Rutas paranormales y misteriosas del 14 al 18 de agosto: Desde los secretos de la Catedral hasta las casas encantadas de Sevilla

👻👺RUTAS MISTERIOSAS de Verano en agosto:

👹👻14 agosto (martes): Ruta SECRETOS Y MISTERIOS DE LA CATEDRAL DE SEVILLA, 21:30 h. Puerta del Nacimiento (San Miguel) en Avda. de la Constitución (por donde entran los pasos en Semana Santa). 7,5 euritos. Organiza RUTAS DE MISTERIO.

😱👣16 agosto (jueves): Ruta MIEDO EN SEVILLA. 21:30 h. Arquillo del Ayuntamiento de Sevilla. Organiza RUTAS DE MISTERIO.

👹👻17 agosto (viernes): Ruta SEVILLA PARANORMAL, 22:00 h. Puerta del Ayuntamiento de Sevilla. 10 euritos. Organiza NATURANDA.

😱👣18 agosto (sábado): Ruta SEVILLA PARANORMAL 3, MISTERIOS DEL BARRIO DE SANTA CRUZ, 21:00 h. Puerta del Palacio Arzobispal en Plaza Virgen de los Reyes. Organiza NATURANDA.

👻👺18 agosto (sábado): 💀Ruta SEVILLA SOBRE NATURAL. 23:00 h. Bajo la estatua del Rey San Fernando en la Plaza Nueva.. 8 euritos 💀 Organiza MOLARTE.

🧟‍♂👻Lo pasareis de miedo!. Guía: Jose Manuel García Bautista.

🙏🏻CONFIRMAD ASISTENCIA con un Whatsapp a este número ( 653775172 ) 👻El mejor plan para las noches de agosto.

¿Qué pasó en el Valle de Vítor? El misterio de las calaveras trofeo

Los cuerpos se encuentran en perfecto estado gracias al clima de la zona. Ahora los científicos intentan descifrar de dónde provienen esos cráneos tan bien conservados

Foto: Calavera encontrada en una de los 27 hoyos cavados en el suelo. (Maria Cecilia Lozada/Universidad de Chicago)
Calavera encontrada en una de los 27 hoyos cavados en el suelo. (Maria Cecilia Lozada/Universidad de Chicago)
AUTOR: A. LÓPEZ / El Confidencial

Un grupo de científicos ha descubierto los restos de unas 60 personas y seis cabezas que sirvieron como trofeo con una antigüedad en torno a los 1.500 años, tal y como informa ‘Live Science’. El hallazgo ha tenido lugar en unos profundos pozos ubicados en el valle de Vítor, al sur de Perú y gracias al clima árido, algunos de los restos se momificaron de forma natural, por lo que algunos tejidos han sobreviviendo sin la necesidad de ningún tratamiento humano.

Los 27 hoyos en los que han encontrado los restos están cavados en el suelo y tienen una profundidad que varía entre los 3 y los 4 metros. Los cuerpos datan del 550 d.C. y podrían pertenecer a miembros de la cultura Ramada, según afirma María Cecilia Lozada, directora del equipo e investigadora y antropóloga de la Universidad de Chicago en la reunión anual de la Society for American Archeology en Washington.

Cultura Ramada

La civilización de esta cultura, de la que se conocen pocos datos, vivía en el Valle de Vítor y en montes cercanos (uno de los cuales contiene un yacimiento arqueológico del que viene su nombre) y compartía similitudes en los utensilios y tejidos que usaban y en cómo enterraban a sus muertos. “Vemos muchos telares hermosos y con plumas que parecen estar relacionados con ellos, enterrados con estas personas”, asegura Lozada. En cada fosa han aparecido varios cuerpos. Entre ellos restos de bebés que compartían la cavidad con mujeres adultas: probablemente sean sus madres.

Uno de los hoyos cavados en la tierra, donde se encontraron los restos. (Maria Cecilia Lozada/Universidad de Chicago)
Uno de los hoyos cavados en la tierra, donde se encontraron los restos. (Maria Cecilia Lozada/Universidad de Chicago)

El enigma de las cabezas trofeo

Dentro de los pozos, los arqueólogos también descubrieron cabezas trofeoque habían sido separadas de los cuerpos post mortem. Estas se han encontrado en otros sitios de Perú y “pueden ser los cráneos de los enemigosque murieron en la batalla”, aseguran los investigadores. Sin embargo, Lozada cree que provienen de personas que vivían en la misma comunidad y que fueron asesinadas.

Los 27 pozos en los que han encontrado los restos están cavados en el suelo y tienen una profundidad que varía entre los 3 y los 4 metros

“Las cabezas pueden no pertenecer a enemigos, pero sí tal vez a combatientes del mismo grupo”, explica la experta. Quizá, los propios compañeros de trinchera las trajeron desde el campo de batalla para que pudieran ser enterrados con personas de su propia comunidad. Llevar todos los esqueletos de vuelta habría sido mucho más trabajoso”, sugiere, aunque es solo una teoría.

Uno de los tejidos que aparecieron enterrados junto a las calaveras. (Maria Cecilia Lozada/Universidad de Chicago)
Uno de los tejidos que aparecieron enterrados junto a las calaveras. (Maria Cecilia Lozada/Universidad de Chicago)

Algunos arqueólogos no están de acuerdo con esta interpretación, pero el equipo de la directora planea analizar el ADN y ciertos isótopos (átomos de un elemento con diferentes números de neutrones) de las cabezas de los trofeos, las momias y los esqueletos. Los análisis pueden revelar pistas sobre dónde creció la gente. Los investigadores esperan que las pruebas descubran si estos cráneos están relacionadas con las momias y los esqueletos.

Voces del Misterio nº.614: SIMBOLOGÍA OCULTA EN LAS CIUDADES

Ir a descargar

PULSA PLAY para escuchar y/o descargar el programa

“Voces del Misterio” nº.614 en el que hablamos de SIMBOLOGÍA OCULTA EN CIUDADES, un tema apasionante que nos va a llevar de sur a norte,desde Sevilla a Barcelona, para hablar de todos los elementos simbólicos escondidos en las fachadas de los edificios, de la mano de Federico Padial, Jose Manuel García Bautista y Carlos Mesa. “No hay secreto mejor guardado que aquel que está a la vista”. En “Voces del Misterio”, SFC Radio, 91.6 fm.

https://www.ivoox.com/voces-del-misterio-n-614-simbologia-oculta-en-las-audios-mp3_rf_27873851_1.html

Resultado de imagen de simbologia barcelona

Esta fue la última cena de Ötzi, el misterioso Hombre de los Hielos

Varios expertos han llevado a cabo un análisis de la momia humana mejor conservada por medios naturales, con los que lograron saber en qué se basaba su alimentación

Foto: Este sería el aspecto real de Otzi. (CC)
Este sería el aspecto real de Otzi. (CC)
AUTOR: RUBÉN RODRÍGUEZ / El Confidencial

El 19 de septiembre de 1991, el matrimonio formado por los alpinistas alemanes Helmut y Erika Simon encontraban un cadáver en los Alpes de Ötztal, en la frontera de Austria e Italia. Asustados, llamaron a las autoridades para que investigarán qué había sucedido, pero lo que no sabían es que acababan de encontrar oro: se trataba de la momia humana natural más antigua de Europa, una joya que a día de hoy sigue dándonos claves de cómo se vivía en la Edad del Cobre.

Llamada cariñosamente Ötzi -por su lugar de descubrimiento-, desde hace 27 años, esta momia ha sido expuesta a toda una batería de estudios para tratar de saber todo lo posible sobre él. Ahora, el último trabajo que se ha llevado está enfocado, ni más ni menos, que a saber exactamente de qué se alimentaban los seres humanos hace 5.000 años. Y, tras un duro trabajo, los científicos del Instituto de investigación para el Estudio de Momias del Eurac han conseguido resultados.

Después de descubrir cómo vestía, a qué se dedicaba o por qué murió, los científicos han conseguido determinar cómo se alimentaba Ötzi. Según explicó Frand Maixner, principal responsable de un estudio publicado en ‘Current Biology’, el conocido como el Hombre de los Hielos se dio un último festín de carne, además de destacar especialmente el alto contenido en grasa animal con el que contaba en su estómago, un órgano especialmente bien conservado hasta ahora.

Según los análisis realizados, su última comida fue a base de carne de íbice, cabra, ciervo rojo, un cereal denominado escanda y un tipo de helecho que, a la postre, ha resultado ser tóxico. Los expertos confirmaron que no esperaban encontrarse con una dieta tan grasa en alguien con más de 5.000 años de antigüedad, aunque aseguran que tiene toda la lógica, dado el lugar en el que vivía y su necesidad de tener que resistir al frío extremo que golpeaba a los Alpes.

Los análisis confirman que la carne que Ötzi consumió era en algunos casos fresca, mientras que en otros se había esperado a que se secase convenientemente. Pero lo que más dudas ha generado el consumo del helecho tóxico, sobre lo que existen varias teorías: la más plausible, que los parásitos que se han encontrado en su intestino confirmaran que sufría problemas intestinales y fuera un remedio natural para tratar de recuperarse, por lo que lo habría ingerido voluntariamente.

Sin embargo, también se ha planteado la opción de que este tipo de planta fuera consumido para purgarse, tal y como siguen haciendo algunos animales a día de hoy, o incluso que simplemente sirvieran para envolver algunos alimentos y que, al comerlos, lo hubiera consumido por accidente. Sin embargo, lo que está claro para los científicos es que “el Hombre de los Hielos sabía perfectamente que la grasa es una gran fuente de energía“, en opinión del Eurac.

Un trabajo nada sencillo

La labor para poder descubrir qué tipo de alimentos se ingerían hace 5.000 años no ha sido nada sencilla, pues en un primer momento, los expertos fueron incapaces de localizar el estómago. No sería hasta la realización de un tomografía computerizada cuando descubrirían que el órgano había ascendido varias decenas centímetros dentro del cuerpo humano, algo que había tenido lugar por el propio proceso de momificación, que había hecho que se desplazara de lugar.

Para la realización de este análisis, los expertos del Eurac han compaginado las pruebas realizadas a través de microscopio con varias técnicas moleculares de última generación y, a través de ellas, han conseguido saber cuál fue la última comida de Ötzi. Hace 5.000 años, el ser humano sabía muy bien lo que se hacía y cómo debía de alimentarse lo mejor posible dados los medios con los que contaba. A día de hoy, el Hombre de los Hielos sigue revelando todo tipo de misterios.

La venganza de Moctezuma: la escatológica amenaza que casi acaba con los españoles

Reencarnación tras reencarnación, el emperador azteca se ha dedicado a dar la “brasa” con una curiosa venganza que afecta a toda la comunidad blanca

Foto: Todavía no sabían lo que les esperaba... (Wikimedia Commons)
Todavía no sabían lo que les esperaba… (Wikimedia Commons)
AUTOR: ÁLVARO VAN DEN BRULE/El Confidencial

Estaba el venerable Moctezuma en lo alto de su espectacular palacio en Tenochtitlan –la horizontal y espectacular ciudad palafito construida sobre el lago Texcoco–, cuando al parecer, inducido por Hernán Cortes para calmar a un enojado populacho alterado ante las exigencias del nuevo orden impuesto por los conquistadores, recibió una imponente pedrada tamaño ‘king size’ que le hizo perder pie y dar con su osamenta en el crudo pavimento. De tal guisa quedó el interfecto que la inicial sorpresa general de estupor se tradujo en pavor e indignación y la turbamulta, enardecida ante el fatal desenlace, se sublevó contra los españoles armándose un bochinche incontrolable.

Aún hoy, no se sabe si el atribulado rey emperador azteca fue pasto de un atinado pepinazo atribuido a un fino tirador guipuzcoano inserto entre la tropa española (la hipótesis de Salazar) o en su defecto, fue privado de su gravedad por una piedra lanzada a mano por un súbdito cabreado por tanta concesión. Díaz del Castillo, el cronista de los relatos de Cortes, da la versión del fraile de la Merced que a la sazón lo acompañaba, en la cual se dice que el mandatario mexica se habría provocado un suicidio asistido con una sustancia que le habría paralizado sus funciones vitales. Es una hipótesis sin mas.

El mito tiene su origen en una presunta barbacoa a la que fueron invitados de buen grado los españoles

Lo cierto e inapelable es que el joven rey emperador pasó a mejor vida, e inició la leyenda que ha perdurado como la “Venganza de Moctezuma”. El caso es que, al parecer, Moctezuma no pudo canalizar su cabreo contra los españoles por la cosa del rigor mortis, y reencarnación tras reencarnación se ha dedicado a dar la “brasa” con una curiosa venganza que afecta a toda la comunidad llamada “racialmente” blanca.

Adiós al halo de divinidad

Esto es, al margen de los análisis que pudiera merecer a las partes el hecho colonizador y las consecuencias que se derivaron de aquella cruenta guerra de conquista –el prestigioso doctor en filosofía, Juan Gutiérrez, ex profesor de esta mágica disciplina en la universidad de Hamburgo, con su llaneza habitual y su ponderado y ecuánime juicio de las cosas telúricas, dice (sic) que el poder es muy cabrón– , Moctezuma, el malhadado emperador azteca, desde el lugar donde está ubicado en su presencia invisible, allá donde el tiempo no tiene edad, se revuelve de vez en cuando y con su espada flamígera, genera severos disturbios intestinales a aquellos que osan probar la excelente gastronomía mejicana sin tomar algunas precauciones.

Se trata de una expresión popular que hace alusión a las manifestaciones diarreicas del viajero, causadas por la falta de acondicionamiento

La escatológica leyenda tiene su origen en una presunta barbacoa a la que fueron invitados de buen grado los españoles, y que, sin malas intenciones por parte de los antiguos mexicas, derivó en una fuga masiva a los arbustos más próximos. Está claro que las especies locales fueron el detonante de aquella precipitada retirada que se tradujo finalmente en una incontenible cagalera; lo cual redujo el halo de divinidad que presidia a los españoles de aquel entonces ante tan humillante derrota.

Retrato de Moctezuma Xocoyotzin. (Wikimedia Commons)
Retrato de Moctezuma Xocoyotzin. (Wikimedia Commons)

En otras palabras, la “Venganza de Moctezuma” no deja de ser una expresión popular que hace alusión a las manifestaciones diarreicas del viajero, causadas por la falta de acondicionamiento del sistema inmunológico y en el quizás pudiera tener una relativa influencia una manipulación inadecuada de los alimentos. Esto último, de manera puntual.

Derrotados por una barbacoa

Una de las versiones que más incidencia ha tenido –al menos en el ámbito científico–, es aquella que enuncia la carencia de la vitamina B3 (niacina) en el temprano tratamiento del maíz durante su procesamiento. Al parecer, los primeros españoles que hollaron Centroamérica daban el mismo tratamiento en la elaboración para consumo al trigo y al maíz, prescindiendo el proceso de nixtamalizacion.

Al menos, los campesinos se divirtieron un rato viendo corretear a los españoles de aquí para allá aligerando toxinas

La nixtamalización es un proceso a través del cual se realiza la cocción del maíz con agua y un corte de cal, de la que se deriva el nixtamal que, tras ser molido, da origen a la harina con la que se confeccionan los famosos tamales. Se utilizan 15 gramos de cal por cada medio kilo de maíz. Posteriormente, se hierve la mezcla durante 15 minutos y se pone a reposar durante un par de horas al sol; tras esta operación, el maíz se lava bien con agua fría.

Los estómagos españoles no estaban preparados. (iStock)
Los estómagos españoles no estaban preparados. (iStock)

Bueno, pues esta acepción interpretable de lo acontecido por aquel entonces daba como resultado unos malestares que concluían con el afectado en posición genuflexa, frecuentemente durante varios días, pasándolas canutas ante la invasión ácida sobrevenida y por la insistencia de la cagalera por pasar siempre por el mismo sitio. Pero bueno, para ello estaba el limón, secreto que tardaron en trasmitir a los españoles por razones obvias.

El maíz, culpable

El caso es que la sustracción de este proceso aparentemente tan elemental generaba en los españoles unos disturbios gastrointestinales que no eran pecata minuta. A la postre, los campesinos que producían el maíz –y que ya no eran propietarios del mismo–, tuvieron que tragar con el no-tratamiento adecuado del cereal y envainársela. Al menos se divertían un rato viendo corretear a los españoles de aquí para allá aligerando toxinas.

Tal vez Moctezuma no fuera tan implacable con su venganza, pues en el siglo XVI los españoles, y en el XVII en toda Europa, la humanidad comenzaría una nueva revolución agrícola con la prolífica ingesta del maíz; eso si, tratado correctamente.

Una de las mayores meteduras de pata de la historia de España

Un otoño plomizo de 1522, el Conde de Egmont nacía en medio de una notable noche de pertinaz lluvia. Su manera de pensar y de soñar le hacían merecedor de un destino mejor

Foto: Lamoral Egmont.
Lamoral Egmont.
AUTOR: ÁLVARO VAN DEN BRULE/El Confidencial

En 1568, era verano en las ensangrentadas tierras de Flandes, y en el mercado de caballos de Bruselas se iba a consumar una de las mayores y más absurdas tragedias evitables de la historia moderna.

Un enorme verdugo de colosal porte, descargaría con toda su fuerza, pero sin pasión alguna, un hacha de doble filo contra el entregado cuello de uno de los nobles más idealizados y probablemente injustamente ejecutados en aquel periodo oscuro donde la dinastía Habsburgo consolidaba su incontestable poder entre una miríada de potencias que pretendían serlo.

Nadie quería la muerte de aquel hombre que en una cuestionada decisión, que traería como consecuencia a la postre una larga y costosa guerra de desgaste para los Reinos de España, moriría en un cadalso rodeado de fervorosos y silenciosos admiradores. El sepulcral silencio que precedió a la ejecución, así como el momento fugaz en que la muerte cayó sobre aquel cuerpo vencido ante tan deshonroso final, no tienen posible narración.

Creado a imagen y semejanza de sus lecturas de novelas de caballería, era el héroe de sí mismo y más tarde de todo un pueblo

Las lagrimas del respetable, los sollozos de las mujeres, el gentío enmudecido, la potencia psicológica de una enorme masa de arcabuces, lanzas y ballestas amparadas por las tropas del Gran Duque de Alba, daban una lectura de humillación e impotencia a los congregados. Es probable que aquella puesta en escena sonara a escarmiento público, pero, era un hombre que había combatido por y para una España emergente y se merecía otro final más digno.

Un otoño plomizo de 1522, el Conde de Egmont nacía en medio de una notable noche de pertinaz lluvia. Su manera de pensar y de soñar, de sentir y seguir el curso de la vida lo transportaban a épocas donde los altos idealesparecían acunados por las brisas en aquellas altas torres del homenaje donde estaban situados los estandartes mecidos al viento.

Un genio que apostaba a la inmortalidad

Lamoral Egmont sirvió en los ejércitos de Carlos I y posteriormente en los de Felipe II. Creado a imagen y semejanza de sus lecturas de novelas de caballería en batallas idealizadas hasta el extremo, era el héroe de sí mismo y más tarde de todo un pueblo –el flamenco–, que lo convertiría en un icono y un mito imperecedero. El estruendo de la pólvora y los disparos de arcabucería, los ataques al galope de inmensas masas de caballería y el griterío organizado en torno a la omnipresente muerte instalada en los predios aledaños a los campos de batalla, se instalaron en su ideario de vida en los tiempos en que las actuales Bélgica y Holanda debatían su identidad religiosa y nacional.

En la batalla de las Gravelinas, allá por el año de 1558, el Conde de Egmont vencería a Francia con una audaz táctica no exenta de riesgos. Una decisión muy alejada de la lógica formal y más propia de un genio apostando a la inmortalidad, en una acción ajena a los criterios más exactos de un uniformado acostumbrado a una toma de decisiones más acorde con la racionalidad, impulsó a Egmont a abandonar los bagajes e impedimenta que lastraban la velocidad de respuesta de su ejército, para así, poder cortar a tiempo la retirada de los franceses. Una disciplinada infantería española daría uno de sus mejores recitales militares jamás vistos.

Emanuel Filiberto de Saboya.
Emanuel Filiberto de Saboya.

La victoria de las Gravelinas supuso enormes recompensas al Conde de Egmont. Una temeraria estrategia más propia de un héroe crepuscular escapado de unos versos de Homero, añadida a su capacidad de rehacerse en medio de una batalla extremadamente confusa, le otorgaría una fama imperecedera. Además, la gratitud del Rey le colmaría de parabienes. Sin embargo, Felipe II en primera instancia y para no desmerecer a su mando natural, reprendería al flamenco duramente tras haber entablado combate sin consentimiento del mando superior, el Duque de Saboya.

De haberse perdido la batalla, es más que probable que se hubiera perdido Flandes. Sin embargo, la estratagema de Egmont cambiaría rotundamente el curso de la guerra. Por ello, Enrique II de Francia en una situación de “zugzwang” (término técnico del ajedrez para denominar una situación en la que todas las jugadas del bando al que le toca mover pieza son perdedoras) ofrecería un acuerdo de manga ancha a los españoles en la Paz de Cateau-Cambrésis.

La brillante locura de Egmont había cambiado el curso de la guerra y el Rey Enrique II de Francia ofreció un generoso acuerdo a los españoles

Si se mueve, es hereje

Felipe II, el rey emperador, recompensó a Egmont con el cargo de estatúder(gobernador general) de Flandes en el año 1559, lo que le confirió un poder más que notable en un país sentado en una carreta llena de nitroglicerina.

Tanto Egmont como Montmorency, Conde de Horn, reclamaban quitar hierro al tema de las guerras de religión- eran más prácticos y visionarios que el católico español – y bajar al terreno de las realidades cotidianas. Sin alcanzar la radicalidad de Guillermo de Orange, el tercer noble levantisco en el contencioso flamenco; todos ellos se oponían a la implantación de la Santa Inquisición en los Países Bajos, tema nada baladí, por el terror que generaba en una población tendente al libre pensamiento, cono la historia ha demostrado sobradamente a posteriori. El purpurado Cardenal Granvela, era el máximo instigador de esta drástica medida que tenía aterrorizada a la población de los territorios al norte de Francia.

Todo fue en vano. Para el rey español, todo lo que se movía era objeto de herejía

El caso es que Egmont viajó a España en representación de la nobleza flamenca para explicarse. Felipe II fingió escuchar sus peticiones, pero con la cerrada idea poco oxigenada de darle largas mientras ganaba tiempo para sus preparatorias militares

Fernando Álvarez de Toledo, III Duque de Alba, por Antonio Moro.
Fernando Álvarez de Toledo, III Duque de Alba, por Antonio Moro.

Cuando regresó regreso a Flandes, el noble flamenco vendió las negociaciones con el Rey español como beneficiosas para la causa. Pero todo fue en vano. Para el rey español, todo lo que se movía era objeto de herejía.

Una decisión trágica

Hacia 1567, el Duque de Alba, al frente de un gran ejército, se dirigía a los Países Bajos con instrucciones muy precisas y la clara orden de ejecutar a todos los más destacados de la rebelión. Mientras Guillermo de Orange se daba a la fuga ante la muy intuitiva percepción de que su cuello podía ser desmochado por los iracundos españoles al servicio del Alba, los condes de Egmont y Horn no barruntaban temor alguno.

El 9 de septiembre del año del Señor que siempre está de perfil, era 1567, Alba, un aparente e intachable caballero, invitó a Egmont y Horn a un prolijo y abundante cenáculo, en el que el capitán español Sancho Dávila detendría a los dos nobles disidentes.

Margarita de Austria, a la sazón gobernadora de Flandes, que aún ostentaba el título de Gobernadora de Flandes, protestaría solemne y airadamente al entender que los detenidos eran inocentes de cualquier cargo, por lo que dimitiría con un cabreo sobredimensionado ante tamaño atropello. Aceptada su dimisión, quedaba vía libre para que el Duque de Alba pudiera ejecutar la posterior carnicería, muy en contra de su estilo de militar de elevados principios.

El historiador Henry Kamen, asegura que hombres próximos al Duque de Alba, advirtieron al noble flamenco antes de ser apresado de lo que iba a acontecer.

Una de las pruebas que maneja Kamen sobre el pensamiento del Duque de Alba sobre este suceso, es el de la solicitud de protección y dádivas para la condesa de Egmont dada su precaria situación. El propio Duque deja a las claras, que a ejecución de Lamoral Egmont fue una decisión trágica que traería consecuencias trascendentales y funestas.

Los ánimos de la población enardecida, incluso los de los más moderados, se radicalizaron en extremo, y el descredito de la diplomacia española fue más que patente. El noble católico no era ni de lejos un traidor, y mucho menos, un hereje.

Para entonces, el Conde de Egmont ya era un mártir a la vez que volaba en la memoria de los justos y en la nómina de los grandes errores de la historia.

Voces del Misterio nº.614: SIMBOLOGÍA OCULTA EN LAS CIUDADES

Ir a descargar

PULSA PLAY para escuchar y/o descargar el programa

“Voces del Misterio” nº.614 en el que hablamos de SIMBOLOGÍA OCULTA EN CIUDADES, un tema apasionante que nos va a llevar de sur a norte,desde Sevilla a Barcelona, para hablar de todos los elementos simbólicos escondidos en las fachadas de los edificios, de la mano de Federico Padial, Jose Manuel García Bautista y Carlos Mesa. “No hay secreto mejor guardado que aquel que está a la vista”. En “Voces del Misterio”, SFC Radio, 91.6 fm.

https://www.ivoox.com/voces-del-misterio-n-614-simbologia-oculta-en-las-audios-mp3_rf_27873851_1.html

Resultado de imagen de simbologia barcelona

Rutas paranormales y misteriosas del 14 al 18 de agosto: Desde los secretos de la Catedral hasta las casas encantadas de Sevilla

👻👺RUTAS MISTERIOSAS de Verano en agosto:

👹👻14 agosto (martes): Ruta SECRETOS Y MISTERIOS DE LA CATEDRAL DE SEVILLA, 21:30 h. Puerta del Nacimiento (San Miguel) en Avda. de la Constitución (por donde entran los pasos en Semana Santa). 7,5 euritos. Organiza RUTAS DE MISTERIO.

😱👣16 agosto (jueves): Ruta MIEDO EN SEVILLA. 21:30 h. Arquillo del Ayuntamiento de Sevilla. Organiza RUTAS DE MISTERIO.

👹👻17 agosto (viernes): Ruta SEVILLA PARANORMAL, 22:00 h. Puerta del Ayuntamiento de Sevilla. 10 euritos. Organiza NATURANDA.

😱👣18 agosto (sábado): Ruta SEVILLA PARANORMAL 3, MISTERIOS DEL BARRIO DE SANTA CRUZ, 21:00 h. Puerta del Palacio Arzobispal en Plaza Virgen de los Reyes. Organiza NATURANDA.

👻👺18 agosto (sábado): 💀Ruta SEVILLA SOBRE NATURAL. 23:00 h. Bajo la estatua del Rey San Fernando en la Plaza Nueva.. 8 euritos 💀 Organiza MOLARTE.

🧟‍♂👻Lo pasareis de miedo!. Guía: Jose Manuel García Bautista.

🙏🏻CONFIRMAD ASISTENCIA con un Whatsapp a este número ( 653775172 ) 👻El mejor plan para las noches de agosto.