¿Cuáles son las diferencias entre el Día de Muertos y Halloween?

Estas dos celebraciones son conocidas alrededor del mundo, pero, ¿tienen mucho o poco en común?
México destaca a nivel mundial por su tradicional Día de Muertos, que se celebra en los primeros dos días de noviembre. En estas fechas, miles de mexicanos acuden a los cementerios a hacer limpieza en las tumbas y colocar ofrendas en honor a sus seres queridos que ahí descansan. Se cree que durante esas únicas noches la barrera que divide el mundo de los vivos y los muertos desaparece y ellos vuelven a casa en forma de espíritus.
La tradición mexicana inicia el primero de Noviembre con la conmemoración a los “inocentes”, es decir, aquellos niños y jóvenes que han partido, y continúa hasta el día dos de noviembre en conmemoración a los difuntos mayores.
Halloween, por su parte, palabra que proviene de la frase “All Hallow’s Eve” o “Noche de Todos los Santos”, proviene de la tradición católica.
Este se celebra durante la noche del 31 de octubre y tiene su origen en la cultura celta, en un festival conocido como Samhain el cual era celebrado al terminar la temporada de cosechas en Irlanda, mismo que marcaba el inicio del nuevo año celta. Se creía también que en esa noche la línea que separaba el mundo de los vivos del de los muertos era “más débil” y los espíritus podían caminar entre nosotros.
Actualmente la noche de Halloween es también conocida como “Noche de brujas”. En ella los niños caracterizados de monstruos y sus personajes favoritos salen a las calles para pedir dulces, mientras los adultos, organizan fiestas entre amigos y aprovechan para lucir al igual sus mejores disfraces.
Son muchas las similitudes y diferencias entre ambas tradiciones, para conocerlas un poco mejor, he aquí algunas de sus características.
DIA DE MUERTOS
Se celebra el 1 de noviembre “La noche de todos los santos” (dedicado a los niños difuntos) y el 2 de noviembre, el Día de Muertos” (a quienes fallecieron siendo mayores de edad).
A pesar de tener orígenes prehispánicos durante la conquista de los españoles en México, trasladaron el festejo a noviembre para que coincidiera con las festividades católicas del Día de todos los Santos y Todas las Almas, con el fin de propagar su cultura católica en la región.
Se dice que los espíritus regresan al mundo de los vivos para disfrutar de las ofrendas que sus seres queridos les preparan con amor.
En las ofrendas se colocan veladoras y flores, especialmente cempaxúchitl, conocida para la flor de muerto, debido a su color amarillo y su peculiar su aroma, se utiliza para atraer y guiar a los muertos en su camino de vuelta a este mundo.
A diferencia de Halloween, el Día de Muertos no se acostumbra pedir, por el contrario, es una fecha para dar. Por medio de los altares se ofrece comida, bebida y todo aquello que en vida solían disfrutar, colocando una fotografía de la persona a quien está dirigido dicho altar.
Durante esta época suele elaborarse el Pan de Muerto, decorado con formas de “huesos” hechas del mismo pan y calaveras de dulce o chocolate, éstas, se utilizan para representar a nuestros difuntos. Se acostumbra poner el nombre del fallecido en la frente de peculiar dulce.
No se utilizan disfraces, sin embargo, suelen caracterizarse para representar a la muerte en traje de catrín en hombres o catrina para las mujeres.
HALLOWEEN
Desde su llegada a Los Estados Unidos en 1840 se celebra cada año el 31 de octubre.
Originalmente se usaban máscaras y disfraces terroríficos con el fin de ahuyentar a los espíritus que regresan en esas fechas, pero actualmente, se utilizan disfraces en forma de festejo. Algo más que ha cambiado con el tiempo es que antes se acostumbraba pedir comida, ahora los niños piden dulces.
Se decoran las casas de forma lúgubre y terrorífica para ahuyentar los espíritus malignos. Algunas personas incluso suelen encender fogatas para que los espíritus se mantengan lejos. Otros utilizan calabazas a las que se les hacen cortes en forma de ojos y boca, se coloca una vela dentro para proyectar el terrorífico rostro a través de la luz con el mismo objetivo, evitar que las animas se acerquen y nos lastimen. (Ahora la mayoría de las personas lo utilizan solo por decoración).
De acuerdo a estas características podemos concluir que se trata de celebraciones muy parecidas, en ambas se cree que los muertos regresan en una noche especial. Son tradiciones separadas que gracias a la globalización, mercadotecnia y cuestiones geográficas se han vuelto más unidas. Ambas son dignas de respetarse y ¿por qué no? también celebrarse.
(FUENTE: elsemanario.com)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s