de altura. Hay unas cuantas fotos que demuestran este hallazgo, que apareció en tanto la TV Española y Mexicana.

Algunos años más tarde, cuando regresaron Fernando Jiménez del Oso y J.J. Benitez a la zona, los esqueletos habían desaparecido, probablemente vendido por los campesinos de la zona a los militares.El misterio , otra característica inusual del lugar, o que muchos animales mueren en el lugar. El cementerio de los huesos es preocupante, pero no tiene otra explicación lógica, al margen de la historia de algunos antiguos chamanes del lugar que sostienen que en estas zonas hay energías extrañas…

¿Qué hay detrás de este misterioso que no reconoce oficialmente por el gobierno mexicano, evidentemente molesto por la discrepancia. Espere a que el trabajo de otros investigadores independientes o de la divulgación de nuevos detalles en un intento de arrojar luz sobre este misterio sin resolver.

http://www.ivoox.com/voces-del-misterio-especial-la-zona-del-silencio-audios-mp3_rf_12049926_1.html?var=5&utm_expid=113438436-21.PjN6XAE7SNWq0IrvvWXbeg.3&utm_referrer=http%3A%2F%2Fwww.ivoox.com%2FzonaPrivada_wa.html

Voces del Misterio ESPECIAL: La zona del Silencio con Fernando Jiménez del Oso y J.J.Benítez

Ir a descargar
PULSA PLAY para escuchar y/o descargar el programa

“En busca del Misterio”, La zona del Silencio con Fernando Jiménez del Oso y Juan José Benítez (J.J.Benítez).El misterio de la Zona del Silencio, es uno de los misterios más fascinantes, pero también el menos conocido de nuestro planeta se encuentra en una zona desértica de 50 kilómetros cuadrados al norte de México, donde convergen los estados de Durango, Coahuila y Chihuahua, en la “Reserva de la Biosfera de Mapimí”.

Conocido ya en la antigüedad por la gente local, esta zona pasó a llamarse “La zona del silencio” y durante décadas el centro de investigación conjunto de científicos y militares, de de mexicano y americanos.Zona de silencio, porque en este desierto de las comunicaciones de radio y otras gamas de frecuencias son, literalmente, tragado por un torbellino de fuerzas electromagnéticas, que también son la base de otro extraño fenómeno. En medio de este desierto se caen cada año a miles de satélites y meteoritos, atraídos no se sabe qué.

Debido a que las brújulas se vuelven locas cerca de las rocas que cubren el área sin que contengan sustancias magnéticas, se ha sugerido que en la época antigua de México gran meteorito impactó en la zona del silencio, esparció desechos en toda la zona, más o menos grandes que ahora está sepultado por la arena.

En 1968 un misil EE.UU. el Athena “desapareció del radar y cayó accidentalmente, en la Zona del Silencio. NASA rápidamente advirtió a las autoridades mexicanas y cuando los técnicos estadounidenses, entre los cuales había también de incógnito Wernher von Braun llegó a recuperar los restos del misil, con el pretexto de la contaminación tomaron muchas de Muestras en el área, incluyendo toneladas de arena del desierto, rocas, fragmentos de meteoritos, fósiles, especímenes de flora y fauna.

Hace algunos años, un equipo de televisión dirigido por F. Jiménez del Oso y J.J. Benítez durante la ejecución de un documental de algunas tumbas se encontraron cubiertas de piedras en cuyo interior había unos esqueletos gigantes, que pertenecen a seres de más de dos metros de altura. Hay unas cuantas fotos que demuestran este hallazgo, que apareció en tanto la TV Española y Mexicana.

Algunos años más tarde, cuando regresaron Fernando Jiménez del Oso y J.J. Benitez a la zona, los esqueletos habían desaparecido, probablemente vendido por los campesinos de la zona a los militares.El misterio , otra característica inusual del lugar, o que muchos animales mueren en el lugar. El cementerio de los huesos es preocupante, pero no tiene otra explicación lógica, al margen de la historia de algunos antiguos chamanes del lugar que sostienen que en estas zonas hay energías extrañas…

¿Qué hay detrás de este misterioso que no reconoce oficialmente por el gobierno mexicano, evidentemente molesto por la discrepancia. Espere a que el trabajo de otros investigadores independientes o de la divulgación de nuevos detalles en un intento de arrojar luz sobre este misterio sin resolver.

http://www.ivoox.com/voces-del-misterio-especial-la-zona-del-silencio-audios-mp3_rf_12049926_1.html?var=5&utm_expid=113438436-21.PjN6XAE7SNWq0IrvvWXbeg.3&utm_referrer=http%3A%2F%2Fwww.ivoox.com%2FzonaPrivada_wa.html

¿En qué lado de la cama duermen los infieles? Estudio reveló esto

La infidelidad en las parejas es muy común hoy en día. Muchas de ellas no respetan a la persona con la que mantienen una relación y pueden sacar los pies del plato por diferentes problemas, sean económicos, por costumbre o por falta de iniciativa.
Sin embargo algo sorprendente aseguró la página de infieles AshleyMadison.com. Según este portal web, el lugar de la cama donde duerme una persona puede revelar si es infiel o no, y el lado derecho sería escogido casi siempre por estas personas.
Para llegar a dicha conclusión realizó una encuesta a más de 76.000 usuarios de 27 países, dando los siguientes resultados: el 56% de las mujeres y el 54% de los hombres infieles duermen en el lado derecho de la cama. En tanto, el 34% de los usuarios duermen en el lado izquierdo y cerca del 10% cambia de lugar regularmente.
“En este caso particular vemos que la mayoría de infieles en el mundo prefieren dormir en el lado derecho”, resaltó Francisco Goic, director de la web en Sudamérica.
Asimismo, la investigación revela las razones de por qué las parejas llegan a serse infieles. El primer motivo es por la falta de sexo, seguido de poco contacto íntimo, según las mujeres. En cuanto a los hombres, es por la falta de deseo o excitación por parte de su pareja.
OTROS RESULTADOS
Otros resultados que se lograron obtener es que el 19% de los hombres y el 7% de las mujeres aseguraron sentir culpa al mantener relaciones con su amante, mientras que el 78% destacó que la infidelidad fue beneficiosa para su matrimonio.
(FUENTE: ojo.pe)