Rutas paranormales y misteriosas 27 y 28 Julio: Alameda Oculta, Sevilla Paranormal, Misterios del Barrio de Santa Cruz y mucho más

👻👺RUTAS MISTERIOSAS de Verano, de viernes sábado son:

👹👻27 julio (viernes): Ruta SEVILLA PARANORMAL, 22:00 h. Puerta del Ayuntamiento de Sevilla. 10 euritos. Organiza NATURANDA.

😱👣28 julio (sábado): Ruta SEVILLA PARANORMAL 3, MISTERIOS DEL BARRIO DE SANTA CRUZ, 21:00 h. Plaza de la Inmaculada bajo el monumento y junto a la Casa de la Provincia. Organiza NATURANDA.

👻👺28 julio (sábado): 💀Ruta ALAMEDA OCULTA. 23:00 h. Bajo las Columnas de la Alameda sector oeste, junto a la comisaría de Policía (más cercana a calle Calatrava). 8 euritos 💀 Organiza MOLARTE.

🧟‍♂👻Lo pasareis de miedo!. Guía: Jose Manuel García Bautista.

🙏🏻CONFIRMAD ASISTENCIA con un Whatsapp a este número ( 653775172 ) 👻El mejor plan para las noches de julio.

 

 

Anuncios

Voces del Misterio MEF: 2ªParte SERENDIPIAS, SINCRONICIDADES, CAUSALIDADES Y EL DESTINO / LUIS MARIANO FERNÁNDEZ

Ir a descargar

PULSA PLAY para escuchar y/o descargar el programa

“Voces del Misterio” ESPECIAL rinde homenaje a la gran labor que realiza el periodista e investigador LUIS MARIANO FERNÁNDEZ en su programa “MIS ENIGMAS FAVORITOS” (Tv) en una trayectoria de más de una década, por ello facilitamos algunos de sus audios retrospectivos, este ESPECIAL es la 2ª.PARTE del exitoso tema: SERENDIPIAS, SINCRONICIDADES, CAUSALIDADES Y EL DESTINO con José Rafael Gómez, Paco Quevedo, Miguel Ángel Pertierra, Antonio Peralta. No os lo perdáis.

https://www.ivoox.com/voces-del-misterio-mef-2-parte-serendipias-sincronicidades-causalidades-audios-mp3_rf_27205803_1.html

Los documentos del Proyecto Libro Azul explican la verdad sobre el fenómeno OVNI

En 1952 se creó el Proyecto Libro Azul, que durante casi dos décadas recopiló los informes sobre avistamientos ovni. Ahora todos pueden consultarse de forma libre

Foto: El informe que recoge el avistamiento de Seattle en junio de 1947, en el que se habló por primera vez de platillos volantes. (Blue Book Archive)
El informe que recoge el avistamiento de Seattle en junio de 1947, en el que se habló por primera vez de platillos volantes. (Blue Book Archive)

A finales de 1951, algunos de los generales de las Fuerzas Áreas de Estados Unidos manifestaron su descontento por las investigaciones sobre objetos voladores no identificados realizadas por el Proyecto Grudge. Dirigido por Robert Sneider, este favorecía las hipótesis extraterrestres para explicar los avistamientos ovni. El Proyecto Libro Azul ocuparía su lugar en 1952 su lugar con el objetivo de investigar todos aquellos encuentros que pudiesen convertirse en una amenaza para la seguridad nacional. Eran los años de la Guerra Fría y del advenimiento de la amenaza nuclear. Faltaba apenas un año para que Joseph Stalin muriese y Dwight Eisenhower se convirtiese en presidente de Estados Unidos.

Entre 1952 y diciembre de 1969 las Fuerzas Áreas recogieron 12.618 informes. Durante décadas, estos documentos se encontraron archivados y tan sólo se podía acceder a ellos a su consulta solicitándolo a través de la Ley de Libertad de Información, pero esta misma semana han sido publicados enlibre acceso en la página de la Colección del Proyecto Azul, donde pueden consultarse las 129.491 páginas que incluyen no sólo este libro, sino también los documentos del Proyecto Grudge y del Proyecto Signo. Un caudal impresionante de documentación que ha puesto los dientes largos a los aficionados a la ufología en particular y a las teorías de la conspiración en general, a los que les esperan horas de diversión.

“Hay una gran cantidad de información para los investigadores aficionados que intenten sacar explicaciones que nunca habían tenido tiempo para considerar o investigar”, ha señalado el ufólogo Nigel Watson al Daily Mail. Hasta 701 de los informes (alrededor de un 5,5% del total) son marcados como no identificados, a pesar de que las órdenes de la regulación 200-2 exigía al Libro Azul reducir dicho número al mínimo y comunicar a los medios de comunicación sólo aquellos casos identificables.

Qué vemos cuando vemos luces en el cielo

De entre todos los informes presentados por el Libro Azul, el número 14, un análisis estadístico masivo de los casos analizados hasta el momento de su realización (unos 3.200) es considerado a día de hoy como el estudio ufológico más grande jamás realizado. En él, cuatro científicos clasificaron los casos en las categorías de explicables, inexplicables y con información insuficiente, que a su vez se dividían según su calidad que dependía, por ejemplo, de las fuentes; no era lo mismo un piloto entrenado que un mero testigo ocular.

Tan sólo un 1,5% de los casos eran despreciados como imaginaciones de chiflados

Dicho informe llegaba a las siguientes conclusiones: mientras el 69% de los casos eran considerados explicables o identificables, un 22% era inexplicable, un porcentaje mucho más significativo de lo que habían deseado en un primer momento. Dentro de la categoría de explicables, el 86% era debidos a aviones, globos o tenían una explicación astronómica. Curiosamente, tan sólo un 1,5% de ellos eran despreciados como imaginaciones de “chiflados”, aunque el porcentaje de posibles fraudes aumentaba hasta el 8%.

Otra peculiaridad de dicho metaestudio es que cuanto mejor fuese la fuente, más probabilidades había de que el ovni fuese considerado como “desconocido”, algo que ocurrió con el 35% de casos. Unos resultados que contravinieron las hipótesis de los expertos más escépticos, que creían que eran precisamente los casos con informantes menos fiables los que serían más difíciles de explicar. Por el contrario, estos solían ser los que eran expuestos por pilotos, militares o varios testigos que coincidían en sus testimonios.

Encuentros en la Tercera Fase

Nigel Watson destaca en el artículo de The Daily Mail dos casos que han llamado la atención de los investigadores durante décadas. El primero de ellos fue informado por Kenneth Arnold y dio lugar al término “platillo volante” (flying saucer). El avistamiento se produjo en el Monte Rainer, cerca de Seattle (Washington) el 24 de junio de 1947. Según los documentos a los que ahora se puede acceder, Arnold afirmó ver tres objetos circulares de color plateado, a una altura de 3.000 pies (unos 914 metros). El informe concluye que no se disponen de los datos suficientes como para llegar a una conclusión: “Carta de ciudadano, sin demasiada información”.

En su día, Arnold explicó a la prensa que estos objetos volaban en una dirección diagonal y que había una distancia de unas cinco millas (unos 8 kilómetros) entre las naves más lejanas, que oscilaban en el aire de una forma errática. Según sus cálculos, se desplazaron a una velocidad superior a las 1.000 millas por hora del Monte Rainier al Monte Adams. Curiosamente, Arnold aseguró haber visto nueve naves, aunque el informe sólo refleja que hubiese tres. Por otra parte se encuentra un avistamiento similar realizado en Tulsa (Oklahoma) el 12 de julio de 1947 (cinco días después del incidente de Roswell), otro de esos misterios aún sin resolver de los que fueron publicadas fotografías en la prensa estadounidense. Se trata de la primera descripción de objetos voladores no identificados con forma de plato.

J. Allen Hynek acuñó el concepto ‘encuentro cercano’

El Proyecto Libro Azul reflejó bien el signo de unos tiempos marcados por la paranoia, al mismo tiempo que ayudó a generar parte del imaginario común de los avistamientos de la Guerra Fría. El primer jefe del proyecto, Edward J. Ruppelt, acuñó el término “ovni” para sustituir al de “platillo volante” cuando se le pidió que se crease un lenguaje estándar y poco dado a interpretaciones fantásticas para referirse a los fenómenos. No sólo eso, sino que el astrónomo J. Allen Hynek, uno de los consultores científicos del proyecto, creó el concepto de close encounters (“encuentros cercanos”) que Steven Spielberg popularizó con Encuentros en la tercera fase (Close encounters of the Third Kind).

Según las conclusiones oficiales del Proyecto Libro Azul realizadas por las Fuerzas Aéreas, las observaciones de ovnis se deben a una mezcla se los siguientes cuatro factores: la histeria de las masas, la creación de falsificaciones para conseguir publicidad en los medios de comunicación, las psicopatologías de los individuos y la confusión con objetos cotidianos como globos o aviones. Unas conclusiones que poco tenían que ver, como hemos visto, con la encuesta realizada en el informe 14. Además, el proyecto concluyó que ningún ovni había supuesto un riesgo para la seguridad nacional, que no se había encontrado ningún objeto o principio tecnológico más allá de los conocimientos científicos de la época ni ninguna prueba que indique que los ovnis eran vehículos extraterrestres. La verdad está ahí fuera, en forma de documentos jpg y pdf.

Fuente: EL CONFIDENCIAL

Descárgate gratuitamente nuestra APP sobre la Sábana Santa y la Pasión del Hombre de la Síndone, por Jose Manuel García Bautista

Descárgate gratuitamente nuestra APP sobre la Sábana Santa y la Pasión del Hombre de la Síndone, por Jose Manuel García Bautista. Podrás disfrutar de esta magnífica aplicación en tu teléfono móvil y aprender de lo mucho que te puede enseñar. No te lo pienses.

ENLACE DE DESCARGA

http://www.garciabautista.net/appSABANASANTA.apk

Voces del Misterio MEF: 2ªParte SERENDIPIAS, SINCRONICIDADES, CAUSALIDADES Y EL DESTINO / LUIS MARIANO FERNÁNDEZ

Ir a descargar

PULSA PLAY para escuchar y/o descargar el programa

“Voces del Misterio” ESPECIAL rinde homenaje a la gran labor que realiza el periodista e investigador LUIS MARIANO FERNÁNDEZ en su programa “MIS ENIGMAS FAVORITOS” (Tv) en una trayectoria de más de una década, por ello facilitamos algunos de sus audios retrospectivos, este ESPECIAL es la 2ª.PARTE del exitoso tema: SERENDIPIAS, SINCRONICIDADES, CAUSALIDADES Y EL DESTINO con José Rafael Gómez, Paco Quevedo, Miguel Ángel Pertierra, Antonio Peralta. No os lo perdáis.

https://www.ivoox.com/voces-del-misterio-mef-2-parte-serendipias-sincronicidades-causalidades-audios-mp3_rf_27205803_1.html

Nuevos documentos sobre el caso Kennedy: Robert creía en la teoría de la conspiración

Es uno de los grandes misterios del siglo XX: el magnicidio de John Fitzgerald Kennedy en Dallas

Foto: Robert y John Fitzgerald Kennedy fueron asesinados con apenas 5 años de diferencia.
Robert y John Fitzgerald Kennedy fueron asesinados con apenas 5 años de diferencia.

El 22 de noviembre se acerca y, con él, el 51 aniversario de uno de los grandes misterios del siglo XX: el magnicidio de John Fitzgerald Kennedy en Dallas. Buen momento para que salgan a la luz nuevos documentos desclasificados sobre la Comisión Warren, constituida para investigar el asesinato, y que añaden una nueva vuelta de tuerca a un terreno fértil para otras teorías en las que el propio hermano del presidente asesinado, Robert Fitzgerald Kennedy, creía.

En esta ocasión, se trata de una declaración jurada que la comisión redactó para el hermano pequeño de los Kennedy y que este nunca llegaría a firmar. En ella, Robert afirmaba ser consciente de que no existía “ninguna evidencia creíble para apoyar las alegaciones de que el asesinato del presidente Kennedy fue causado por una conspiración local o extranjera”. Pero, como han señalado diversos biógrafos, Bobby siempre mantuvo sus dudas sobre las conclusiones finales de la Comisión Warren, que señaló que Lee Harvey Oswald actuó solo y por motivaciones estrictamente personales. Prueba de ello, afirman los que creen en que el pequeño Kennedy nunca estuvo conforme con la resolución de la misma, es que nunca manifestó públicamente su acuerdo con dichas conclusiones. 

Las respuestas que plantean aún más preguntas

Los documentos, que han sido publicados en la página personal de Howard P. Willens, autor de La historia demostrará que tenemos razón, forman parte de un conjunto mucho más grande que verá la luz próximamente, con motivo del 50 aniversario del final de la investigación. El tiro parece haberle salido por la culata, ya que la publicación de dichos textos no ha “arrojado una nueva luz a la investigación sobre el asesinato”, como él esperaba que hiciese, sino que plantean nuevas preguntas. En primer lugar, y como se pregunta  el historiador Philip Shenon, autor de JFK: caso abierto (Debate), en un artículo publicado en Politico, por qué dichos documentos no habían formado parte del archivo de la comisión que figura en los National Archives.

Captura del documento recién publicado. (Howard P. Willens)
Captura del documento recién publicado. (Howard P. Willens)

Dicho documento tenía como objetivo que el pequeño de los Kennedy admitiese, bajo juramento, que no daba pábulo a ninguna de las teorías surgidas alrededor de la muerte de su hermano. El texto presionaba a Robert a apearse de las teorías de la conspiración, pero finalmente, nunca fue utilizado. Como bien sabe la historia, el por aquel entonces fiscal general de los Estados Unidos nunca testificó u ofreció una declaración a la comisión, algo que ocurrió también con el presidente Lyndon B. Johnson, pero no con Jacqueline Kennedy, que testificó durante el 5 de junio.

Ya era de dominio público una carta enviada a la Comisión Warren en la que, igual que los documentos, Kennedy afirmaba que no había evidencias que respaldasen la teoría de la conspiración. Sin embargo, la verdadera opinión del hermano pequeño podría ser otra muy distinta. Como afirmaba el periodista de The New York Times David Talbot en una entrevista con ACyV, Robert Kennedy sabía que Oswald no había actuado empujador por la URSS y que, inmediatamente después del asesinato, se había puesto en marcha una campaña de difamación para convertirlo en chivo expiatorio. Tanto fue así que contactó con Moscú a través de un amigo de confianza, Bill Walton, para comunicarles que sabía que no habían sido ellos.

Quién mató a mi hermano

No es la única pista que desvela la desconfianza de Bobby hacia las teorías manejadas por la CIA, el FBI y el Gobierno americano. El pasado año, su hijo reveló que, antes de morir, su padre había calificado la Comisión Warren como “una pieza de artesanía chapucera”. Por su parte, el historiador Arthur Schlesinger Jr., autor de Mil días: John F. Kennedy en la Casa Blanca reveló que en diciembre de 1963, Robert manifestó su temor de que el asesinato fuese “parte de una trama más grande, ya sea organizada por Castro o por los gángsters”.

Así pues, ¿quién acabó con la vida de JFK? Como afirmaba el asistente de la Casa Blanca Joseph Califano a Philip Shenon en una entrevista para su libro, “Robert Kennedy experimentó un dolor increíble después de la muerte de su hermano porque creía que estaba vinculada a sus esfuerzos por matar a Castro”. Pero mientras Shenon sugiere que Bobby pensaba que habían sido sus intentos de derrocar al comunista los que habían acabado con la vida de su hermano, Talbot afirmaba en La conspiración (Crítica) que este sospechó de una alianza entre la Mafia y la CIA que con anterioridad se había propuesto acabar con Castro y que finalmente había centrado el objetivo en su hermano, que habría intentado llegar a una solución diplomática con el cubano.

En lo que no andaba precisamente descaminado Bobby Kennedy fue en su sospecha de que, después de su hermano, él sería el siguiente. Y así fue el 5 de junio de 1968, en la cocina del Ambassador Hotel de Los Ángeles, cuando Sirhan Sirhan disparó a bocajarro sobre él. RFK nunca llegó a testificar, ni a declarar qué opinaba realmente sobre la Comisión Warren. El poco interés por que se sentase frente a la comisión puede ser interpretado como otra pista más de la compleja red que rodeaba la caída de JFK, o simplemente, como un error que la historia ha pagado. 

Fuente: EL CONFIDENCIAL

Escapando de la muerte: siete casos recientes de personas que volvieron a la vida

Los avances tecnológicos han hecho casi imposible que un individuo sea enterrado vivo, pero lo cierto es que en muchos países siguen dándose casos.

Foto: 'L'inhumation precipitée' de Antoine Wiertz. (Szilas)
‘L’inhumation precipitée’ de Antoine Wiertz. (Szilas)
AUTOR: MIGUEL AYUSO

“Ser enterrado vivo es, sin ningún género de duda, el más terrorífico extremo que jamás haya caído en suerte a un simple mortal. Que le ha caído en suerte con frecuencia, con mucha frecuencia, nadie con capacidad de juicio lo negará. Los límites que separan la vida de la muerte son, en el mejor de los casos, borrosos e indefinidos… ¿Quién podría decir dónde termina uno y dónde empieza el otro?”

Con estas palabras, Edgar Allan Poe expresaba en uno de sus más grandes relatos, El entierro prematuro, una de sus más terroríficas obsesiones: la posibilidad de ser enterrado vivo. Un temor muy presente en el siglo XIX,cuando se daban muchos casos de personas que eran dadas por muertas cuando, en realidad, no lo estaban.

Los avances tecnológicos han hecho casi imposible que un individuo sea enterrado vivo, pero lo cierto es que en muchos países sigue sucediendo

Hoy en día, es difícil encontrar casos de este tipo,pues se conocen bien las dolencias que, como la catalepsia –a la que se refiere Poe en su relato–, pueden provocar que una persona parezca haber fenecido cuando en realidad sigue viva.

Los avances tecnológicos han hecho casi imposible que un individuo sea enterrado vivo, pero lo cierto es que en muchos países sigue sucediendo. Estos son algunos de los últimos casos más sorprendentes.

1. Un fantasma en la morgue

En 2011 un hombre sudafricano de 60 años sufrió un ataque de asma y, su familia, convencida de que estaba muerto, llamó a una funeraria sin plantearse siquiera pedir antes la ayuda de un médico. Los trabajadores de la morgue le llevaron a la cámara frigorífica, pero 21 horas después el hombre se despertó rodeado de cadáveres y muerto de frío y se puso a gritar. Dos empleados oyeron los gritos y salieron despavoridos pensando que se trataba de un fantasma.

Por suerte, los empleados volvieron acompañados de todo el personal presente en la morgue y abrieron la nevera. El hombre estaba vivo y de inmediato llamaron a la ambulancia. Tras pasar seis horas en un hospital los médicos vieron que estaba perfectamente y le mandaron a casa. Tras el suceso las autoridades sudafricanas advirtieron que las familias no podían dar por muerto a nadie sin llamar antes a un médico.

2. El niño brasileño que murió dos veces

Ocurrió en el verano del año pasado. Una familia brasileña celebraba el velatorio de un niño de dos años que había dejado de respirar tras una neumonía. Kevin Santos, que así se llamaba, estaba tumbando en su ataúd, aparentemente muerto, pero, sin previo aviso, se incorporó para y dijo: “¿Papa, me puedes dar un vaso de agua?”. Tras esto, volvió a “dormirse” y nunca se despertó.

El despertar del niño causó una gran conmoción entre las personas presentes en el tanatorio, pero no pudieron volver a despertarle. Su enterramiento se celebró sólo una hora después de lo previsto.

3. El hombre yemení que cambió su funeral por una fiesta

Curiosamente, sólo dos días antes de que los medios brasileños se hicieran eco de la historia de Kevin Santos, los periódicos yemeníes recogían una historia similar pero, en este caso, con final feliz.

Un hombre de 65 años que había sufrido un ataque al corazón y había sido declarado muerto se despertó en medio de su entierro, justo antes de echar la tierra encima, y grito: “Queréis matarme y enterrarme vivo”. Los asistentes al entierro se llevaron un buen susto y salieron corriendo, pero los que se quedaron ofrecieron al hombre ropas y convirtieron el funeral en una celebración.

4. El venezolano que se despertó en su propia autopsia

El venezolano Carlos Camejo, de 33 años, fue declarado muerto tras un accidente de tráfico en 2007. “La Policía Vial y Protección Civil levantaron el cuerpo de Carlos, lo montaron en una camilla y sin mirar mucho dijeron que estaba muerto”, explicó un testigo del suceso a El UniversalSu esposa fue avisada del accidente y la llamaron para reconocer el cuerpo. Al llegar al hospital se encontró a su marido en una sala de espera con un informe de su propia autopsia en la mano.

“Los médicos estaban listos para abrirme pero se dieron cuenta de que mi cara estaba sangrando y entonces me cosieron rápidamente y sin anestesia, lo cual hizo que me despertara ya que el dolor era insoportable”, explico Camejo al periódico venezolano. El accidentado regresó a casa sano y salvo pero, en el transcurso del suceso, algún trabajador del hospital o policía aprovechó para robarle todo lo que tenía encima: 600 mil bolívares, la cadena de nacimiento y hasta el anillo de matrimonio.

5. La resurrección de Luz Milagros

La hija de la madre argentina Analia Bouter fue declarada muerta al nacer. Los médicos la llevaron a la morgue infantil, pero sus padres, que ni siquiera habían visto su cara, pidieron, doce horas después del parto, poder verla antes de que se la llevaran. La niña permanecía en un cajón y, cuando lo abrieron, se dieron cuenta de que seguía viva.

Debido a tan curioso nacimiento, los padres dieron a la niña el nombre de Luz Milagros. Pero la historia no acabó bien. Aunque al principio la niña parecía estar en buen estado de salud, pruebas posteriores confirmaron que había sufrido pérdidas cerebrales irreversibles. Un año y tres meses después del parto, falleció.

6. El muerto que se levantó para preparar la comida

Dos semanas después de golpearse la cabeza tras una caída, la anciana china Li Xiufeng, de 95 años, fue hallada muerta en su casa por un vecino. Como manda la tradición del país asiático, Xiufeng fue colocada en un ataúd sin cerrar en su casa, donde debía “descansar” durante unos días antes del funeral.

Un día antes del entierro, sus vecinos fueron a ver el ataúd y se lo encontraron vacío. La anciana estaba en la cocina. Xiufeng les explicó que se había despertado después de un sueño largo, le había entrado hambre y había ido a preparar la comida. La anciana tuvo mucha suerte, cualquier otra tradición funeraria habría acabado con ella enterrada viva.

7. La mujer que se despertó en medio de su funeral

Fagilyu Mukhametzyanov, una ciudadana rusa de 49 años, se desmayó en su casa tras un fuerte dolor en el pecho. Los médicos del hospital de Kazan le dijeron a su marido que había sufrido un ataque masivo al corazón y había fallecido. Dos días después se celebró su funeral. En medio de la ceremonia, la señora despertó. Al darse cuenta, sus familiares la llevaron de vuelta al hospital pero, tras pasar 12 minutos en la unidad de cuidados intensivos, murió definitivamente.

Fuente: EL CONFIDENCIAL

La misteriosa conquista de las Islas Canarias: la historia de un pueblo mágico

Foto: Estatua de Hautacuperche, líder de la Rebelión de los Gomeros. (Pediant/Wikicommons)
Estatua de Hautacuperche, líder de la Rebelión de los Gomeros. (Pediant/Wikicommons)

El 30 de abril es el Día de Canarias y queremos ofrecer a la Comunidad Autónoma el homenaje que versa aquí adelante. De entre la bruma de las primeras noches del tiempo y habitada por la nebulosa de lo ignorado, realidad, mito y leyenda se entremezclan y confunden en los orígenes del pueblo canario. En algunas crónicas grecolatinas, las hay que hacen alusión a los Campos Elíseos como escenario sobrenatural para los héroes y lo sitúan en esas latitudes. Otros hablan del mito de la Atlántida confusamente localizado y deslocalizado por Platón y otros autores en las inmediaciones del archipiélago, y al más “reciente” de Jardín de las Hespérides.

Desde el punto de vista genético, más de un 50% de los linajes maternos aborígenes tenían sus homólogos más cercanos en el Magreb y claras e indiscutibles raíces bereberes. Mas esta hipótesis no lo explica todo hasta simplificar de manera inteligible en qué momento de la noche de los tiempos aparece este enigmático pueblo. Sin embargo, hoy se sabe que los haplogrupos que trazan la ascendencia matrilineal hasta los orígenes de la especie humana en lo que hoy es el África etíope, dejan muchos cabos por atar en lo referente al origen concreto de los primeros pobladores, lo que sigue presentando ciertas dudas sobre la procedencia de los más antiguos habitantes de estas islas.

Los contactos mantenidos desde la Antigüedad clásica entre el mundo mediterráneo y las Islas Canarias decayeron ostensiblemente con los estertores del Imperio Romano de Occidente. Sobrevenido el inevitable colapso, la nueva expansión primaba más hacia el oriente bizantino. Una larga y oscura noche se cernió sobre occidente.

Ya el historiador egipcio Manetón, de manera algo críptica, y más tarde el griego Heródoto de manera más explícita, mencionaron los contactos mantenidos por la flota fenicia que circunnavegó el continente africano auspiciada y financiada por el faraón Necao II, y en tiempos posteriores a los fenicios en sus atrevidas singladuras como tempranos visitantes de aquella remotas y enigmáticas islas, fuente de leyendas y de enigmáticos descubrimientos.

El reparto de los archipiélagos

Por el tratado de Alcaxovas-Toledo se fraguó el reparto entre Portugal y Castilla de las posesiones atlánticas conocidas. Madeira, Azores y Cabo Verde quedarían bajo el ámbito de influencia luso, mientras que las Canarias pasarían a estar bajo control de los castellanos que por aquellos tiempos andaban desatados, ya que su influencia comercial y militar abarcaba desde los mercados de Flandes hasta las medievalmente llamadas Islas Afortunadas.

La mayoría de las primeras incursiones a Canarias tuvieron un carácter económico, basado esencialmente en la captura de esclavos para ser vendidos en los mercados europeos

En las postrimerías del siglo XIII, menudean las visitas de europeos al archipiélago. La expansión económica de Génova y de los reinos de Aragón, Castilla y Portugal, además de  la necesidad de establecer rutas seguras hacia Oriente en busca de seda y especias por un lado, y por otro la penetración en el interior de África en busca de oro, piedras preciosas y esclavos, opciones inaccesibles por el Mediterráneo oriental por el férreo control del turco en el Mare Nostrum, obligaron a explorar nuevas rutas.

El desarrollo de nuevas técnicas de navegación que incorporan la brújula, el astrolabio, el doble timón axial, las cocas reconvertidas en carabelas con un alto bordo significativamente más elevado para el trasiego transoceánico y una cartografía más elaborada y fiable (aparición de los portulanos), refleja en el Atlas Catalán del mallorquín Cresques Abraham, posiblemente datado en 1375, a las Islas Canarias casi todas con sus nombres actuales.

Por motivos ideológicos y políticos, las monarquías de la Europa meridional estaban en una fase expansiva. En los reinos de la Península Ibérica, la expansión territorial obedecía a la dinámica de lucha y reconquista frente al Islam, en consecuencia la expansión territorial reforzaba de facto el poder real apoyada en la inercia de la permanente cruzada que ahora se ampliaba a todo el que se encontraban por el camino.

En 1341 una prematura expedición enviada por Alfonso IV de Portugal estuvo un tiempo muy breve con objeto de cartografiar las islas. Como es sabido, nuestros hermanos portugueses albergaban un sancta sanctorum de conocimientos casi esotéricos en lo concerniente a las nuevas aristas de la geografía que se iba “descubriendo”. Era de rigor guardar bajo siete llaves en el santuario secreto de la escuela de cartógrafos de Sagres los mapas más avanzados de la época. En 1375, no se sabe cómo ni porque, aparecen en el Atlas Catalán. Un misterio.

Retrato de Jean IV de Béthencourt, realizado en 1630 por Balthasar Moncornet.
Retrato de Jean IV de Béthencourt, realizado en 1630 por Balthasar Moncornet.

Algunos nobles franceses, como Jean de Bethencourt, posiblemente el primer aventurero procedente de Europa se haría con el control de Lanzarote y más tarde de Fuerteventura. Parece ser que lo que originalmente les impulsó a aterrizar por aquellos pagos sería la búsqueda del mítico liquen llamado orchilla que se utilizaba para teñir los tejidos. Hacia 1405 nuestro amigo Jean se aburrió de las bondades del clima y puso en manos de un sobrino suyo el mando de las islas.

El primer registro documentado, no se sabe a ciencia cierta si pisano o genovés, aunque es más probable lo segundo, fue el de Lanceloto Malocello, mercenario a tiempo parcial que allá por el 1312 se estableció en Lanzarote. No obstante es de rigor destacar que Plinio el Viejo, en algunos pasajes de sus textos menciona una vez más la existencia de crónicas sueltas  de relaciones entre “humanos” en ese espacio de coordenadas lo que supone que en tiempos pretéritos había contactos entre marinos de manera fluida.

Entre la población isleña eran abrumadoramente mayoritarios pastores y labriegos, lo cual no les privaba de echar mano de vez en cuando de un calamar o mero para celebrar uno de los muchos buenos días que tiene la vida.

La mayoría de las incursiones tuvieron un carácter económico, basado esencialmente en la captura de esclavos para ser vendidos en los mercados europeos, con casos excepcionales como el establecimiento de una comunidad franciscana en Telde entre 1350 y 1391 con la voluntariosa idea de convertir a los ora panteístas ora animistas locales practicantes de ritos mágicos, a la “religión oficial”. Durante el siglo XIV el control de Canarias se dirime entre genoveses, castellanos, aragoneses y portugueses. En el siglo siguiente esta competencia quedó reducida a las dos potencias marítimas europeas por excelencia, Castilla y Portugal. Aragón, que también lo era, miraba más desde su balcón al Mediterráneo.

Historia de la conquista

En el proceso de asimilación de las islas Canarias se dieron dos periodos de integración. Uno de ellos es la Conquista Señorial, que es la más temprana, y llevada a cabo por la nobleza en la cual la Corona solo otorga el derecho de conquista a cambio de un pacto de vasallaje del explorador–conquistador. Este honor le correspondería al noble normando Jean de Bethencourt, cuya atrevida y osada aventura abriría mentes y ampliaría fronteras. Lanzarote, Hierro y Fuerteventura serán las nuevas adquisiciones de vasallos de la Corona de Castilla, por otro lado, el único reino europeo con capacidad para apuestas más allá de los limites, y quizás el único que se atrevería a desafiar el miedo reverencial hacia la Terra Incógnita y sus cataratas proyectándose hacia el vacío absoluto.

Cuando tras duras campañas de sometimiento de la indomable resistencia local y el dominio de la isla de Tenerife se da por concluido, transcurre ya el año 1496

Mediante compras, transacciones, cesiones, matrimonios y algunas truculentas anécdotas mercantiles, los pacíficos locales, habitantes de unas condiciones ambientales privilegiadas y de un mundo que sin ser idílico, se le aproximaba, se convierten en guerrilleros que solo pretendían morir con dignidad en el lugar sorteado por el destino, que en aquel caso no era otro que combatiendo al invasor. Ocurría todo esto cuando el último bastión de un antiguo paraíso del cual quedan todavía hoy algunas preguntas sin resolver, estaba al borde de la extinción en la forma en que la historia ha acabado certificándolo. Todavía hacia 1490, en La Gomera se combatía testimonialmente antes de rendir una vez más el sano juicio de una gente pacífica ante la atronadora presencia de la invasión de las “buenas nuevas maneras”.

El segundo periodo o llamado de Conquista Real, define  propiamente la conquista llevada a cabo directamente por la corona de Castilla durante el reinado de los Reyes Católicos financiando y armando sucesivas expediciones. Cuando tras duras campañas de sometimiento de la indomable resistencia local y el dominio de la isla de Tenerife se da por concluido, transcurre ya el año 1496. El Archipiélago Canario es integrado en la emergente potencia que sería la Corona de Castilla.

Pirámides de Güímar. (Selbst Fotografiert)
Pirámides de Güímar. (Selbst Fotografiert)

La rebelión de los gomeros

Es un hito principal y de consecuencias indelebles en el futuro del posiblemente mayor imperio transoceánico conocido de la historia, pues fueron en definitiva la plataforma desde la que se pudo saltar hacia América con mayores garantías. Desde esas bases insulares cercanas a las fronteras africanas, y a las puertas de uno de los desiertos más enigmáticos de la tierra por sus inescrutables secretos y el fatalismo inherente a sus riquezas, un gigantesco baúl lleno de enigmáticos recuerdos, yace escondido en alguna oscura región de la historia. Hacia el este, una vasta extensión de arena dejaba paralizados a los exploradores que tentaban suerte. Hacia el oeste el inabarcable Atlántico no presagiaba algo mejor.

Mientras tanto, la Rebelión de los Gomeros era el último testimonio de resistencia de un pueblo que encierra más preguntas que respuestas.

El mestizaje fue casi obligado ya que en las dos grandes islas, la lucha fue a muerte con los castellanos y los locales perderían a más de un 60% de sus hombres en combate

La escasa población aborigen en gran parte fue vendida como esclava, salvo en los casos de integración o rendición rápida en que serían asimilados aceptando el nuevo estatus. Posteriormente se repoblaría la isla con colonos normandos, castellanos y flamencos. Hubo particulares interesados en la explotación económica de los recursos de la isla que se encastraron en el proyecto regio, pero cuya representación, sin ser simbólica, tampoco fue determinante.

Hay que decir que en el caso de la isla de Gran Canaria, esta estaba dividida en varios reinos o guanartematos. Hacia 1481 uno de estos reyes locales fue trasladado a Castilla contra su voluntad y le sugirieron la conveniencia de firmar la Carta de Calatayud, documento por el cual se cedía la isla a Castilla, eso sí, sin mucho entusiasmo por parte del firmante que estaba algo desubicado. Este caudillo llamado Tenesor fue acogido a su vuelta con un silencio bastante preocupante. Algunos le vieron como un hombre que había buscado la paz; otros, sin embargo, como un traidor. Algunos de los aborígenes resistieron hasta el último hombre y hubo otros que a la desesperada, decidieron suicidarse.

Tenerife era la más poblada de las islas que configuran el archipiélago y estaba dividida en varios pequeños señoríos o menceyatos. Unos estaban a favor de la unión con los castellanos y otros no. El primer intento de la Corona de Castilla por anexionarse la isla acabó en una catástrofe importante para los peninsulares. Sucedió en un lugar llamado Acentejo.

Ocurrió que en diciembre de 1495 y tras un largo periodo de escaramuzas guerrilleras y saqueos recíprocos, los castellanos volvieron a penetrar desde el norte de la isla. Varios miles de guanches aguardaban agazapados silenciosamente en un barranco cercano al actual municipio de La Victoria de Acentejo, próximo a donde se produjo la primera batalla. La victoria castellana en la segunda batalla de Acentejo, facilitó el hundimiento de la resistencia.La batalla fue decisiva para la conquista de la isla de Tenerife al tiempo que el colofón de la conquista de las Islas Canarias. Demasiados miles de muertos para ser sumados fríamente, pero la parte contable del debe en la historia, y sobre todo en los ciclos de expansión, suele ser bastante obscena.

Mediado el siglo XVI las costumbres de los otrora indígenas eran solo un recuerdo ingrávido

Algunos años más tarde, una voraz epidemia que causó muchas bajas entre los guanches, remataría a la escasa población refugiada en cuevas y montes aledaños. Los castellanos consiguieron vencer en el segundo tiempo a los correosos locales y con “ayuda del árbitro”.

Mediado el siglo XVI las costumbres de los otrora indígenas eran solo un recuerdo ingrávido. Canarias pasaría a ser en primera instancia territorio castellano, para con el tiempo formar parte de los reinos de España. El mestizaje fue casi obligado ya que en las dos grandes islas, la lucha fue a muerte con los castellanos y los locales perderían a más de un 60% de sus hombres en combate en los casi cien años de guerra que duraría la conquista y  resistencia.

Quedan enigmas sin respuesta, como la sensación de aquellos exploradores al ver por primera vez las pirámides truncadas de Güímar con su doble función ceremonial y de infraestructura civil de retención de aguas. Hoy sigue siendo un misterio y objeto de especulación entre eruditos la presencia de estas piedras mudas y bien alineadas. Quizás ellas y nosotros no hablemos el mismo idioma.

Un lujo para España contar con un pueblo depositario de lo mágico y heredero de uno de los mayores misterios de la humanidad.

Fuente: EL CONFIDENCIAL

Voces del Misterio MEF: 2ªParte SERENDIPIAS, SINCRONICIDADES, CAUSALIDADES Y EL DESTINO / LUIS MARIANO FERNÁNDEZ

Ir a descargar

PULSA PLAY para escuchar y/o descargar el programa

“Voces del Misterio” ESPECIAL rinde homenaje a la gran labor que realiza el periodista e investigador LUIS MARIANO FERNÁNDEZ en su programa “MIS ENIGMAS FAVORITOS” (Tv) en una trayectoria de más de una década, por ello facilitamos algunos de sus audios retrospectivos, este ESPECIAL es la 2ª.PARTE del exitoso tema: SERENDIPIAS, SINCRONICIDADES, CAUSALIDADES Y EL DESTINO con José Rafael Gómez, Paco Quevedo, Miguel Ángel Pertierra, Antonio Peralta. No os lo perdáis.

https://www.ivoox.com/voces-del-misterio-mef-2-parte-serendipias-sincronicidades-causalidades-audios-mp3_rf_27205803_1.html