Rutas paranormales y misteriosas del 22 al 25 de agosto: Desde los secretos de Sevilla asta las casas encantadas de nuestra ciudad

👻👺RUTAS MISTERIOSAS de Verano en agosto:

👹👻22 agosto (miércoles): Ruta LEYENDAS Y ENIGMAS DE SEVILLA, 21:30 h. Puerta del Ayuntamiento de Sevilla en Plaza Nueva. 7,5 euritos. Organiza RUTAS DE MISTERIO.

👻🧟‍23 agosto (jueves): Ruta MISTERIOS EN EL BARRIO DE LOS TEMPLARIOS, 21:30 h. Puerta de la Universidad de Sevilla en Calle San Fernando. 7,5 euritos. Organiza RUTAS DE MISTERIO.

😱👣24 agosto (viernes): Ruta SEVILLA PARANORMAL, 22:00 h. Puerta del Ayuntamiento de Sevilla. 10 euritos. Organiza NATURANDA.

👹👻24 agosto (sábado): Ruta SEVILLA PARANORMAL 3, MISTERIOS DEL BARRIO DE SANTA CRUZ, 21:00 h. Puerta del Palacio Arzobispal en Plaza Virgen de los Reyes. Organiza NATURANDA.

👻👺25 agosto (sábado): 💀Ruta ALAMEDA OCULTA. 23:00 h. Bajo las columnas de la Alameda de Hércules en la parte que da a la Comisaría en el entorno de C/Calatrava. 8 euritos 💀 Organiza MOLARTE.

🧟‍♂👻Lo pasareis de miedo!. Guía: Jose Manuel García Bautista.

🙏🏻CONFIRMAD ASISTENCIA con un Whatsapp a este número ( 653775172 ) 👻El mejor plan para las noches de agosto.

Sevilla sobrenatural

Hace unos años que surgió una idea que estaría llamada a revolucionar el mundo del misterio en Sevilla, la idea era simple y compleja a la vez: se trataba de hacer un libro que hablara de los misterios de la ciudad…

  • Sevilla sobrenatural

Hace unos años que surgió una idea que estaría llamada a revolucionar el mundo del misterio en Sevilla, la idea era simple y compleja a la vez: se trataba de hacer un libro que hablara de los misterios de la ciudad, pero no al estilo de otras obras que narraban las leyendas de una ciudad eterna como la vieja Híspalis. No, se trataba de una obra que sólo pudiera haber sido escrita por aquel que investigó los casos, por aquel que se atrevió a entrar en sitios encantados, en lugares demoníacos donde lo imposible se aparece, donde se manifiesta. Una obra de investigador, de periodista, pero de algo tan extraño como lo paranormal. Y aquella obra debía tener varias vertientes, desde los casos más extremos del mundo del misterio a lo más simbólico y esotérico, una obra que enseñara la Sevilla más oculta, la más desconocida, la más ignorada. Así fue como nació la “Guía Secreta de Sevilla” un libro que marcó una importante etapa en la ciudad para todos los amantes del misterio, una aventura literaria en la que nos embarcamos tanto mi compañero Jordi Fernández cómo yo cubriendo aquellos apartados en los que cada uno estaba especializado.

¿Se atreve a sentir el miedo de lo paranormal? ¿Se atreve a conocer los casos más inquietantes de la Sevilla más sobrenatural? ¿Se atreve a vivir las experiencias más extremas? Si es así comenzamos un viaje imposible por las más sorprendentes historias de la Sevilla más misteriosa.

Fenómenos extraños y fantasmas en un viejo templo sevillano

Sevilla es una ciudad, cómo todas las de nuestro territorio nacional, rica en monumentos, Arte, Historia y leyendas. Una de ellas nos va a llevar a conocer la historia paranormal que se produce en una de sus iglesias, una iglesia donde se manifiesta lo imposible.

El investigador Miguel Ángel Paredes me habló de sus sucesos que se daban en su interior: «hace unos meses me encontraba realizando una investigación contigo y recibí una llamada de otro buen amigo diciéndome que si me podía acercar a dónde él estaba ya que quería darme una cosa y que charláramos». Así comienza la historia de esta investigación.

Hasta la iglesia fuimos y nos encontramos con ese amigo que me le había llamado, los encontramos en plena celebración de una cruz de mayo; entablamos una pequeña conversación y nos pidió si le podíamos acompañar. Junto a él nos llevó a una parte de las dependencias de la hermandad en la iglesia, allí el hermano mayor y el propio párroco nos sorprendería con su relato a la vez que nos pidió mantener en el anonimato la ubicación y nombre del templo.

En el interior de la iglesia destacaba el fresco que hacía en contraposición con el calor reinante en la calle, todo se mantenía en la penumbra hasta que nuestro contacto encendió unas pequeñas luces que se encontraban en el altar mayor. Nos pidió que esperásemos un momento allí pues «iba a recoger lo que le tenía que dar a Miguel Ángel» y estando en penumbra en el interior de la iglesia vimos como una sombra se paseaba por ella, nos sorprendió un poco y al regresar se le preguntó si había alguna otra persona en la iglesia: «estamos solos», fue su sorprendente respuesta.

No pasó mucho tiempo cuando llegaron el hermano mayor de la hermandad y el párroco confirmando que allí no había nadie y que «esa sombra la veían ellos constantemente», añadiendo «se ve una sombra deambular por la iglesia con frecuencia». Miramos al párroco que afirmó lo que nuestro testigo decía de forma tajante y con naturalidad, como si estuvieran acostumbrado a ella.

La sorpresa llegó cuando el hermano mayor, sabiendo que veníamos de una investigación, nos pidió que realizáramos algunas pruebas en la iglesia. Para ello sacamos de la mochila una serie de aparatos tales cómo grabadoras, «Spirit Box», Ovilus III, medidor de temperaturas y de campos electromagnéticos. Fue cuando se detectó unos picos anormales en la temperatura de la iglesia.

Estando los cinco en el altar empezamos a realizar una ronda de preguntas que nos dejaban sorprendidos pues las respuestas psicofónicas eran evidentes. Quizás la experiencia más notable la vivió Miguel Ángel junto a su amigo: «de buenas a primeras escuchamos, por la zona del coro, cánticos y risas de niños, pensamos que podían ser de la calle pero al ir a comprobarlo vimos que no y cuando entramos de nuevo a la iglesia volvieron a sonar esos cánticos y risas acompañadas, esta vez, de pasos como si corrieran en grupo».

El párroco no confesó que «la sombra que deambulaba por la iglesia la había visto mucha gente y se dice que es la de un monje que se quitó la vida en la iglesia». Respecto a los niños el párroco se quedó sorprendido «yo había escuchado esos sonidos de niños pero siempre había pensado que podían ser de la calle ya que normalmente hay niños jugando a la pelota por allí pero a esas horas de la noche no podía ser».

Muchas preguntas quedan en el aire: ¿Es cierta la historia del monje suicida? ¿Cuál fue la razón por la que optó por tan trágica decisión? ¿Qué hacen esas almas de niños en el interior de la iglesia? ¿Qué motivo las ata a su interior y que nos quieren decir?

La investigación sigue abierta ya que siguen sucediendo fenómenos en su interior y quizás, en breve, tengamos respuesta.

Terror en el Sanatorio de los Muertos

Por muchos años que un investigador de lo inexplicable lleve en este mundo de la investigación, siempre hay un momento para el asombro, para la sorpresa, para vivir lo paranormal o, simplemente, lo desconocido.

Fue una noche intensa de investigación, una noche en la que -en una experiencia única- se invitó a una serie de amigos y curiosos del misterio a acompañarnos a un edificio encantado. En concreto el lugar elegido para la experiencia fue el denominado Hospital o Sanatorio de los Muertos. Un lugar que era el Complejo Hospitalario de San Pablo y que dejó de funcionar como tal en la década de los 70 del pasado siglo XX. Hoy día el tiempo ha tomado posesión de aquel lugar y sólo es una sombra de lo que fue.

Es curioso porque en una noche de investigación sin precedentes comenzó una experiencia diferente. Repartidos por diferentes edificios los testigos comenzaron a vivir fenómenos difíciles de explicar.

Nuestra primera testigo, Fátima, en el Hospital, comenzó a sentir como algo los rodeaba, los envolvía, como algo los tocaba, un algo invisible, incómodo, pesado, tenso, y como una acompañante se comenzó a sentir mal. Decidieron abandonar el lugar y justo cuando salían un siseo comenzó a llamarlos de forma insistente, como aquel que reclama su atención porque no quieren que se vayan.

Miguel es otro de nuestros testigos que nos llamó al estar viendo en un ala psiquiátrica/urgencias una sombra -o silueta- que se paseaba por la zona alta. Al llamarnos acudimos y comprobamos como, efectivamente, algo o alguien estaba allí. Un equipo se desplazó al lugar y constató como allí no había nadie mientras en uno de los pasillos escuchaban una voz audible de origen desconocido (psicofonía audible, a grandes rasgos) que al decir ellos en voz alta «¿Quién hay aquí?» contestó «nadie».

Nuestro siguiente testigo es Juan que sintió como en uno de los pabellones sentía como algo le tocaba y sentía ese contacto frío en sus brazos a la vez que se emplazaba en el mismo sitio donde una silla de ruedas se escucha rechinar. Pero la experiencia más fuerte la tuvo Curro, un chico que mientras preguntaba en sesión psicofónica era cogido por el cuello y, sin violencia, una mano invisible comenzaba a ahogarlo.

Un compañero llevaba consigo la popular ‘Spirit Box’, una máquina de apoyo -solo- de la que hemos hablado en este mismo medio y que permite una «interactuación psicofónica». Estando en una zona donde se encontró asesinada a una prostituta comenzó la máquina a decir: «ven», «por aquí», mientras guiaba sus pasos junto a la de sus acompañantes. «Bajad», «aquí», entonces aquella máquina comenzó a decir «soy yo», «muerta», «David» a la vez que eran acompañados por raps y luces extrañas. Una noche compleja, difícil.

Otras personas, como Ana Garrido o Leo Baisón igualmente han tenido un buen número de experiencias en su interior, desde escuchar sonidos extraños hasta poder visualizar voces y ruidos extrañas, incluso ver sombras deambular en edificios del recinto. Historias en el que se narra como una prostituta fue asesinada en su interior o una niña llamada Clara, que murió en su interior, serían algunas de las presencias que se afirman moran en su interior.

A veces el investigador se encuentra con lo imposible, con lo no esperado… Para finalizar aquella silueta volvió a manifestarse frente a nosotros sin que fuera provocado por nadie.

¿Qué sucedió en esta noche de investigación? Posiblemente las manifestaciones espectrales que habitan en el Hospital o Sanatorio de los Muertos.

Un clásico: Misterio en el Centro Andaluz de Teatro

Frente a la Iglesia de Santa Marina, en las antiguas dependencias del Centro Andaluz de Teatro (CAT), un recinto, que antes perteneció al conjunto Convento-Hospicio de San Luis. Y lo traemos a estas páginas por qué en su interior, en sus dependencias también se han registrado hechos paranormales o cuando menos extraños. Alumnos, profesores y cuerpo de apoyo de esta institución, cuando estaba dedicada a la producción de montajes teatrales en otros, han oído ruidos extraños, han visto luces y cuerpos luminosos moverse por el recinto, alaridos y extrañas apariciones y desapariciones de objetos ante los alucinados ojos de los vigilantes nocturnos. En concreto, las zonas de más frenética actividad paranormal se registran en un pasillo en forma de “L” de unos doce metros de largo en el cual existe una entrada en forma de saliente a la cripta cerrada por una vieja puerta de madera franqueada por una sólida verja férrica.

La segunda zona caliente se ubica en los pasadizos existentes entre las taquillas o vestuarios que se comunicaban con el patio o aula de interpretación. En esta zona también se pudieron ver extrañas formas luminosas y lastimeros quejidos sin origen definido ya que en el lugar no había nadie excepto el efectivo del cuerpo de seguridad. Suelen ser de noche, les acompaña una sensación de frío…

Entre el patio de la cafetería hacía la zona de vestuarios, al fondo del pasillo, puede verse una especie de humo que avanza , una neblina evanescente que va tomando la definición y las características de un ser humano… Una aparición que mora y vaga por los muros y pasillos del viejo edificio.

El último foco conflictivo está una habitación que fue transformada en una pequeña capilla y que es utilizada para los montajes de pantomima. Su emplazamiento es famoso por los extraños ruidos que allí se producen, se da la circunstancia de que el lugar se halla decorado con cráneos y huesos humanos -reales o ficticios-.

Vigilantes de seguridad y familiares comentaban sus experiencias vividas en el CAT, allí se escuchan nítidamente ruidos extraños, quejidos lastimeros, llantos, fríos repentinos, risas… bajar a la cripta es lo peor, cada vez que se abre la puerta un quejido te hiela la sangre. ¿Sugestión? No lo sabemos pero si tiene la oportunidad de entrar en el edificio y bajar le aconsejamos vivir esa experiencia…

Contar una historia de fantasmas siempre es a los ojos del aficionado de estos temas un hecho insólito y muchas veces, demasiadas, no deja de ser un acontecimiento casi increíble…siempre y cuando no le suceda a uno mismo…

Quizás por ello sea tan apasionante la estética de este tipo de relatos y, quizás por ello, sea tan apasionante desvelar los secretos mejor guardados, arrancados casi, de estos edificios que tienen una particular historia que contar.

La Sevilla Sobrenatural tiene muchas sorpresas que dar al lector que quiera dar un paso más, sólo es cuestión de comenzar, sólo es cuestión de repasar aquellos casos que más le han impactado, de guardar en la memoria, de ir a ese lugar abandonado donde dicen que hay fantasmas y comenzar a escribir las primeras páginas de libro de bitácora vital de cada uno. Así comienzan las grandes Historias de lo imposible, de lo extraño, de la Sevilla Sobrenatural.

Ruta LEYENDAS DE SEVILLA, miércoles 22 de agosto, 21:30 h.

LEYENDAS DE SEVILLA

No te pierdas esta ruta donde conocerás las más bellas y hermosas historias de Sevilla, a caballo entre la leyenda y la realidad donde a cada vuelta de esquina te llevarás una sorpresa. LEYENDAS DE SEVILLA con Jose Manuel García Bautista. Apto para todos los públicos y muy interesante.

Sevilla es una de las ciudades españolas y europeas más cargadas de Historia. Así pues, la capital andaluza es sumamente rica en leyendas y tradiciones que se remontan a tiempos muy remotos. Por ejemplo, ¿fundó el fenicio Merkalt –Hércules- la ciudad? ¿Cual fue la historia de las mártires cristianas Santa Justa y Rufina? ¿Qué enigmas encierra a los ojos del profano la Catedral de Sevilla?¿Murió Don Rodrigo en la batalla de Guadalete? ¿Cual es la historia de la bella Susona? ¿Que misterios encierra el Barrio de Santa Cruz? ¿Qué es el hombre de piedra?¿Cual es la simbología oculta en la fachada del ayuntamiento de Sevilla?¿Desde donde parte la ruta Jacobea desde Sevilla?¿Como salvó Abenamar a Sevilla jugando al ajedrez?¿Ganó Rodrigo Díaz de Vivar el apodo de “El Cid” ganando Sevilla?¿Por qué se llama la calle Sierpes de esta forma?¿Cual fue la matanza de la Judería sevillana?¿Qué fue de la Sevilla de la Inquisión? Todas estas y muchas más preguntas tendrán respuesta en una ruta luminosa, una ruta diferente, una ruta de leyenda… “LEYENDAS DE SEVILLA”…¿Te la vas a perder? ALTAMENTE ENTRETENIDA Y CULTURAL.

EVENTO EN FACEBOOK

Organiza: Rutas de Misterio
Punto de encuentro: Puerta del Ayuntamiento de Sevilla en Plaza Nueva.
Hora: 21:30 h.
Duración: 100 minutos (aprox.).
Precio: 7,5 €/personas (niños 5 euros).
Contacto: www.rutasdemisterio.es
653 77 51 72 o Whatsapp.
Guiará la ruta: José Manuel García Bautista.

Voces del Misterio nº.614: SIMBOLOGÍA OCULTA EN LAS CIUDADES

Ir a descargar

PULSA PLAY para escuchar y/o descargar el programa

“Voces del Misterio” nº.614 en el que hablamos de SIMBOLOGÍA OCULTA EN CIUDADES, un tema apasionante que nos va a llevar de sur a norte,desde Sevilla a Barcelona, para hablar de todos los elementos simbólicos escondidos en las fachadas de los edificios, de la mano de Federico Padial, Jose Manuel García Bautista y Carlos Mesa. “No hay secreto mejor guardado que aquel que está a la vista”. En “Voces del Misterio”, SFC Radio, 91.6 fm.

https://www.ivoox.com/voces-del-misterio-n-614-simbologia-oculta-en-las-audios-mp3_rf_27873851_1.html

Resultado de imagen de simbologia barcelona

Una historia sobre una de las grandes gestas españolas no ejecutada a su debido tiempo

Los protestantes pataleaban y protestaban a base de bien. Esa intransigencia costó a España y a la cristiandad durante siglos un precio muy alto en vidas humanas

Foto: La batalla entre la armada española y la flota inglesa en agosto de 1588.
La batalla entre la armada española y la flota inglesa en agosto de 1588.
AUTOR: ÁLVARO VAN DEN BRULE / El Confidencial

–Colgamos a los ladrones de poca monta, pero a los grandes ladrones los elegimos para cargos públicos.

Esopo (500 a.C)

En el camarote de oficiales, a popa, dos marinos con tablas sobradas y destetados en el mar discutían vehementemente sobre la decisión a tomar. Tenían todavia tres horas de pleamar y un día generoso en luz para consumar lo que habría podido ser la más dura derrota de la marina británica en siglos. La conversación era en euskera y estaba muy subida de tono. En ese momento, entró el comandante de la operación, el Duque de Medina Sidonia, a mediar y, con la decisión última tomada, impuso los galones. Los dos vascos se llevaron las manos a la cabeza; se llamaban Rekalde Oquendo.

Pero el tema venía de lejos. Felipe II en un arrebato de optimismo parecía una ola eufórica a punto de orillar en el mismísimo Támesis a la vera del parlamento inglés, para convertirse en el speaker de moda. Hombre adusto y pulcro, creyente hasta la empuñadura, defensor convencido de una religión poco dada a la autocrítica y la revisión; en la creencia de que obraba de la mejor manera en base a su credo, un buen día de 1586 rompió una lanza en pos de aporrear a los ingleses de manera inmisericorde, pues se estaban poniendo un poco farrucos.

Una potencia emergente, Inglaterra, y otra consolidada, España, lidiarían una guerra de trescientos años de duración

Los ingleses, claro, estaban encantados: les iban a visitar a domicilio y esperaban bien organizados. Dos años se llevaba rumoreando que los Reinos Hispánicos querían leerles la cartilla a los insulares y la flota reunida a tal efecto se estaba quedando apolillada. En tierra, los anglos obviamente se habían armado hasta los dientes y eso no era un buen presagio.

De todos es sabido lo que le ocurrió a la que fuera probablemente la mayor flota jamás armada hasta Normandía.

Las cosas se van a torcer

Los protestantes pataleaban y protestaban a base de bien y con razón. No solo tenían que pagar impuestos por comulgar con ruedas de molino, sino que se les negaba el poder discrepar sobre las zonas erróneas de lo teológico, ni en los detalles más accesorios. Esa intransigencia costó a España y a la cristiandad durante siglos un precio muy alto en vidas humanas, con unas repercusiones económicas desastrosas. Una potencia emergente, Inglaterra, y otra consolidada, España, lidiarían una guerra de trescientos años de duración con ligeros paréntesis de paz que los insulares aprovecharían para desplegar todo su poder corsario y rapiñar a lo grande.

Álvaro de Bazán.
Álvaro de Bazán.

Todo se desenfocó cuando la cuestionable ejemplaridad del Vaticano, salpicada por múltiples escándalos, se quiso imponer a sangre y fuego contra unos pensantes que discrepaban sobre algunos agujeros negros en medio del “corpus” doctrinal de los que se hacían llamar herederos de Cristo: uno de los grandes profetas de la historia de la humanidad, de indudable visión, pero con poca audiencia cualificada.

La historia de la religión católica tiene eso: o estás en una escabechina permanente o dorándote en la parrilla.

Felipe II, además de un buen hombre convencido de sus equivocaciones, era un rey emperador con unos dominios tan vastos que eran inconcebibles, no ya para la comprimida mente humana media de la época, sino para los más esmerados cartógrafos. Inglaterra, aislada literal y poéticamente del continente, estaba sola ante el peligro.

Pero algo presagiaba que las cosas se iban a torcer.

En el estuario del Tajo se habían reunido 134 naves de imponente presencia que infundían sensación de grandeza y poderío

Don Álvaro de Bazán, ilustre no por aristócrata sino por su enorme capacidad como estratega, estaba en el umbral del viaje más largo. Tenía fiebres tifoideas y estaba más delgado que una figura de Giacometti; el gran tránsito estaba al caer. Todo esto sucedía en Lisboa dos años después de que el Gran Rey tomara la decisión más difícil de su vida. El 9 de febrero de un invierno atlántico muy suave y generoso para la época, uno de los más famosos marinos de la historia de España entregaría su alma a lo desconocido cubierto de compresas de laúdano para mitigar los dolores.

En el estuario del Tajo se habían reunido 134 naves de imponente presencia que infundían sensación de grandeza y poderío. Entonces Portugal y los Reinos de España eran cofrades bien avenidos y, lo mejor, ambas coronas se habían fusionado recientemente; había buen rollito.

Pero el Cantábrico les esperaba para cobrarse su tributo con espantosas tormentas.

Todo mal

Los ingleses, en aquel tiempo, todavía no habían impulsado la fantástica marina que tanto prestigio les daría, pero ya apuntaban maneras. Para cuando los españoles consiguieron salir del atasco del Golfo de Vizcaya -las tormentas los habían centrifugado en al menos dos ocasiones-, ya se habían dado de bruces contra la ciudad sureña de Plymouth, rodeada de impresionantes acantilados. Lo cierto es que, mientras se esperaba un ataque por el Canal de la Mancha, nadie podía prever la asombrosa presencia de una flota entera aparecida desde la nada y entrando por la cocina de Inglaterra.

Alonso Pérez de Guzmán, séptimo Duque de Medina Sidonia.
Alonso Pérez de Guzmán, séptimo Duque de Medina Sidonia.

El grueso de la escuadra inglesa (un 60% de su marina de guerra) estaba en puerto con la artillería desmontada o en mantenimiento, y con la marinería erguida a duras penas. El duque de Medina-Sidonia, militar de prestigio indiscutible, había tomado a regañadientes el mando de aquella enorme flota. Las órdenes del rey eran trasladar a la tropa situada en Flandes y depositarla en las playas inglesas. A los ojos del gran duque, un militar de una pieza, eran eso, órdenes, y no se discutían.

Venerables marinos con muchas tempestades a sus espaldas, y con la sabiduría que da el mar cuando se impone a la pequeñez humana, le habían exigido que aprovechara esta ocasión única para aniquilar todo el potencial inglés y dejarlos sin futuro para los restos. Además, la aparición de la flota española coincidía con la pleamar y el viento a favor y los barcos del adversario no tenían forma técnica ni humana de maniobrar. Si a esto le añadimos el estado de inoperancia de la marinería inglesa y los excesos etílicos de la tropa, la situación les era abrumadoramente adversa.

De todas las historias de la Historia, la más triste sin duda es la de España porque termina siempre mal

Pero el comandante español decidió acatar las órdenes de su rey y la suerte de la mal llamada Armada Invencible quedó sellada a sangre y fuego. La enorme ventaja táctica de la pleamar y la situación de indefensión de la flota inglesa posibilitaron una segura derrota despreciada por este insigne militar que del mar sabía bien poco. Él ya había advertido ante el Rey que no era el candidato adecuado. Además estaba enfermo y cansado de los deberes que le demandaba la increíble expansión española en aquel tiempo.

Poniendo proa hacia Calais, tras las estelas de aquellos enormes galeones quedaba enterrada la más grande oportunidad de meter en vereda a una Inglaterra cada vez más temeraria.

Las terribles costas de Escocia e Irlanda estaban esperando para sellar de luto una de las experiencias militares más ambiciosas de la historia.
Decía el llorado poeta Jaime Gil de Biedma que… “De todas las historias de la Historia, la más triste sin duda es la de España porque termina siempre mal”.

Voces del Misterio V007: Fenómenos paranormales y psicofonías

Ir a descargar

PULSA PLAY para escuchar y/o descargar el programa

“Voces del Misterio” V007 en el que los compañeros del Grupo GPS -Lorenzo Cabezas y Carmen Bravo- nos hablan de diferentes investigaciones en lugares encantados realizadas por ellos donde han podido lograr escalofriantes psicofonías y otros registros sonoros. Exclusiva en “Voces del Misterio”, 91.6 fm SFC Radio.

*Audio conferencia. 14ª. Semana del Misterio de Sevilla en “Don Cecilio”.

https://www.ivoox.com/voces-del-misterio-v007-fenomenos-paranormales-psicofonias-audios-mp3_rf_27910773_1.html

Los marinos españoles que llegaron al fin del Mundo y a los que hemos olvidado

Era el siglo XVI y los Reinos de España surfeaban en la ola perfecta. El mapamundi estaba en régimen de overbooking con docenas de expediciones hacia todas las latitudes

Foto: Un mundo por conquistar.
Un mundo por conquistar.
AUTOR: ÁLVARO VAN DEN BRULE / El Confidencial

“UN SEPULTURERO: Ese sujeto era un hombre de pluma.
OTRO SEPULTURERO: ¡Pobre entierro ha tenido!
UN SEPULTURERO: Los papeles lo ponen por hombre de mérito.
OTRO SEPULTURERO: En España el mérito no se premia. Se premia el robar y el ser sinvergüenza…”

Valle Inclán en ‘Luces de Bohemia’. Cap. XIV.

“Más se perdió en Cuba”… Pues sí. No solo el “amigo americano” nos levantó aquel paraíso poblado de miseria, con nuestro ejército diezmado por las enfermedades, acosado por la guerrilla local –los mambises–, y con los pronósticos más sombríos, sino que no contento con eso, arrampló con Filipinas, Guam, Puerto Rico… En fin, que el susto fue morrocotudo y la resaca de largo recorrido.

El resto de las posesiones españolas en el Océano Pacifico serían vendidas tras el tratado hispano-alemán del 30 de febrero de 1899, a través del cual España liquidaría al Imperio Teutón las existencias restantes, esto es, las Marianas (excepto Guam), las Palaos y las Carolinas, por la módica cantidad de 25 millones de marcos. Más o menos, para comprar “chuches”, algunos cigarrillos al por menor y unas entradas en un cine de barrio.

Para conseguir aquellas exóticas adquisiciones allende los mares, un puñado de pilotos y marinos españoles bien bregados en el mar, con sus caprichosas tormentas e insaciable antropofagia, lucharon por poner sus sueños en valor.

Un Océano inabarcable

Era el siglo XVI y los Reinos de España surfeaban en la ola perfecta. Daba igual cómo colocaras el mapamundi, si del derecho o del revés, que estaba en régimen de overbooking con docenas de expediciones en dirección a todas las latitudes desconocidas.

Atónitos, aquellos españoles de hace cinco siglos iban descubriendo cada vez más y más. Más islas, más archipiélagos, más países, más rutas, más culturas

Pero el reto más descomunal estaba pendiente de realización, el Océano Pacifico era una inmensidad poblada de incógnitas y de temores sin cuento. Las leyendas hablaban de un mar sinfín con mortíferas cataratas y monstruos abisales a tutiplén.

En 1521 el portugués Magallanes, comisionado por la Corona Española –Stefan Zweig escribiría un precioso e inolvidable libro sobre esta expedición–descubría Guam, en las Marianas, dejando allá una pequeña guarnición. Meses más tarde, le asistiría la desgracia en una emboscada tendida por los locales de la isla de Mactan en Filipinas, en la que en un terrible cuerpo a cuerpo con resultado de graves pérdidas para los españoles, finalmente se conseguiría neutralizar a la cabreada horda local. Desaparecido Magallanes, Elcano seguirá hacia las Molucas o Islas de las Especias.

Fernando de Magallanes.
Fernando de Magallanes.

Atónitos, aquellos españoles de hace cinco siglos iban descubriendo cada vez más y más. Más islas, más archipiélagos, más países, más rutas, más culturas, más mercados, más continentes. Pero el Océano Pacifico era gigantesco y aunque la voluntad de exploración era también enorme, aquel mar no era precisamente un patio de corrala, bullicioso y febril. El silencio era inmenso y palpable y la referencia de la soledad humana ante el esplendor de la creación, incontestable. Además, las cartas de navegación eran inextricables y había que adaptarlas, ya que la novedad era que se circulaba por el hemisferio sur y de esas alejadas latitudes no había información, y la poca que había estaba en manos de los portugueses y blindada en la escuela de cartografía de Chagres. No, no fue fácil.

En el año del Señor de 1526 Alonso de Salazar avista las Islas Marshall; en 1528 Álvaro de Saavedra descubre las Carolinas; en 1535, partiendo de Panamá hacia Lima, un obispo –Tomás de Berlanga– que se estaba oxidando entre tanto candelabro e incienso suntuario, se dio un garbeo por las Galápagos y una iguana despistada le confundió con un bocado sabrosón que le dejó sin algunos dedos para impartir correctamente la bendición. Para más inri, en el año 1555, Juan Gaetano dejó un pendón castellano por los pagos de Hawái y, con un par, lo colocó en las estribaciones más accesibles del Mauna Loa, un volcán que entraba en erupción un día sí y otro también, de lo que se deduce que el estandarte duró lo justo para darle un toque estético a la historia. Luego vino Cook, algo más práctico y previsor,  y puso uno de verdad, pero más arrimado a la costa, evitando los obvios peligros que comportaban los arrebatos del volcán en cuestión.

Váez de Torres, tras separarse de Quirós en una terrible tempestad, dio nombre al estrecho que separa Nueva Guinea de Australia

Más tarde el gallego Álvaro de Mendaña, persiguiendo el mito bíblico de las islas de Ofir, donde según la Biblia estarían situadas las minas del Rey Salomón, daría con unas islas cuyo topónimo aún se conserva con idéntico nombre. Pero no había oro y si unos cuantos aborígenes bastante cabreados que dieron bastante la lata

Un gran lago español

En 1606, Fernández de Quirós llega a las Tuamotu, entre las Marquesas y Tahití, que ya habían sido previamente visitadas por Alvaro de Mendaña sin dejar guarnición alguna. Y ese mismo año, Váez de Torres, tras separarse de Quirós en una terrible tempestad, dio nombre al estrecho que separa Nueva Guinea de Australia, que podía haber sido perfectamente un continente español si no fuera por la urgencia y las consignas dadas por la Corona para hacerse con el monopolio del mercado de las especias. Estas estaban a tiro de piedra de Nueva Guinea, al margen de una severa equivocación –comprensible por otra parte– en las cartas de navegación que le hizo confundir las islas Nuevas Hébridas con Australia. Probablemente los aborígenes estarían hoy más contentos que unas castañuelas de no haber caído en manos de los británicos y su espíritu civilizador de exterminio y palo y tentetieso.

Fernández de Quirós.
Fernández de Quirós.

Hay que destacar que el marino portugués Fernández de Quirós rogaría con vehemencia a Felipe III, que padecía una sordera patológica para las cosas referentes al riesgo y la aventura, que invirtiera sin demora y a la voz de ya todos los esfuerzos en colonizar Australia por las potencialidades que encerraba. Pero sus demandas pillaron al rey de perfil y los ingleses, más avispados otra vez, se hicieron con el entero continente. Las cosas de la vida.

Quirós confeccionó todo un manual de comportamiento y etiqueta para manejarse con éxito en las expediciones de ultramar en el que daba consejos como el de “llevar un par de pilotos prudentes y sujetos a la razón“. Asimismo recomendaba transportar en cada embarcación una media docena de perros de presa (por el temor que inspiraban a los aborígenes), un arcabuz por cada tripulante y, en el tema de las vituallas, miel, azúcar, manteca, vino y aceite, además de una alquitara desaladora, artificio de destilación de una simpleza extrema y de una eficacia contundente. Además, según su criterio, ningún navío debía de exceder las 100 toneladas para facilitar su navegabilidad en áreas de frecuentes escollos. Sin discusión alguna, era un marino de los pies a la cabeza.

No cabe la menor duda de que el siglo XVI convirtió el Océano Pacifico en un gran lago español y consagró a una pléyade de marinos irrepetibles, hoy casi todos ellos condenados al olvido.

Misterios en la ruta del peregrino

En ese Camino se busca algo más, algo más que responde a la necesidad de encontrarse a uno mismo y el “poder”, lo místico que nos da… Cualquier momento es bueno para iniciarlo, nunca es tarde y siempre te estará esperando

  • Misterios en la ruta del peregrino
Es una época en la que se fomenta que muchas personas puedan hacer el camino a tierras de Santiago de Compostela, la ruta del peregrino que es un viaje mucho más misterioso de lo que podríamos pensar.

Es el que tiene fe el que emprende el viaje, un viaje de autoconocimiento, soledad y oración. El camino es realizado por miles de peregrinos que cumplen promesa o buscan en su interior. Pero el peregrino cumple una serie de condicionantes por los que son identificados y en ese Camino se busca algo más, algo más que responde a la necesidad de encontrarse a uno mismo y el “poder”, lo místico que nos da… Cualquier momento es bueno para iniciarlo, nunca es tarde y siempre te estará esperando.

El peregrino a Compostela

Calzan botas fuertes y resistentes que aguanten el amplio camino por recorrer, abrigo que lo protege del frío y sombrero que lo resguarde del sol y la lluvia; también destaca el denominado morral y el bordón característicos; igualmente la calabaza colgada y que tiene como misión guardar agua o vino; finalmente un elemento imprescindible y característico: la concha o vieira.

Antes de comenzar el camino el peregrino ha de confesarse entregando al sacerdote lo hábitos que se llevarán de peregrinación que serán bendecidos; igualmente se le da el cordón y el documento que le acreditan como peregrino donde figuraba su identidad, parroquia, origen, destino…

Al llegar a Compostela el peregrino se aseaban en Lavacolla y ascienden por el Monte del Gozo o Monte do Gozo desde donde divisaban la Catedral. Al llegar a la ciudad pedían el certificado de haber cumplido con su peregrinación, siendo el mínimo requerido de haber caminado durante cien kilómetros a pie.

Compostela también era denominada como Campo de la Estrella y es tradicional abrazar por la espalda la figura del Apóstol y su esclavina de plata. En la Puerta Santa nos “recibirá” las estatuas del Apóstol Santiago, de Atanasio y Teodoro, sus dos discípulos.

Los restos del Apóstol

En el Códice Calixtino, que encontramos en la Catedral de Santiago de Compostela, podemos hallar un documento en el cual se dice: “Se considera que este cuerpo es inamovible, según el testimonio de San Teodomiro (sic), obispo de la misma ciudad, que en otro tiempo lo descubrió y en modo alguno pudo moverlo…”

Y es que hay imágenes, o representaciones de la Virgen, que cuando han sido trasladadas a otro lugar tras su hallazgo esta ha vuelto al emplazamiento original como movidas por unas manos invisibles, de forma milagrosa. Siendo el cuerpo presunto del Apóstol uno de estos a los compostelanos no le quedó más remedio que erigir allí mismo el santuario en honor al mismo.

Así, a lo largo del tiempo, sobre aquel mismo lugar se han construido diferentes templos teniendo siempre como referencia el inamovible cuerpo, a medida que crecía también lo hacía la ciudad dando como resultado un importante centro de peregrinación, un largo caminar –desde todos los puntos de España- que tiene como eje la Fe.

En la construcción del templo catedralicio sus arquitectos siguieron un sentido común en este tipo de edificios: la geobiología. Lugares de poder, también llamados, o aquellos que concentran el poder telúrico y su incidencia sobre el ser humano.

Los restos del Apóstol están guardados en una urna de plata la cual se ve adornada por dieciocho figuras.

Compostela: El cuerpo de Santiago

Se trata de uno de los grandes enigmas compostelanos, uno de los casos de verdad dudosa aceptada más intrigante, y a su vez, uno de los misterios que nos deja Santiago de Compostela.

El hallazgo del presunto cuerpo del apóstol Santiago se cree que fue encontrado por un eremita llamado Pelayo, este hombre se encontraba rezando en las inmediaciones de una Iglesia, la de San Fiz de Solovio. Estando encerrado en sus meditaciones y oraciones comenzó a escuchar unos cánticos que parecían venir de una masa de árboles llamada Libredón. Pelayo quedó impactado por el suceso y narró lo sucedido al obispo Teodomiro, que estaba en Iria Flavia, hoy la localidad de Padrón. El obispo escuchó atentamente aquel fiel sabiendo que la historia que le estaba narrando no era una ficción creada.

Así Teodomiro se desplaza al lugar junto a Pelayo, allí efectúa una serie de preparativos como el ayuno; transcurridos unos días se adentra en el bosque y encuentra una construcción en el que encuentra tres cuerpos enterrados; Teodomiro afirma que son los del Apóstol Santiago y sus discípulos Atanasio y Teodoro. Este hallazgo hizo que Teodomiro lo comunicara directamente al rey asturiano Alfonso II “El Casto” quién se desplazaría a Compostela y ordena construir allí un primitivo santuario en honor del Apóstol.

A raíz de este suceso comienzan a viajar muchas personas al lugar al enterarse de la noticia, todas ellas para rezar ante el cuerpo de Santiago, este sería el inicio de las peregrinaciones al lugar que actualmente se siguen realizando a través de las diferentes rutas xacobeas.

Las reliquias compostelanas

Dentro de la Catedral de Compostela nos encontramos con un lugar muy especial, es la llamada capilla de las Reliquias.

En 1955 se encontró el cuerpo y sepulcro del obispo Teodomiro, quién encontró –a indicación del eremita Pelayo- el presunto cuerpo del Apóstol Santiago. A la derecha encontramos otras ciento cuarenta reliquias y cuerpos de otros santos como Cucufate, Fructuoso, Susana y Silvestre, aunque los restos de estos últimos fueron reclamados por Portugal en 1992 y fue en 1994 cuando se devolvieron. Igualmente Fructuoso hizo lo propio con anterioridad, en 1966.

Destacable también la identificación del cuerpo del Apóstol Santiago, si bien ofrece más dudas creyéndose que también pudieran tratarse de los restos de Prisciliano.

Orígenes de la catedral de Santiago de Compostela

Los orígenes de la catedral de Santiago de Compostela son curiosos y evocadores de otros tiempos donde la construcción de este tipo de edificios iba más allá de la fe…

En época medieval comienza a elevarse, en su actual ubicación, lo primero que se tiene en cuenta es su orientación, una orientación exacta norte-sur. El lugar era el primitivo templo u oratorio que mandó construir el rey tras indicarle el lugar con los tres cuerpos hallados –entre ellos el presunto cuerpo del Apóstol Santiago- el obispo Teodomiro. Aquel oratorio era pequeño, practicado en barro cocido y mampostería. Las continuas peregrinaciones hicieron que allí se edificara algo más importante pues la afluencia de fieles era masiva y de gran importancia. Ya en las cercanías había otros tempos como el oratorio de Santa María de Corticela, el templo de El Salvador y el baptisterio de San Juan; todos ellos se fueron añadiendo al oratorio sobre el año 899, teniendo como rey a Alfonso III.

La catedral tiene diferentes zonas de interés que conviene conocer como la Cripta que fue obra del maestro Mateo y construida en el año 1168. Está repleta de simbolismos: capiteles con decoración vegetal, bóvedas con dos ángeles que representan la Luna y el Sol en clara alusión la bóveda celeste, al cielo, la Gloria, la noche y el día con su dualidad, el lado femenino y lo masculino, lo positivo y lo negativo.

El número de la Catedral de Santiago de Compostela

Si un número está relacionado con la catedral compostelana ese es, sin duda, el número 9, el número que nos indica “el trabajo acabado, el objetivo concluido”. Pero si nos detenemos a observar detenidamente la Catedral veremos que tanto en esta como en los edificios anexados esa relación entre estos y el número 9 se repite.

La basílica tiene nueve naves y están separadas por sesenta y tres (63 = 6 + 3 = 9) pilares y columnas.

Hay en la Catedral otras sesenta y tres vidrieras que iluminan las nueve naves.

Antes de la reforma que se comete en la Catedral existían nueve capillas absidiales.

La parte del coro tendría setenta y dos (72 = 7 + 2 = 9) sitiales para canónigos y catedralicios.

Que el número nueve se repita una y otra vez en la Catedral no es motivo casual y si realizado a propósito, el nueve es ese número que nos indica el trabajo concluido pero también la perfección. Así se ha encontrado en el Códice Calixtino mucho indicios de otros símbolos que deberían haber sido grabados y realizados pero que, finalmente, no se practicaron.

Arte y enigmas en su Catedral

Compostela: el Pórtico de la Gloria

Uno de los lugares más importantes de la Catedral es el denominado como Pórtico de la Gloria, una de las obras más significativas del románico universal que se acabó de construir hacia el año 1188 por el maestro Mateo y que tiene como insignia arquitectónica el estar distribuido en tres arcos de medio punto.

En el Pórtico de la Gloria se hace alusión al Apocalipsis de San Juan: “los cuatro vivientes y los veinticuatro ancianos cayeron delante del Cordero, teniendo cada uno una cítara y copas de oro llenas de perfumes, que son las oraciones de los santos…”

En el Pórtico de la Gloria se dan cita también otras alusiones como al triunfo del Hijo de Dios sobre la Bestia, la visión del Cordero; la bestia o bestias vendría representada por los monstruos inferiores, todo ello según la teoría expresada en 1965 por el profesor Otero Túñez. Viene representando al Apocalipsis: “tus puertas no se cerrarán con el día –porque allí no habrá noche- y traerá a ella el esplendor y los tesoros de las naciones”.

Los veinticuatro ancianos del Apocalipsis de San Juan están representados en el Pórtico de la Gloria, en su zona central; igualmente tenemos unas figuras coronadas por ángeles que son los Justos, a la derecha y a la izquierda, en el centro está Cristo.

Los pilares del Pórtico de la Gloria representan a los Apóstoles y profetas donde Santiago ocupa el lugar central bajo Dios, en el parteluz.

Encontramos en uno de sus extremos (izquierda) un ángel arrodillado que porta la columna en la que Cristo recibió el castigo de la flagelación. Otros dos ángeles portan dos elementos no menos significativos: la Cruz y la corona de espinas. Más a la derecha otro ángel porta la lanza de Longinos que atravesó el costado de Cristo, junto a él otros ángeles que llevan los clavos, una jarra con vinagre o posca (líquido que se le daba a beber al ajusticiado en la cruz), los látigos, la tablilla del INRI… Los atributos de la Pasión de Cristo.

Otras figuras representan a los apóstoles y profetas, según los expertos podría tratarse se Abdías, Amós, Joel y Oseas, así como Jeremías, Isaías, Moisés y Daniel (que posa extrañamente sonriente).

Ritual que se realiza en el Pórtico de la Gloria es hacer coincidir los dedos de la mano con las raíces del árbol a la vez que se reza, es la manera de dar las gracias por la peregrinación culminada.

Símbolos compostelanos

En Santiago de Compostela podemos encontrar diferentes signos y símbolos cuyo significado hemos de conocer. Se encuentran en puerta, dinteles, arcos, monasterio, la Universidad, la catedral y va más allá de un simple motivo decorativo:

Escudo con cinco estrellas: era el escudo de la familia Fonseca, fundadores de la Universidad; las estrellas pueden ser de seis a ocho puntas.

La Cruz de Malta y las barras: donde encontramos estos escudos son referencia de su otrora propiedad por parte del convento de Santa María la Real de Conxo.

La Cruz Potenzada integrada en un círculo: indican que la casa que tiene este escudo es propiedad del Hospital Real, hoy Hostal de los Reyes Católicos.

La Cruz de Calatrava: indican que es propiedad del convento de San Domingo de Bonaval, fundado por Santo Domingo hacía el año 1219.

Igualmente podemos encontrar otras formas representativas como:

Una paloma: es una alusión a la Santísima Trinidad; además puede ir acompañada por las letras S PV S, correspondencia con un lugar especial de la catedral de Santiago: la capilla del Santo Espíritu. Todas las casas que tenía una paloma grabada eran de su propiedad.

Un pino: si encontramos un pino grabado en un inmueble nos indicará que pertenecían a San Martiño Pinario; si va acompañado de las letras S y M significa San Martiño.

Una concha: allá donde encontremos la típica concha compostelana lo indicará que el inmueble fue propiedad de la iglesia compostelana, puede ir acompañada de las letras S y T que significa, o hace alusión a Santiago.

Interesante… ¿Verdad? Si así lo cree siempre es buen momento para seguir las flechas amarillas y buscarse así mismo en este singular camino llenos de misterios de la vida misma. “Caminante no hay camino, camino se hace al andar…”

Voces del Misterio nº.614: SIMBOLOGÍA OCULTA EN LAS CIUDADES

Ir a descargar

PULSA PLAY para escuchar y/o descargar el programa

“Voces del Misterio” nº.614 en el que hablamos de SIMBOLOGÍA OCULTA EN CIUDADES, un tema apasionante que nos va a llevar de sur a norte,desde Sevilla a Barcelona, para hablar de todos los elementos simbólicos escondidos en las fachadas de los edificios, de la mano de Federico Padial, Jose Manuel García Bautista y Carlos Mesa. “No hay secreto mejor guardado que aquel que está a la vista”. En “Voces del Misterio”, SFC Radio, 91.6 fm.

https://www.ivoox.com/voces-del-misterio-n-614-simbologia-oculta-en-las-audios-mp3_rf_27873851_1.html

Resultado de imagen de simbologia barcelona

Voces del Misterio V007: Fenómenos paranormales y psicofonías

Ir a descargar

PULSA PLAY para escuchar y/o descargar el programa

“Voces del Misterio” V007 en el que los compañeros del Grupo GPS -Lorenzo Cabezas y Carmen Bravo- nos hablan de diferentes investigaciones en lugares encantados realizadas por ellos donde han podido lograr escalofriantes psicofonías y otros registros sonoros. Exclusiva en “Voces del Misterio”, 91.6 fm SFC Radio.

*Audio conferencia. 14ª. Semana del Misterio de Sevilla en “Don Cecilio”.

https://www.ivoox.com/voces-del-misterio-v007-fenomenos-paranormales-psicofonias-audios-mp3_rf_27910773_1.html