Santas reliquias

Hay muchas reliquias sagradas asociadas con la vida de Jesucristo. Muchas fueron descubiertas hace siglos y se exhiben. Algunos no están en exhibición, pero son bien conocidas.

La Túnica sin costuras de Cristo, Santa Túnica, capa de los ladrones y el Escudo de Trier Santo
Se dice que la Santa Túnica de Cristo fue usada por Jesús durante o poco antes de su crucifixión. Se conserva en la Catedral de Trier en Alemania.
En el Evangelio de Juan, los soldados echaron suertes sobre quién recibiría la túnica, porque estaba tejida en una sola pieza. De ahí el nombre, “La Tunica sin costuras de Jesús o La túnica inconsútil de Cristo”.

Juan 19,23-24

19:23 Cuando los soldados hubieron crucificado a Jesús, tomaron sus vestidos, e hicieron cuatro partes, una para cada soldado. Tomaron también su túnica, la cual era sin costura, de un solo tejido de arriba abajo.
19:24 Entonces dijeron entre sí: No la partamos, sino echemos suertes sobre ella, a ver de quién será. Esto fue para que se cumpliese la Escritura, que dice:
Repartieron entre sí mis vestidos,
Y sobre mi ropa echaron suertes.
Y así lo hicieron los soldados. 

Citando a:

Salmos 22:18

Repartieron entre sí mis vestidos,
Y sobre mi ropa echaron suertes.

Según la leyenda, Helena, madre de Constantino el Grande, descubrió la túnica sin costuras en la Tierra Santa en el año 327 o 328, junto con varias otras reliquias, entre ellas la “Vera Cruz”. Según diferentes versiones de la historia, ella lo donó o la envió a la ciudad de Trier, donde Constantino había vivido durante algunos años antes de convertirse en emperador. (El monje Altmann de Hautvillers escribió en el siglo noveno que Helena nació en esa ciudad, aunque este informe es fuertemente cuestionado por la mayoría de los historiadores modernos)
De la historia de la túnica de Trier solo se tiene certeza desde el siglo 12. El 1 de mayo 1196, el arzobispo Juan I de Trier consagró un altar en el que estaba contenida la túnica sin costuras. Ya no es posible determinar la trayectoria histórica exacta que la túnica tomó para llegar allí, así que muchos sostienen que es una falsificación medieval.
Los diversos intentos de conservación y restauración a través de los siglos han hecho que sea difícil determinar qué parte de la reliquia (si es genuina) en realidad proviene de la época de Jesús. No se ha realizado un examen científico de la muestra. La estigmatizada Teresa Neumann de Konnersreuth declaró que la túnica de Trier era auténtica.
La Lanza Sagrada.
La Lanza Sagrada (también conocida como la Lanza del Destino, Santa Lanza, Lanza de Longino o  la Lanza de Cristo) es el nombre dado a la lanza que perforó el costado de Jesús mientras colgaba en la cruz en el evangelio de Juan durante la Crucifixión.
La lanza (griego: λογχη) sólo se menciona en el Evangelio de Juan (19:31-37) y no en los evangelios sinópticos. El evangelio dice que los romanos planearon romper las piernas de Jesús, una práctica conocida como crurifragium, que era un método para acelerar la muerte durante una crucifixión. Justo antes de que lo hicieran, se dieron cuenta de que Jesús ya estaba muerto y que no había ninguna razón para romperle las piernas. Para asegurarse de que estaba muerto, un soldado romano (llamado en la tradición extra-bíblica como Longino) lo atravesó por el costado. … Pero uno de los soldados le abrió el costado con una lanza (λογχη), y al instante salió sangre y agua.

Juan 19:34-35

19:33 Mas cuando llegaron a Jesús, como le vieron ya muerto, no le quebraron las piernas.
19:34 Pero uno de los soldados le abrió el costado con una lanza, y al instante salió sangre y agua. 

 
Corona de espinas
San Juan dice que, en la noche entre el Jueves Santo y el Viernes Santo, los soldados romanos se burlaban de Cristo y de su soberanía mediante la colocación de una corona de espinas sobre su cabeza.

Juan 19:2

Y los soldados entretejieron una corona de espinas, y la pusieron sobre su cabeza, y le vistieron con un manto de púrpura;

La corona está alojada en la catedral de París y es un círculo de bastones agrupados y unidos por hilos de oro. Las espinas fueron añadidas a este círculo trenzado el cual mide 21 centímetros de diámetro. Las espinas fueron divididas a lo largo de los siglos por los emperadores bizantinos y los reyes de Francia. Hay setenta, todas del mismo tipo, que se han confirmado que sean las espinas originales.
Las reliquias de la Pasión presentadas en Notre-Dame de Paris se componen de una pieza de la Cruz, que se había mantenido en Roma y entregada por Santa Elena, madre del emperador Constantino, un clavo de la Pasión y la Santa Corona de Espinas. De éstas reliquias, la corona de espinas, es sin duda la más preciada y la más venerada.
A pesar de numerosos estudios y trabajos de investigación histórica y científica, su autenticidad no puede ser certificada. Ha sido objeto de más de dieciséis siglos de ferviente oración cristiana.
 
La Vera Cruz (La Cruz verdadera)
En la tradición cristiana, la Vera Cruz se refiere a la cruz real utilizada en la crucifixión de Jesús.
Hoy en día, muchos fragmentos de madera se proclaman como reliquias de la cruz verdadera, pero en la mayoría de los casos es difícil establecer su autenticidad. La difusión de la historia del descubrimiento de la Vera Cruz en el siglo 4 se debió en parte a su inclusión en 1260 en el muy popular libro de Jacopo de Voragine.
Esta leyenda también es incluida en otros cuentos como San Jorge y el dragón. Los pedazos de la supuesta Vera Cruz, incluyendo la mitad de la tabla con la inscripción INRI, se conservan en la antigua basílica de Santa Croce in Gerusalemme, en Roma.
Según informes, piezas muy pequeñas o partículas de la Vera Cruz se conservan en cientos de otras iglesias de Europa y dentro de crucifijos. Su autenticidad no es aceptada universalmente por todos los devotos de la fe cristiana y la exactitud de los informes que rodean el descubrimiento de la Vera Cruz es cuestionada por muchos cristianos.
La Sábana Santa de Turín
El Sudario de Turín es la reliquia más conocida de Jesús y uno de los (sino el más), artefactos más estudiados en la historia humana.
Los creyentes sostienen que el sudario era el paño colocado en el cuerpo de Jesucristo en el momento de su entierro, y que la imagen de la cara es el Santo Rostro de Jesús. Los detractores sostienen que el artefacto es posterior a la crucifixión de Jesús por más de un milenio. Ambos lados del debate han utilizado la ciencia y documentos históricos para presentar su caso.
La llamativa imagen negativa fue observada por primera vez en la tarde del 28 de mayo de 1898, en la placa fotográfica inversa del fotógrafo amateur Secondo Pia, a quien se permitió fotografiarla mientras estaba siendo exhibida en la catedral de Turín.
La Iglesia Católica no ha aprobado o rechazado formalmente el sudario, pero en 1958 el Papa Pío XII aprobó la imagen en relación con la devoción católica al santo rostro de Jesús.
 
Corona de hierro de Lombardía
La corona de hierro de Lombardía es a la vez un relicario y una de las más antiguas insignias reales de Europa.
La corona se convirtió en uno de los símbolos del Reino de los lombardos y más tarde del reino medieval de Italia. Se conserva en la catedral de Monza, en las afueras de Milán. La Corona de Hierro se llama así por una banda estrecha de hierro de alrededor de un centímetro (tres octavos de pulgada) en su interior, que se dice que fue forjada por uno de los clavos utilizados en la crucifixión.
El círculo exterior de la corona es de seis segmentos de oro fundido parcialmente esmaltado, unidos entre sí por bisagras y adornada con veintidós piedras preciosas que se destacan en relieve en forma de cruces y flores. Por su pequeño tamaño y por las bisagras han sugerido a algunos que en su origen fue un gran brazalete o tal vez una corona consagrada; para otros, el pequeño tamaño de la actual corona fue producido por un reajuste después de la pérdida de dos segmentos, como se describe en los documentos históricos.
 
El Velo de la Verónica
El Velo de Verónica según la leyenda fue utilizado para limpiar el sudor de la frente de Jesús mientras llevaba la cruz.
También se dice que tiene la imagen del rostro de Cristo. Hoy en día, varias imágenes dicen ser el Velo de Verónica. Hay una imagen guardada en la Basílica de San Pedro en Roma, que pretende ser la misma de Verónica tal y como fue venerada en la Edad Media.
Muy pocas inspecciones y pruebas se han realizado en la actualidad y no hay fotografías detalladas. Una inspección detallada del grabado se realizó en 1907, cuando el jesuita historiador de arte Joseph Wilpert se le permitió retirar las dos placas de vidrio para inspeccionar la imagen.
 
La Sancta Scala (Escalera Santa)
La Scala Sancta (Español: Escalera Santa) es, según la tradición cristiana, los escalones que llevan al pretorio de Poncio Pilato en Jerusalén, cuando Jesucristo estaba en Pasión en su camino al juicio.
Las escaleras fueron, según se dice, llevadas a Roma por Santa Elena en el siglo cuarto. Durante siglos, la Escalera Santa ha atraído a peregrinos cristianos que deseaban honrar la Pasión de Jesús.
Consta de veintiocho escalones de mármol blanco, ahora cubiertos por escalones de madera, situado en un edificio que incorpora parte del antiguo Palacio Laterano, situado frente a la Basílica de San Juan de Letrán. Están situados al lado de una iglesia que fue construida en un terreno traído desde el Monte Calvario.
Las escaleras conducen al Sancta Sanctorum (Español: Santo entre lo sagrado o “lugar santísimo”), la capilla personal de los primeros Papas en el palacio de Letrán, conocida como la capilla de San Lorenzo.
El Mandylion (Lienzo de Edesa)
El Lienzo de Edesa, que se conoce como el Mandylion, habría sido enviado por el propio Jesús al rey Abgar V de Edesa para curarlo de la lepra, con una carta rechazando la invitación para visitar al rey.
La historia de esta imagen se ha desarrollado a través de siglos en el que la imagen se perdió y reapareció varias veces.
Hoy dos imágenes que dicen ser el Mandylion, una es el Santo Rostro de Génova en la Iglesia de San Bartolomé de los armenios en Génova, el otro es el Santo Rostro de San Silvestro, mantenido en la Iglesia de San Silvestro en Roma hasta 1870, y ahora en la Capilla Matilde del Palacio Vaticano.
Existe la teoría de que el objeto venerado como el Mandylion desde siglo VI hasta el XIII, era de hecho la Sábana Santa de Turín, lo caula ha sido objeto de un gran debate; pero ahora se ha rechazado quedando solo como una hipótesis.
El Santo Grial
El Santo Grial es un objeto sagrado que ha figurado muchas veces en la literatura y algunas tradiciones cristianas, más a menudo identificado con el plato, copa u utensilios de mesa usados por Jesús en la Última Cena; y se dice que posee poderes milagrosos.
La conexión de José de Arimatea con la leyenda del Grial data de la obra de Robert de Boron “Joseph d’Arimathie” (finales del siglo 12) en la que José recibe el Grial de una aparición de Jesús y lo envía con sus seguidores a Gran Bretaña. Construyendo en base a este tema, los escritores posteriores relataron cómo José utilizó el Grial para contyener la sangre de Cristo, mientras lo sepultaban y que en Gran Bretaña fundó una línea de guardianes para mantenerlo a salvo.
La búsqueda del Santo Grial constituye una parte importante del ciclo artúrico, apareciendo por primera vez en las obras de Chrétien de Troyes. La leyenda puede combinar tradición cristiana con el mito celta de un caldero dotado de poderes especiales. El desarrollo del leyenda del Grial se ha trazado en detalle por historiadores culturales: Es una leyenda comenzó en forma de romances escritos, derivada quizá de algunas bases del folclore pre-cristiano, durante los siglos 12 en inicios del 13.
Al inicio, los romances del Grial estaban centrados en Percival y la tela fue tejida en una frabrica artúrica. Parte de la leyenda del Grial se entrelaza con leyendas del Santo Cáliz. La obra de Leonardo da Vinci presenta el Santo Grial como derivado de sang-real, que significa literalmente la “sangre santa”, es decir, el linaje de sangre de Jesús con su supuesta esposa María Magdalena que se ha mantenido oculto hasta la fecha.
Traducido del original:
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s