El Corte Inglés pierde su batalla legal contra… una web de ocultismo

El Corte Inglés ha perdido una batalla legal contra un adversario curioso. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha rechazado la pretensión de los grandes almacenes de denegar la inscripción de la marca ‘La corte del inglés’, una web especializada en ocultismo a la que acusaba de parasitar su nombre. Aunque el gran almacén ha conseguido frenar la inscripción de otras marcas como ‘El conde del inglés’, ‘El corte chino’ o ‘Corte Cor’, en este caso la Justicia considera que no hay riesgo de confusión.
La corte del inglés es una web que nace con el fin de mostrar las raíces de una de las logias mas poderosas del planeta, los ‘illuminati’. Su nombre procede de la corte del inglés Federico de Gales. El responsable de la web, David Gallego, cuenta el calvario que ha sufrido desde que en 2009 registró el dominio y después la marca: “Comenzaron los burofaxes pidiendo que lo quitara”.
Consiguió el registro, pero El Corte Inglés llevó el caso a los tribunales. Alegaba que su marca es “objeto de numerosos intentos por parte de terceros, a través de conductas parasitarias, de aprovecharse del prestigio de la marca renombrada, como ocurre en el caso presente con la solicitud de la marca ‘La corte del inglés’. Desde un punto de vista fonético, las marcas en liza son cuasi idénticas, a pesar del ardid del solicitante para intentar conseguir el acceso registral, que le permita beneficiarse del renombre de la recurrente”.
Pero no ha tenido éxito. En una sentencia de finales de marzo, el TSJ mantiene el registro de la web. “Aun cuando ambas coinciden en la utilización de los vocablos CORTE e INGLÉS, se advierten, no obstante, suficientes disparidades […] Debe constatarse la existencia de evidentes disparidades denominativas y fonéticas. A ello debe añadirse, además, la existencia de diferencias desde una perspectiva conceptual, ya que la nueva marca alude a la corte de un personaje histórico de la realeza británica, concepto que nada tiene que ver con lo que sugiere la denominación de las marcas prioritarias. El conjunto de tales diferencias (denominativas, fonéticas, conceptuales, gráficas y visuales), a juicio de la sala, excluye todo riesgo de error de confusión o asociación en el mercado sobre los productos o servicios que se pretenden amparar con las marcas en liza”.
El dueño de la web recuerda el informe pericial que tuvo que encargar a un foniatra para demostrar que ‘el corte’ y ‘la corte’ no se confunden. Desde los grandes almacenes señalan que es normal que intenten defender la propiedad de su marca y restan importancia al caso.
(FUENTE: blogs.elconfidencial.com)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s