Los fuegos de Laroya

Aunque los primeros días se crearon grupos de vigilancia para capturar a los posibles pirómanos, pronto se descubrió que el  origen de todo aquello estaba provocado – según contaron los que vivieron aquellos momentos-, por unas  “bolas de luz blanca o azulada”, perfectamente visibles durante la noche. Surgían  de la nada y flotaban en el aire con una intensidad inusitada.

Laroya no tenía en aquellos tiempos  de posguerra, ni suministro eléctrico ni depósitos de combustible o de productos químicos que pudieran provocar o explicar lo que estaba sucediendo. Durante más de dos meses aguantaron estoicamente aquellos almerienses,  tensas jornadas de  angustia, miedo e incertidumbre. La prensa de la época daba cuenta de más de cuatrocientos incendios constatados  que nadie había podido prever ni evitar. Nada parecía quedarse exento del riesgo de terminar convertido en cenizas.

La Guardia Civil  de  Macael fue informada de lo que acontecía. Muchos de sus miembros fueron testigos en repetidas ocasiones de los hechos denunciados. Uno de los oficiales, el teniente Antonio Arriba, vio como ardió su abrigo cuando iba a colgarlo en la percha de una de las viviendas que investigaba.

Cuando los “fuegos” se fueron extendiendo por la zona,  la prensa nacional se hizo eco de la noticia . “El Correo de Andalucía” y “ABC” incluirán en sus páginas  extensos reportajes sobre el evento. Las autoridades se vieron  obligadas a tomar cartas en el asunto. Enviaron  varias delegaciones científicas al lugar de los hechos para que lo estudiaran y pudieran dar una explicación que tranquilizara a las  víctimas.

Las instituciones  científicas más reconocidas intervinieron en las investigaciones. Podemos citar entre ellas el Centro Geofísico del Consejo Superior de Investigaciones Científicas con el Dr. López Azcona   Llorente y el meteorólogo  Román Samaniegos, el Instituto Sismológico de Almería  con D. José Rodríguez Navarro y el Servicio de Magnetismo y Electricidad Terrestre del Instituto Geográfico y Catastral. Como responsable de éste último estaba Don José Cubillo Fluiters, empeñado en demostrar que los fenómenos podía explicarse con los recursos que la Ciencia tenía a su alcance.  Con un complejo instrumental iba de un lado a otro, haciendo mediciones y tomando nota de lo que observaba. Sin embargo, el escéptico científico tuvo que ver como todo su equipo  ardía delante de sus ojos, sin que nada ni nadie pudiera evitarlo.

José  Cubillo, ( “que no pudo apagar el fuego ni con su apellido” decían en el pueblo), se marchó  sin poder dar razón de lo que allí estaba pasando. Sin embargo, en el informe oficial con fecha 30 de Junio de ese mismo año, relaciona los motivos descartables:

“No han sido originados por actividad volcánica, ni por trastornos geológicos que hayan dado lugar a desprendimiento de materias de ignición  (…) El origen de los incendios no se halla en manifestaciones internas ni en la superficie del terreno. Tampoco cabe achacar la causa a fenómenos eléctricos ni a la ionización de la atmósfera, ni a efectos térmicos de radiaciones solares.

En resumen, no hay una causa definida a la que pueda achacarse todos los sucesos ocurridos y debe descartarse, desde el primer momento, toda sospecha  de que hayan sido provocados por la mano del hombre”.

Una vez emitido el informe oficial, lo único que parecía claro era que nadie podía explicar lo que estaba pasando en el aquel pequeño municipio almeriense. Cuando la reiteración de los incendios dejó de ser noticia, los periódicos dejaron de hablar del acontecimiento, aunque las gentes del pueblo siguieron sufriendo sus consecuencias, durante mucho tiempo después.
El investigador Iker Jiménez Elizari pudo recoger varios relatos de algunos de los lugareños que aún recordaban detalles que vivieron durante el tiempo que duraron los fuegos.

– “Aquí  dentro de la sierra –le confesó uno de los testigos – , se vio también una figura rara. Nosotros le decíamos “El Niño” Surgió de aquellos montes. De eso sí me acuerdo”.

Según describen, la figura de “El Niño” tenía aspecto cadavérico, pequeña estatura y emitía constantemente  algo parecido a radiaciones o luces de alta intensidad. Cuando tuvimos ocasión de visitar el pueblo de las llamadas “combustiones espontáneas”, varios vecinos comentaban que según les habían contado a ellos, los que decían haber visto a “El Niño” lo recordaban con aspecto desagradable, ingrávido (es decir, sin apoyarse en el suelo),  y sin apenas movimientos.

–  “Cuentan -nos dijo uno  de ellos- que daba miedo verlo y que no se parecía a ningún ser humano normal conocido”.-

Otra historia relacionada con estos sucesos es la de la familia de María Martínez Martínez , conocida como “la Niña de Fuego”. En varias ocasiones, esta  vio como ardían su ropa. Decidió suicidarse ingiriendo sosa cáustica. Su hermano se ahorcará dentro del cortijo y su otra hermana, se precipitaría  por un barranco, decidida a poner fin a sus días. Poco después de estas muertes, los llamados “fuegos” desaparecieron definitivamente. La superstición hizo que se relacionaran con la idea de que ellos fueran los que generaban los fuegos  de forma  mediumnica.

Como es sabido, estos fenómenos llamados de “combustión espontánea”  se  han podido constatar en distintas partes del mundo. Son casos célebres la muerte en extrañas circunstancias de Corneli Bandis. En Laroya volvieron a prducirse en 1950.
Laroya es en la actualidad un pueblecillo encantador, de gentes amables y hospitalarias, que inmerso en un paisaje de de leyenda, cuentan todavía, con temor y asombro, una historia singular, de la que fueron protagonistas sus mayores.

Existen oros ejemplos similares al de Laroya que se han producido en nuestro país. El caso más antiguo data de 1903, y afectó a un lugar muy concreto: una escuela del Argamasilla de Alba, en Ciudad Real (España). En 1976, dos aldeas gallegas, Nogallans y Outeiro, ubicadas en el concejo de Trazo, se enfrentaron al mismo enemigo. Los incendios atacaron los pastos durante una sola semana, y luego desaparecieron. Nunca se descubrió al culpable de los mismos. En 1996, le tocó el turno a la localidad coruñesa de Sillobre. El pánico de los vecinos llegó a ser tan grande que la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Galicia tuvo que intervenir. Una vez más, los expertos no encontraron ninguna evidencia que pudiese desentrañar el misterio. Más recientemente, en marzo de 2004, las alarmas saltaron en Canneto di Caronia, un pequeño pueblo costero de Italia. En una veintena de viviendas de la localidad ardieron sin explicación objetos de muy diversa índole. Aunque en un principio se creyó que los incendios se debían a una avería en el suministro eléctrico, su sustitución por un generador no resolvió el misterio. Según informa la Sociedad Española de Investigaciones Parapsicológicas (SEIP), fue necesario declarar el estado de emergencia y evacuar a los habitantes del pueblo de forma temporal.

(Fragmento TodoMisterio, Jose Manuel García Bautista)

Anuncios

14ª Semana del Misterio de Sevilla en Centro Cultural “DON CECILIO”, del 21 al 23 de junio 2018

Del 21 al 23 de junio de 2018 el Centro Cultural “Don Cecilio” celebrará la 14ª. Semana del Misterio en Sevilla. Este año con nuevos ponentes y un cartel de lujo:
Jueves 21 de Junio:
1º.-Pedro Pilar Jiménez con “Misterios y maldiciones en el cine”.
2º.-Federico Padial “Fede Tiki” con “Templarios en la ruta Atlántica”.
3º.-José Manuel García Bautista con “Misterios y secretos de la Inquisición, lugares encantados inquisitoriales”.
Viernes 22 de Junio:
1º.-Grupo GPS -Lorenzo Cabeza y Carmen Bravo- con “Fenómenos paranormales en Sevilla”.
2º.-Laura Falcó con “Ecos del Pasado”.
3º.-Juan José Revenga y “Expedición y peligros en el narcotráfico en México”.
Sábado 23 de Junio:
1º.-Juan Gómez con “Las cuevas y sus misterios”-
2º.-Mariano Fernández Urresti con “Misterios de Bécquer”.
3º.- Mesa redonda de todos los ponentes.

Presentador: José Antonio Colinet.
Organiza: Centro Cultural “Don Cecilio”.

Precio/día: 10 euros; Abono: 25 euros.
Barras y bar en el interior.

Conferencia/Presentación ‘SEVILLA SOBRENATURAL’, martes 19 de junio, 20:00 h.

EDICIONES NIEBLA tiene el placer de invitarle el próximo día 19 de junio (Martes), a las 20:00 h. no te puedes perder la CITA con el Misterio y los fenómenos paranormales en Sevilla. Será la presentación de la “SEVILLA SOBRENATURAL”, la NUEVA GUÍA SECRETA DE SEVILLA con Jose Manuel García Bautista y ediciones Niebla. Círculo Mercantil, C/Sierpes 65 (entrada libre).

Una presentación en la que habrá de todo… Miedo, misterio, investigación y muchas ganas de conocer mejor la otra cara de Sevilla, la de las CASAS ENCANTADAS.

Junto al autor estarán los editores representando a la editorial en un acto presentado por José Antonio Colinet.

Voces del Misterio nº.602: Psicofonías o las voces de los muertos

Ir a descargar

PULSA PLAY para escuchar y/o descargar el programa

“Voces del Misterio” nº.602 (Especiales de Verano 2018, nº2) en el que hablamos de un tema tan apasionante como inquietante: PSICOFONÍAS o las VOCES DE LOS MUERTOS, con los mejores especialistas en este campo y muestras de estos inquietantes sonidos, con Pedro Amorós y Miguel Blanco. En “Voces del Misterio”, en SFC Radio, 91.6 fm.

http://www.ivoox.com/voces-del-misterio-n-602-psicofonias-o-voces-audios-mp3_rf_26527480_1.html

Silhouettes of people walking into light

Conferencia en FNAC, 20 junio, MUJERES EN EL MUNDO DEL MISTERIO

MUJERES EN EL MUNDO DEL MISTERIO
con Mª.Carmen Bravo, Leo Baisón y Susana Villalobos, coordina Jose Manuel García Bautista / FNAC
La imagen puede contener: texto

20 de junio (jueves), 20:00 h. FNAC Avda. de la Constitución

Una conferencia muy especial en el que nuestras compañeras Mª,Carmen Bravo, Leo Baisón y Susana Villalobos serán las protagonistas en el Foro FNAC hablando de fenómenos paranormales, investigación, experiencias inexplicables, casos extraños y mucho más en MUJERES EN EL MUNDO DEL MISTERIO, una apasionante conferencia coordinada por Jose Manuel García Bautista en FNAC para todo aquel que quiera asistir (es gratuito).Una conferencia que no te puedes perder.

20 de junio (jueves), 20:00 h. FNAC Avda. de la Constitución. Entrada gratuita.

La vampira de Barcelona

Allí descubrieron que se trataba de una niña de cinco años, Teresa Guitart, desaparecida hacia dos semanas en Barcelona en Carrer de San Vicent. Así el policía entró en el domicilio de Enriqueta y comprobó como había otra niña más: Ángela. El policía entendió que aquello era extraño y preguntó a Enriqueta quién dijo que las había encontrado, pero el hallazgo de un cuchillo ensangrentado hizo que fuera llevada a comisaría.

Allí comprobaron que Enriqueta Martí había ya sido detenida en 1909 por robo de joyas y corrupción de menores, además había sido prostituta, proxeneta, “curandera”,  y en ese mismo instante añadieron dos cargos más: secuestradora y asesina.

El registro de su domicilio arrojo un macabro hallazgo:  un saco con pequeños huesos y el cráneo de un niño, también un libro con una serie de nombres codificados, amén de la receta de varios ungüentos elaborados con sangre y grasa humana… Además la casa estaba en muy mal estado excepto una habitación que estaba decorada de forma lujosa.

Ángela, la niña secuestrada dijo: “el otro día me levanté por la noche y vi cómo Mamá le tumbaba en la mesa de la cocina y lo mataba con un cuchillo”. Y es que Enriqueta Martí secuestraba niños para prostituirlos, cuando ya no les eran útiles los asesinaba y extraía la sangre y las grasas para la elaboración esas pócimas curativas que tenía en la recetas.

Enriqueta mataba por encargo de la alta aristocracia barcelonesa, y desde ese momento pasó a denominarse como la “Vampira de Barcelona”. Al ingresar en prisión fue asaltada por un alto número de reclusas que acabaron con su vida de una paliza… El juez hizo justicia y en la cárcel aplicaron su propia justicia…

Nunca se llegó a descifrar con seguridad aquella libreta de Enriqueta pero se cree que contenía los nombres de sus compradores de ungüentos, aquellos que compartían la responsabilidad de todos aquellos asesinatos. Tal vez su elevada posición social selló una investigación sobre uno de los personajes más negros y sanguinarios de la crónica negra española.

(Fragmento TodoMisterio, Jose Manuel García Bautista)

Misterios de la Música: Paganini y Tartini


Se sabe Nicolo Paganini nació el 27 de octubre 1782, llegaba quien hasta el día de hoy es considerado como el violinista más virtuoso que ha existido sobre la tierra, se dice de él que en sus conciertos solía tocar con cuerdas de violín que se encontrasen muy gastadas para que estas se reventaran a media interpretación, para que así este gran violinista pudiese demostrar su extremo virtuosismo e impresionar a su publico conocedor, terminando impecablemente aun y con la falta de una y hasta dos cuerdas de las cuatro que posee este instrumento.

Paganini de complexión sumamente delgada y no muy agraciada físicamente, estaba consciente de que como artista debía ofrecer a su publico lo mejor de lo mejor en cuanto a ejecución musical se refiere, por lo tanto pasaba extenuantes jornadas perfeccionando su técnica en el violín, a consecuencia de su obsesión por la perfección sus manos se llegaron a deformar tanto que se cuenta que cada una, al ser extendidas median 45 centímetros.

Su público en recompensa al esfuerzo de este músico, no encontró otra explicación al virtuosismo de Paganini que atribuirle un pacto con el diablo, Muere el 27 de mayo de 1840 a la edad de 57 años. Se ha escrito sobre él que era sobrenatural. Las notas mágicas que salían de su violín tenían un sonido diferente, por eso nadie quería perder la oportunidad de escuchar su espectáculo.

Una noche, el escenario de un auditorio repleto de admiradores estaba preparado para recibirlo. La orquesta entró y fue aplaudida. El director fue ovacionado. Pero cuando la figura de Paganini surgió, triunfante, el público deliró. Paganini coloca su violín en el hombro y lo que sigue es indescriptible. Blancas y negras, fusas y semifusas, corcheas y semicorcheas parecían tener alas y volar con el toque de aquellos dedos encantados.

De repente, un sonido extraño interrumpe el ensueño de la platea. Una de las cuerdas del violín de Paganini se rompe.

El director paró. La orquesta paró. El público paró. Pero Paganini no paró. Mirando su partitura, él continuó extrayendo sonidos deliciosos de un violín con problemas. El director y la orquesta, admirados, vuelven a tocar.

El público se calmó, cuando, de repente, otro sonido perturbador atrae la atención de los asistentes. Otra cuerda del violín de Paganini se rompe. El director paró de nuevo. La orquesta paró de nuevo. Paganini no paró.
Como si nada hubiera ocurrido, olvidó las dificultades y siguió arrancando sonidos imposibles. El director y la orquesta, impresionados, vuelven a tocar. Pero el público no podía imaginar lo que iba a ocurrir a continuación. Todas las personas, asombradas, gritaron un “OOHHH!” que retumbó por toda aquella sala.

Una tercera cuerda del violín de Paganini se rompió. El director paró. La orquesta paró. La respiración del público paró. Pero Paganini no paró.

Como si fuera un contorsionista musical, arrancó todos los sonidos posibles de la única cuerda que quedaba de aquel violín destruido. Ninguna nota fue olvidada. El director, embelesado, se animó. La orquesta se motivó. El público partió del silencio hacia la euforia, de la inercia hacia el delirio. Paganini alcanzó la gloria. Su nombre corre a través del tiempo. mundofree.com, escribe que en el siglo XIX, el italiano Niccoló Paganini (1782-1840) hizo un pacto con el Diablo para, a cambio de su alma, convertirse en el más grande violinista de su tiempo…

O al menos así narra la leyenda concebida por la gente de aquel romántico siglo, la llamamos leyenda realmente porque la Iglesia arremetió contra la idea de que el diablo pudiera convertir a Paganini en lo que terminó… la gente, más dispuesta a creer en una diabólica influencia que en incontables horas de práctica, como única manera de explicar la “endiablada” habilidad técnica de Paganini para tocar el violín. Obligado primero por su padre (que quería hacer de él un niño prodigio y que lo azotaba a diario e incluso en publico) y luego por sí mismo, Paganini adoptó la costumbre de practicar doce horas diarias, e incluso sometió su mano izquierda a tortuosos esfuerzos un tanto sanguinolentos y masoquistas para ganar flexibilidad, logrando llevar a su máximo desarrollo la escuela violinística italiana de su tiempo. Dicen que se clavó un tornillo en la muñeca y que le dijeron que para toda la vida le seria imposible moverla… pero sí pudo, si podía en el escenario, donde se rodeaba siempre de velas y sal marina y portaba en el cuello un anticristo…

Se decía que había estado en prisión por supuestos homicidios pasionales, que había hecho las cuerdas de su violín con las vísceras de alguna de sus amantes, hígados e intestinos, que su violín desprendía sangre, que nunca lo vieron practicar fuera del escenario y que habían sorprendido al diablo guiando el arco de su violín en inverosímiles movimientos durante los conciertos… y muchas cosas horribles más. De todo eso se sirvió Paganini para publicitarse por toda Europa, al punto de que cuando llegó a París en 1831, durante una epidemia de cólera, su presencia despertó tal fanatismo que los parisinos se olvidaron de la mortal plaga que abatía la ciudad. Y era admirado no sólo por aficionados nobles y plebeyos, sino también por sus propios colegas y coetáneos, como Rossini, Berlioz, Liszt y Chopin.

En la vida de Paganini mito y realidad son, pues, difíciles de separar. Fue un hombre huérfano de madre y con un padre estricto y desvariado (El cual se suicidó ahorcándose dejándolo solo en el mundo). Los biógrafos se contradicen, hay misterios todavía insolubles. Pero lo cierto es que este hijo de Génova nació un 27 de octubre y aprendió los fundamentos musicales con su padre y luego con violinistas locales, presentándose en público siendo niño todavía. Viajó a otras ciudades para perfeccionarse en violín y composición, pero se lo considera más que nada un autodidacta. Siendo un jovenzuelo, se lanzó a la aventura, aunque por su inexperiencia se vio envuelto en líos. No se sabe con certeza qué hizo entre 1801 y 1805: habría estado en el principado de Lucca, creado por Napoleón, donde fue violinista de la corte y amante de la princesa Baciocchi, hermana del Gran Corso. Luego empezó con las giras de conciertos que lo hicieron rico y famoso, primero por toda Italia y a partir de 1828 por Viena, Praga y las principales urbes de Europa. En 1834 retornó a su patria. Debido a una enfermedad nerviosa, dio cada vez menos conciertos. Finalmente, debilitado por una tuberculosis laríngea, producto de una mala operación, se retiró a Niza, Francia, donde murió.

Se dice que poco antes de su muerte improvisó como nunca en su violín, el grandioso “Cañón”. Aunque no pudo terminarlo, porque ocurrieron sucesos inexplicables… una cuerda sangrante de su violín se rompió y cortó su cara, destruyéndole el párpado superior izquierdo y su oreja. Tambien se dice que su padre, Audcsias Montori Paganini, espiritualmente lo seguía y acosaba y que él.

Quizás la leyenda del violinista del diablo se baso en lo que alguna vez relato Tartini acerca de su sonata “El trino del Diablo”: “Una noche, en 1713, soñé que había hecho un pacto con el Diablo y estaba a mis órdenes. Todo me salía maravillosamente bien; todos mis deseos eran anticipados y satisfechos con creces por mi nuevo sirviente. Ocurrió que, en un momento dado, le di mi violín y lo desafié a que tocara para mí alguna pieza romántica. Mi asombro fue enorme cuando lo escuché tocar, con gran bravura e inteligencia, una sonata tan singular y romántica como nunca antes había oído. Tal fue mi maravilla, éxtasis y deleite que quedé pasmado y una violenta emoción me despertó. Inmediatamente tomé mi violín deseando recordar al menos una parte de lo que recién había escuchado, pero fue en vano. La sonata que compuse entonces es, por lejos, la mejor que jamás he escrito y aún la llamo “La sonata del Diablo”, pero resultó tan inferior a lo que había oído en el sueño que me hubiera gustado romper mi violín en pedazos y abandonar la música para siempre….”

A Tartini le acompañó toda su vida un aura novelesca y de misterio que por fuerza había de reflejarse en su obra musical. Desde su peripecia con la innoble dama con la que contrajo matrimonio, que le acarreó el odio numantino del poderoso Cardenal Cornaro, también encaprichado con la fémina, y el exilio; pasando por su adiestramiento solitario y enclaustrado en el arte del violín, que llegó a dominar como nadie; hasta sus ensoñaciones con demonios violinistas; todo ello contribuyó a levantar una leyenda en torno al que devino célebre autor de El Trino del Diablo.

Lo cierto es que Tartini, al margen de estas aventuras, fue el descubridor del llamado tercer sonido” o “sonido de Tartini”, el autor de un complejo Tratado de Música influido por las matemáticas, el compositor de bellas e inolvidables sonatas para violín solo… y un enamorado de la poesía. Tartini tenía la costumbre de anotar versos en los márgenes de las partituras. Pero no de cualquier modo: la escritura de Tartini es otro más de sus misterios, por sus rasgos casi indescifrables.

En el presente disco se recuperan algunas de las sonatas para violín solo del músico de Pirano, lo que sumado a la inclusión de diversas canciones a partir de los poemas del Tasso, de Pietro Metastasio y de Paolo Rolli (favoritos de los gondoleros venecianos), convierten este nuevo registro de Zig-Zag en una auténtica delicia. La interpretación al violín barroco de Chiara Banchini se inscribe en su delicadeza y elegancia habituales, y la voz de Patrizia Bovi es pura pero, sobre todo, plena de una mágica capacidad de transportarnos a un tiempo pasado y enigmático. Si a ello añadimos un libreto maravillosamente ilustrado, resulta difícil no hacerse con este disco colmado de belleza y buen gusto. Uno de los tesoros del año.

Voces del Misterio ESPECIAL: Tesoros perdidos / Cuadros Malditos

Ir a descargar

PULSA PLAY para escuchar y/o descargar el programa

“Voces del Misterio” ESPECIAL en el que nuestro compañero Jose Manuel García Bautista, dentro del espacio dirigido por Javi Nemo “Aún no es Viernes” nos habla de dos temas apasionantes: 1º (brevemente) de los Tesoros perdidos a raíz del hallazgo en Tomares (Sevilla) de ánforas con monedas antiguas y 2º Cuadros Malditos que han dejado un vestigio de tragedias, muerte y desolación; no os lo perdáis.

http://www.ivoox.com/voces-del-misterio-especial-tesoros-perdidos-cuadros-audios-mp3_rf_26564965_1.html

Voces del Misterio nº.602: Psicofonías o las voces de los muertos

Ir a descargar

PULSA PLAY para escuchar y/o descargar el programa

“Voces del Misterio” nº.602 (Especiales de Verano 2018, nº2) en el que hablamos de un tema tan apasionante como inquietante: PSICOFONÍAS o las VOCES DE LOS MUERTOS, con los mejores especialistas en este campo y muestras de estos inquietantes sonidos, con Pedro Amorós y Miguel Blanco. En “Voces del Misterio”, en SFC Radio, 91.6 fm.

http://www.ivoox.com/voces-del-misterio-n-602-psicofonias-o-voces-audios-mp3_rf_26527480_1.html

Silhouettes of people walking into light