Aparecen documentos inéditos en la casa de la cineasta favorita de Hitler

La directora Leni Riefenstahl guardaba en su casa 700 piezas desconocidas de la Alemania nazi.

Cuando Adolf Hitler alcanzó el poder en Alemania, en el año 1933, ya era plenamente consciente de la importancia de controlar las distintas artes para que su mensaje calase en el pueblo. Un buen ejemplo de esto -quizá el mejor- es la producción cinematográfica desarrollada durante los años que el águila nazi coronó la fachada del Reichstag de Berlín. Ahora la aparición de 700 piezas inéditas de una de las creadoras favoritas del partido de la cruz gamada; la actriz, directora y fotógrafa Leni Riefenstahl, amenazan con transformar -algo al menos- la imagen que ha quedado de Hitler en el imaginario colectivo.

«Se trata de obras que hasta el momento solo habían visto personas del círculo íntimo de Riefenstahl», dice el director del Museo de Fotografía de Berlín, Ludger Derenthal. Esta institución será la encargada de las fotografías, películas, documentos y cartas que componen la colección inédita. Como señala el periódico británico «The Guardian», este museo se encuentra muy cerca del cine Ufa Palast, el lugar donde durante los años 30 del siglo pasado se estrenaron las películas de Riefenstahl «Triumph of the Will» y «Olimpia». Adolf Hitler y el ministro de propaganda, Joseph Goebbels, estaban prendados de la capacidad de esta polifacética artista para hacer llegar al público la ideología nacional socialista.

Leni Riefenstahl con Adolf Hitler
Leni Riefenstahl con Adolf Hitler

Tras la muerte de Riefensthal en 2003 -para entonces ya tenía 101 años- los documentos permanecieron en su domicilio hasta la defunción de su marido en el año 2016, momento en el que la secretaria de la familia, Gisela Jahn, se convirtió en la única heredera del patrimonio de la artista. Según explica «The Guardian», todo el material hallado será detenidamente estudiado por varias instituciones alemanas. El objetivo no es solo arrojar algo más de luz, si cabe, sobre la figura de Adolf Hitler, sino la de entender mejor la obra de Riefensthal; una mujer que, tras la caída de Berlín a manos del ejercito rojo, trató de cultivar la imagen de una persona que había caído rendida ante la doctrina nazi debido a la juventud. Sin embargo, la polémica ha perseguido siempre a la cineasta; ya que en uno de sus filmes empleó extras que posteriormente fueron enviados a Auschwitz y asesinados.

Por su parte, una de las últimas biógrafas de Riefensthal, Nina Gladitz, se mostró escéptica sobre la posibilidad de lograr algo de auténtico interés histórico en el domicilio de la cineasta. La autora sostiene que, una vez terminó la guerra, Riefensthal le prendió fuego a todo el material que pudiese ser comprometido: «No espero que nada de esta investigación arroje luz sobre sus crímenes. Riefenstahl hizo todo lo posible para mantener intacto su mito».

El descubrimiento ha levantado preocupación entre los investigadores. Se teme que los hallazgos en el domicilio de Riefenstahl puedan provocar una nueva ola de neonazismo en Alemania. Otros han mostrado su malestar porque la obra de la difunta cineasta sea expuesta en el mismo museo que la de Helmut Newton, un fotógrafo judío que se vio obligado a escapar del país germano en 1938.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s