Ermita de Orante o Ermita de San Benito (entre Sabiñánigo y Jaca)

Una visita recomendada porque desde allí se pueden divisar más de 40 pueblos de la zona de la Jacetania y Alto Gállego. Un  lugar mágico, de reflexión, de recogimiento. En ella se celebra una romeria y una reunióncon hoguera incluida.Una ermita donde se concentra la mayor energía por metro cuadrado de todo Europa.

Grandes fuerzas Telúricas se perciben en la pequeñita Ermita de Orante…,una de sus  principales teorías es por Convergencia,pues a unos 500 mts al W de Orante sobre la punta del Cerristón, con sus 967 mts de altura,se levanta la Ermita de San Benito.El lugar bien merece una visita.El paisaje que nos encontraremos,que abarca desde el collado de Fablo hasta la navarra Yesa,es de Totalidad total, pudiéndose contar más de cuarenta pueblos.Está justo en la divisoria de aguas entre el Aragón y el Gállego, tanto es así que la misma ermita es muga de tres términos:Orante,Navasa y Bescansa…

Pero es con relación al Sol,donde la ermita de San Benito muestra todo su Misticismo…Sólo  hay cinco santuarios benedictinos en estas montañas.Estos,puestos en un mapa y unidos por lineas,forman una equis.Ahí donde se cruzan las diagonales,es donde sitúa a la ermita de Orante,y si nos situamos en la  misma el día de solsticio de verano,observaremos que el sol sale por San Benito de Erata y se pone por San Salvador de Leyre.Si lo hacemos el día del solsticio de invierno,observaremos que el sol sale por Santa  María de Ballarín y se pone por San Juan de la peña…¿Mera Casualidad? o, ¿Mera Causalidad?…

Orante (topónimo indoeuropeo,de “oros” = montaña) fue un observatorio astronómico-solar desde tiempos remotos,cuando menos desde los Celtas.Restos arqueológicos del bronce atestiguan la presencia  humana en el lugar,por lo menos a principios del I Milenio A.C.En el siglo XI,los benedictinos,por encargo  de la Monarquía,fueron quienes “de facto” evangelizaron estas montañas y vertebraron muchos sistemas
territoriales y sociales que aún pueden apreciarse…

 Como Testigos de ello,Orante es uno de los más clarosejemplo de cristianización de viejos cultos Solares.Sabido es  que la iglesia se implantó en estas tierras asimilando los cultos que en ellas imperaban y aprovechando el amplio  mundo cultural y simbólico de los indígenas pirenaicos…

La ermita no tiene nada de particular, pero el lugar, ya de por sí, merece una visita. El Paisaje, que abarca desde el Collado de Fablo hasta la navarra Yesa, es inmenso, pudiéndose contar más de cuarenta pueblos. Está justo en la divisoria de aguas entre el Aragón y el Gállego, tanto es así que media iglesia vierte hacia
un río y la otra media hacia el otro. Y la misma ermita es “muga” de tres términos: Orante, Navasa y Bescansa.

Pero es con relación al sol, donde la ermita de San Benito muestra toda su espectacularidad. Sólo hay cinco santuarios benedictinos en esta  Montaña. Estos, puestos en un mapa y unidos por líneas, forman una equis.

Pues bién, si nos situamos en la ermita de San Benito de Orante, el día del solsticio de verano observamos que el sol sale por San benito de  Erata y se pone por San Salvador de Leyre. Si lo hacemos el dia del solsticio de invierno, observamos que el sol sale por Santa Maria de Ballarín y se pone por San Juan de la Peña.

El investigador, opina que esto no es mera casualidad y tiene una teoría al respecto.

Orante (topónimo indoeuropeo, de “oros”= montaña) fue un observatorio astronómico-solar desde tiempos remotos, cuando menos desde los celtas. Restos arqueológicos del bronce atestiguan la presencia humana en el lugar, por lo menos a principios del I Milenio A.C. En el siglo XI,  los benedictinos, por encargo de la monarquía, fueron quienes “de facto” evangelizaron estas montañas y vertebraron muchos sistemas  territoriales y sociales que aún hoy pueden verse.

El ejemplo de Orante es uno de los más claros de cristianización de viejos cultos solares. Sabido es que, la iglesia se implantó en estas tierras  asimilando los cultos que en ellas imperaban y aprovechando el amplio mundo cultural y simbólico de los indígenas pirenaicos.

Todavía hoy, 21 de marzo, antiguamente fiesta de San Benito, dia de comienzo de la primavera, se celebra en Orante una romería. La noche  anterior se enciende una buena hoguera como corresponde a una buena fiesta equinoccial.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s