Habló el explorador que había desaparecido en una tribu “perdida” que descubrió 30 años antes

Se temía por la vida de Benedict Allen. Viajó hace un mes a Papúa Nueva Guinea para buscar a los Yaifo. Qué le pasó.

Habló el explorador que había desaparecido en una tribu "perdida" que descubrió 30 años antes

El explorador inglés Benedict Allen en uno de sus viajes. (@benedictallen).

No es cualquier explorador. Es Benedict Allen. Grabó programas especiales para la BBC y escribió libros sobre sus aventuras. La última lo llevó hace un mes de Inglaterra a Papúa Nueva Guinea para localizar a los Yaifo, una de las pocas tribus “perdidas” que no tienen contacto con el mundo exterior.

Tras un mes adentrándose en los caminos más salvajes, se esperaba que llegara el domingo 12 a Port Moresby, la capital del país, para volar a Hong Kong, donde tenía que dar una charla. Pero nunca lo hizo. Así sembró en todo el mundo el misterio por su desaparición y se temía por su vida.

Habló el explorador que había desaparecido en una tribu "perdida" que descubrió 30 años antes

Allen descubrió la tribu “perdida” y volvió a visitarla 30 años después.

Pero nunca había estado perdido. Lo dijo el propio Allen en su página web, donde había posteado por última vez el 14 de septiembre.

Vieron con vida al explorador desaparecido en Papúa Nueva Guinea

“Estoy de vuelta, sano y salvo aunque un poco confundido y débil. Desafortunadamente, estallaron los combates entre dos de las comunidades de la región, y después de varias semanas viviendo con personas locales, que SIN EXCEPCIÓN fueron amistosas y afectuosas, no pude salir del bosque y así, volver a unirme al mundo exterior. Para entonces ya había contraído la malaria y la fiebre del dengue. Fue una especie de ‘carrera muy peleada…’ [entre las dos enfermedades]. No pedí ni esperaba ser rescatado, pero cuando surgió esa oportunidad, gracias a un helicóptero y a Sam Greenhill (Jefe de Redacción del Daily Mail) estuve más que feliz de aceptar la oferta, y extremadamente agradecido, aunque sólo sea por por el bien de mi esposa y mi familia. Me alegra decir que también pudimos llevar a una mujer con malaria llamada Eka, y también a su esposo Peter”, escribió el inglés de 57 años.

Habló el explorador que había desaparecido en una tribu "perdida" que descubrió 30 años antes

Ex explorador inglés Benedict Allen en uno de sus viajes. (@benedictallen)

Allen, que es padre de tres hijos y experto en supervivencia en situaciones extremas, viajó a Papúa Nueva Guinea sin teléfono satelital ni GPS. La última entrada publicada en su sitio web fue titulada: “Puedo tomarme un tiempo…”.

El 16 de noviembre, Frank Gardner, corresponsal de la BBC y amigo del explorador, había dicho que el hombre estaba “sano y salvo cerca de la pista de aterrizaje aterrizaje remota de la isla, después de caminar largas distancias. Pidió asistencia y se están haciendo esfuerzos para sacarlo de allí”. Algo que contradijo Allen en su posteo.

Descubrió una tribu “perdida”, volvió a visitarla 30 años después y desapareció

“Una de las cosas más bonitas de todo este episodio es la cantidad de apoyo que he recibido, no sólo aquellos que realmente me conocen, sino también completos desconocidos, y también muchos otros escritores, aventureros y exploradores que han intervenido en la vorágine mediática cuando no pude responder a las acusaciones más extravagantes, como la ‘incompetencia’, la ‘valentía colosal’, la ‘arrogancia’, la ‘ignorancia’, el ‘heroísmo’, el ‘imperialismo’, etc., debido a mi ausencia y enfermedad”, siguió el explorador, visiblemente enojado con los medios.

“Todavía no soy del todo yo mismo, pero volveré a serlo. Muy pronto, escribiré una lista de hechos, una especie de Guía para los Confundidos. La cobertura de la prensa en general no ha sido solo tonta, sino tristemente mal informada sobre Papúa Nueva Guinea, y también sobre mis técnicas y ‘filosofía’. No he leído más que una o dos palabras de eso, pero amigos, familiares y seguidores me han contado lo esencial. Mi principal preocupación es Papúa Nueva Guinea, el país donde viví hace más de treinta años. No es un lugar de caníbales, y tampoco es un lugar de cazadores de cabezas. No piensen eso”.

A los Yaifo, que viven en un área remota de la Cordillera Central de Papúa Nueva Guinea, ningún extranjero los volvió a visitar desde aquel periplo que hizo Allen cuando era joven.

Fuente: Clarín

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s