Voces del Misterio MEF: CAUSALIDADES IMPOSIBLES, SERENDIPIAS, SINCRONICIDADES Y EL DESTINO / LUIS MARIANO FERNÁNDEZ

Ir a descargar

PULSA PLAY para escuchar y/o descargar el programa

“Voces del Misterio” ESPECIAL rinde homenaje a la gran labor que realiza el periodista e investigador LUIS MARIANO FERNÁNDEZ en su programa “MIS ENIGMAS FAVORITOS” (Tv) en una trayectoria de más de una década, por ello facilitamos algunos de sus audios retrospectivos, este ESPECIAL con un tema apasionante: CASUALIDADES IMPOSIBLES, SERENDIPIAS, SINCRONICIDADES Y EL DESTINO con José Rafael Gómez, Paco Quevedo, Miguel Ángel Pertierra Antonio Peralta. No os lo perdáis.

https://www.ivoox.com/voces-del-misterio-mef-causalidades-imposibles-serendipias-sincronicidades-audios-mp3_rf_28147938_1.html

Anuncios

Poltergeist en Madrid

Una niña corretea por los salones del Palacio de Linares. Lleva un vaporoso vestido blanco, repleto de volantes que se mueven acompasados al mismo ritmo que su pelo rizado, mientras ella sonríe alegremente.
Así describe Paloma Navarrete, la experta espiritista y futuróloga, su encuentro con uno de los fantasmas que habitan este edificio histórico de la calle Recoletos. Paloma Navarrete forma parte del grupo Hepta y es una de las ponentes de la conferencia «Casas encantadas en Madrid», una de las actividades que tienen lugar hoy en el 34º Foro Internacional de Ciencias Ocultas y Espirituales, que se viene celebrando desde el pasado jueves 2 de octubre en el Palacio de Neptuno.
Cuenta la leyenda que ha ido forjando la rumorología madrileña que en el Palacio de Linares habitan los espíritus de los primeros marqueses de Linares, José de Murga y Raimunda Osorio, que habitaban el palacete junto a su hija Raimundita. Tal vez la razón por la que los espíritus de estos habitantes del siglo XIX continúan ahí sea porque se vieron obligados a acabar con la vida de la pequeña y enterrarla en el palacio, ya que era el fruto del resultado de un matrimonio entre hermanos de padre.
Durante años, los historiadores no han podido comprobar la veracidad de esa relación, pero los espíritus sí están allí. Paloma Navarrete asegura haber visto a la pequeña Raimundita jugar pos los pasillos, aunque no ha podido comunicarse con ella porque «siempre va corriendo». No obstante, la vidente está convencida de que el fantasma al que vio es la pequeña, ya que la pudo «reconocer a la pequeña en uno de los frescos del techo del salón de bailes».
Éste no es el único edificio encantado de la capital, de acuerdo con los conocimientos de esta profesional del espiritismo, que lleva varios años investigando infinidad de casos paranormales en diversas viviendas y edificios de Madrid. Otro de los casos más curiosos es el del Ministerio de Economía, donde Navarrete tuvo la oportunidad de comunicarse con un importante empresario que falleció en una de sus visitas al ministro de la época (finales del siglo XIX). «Este señor me dijo que había ido al ministerio a arreglar unos asuntos y, que aún no los ha podido terminar. Por eso sigue allí», explica, la experta quien asegura que tiene la capacidad de ver y hablar con los espíritus. Además, éste no sería el único espíritu que habita en la sede del ministerio porque según el testimonio de este fantasma «hay otros como él en el edificio», incluso una mujer de la que está enamorado.
La comunicación entre la experta espiritista y los fantasmas es un proceso kinético en el que Navarrete entra en contacto con el espíritu, con el cual habla mentalmente. «Los fantasmas hablan como los niños, porque utilizan expresiones sencillas y yo les entiendo a la perfección». Navarrete, que a parte de ser una profesional en esta materia es también psicóloga, insiste en que ella está segura de que esa comunicación es ficticia porque está convencida de que este «lenguaje tan primario no lo emplearía ella» en sus pensamientos. Paloma Navarrete comenta que su su labor es «entablar un diálogo con el espíritu para saber qué quiere y ayudarle a cruzar al más allá».
Un asesino en serie
Pero los espíritus no siempre quieren avanzar, como ocurre con uno de los fantasmas que mora en el Museo Nacional Reina Sofía. Este fantasma tiene por costumbre poner en marcha los ascensores cuando están sin uso como consecuencia de «la fuerza de su campo energético». Este espíritu es el de un sádico asesino en serie que «se siente arrepentido de los asesinatos cometidos», pero considera que su hogar es la actual pinacoteca que antaño fue el Hospital General de Madrid. «Él fue residente del hospital y lo considera su hogar», aclara Navarrate, quien hace hincapié en el carácter inofensivo de este espíritu y de todos con los que ella, hasta el momento, ha tratado.
«No existen los espíritus malignos como los de las películas», según la experiencia de Navarrete, porque siempre se ha encontrado con fantasmas con experiencias inacabadas en vida o confusos por la situación en la que se encuentran y por eso siguen en el mismo. Algo similar le ocurría a Hugo, un alquimista que falleció en el siglo XVII y que reside en una casa particular cerca de El Escorial. La familia que ahora reside en el inmueble se puso en contacto con Navarrete cuando descubrieron que las cámaras del chalé se ponían en marcha solas. Esto ocurría porque las cámaras de videovigilancia «captan la energía del espíritu», según Navarrete. Esta familia no ha querido «deshacerse» de Hugo, ya que lo ven como un miembro más de la familia. «Lo consideran su espíritu protector», apunta la médium.
Y es que los espíritus no sólo se encuentran en palacios y edificios públicos, ya que Madrid está repleta de casas encantadas. «En muchas casas particulares habitan espíritus de personas que han vivido allí» o de familiares que se han quedado unidos a los actuales residentes. La presencia de los fantasmas implica que los electrodomésticos se pongan en funcionamiento solos, las luces se enciendan de buenas a primeras y las puertas se cierren con un golpe. Están ahí y no todo el mundo tiene la capacidad de verlos, pero si molestan «es suficiente con pedirles con firmeza que se vayan».
(FUENTE: larazon.es)

Sevilla sobrenatural

Hace unos años que surgió una idea que estaría llamada a revolucionar el mundo del misterio en Sevilla, la idea era simple y compleja a la vez: se trataba de hacer un libro que hablara de los misterios de la ciudad…

  • Sevilla sobrenatural

Hace unos años que surgió una idea que estaría llamada a revolucionar el mundo del misterio en Sevilla, la idea era simple y compleja a la vez: se trataba de hacer un libro que hablara de los misterios de la ciudad, pero no al estilo de otras obras que narraban las leyendas de una ciudad eterna como la vieja Híspalis. No, se trataba de una obra que sólo pudiera haber sido escrita por aquel que investigó los casos, por aquel que se atrevió a entrar en sitios encantados, en lugares demoníacos donde lo imposible se aparece, donde se manifiesta. Una obra de investigador, de periodista, pero de algo tan extraño como lo paranormal. Y aquella obra debía tener varias vertientes, desde los casos más extremos del mundo del misterio a lo más simbólico y esotérico, una obra que enseñara la Sevilla más oculta, la más desconocida, la más ignorada. Así fue como nació la “Guía Secreta de Sevilla” un libro que marcó una importante etapa en la ciudad para todos los amantes del misterio, una aventura literaria en la que nos embarcamos tanto mi compañero Jordi Fernández cómo yo cubriendo aquellos apartados en los que cada uno estaba especializado.

¿Se atreve a sentir el miedo de lo paranormal? ¿Se atreve a conocer los casos más inquietantes de la Sevilla más sobrenatural? ¿Se atreve a vivir las experiencias más extremas? Si es así comenzamos un viaje imposible por las más sorprendentes historias de la Sevilla más misteriosa.

Fenómenos extraños y fantasmas en un viejo templo sevillano

Sevilla es una ciudad, cómo todas las de nuestro territorio nacional, rica en monumentos, Arte, Historia y leyendas. Una de ellas nos va a llevar a conocer la historia paranormal que se produce en una de sus iglesias, una iglesia donde se manifiesta lo imposible.

El investigador Miguel Ángel Paredes me habló de sus sucesos que se daban en su interior: «hace unos meses me encontraba realizando una investigación contigo y recibí una llamada de otro buen amigo diciéndome que si me podía acercar a dónde él estaba ya que quería darme una cosa y que charláramos». Así comienza la historia de esta investigación.

Hasta la iglesia fuimos y nos encontramos con ese amigo que me le había llamado, los encontramos en plena celebración de una cruz de mayo; entablamos una pequeña conversación y nos pidió si le podíamos acompañar. Junto a él nos llevó a una parte de las dependencias de la hermandad en la iglesia, allí el hermano mayor y el propio párroco nos sorprendería con su relato a la vez que nos pidió mantener en el anonimato la ubicación y nombre del templo.

En el interior de la iglesia destacaba el fresco que hacía en contraposición con el calor reinante en la calle, todo se mantenía en la penumbra hasta que nuestro contacto encendió unas pequeñas luces que se encontraban en el altar mayor. Nos pidió que esperásemos un momento allí pues «iba a recoger lo que le tenía que dar a Miguel Ángel» y estando en penumbra en el interior de la iglesia vimos como una sombra se paseaba por ella, nos sorprendió un poco y al regresar se le preguntó si había alguna otra persona en la iglesia: «estamos solos», fue su sorprendente respuesta.

No pasó mucho tiempo cuando llegaron el hermano mayor de la hermandad y el párroco confirmando que allí no había nadie y que «esa sombra la veían ellos constantemente», añadiendo «se ve una sombra deambular por la iglesia con frecuencia». Miramos al párroco que afirmó lo que nuestro testigo decía de forma tajante y con naturalidad, como si estuvieran acostumbrado a ella.

La sorpresa llegó cuando el hermano mayor, sabiendo que veníamos de una investigación, nos pidió que realizáramos algunas pruebas en la iglesia. Para ello sacamos de la mochila una serie de aparatos tales cómo grabadoras, «Spirit Box», Ovilus III, medidor de temperaturas y de campos electromagnéticos. Fue cuando se detectó unos picos anormales en la temperatura de la iglesia.

Estando los cinco en el altar empezamos a realizar una ronda de preguntas que nos dejaban sorprendidos pues las respuestas psicofónicas eran evidentes. Quizás la experiencia más notable la vivió Miguel Ángel junto a su amigo: «de buenas a primeras escuchamos, por la zona del coro, cánticos y risas de niños, pensamos que podían ser de la calle pero al ir a comprobarlo vimos que no y cuando entramos de nuevo a la iglesia volvieron a sonar esos cánticos y risas acompañadas, esta vez, de pasos como si corrieran en grupo».

El párroco no confesó que «la sombra que deambulaba por la iglesia la había visto mucha gente y se dice que es la de un monje que se quitó la vida en la iglesia». Respecto a los niños el párroco se quedó sorprendido «yo había escuchado esos sonidos de niños pero siempre había pensado que podían ser de la calle ya que normalmente hay niños jugando a la pelota por allí pero a esas horas de la noche no podía ser».

Muchas preguntas quedan en el aire: ¿Es cierta la historia del monje suicida? ¿Cuál fue la razón por la que optó por tan trágica decisión? ¿Qué hacen esas almas de niños en el interior de la iglesia? ¿Qué motivo las ata a su interior y que nos quieren decir?

La investigación sigue abierta ya que siguen sucediendo fenómenos en su interior y quizás, en breve, tengamos respuesta.

Terror en el Sanatorio de los Muertos

Por muchos años que un investigador de lo inexplicable lleve en este mundo de la investigación, siempre hay un momento para el asombro, para la sorpresa, para vivir lo paranormal o, simplemente, lo desconocido.

Fue una noche intensa de investigación, una noche en la que -en una experiencia única- se invitó a una serie de amigos y curiosos del misterio a acompañarnos a un edificio encantado. En concreto el lugar elegido para la experiencia fue el denominado Hospital o Sanatorio de los Muertos. Un lugar que era el Complejo Hospitalario de San Pablo y que dejó de funcionar como tal en la década de los 70 del pasado siglo XX. Hoy día el tiempo ha tomado posesión de aquel lugar y sólo es una sombra de lo que fue.

Es curioso porque en una noche de investigación sin precedentes comenzó una experiencia diferente. Repartidos por diferentes edificios los testigos comenzaron a vivir fenómenos difíciles de explicar.

Nuestra primera testigo, Fátima, en el Hospital, comenzó a sentir como algo los rodeaba, los envolvía, como algo los tocaba, un algo invisible, incómodo, pesado, tenso, y como una acompañante se comenzó a sentir mal. Decidieron abandonar el lugar y justo cuando salían un siseo comenzó a llamarlos de forma insistente, como aquel que reclama su atención porque no quieren que se vayan.

Miguel es otro de nuestros testigos que nos llamó al estar viendo en un ala psiquiátrica/urgencias una sombra -o silueta- que se paseaba por la zona alta. Al llamarnos acudimos y comprobamos como, efectivamente, algo o alguien estaba allí. Un equipo se desplazó al lugar y constató como allí no había nadie mientras en uno de los pasillos escuchaban una voz audible de origen desconocido (psicofonía audible, a grandes rasgos) que al decir ellos en voz alta «¿Quién hay aquí?» contestó «nadie».

Nuestro siguiente testigo es Juan que sintió como en uno de los pabellones sentía como algo le tocaba y sentía ese contacto frío en sus brazos a la vez que se emplazaba en el mismo sitio donde una silla de ruedas se escucha rechinar. Pero la experiencia más fuerte la tuvo Curro, un chico que mientras preguntaba en sesión psicofónica era cogido por el cuello y, sin violencia, una mano invisible comenzaba a ahogarlo.

Un compañero llevaba consigo la popular ‘Spirit Box’, una máquina de apoyo -solo- de la que hemos hablado en este mismo medio y que permite una «interactuación psicofónica». Estando en una zona donde se encontró asesinada a una prostituta comenzó la máquina a decir: «ven», «por aquí», mientras guiaba sus pasos junto a la de sus acompañantes. «Bajad», «aquí», entonces aquella máquina comenzó a decir «soy yo», «muerta», «David» a la vez que eran acompañados por raps y luces extrañas. Una noche compleja, difícil.

Otras personas, como Ana Garrido o Leo Baisón igualmente han tenido un buen número de experiencias en su interior, desde escuchar sonidos extraños hasta poder visualizar voces y ruidos extrañas, incluso ver sombras deambular en edificios del recinto. Historias en el que se narra como una prostituta fue asesinada en su interior o una niña llamada Clara, que murió en su interior, serían algunas de las presencias que se afirman moran en su interior.

A veces el investigador se encuentra con lo imposible, con lo no esperado… Para finalizar aquella silueta volvió a manifestarse frente a nosotros sin que fuera provocado por nadie.

¿Qué sucedió en esta noche de investigación? Posiblemente las manifestaciones espectrales que habitan en el Hospital o Sanatorio de los Muertos.

Un clásico: Misterio en el Centro Andaluz de Teatro

Frente a la Iglesia de Santa Marina, en las antiguas dependencias del Centro Andaluz de Teatro (CAT), un recinto, que antes perteneció al conjunto Convento-Hospicio de San Luis. Y lo traemos a estas páginas por qué en su interior, en sus dependencias también se han registrado hechos paranormales o cuando menos extraños. Alumnos, profesores y cuerpo de apoyo de esta institución, cuando estaba dedicada a la producción de montajes teatrales en otros, han oído ruidos extraños, han visto luces y cuerpos luminosos moverse por el recinto, alaridos y extrañas apariciones y desapariciones de objetos ante los alucinados ojos de los vigilantes nocturnos. En concreto, las zonas de más frenética actividad paranormal se registran en un pasillo en forma de “L” de unos doce metros de largo en el cual existe una entrada en forma de saliente a la cripta cerrada por una vieja puerta de madera franqueada por una sólida verja férrica.

La segunda zona caliente se ubica en los pasadizos existentes entre las taquillas o vestuarios que se comunicaban con el patio o aula de interpretación. En esta zona también se pudieron ver extrañas formas luminosas y lastimeros quejidos sin origen definido ya que en el lugar no había nadie excepto el efectivo del cuerpo de seguridad. Suelen ser de noche, les acompaña una sensación de frío…

Entre el patio de la cafetería hacía la zona de vestuarios, al fondo del pasillo, puede verse una especie de humo que avanza , una neblina evanescente que va tomando la definición y las características de un ser humano… Una aparición que mora y vaga por los muros y pasillos del viejo edificio.

El último foco conflictivo está una habitación que fue transformada en una pequeña capilla y que es utilizada para los montajes de pantomima. Su emplazamiento es famoso por los extraños ruidos que allí se producen, se da la circunstancia de que el lugar se halla decorado con cráneos y huesos humanos -reales o ficticios-.

Vigilantes de seguridad y familiares comentaban sus experiencias vividas en el CAT, allí se escuchan nítidamente ruidos extraños, quejidos lastimeros, llantos, fríos repentinos, risas… bajar a la cripta es lo peor, cada vez que se abre la puerta un quejido te hiela la sangre. ¿Sugestión? No lo sabemos pero si tiene la oportunidad de entrar en el edificio y bajar le aconsejamos vivir esa experiencia…

Contar una historia de fantasmas siempre es a los ojos del aficionado de estos temas un hecho insólito y muchas veces, demasiadas, no deja de ser un acontecimiento casi increíble…siempre y cuando no le suceda a uno mismo…

Quizás por ello sea tan apasionante la estética de este tipo de relatos y, quizás por ello, sea tan apasionante desvelar los secretos mejor guardados, arrancados casi, de estos edificios que tienen una particular historia que contar.

La Sevilla Sobrenatural tiene muchas sorpresas que dar al lector que quiera dar un paso más, sólo es cuestión de comenzar, sólo es cuestión de repasar aquellos casos que más le han impactado, de guardar en la memoria, de ir a ese lugar abandonado donde dicen que hay fantasmas y comenzar a escribir las primeras páginas de libro de bitácora vital de cada uno. Así comienzan las grandes Historias de lo imposible, de lo extraño, de la Sevilla Sobrenatural.

¿Murió Jesucristo como creemos? Esta es la verdadera historia de la crucifixión

La cruz es hoy uno de los símbolos claves del cristianismo, pero existen pocos testimonios, históricos y evangélicos, sobre cómo fue ajusticiado en realidad Jesús

Foto: Detalle del 'Cristo crucificado' de Velázquez.
Detalle del ‘Cristo crucificado’ de Velázquez.
MIGUEL AYUSO

El Viernes Santo es una de las principales celebraciones del cristianismo, en la que se conmemora la muerte de Jesús de Nazaret, clavado en una cruz. Pero ¿qué cuentan en realidad los Evangelios? ¿Murió Cristo tal como nos han enseñado?

La cruz es uno de los símbolos claves del cristianismo, no en vano, es uno de los aspectos de la vida de Jesús en el que coinciden los –a menudo contradictorios– evangelios canónicos. Aunque Mateo, Marco, Lucas y Juan narran su propia versión de los hechos, todos señalan que Jesús murió tal como nos explicaron en clase de religión (faltaría más). Pero apenas aportan detalles sobre la forma en que se ejecutó la pena:

“Después de crucificarlo, los soldados sortearon sus vestiduras y se las repartieron”. (Mateo 27:35).

“Después lo crucificaron. Los soldados se repartieron sus vestiduras, sorteándolas para ver qué le tocaba a cada uno”. (Marcos 15:25).

“Cuando llegaron al lugar llamado ‘del Cráneo’, lo crucificaron junto con los malhechores, uno a su derecha y el otro a su izquierda”. (Lucas 23:33).

“Allí lo crucificaron; y con él a otros dos, uno a cada lado y Jesús en el medio”. (Juan 19:18).

Como se puede observar, a diferencia de lo que solemos dar por hecho, ninguno de los textos menciona que Jesús fuera clavado en la cruz.

La marca de los clavos

¿Por qué entonces hablamos siempre de los clavos de Cristo? Como de costumbre, es el Evangelio de Juan, el más tardío y el que más diferencias esconde, el que genera esta confusión que llega hasta nuestros días. Aunque, al igual que el resto de evangelistas, Juan no explica en ningún momento que Jesucristo fuera clavado en la cruz, sí hace referencia a este hecho en la famosa escena de la incredulidad de Santo Tomás, cuando éste asegura: “Si no veo la marca de los clavos en sus manos, si no pongo el dedo en el lugar de los clavos y la mano en su costado no lo creeré”. Ocho días más tarde aparece Jesucristo y le pide a Tomás que vea sus heridas y deje de ser incrédulo. (Juan 20:24-29).

[Lea aquí: ‘¿Es Jesús una figura histórica? Cinco razones para pensar que nunca existió’]

'La incredulidad de Santo Tomás'. Caravaggio (1602).
‘La incredulidad de Santo Tomás’. Caravaggio (1602).

Es esta la única referencia de los evangelios canónicos al modo en que Cristo fue crucificado, y se realiza ‘a posteriori’ a través de un apostol, Tomás, del que más allá del nombre no cuentan absolutamente nada el resto de evangelistas.

Como explica en ‘The Conversation’ Meredith J. C. Warren, profesora de estudios religiosos y bíblicos de la Universidad de Sheffield, para encontrar más información sobre los clavos de Cristo hay que recurrir a evangelios apócrifos.

La tradición cristiana asume que los criminales eran clavados en la cruz, pero lo cierto es que en la mayoría de los casos eran colgados usando cuerdas

El evangelio de San Pedro, un texto hallado en Egipto en el siglo XIX y que, según la mayor parte de los investigadores, data de la primera mitad del siglo II (y es posterior, por tanto, a los evangelios canónicos), sí cuenta que los clavos fueron retirados de las manos de Cristo después de su muerte. En este evangelio la propia cruz se convierte en un personaje de la narrativa e, incluso, responde con su propia voz a Dios, algo que, según Warren, constata la importancia que el símbolo, que en los albores del cristianismo no tuvo ninguna importancia, fue ganando a medida que se expandió la religión.

Hasta aquí lo que cuentan los textos religiosos pero ¿qué evidencias históricas respaldan su relato?

Breve historia de un castigo

La crucifixión fue un método de ejecución ampliamente usado en el imperio Romano y en las culturas vecinas del Mediterráneo, que servía para humillar públicamente a los esclavos y los criminales de más baja escala social, así como para castigar a los enemigos del Estado. Esta última es la razón por la que, según los evangelios, los romanos condenaron a Jesús: como Rey de los Judíos, Cristo estaba desafiando la supremacía imperial romana (Mateo 27:37, Marco 15:26, Lucas 23:38, Juan 19:19-22).

Sólo existe una evidencia antropológica de este tipo de crucifixión, hallada en una tumba del siglo I d.C.

Gracias a los documentos históricos existentes sabemos que la crucifixión se podía llevar a cabo de muchas formas. La tradición cristiana asume que los criminales eran clavados en un madero con forma de cruz –el debate se centra, únicamente, en si los clavos se situaban en la palma de la mano o la muñeca–, pero lo cierto es que en la mayoría de los casos los criminales eran colgados usando cuerdas, y no siempre el instrumento de tortura tenía la forma que imaginamos hoy en día.

[Lea aquí: ‘Así era Judas, el tesorero que traicionó a Jesús y terminó ahorcándose en un árbol’]

Es probable que las primeras cruces consistieran sólo en una estaca vertical, a la que se ataba al reo hasta que moría muerto de hambre o ahogado (lo más habitual). Después el método se sofisticó, añadiendo un travesaño de madera a la parte superior, formando un instrumento de tortura en forma de T. Otras formas comunes eran las cruces en forma de X o de Y.

El único vestigio sobre una crucifixión, encontrado en 1968.
El único vestigio sobre una crucifixión, encontrado en 1968.

El historiador judío-romano Flavio Josefo, responsable de la alusión directa más antigua a Jesús de fuentes no cristianas (en torno a los años 92 y 94 de nuestra era), asegura que, durante la primera gran revuelta judía (70 d.C.) los romanos “fuera de si –de ira y odio– se divertían clavando a sus prisioneros en diferentes posturas”. Este hecho, aunque posterior a la muerte de Cristo, parece indicar que, en efecto, en esta época los romanos se molestaban en clavar a la cruz a algunos criminales de tipo político.

La práctica del enclavamiento, sin embargo, goza de muy pocos vestigios arqueológicos (algo habitual en todo lo que respecta al Jesús histórico). Sólo existe una evidencia antropológica de este tipo de crucifixión, hallada en una tumba datada en el siglo I d.C. El cuerpo de Jehohanan, que así se llamaba el difunto, conservaba un clavo oxidado en el talón del pie derecho con el que, se cree, se debieron clavar a la cruz ambos pies. No existen evidencias, por el contrario, de que se le hubieran clavado los brazos o las manos.

Las primeras cruces del cristianismo

El grafito de Alexámenos es un dibujo encontrado en un muro en el monte Palatino, en Roma, considerado la primera representación pictórica conocida de la crucifixión de Jesús. No está clara la fecha en que se pintó, aunque podría datar del siglo I o II d.C. Lo que sí parece claro es que se trata de una representación irónica contra los cristianos, pues el crucificado tiene cabeza de burro y se puede leer “Alexámenos adora a [su] dios” en referencia, probablemente, al hombre que aparece junto a la cruz y que debía profesar el cristianismo.

Delineado del dibujo del grafito de Alexámenos.
Delineado del dibujo del grafito de Alexámenos.

En esta época los cristianos nunca representaban a Jesucristo en la cruz, una práctica que no se extendió hasta bien entrado el siglo IV, cuando empieza a aparecer la imagen icónica de Cristo que ha llegado hasta nuestros días. Las primeras representaciones de Jesús de raigambre cristiana, no obstante, datan de los siglos II y III. Se trata de un par de gemas en las que, claramente, se ve cómo las manos de Jesucristo cuelgan de la cruz, como si estuvieran atadas.

A la izquierda la 'gema mágica' del museo Británico (sg. II o III). A la derecha la gema de Constanza (sg. IV), también presente en el museo Británico. En ella, además de Cristo, aparecen los 12 apóstoles.
A la izquierda la ‘gema mágica’ del museo Británico (sg. II o III). A la derecha la gema de Constanza (sg. IV), también presente en el museo Británico. En ella, además de Cristo, aparecen los 12 apóstoles.

¿Quiere decir esto que los clavos de Jesucristo nunca existieron? No, pero tampoco tenemos información para pensar lo contrario. “Dado que la evidencia de la antigüedad no proporciona una respuesta clara sobre si Jesús fue clavado o atado a la cruz, es la tradición la que dicta esta representación común”, asegura Warren.

En el año 337 el emperador Constantino prohibió la crucifixión como método de ejecución en el Imperio Romano, no por razones éticas, sino por respeto a Jesucristo. Para entonces el relato mítico ya se había formado y la leyenda y la historia no han dejado de confundirse desde entonces.

Fuente: ElConfidencial

Un sabio llamado Ignacio Darnaude

OVNIs en Sevilla: un sabio llamado Ignacio Darnaude

Uno de los mejores ufólogos que jamás ha dado Andalucía fue Ignacio Darnaude Rojas-Marcos. Filósofo de los no identificados y todo lo que ocultan falleció recientemente. Aquí su última entrevista de forma póstuma

El Correo de Andalucía

 

  • Imagen de la recordada entrevista. / José Manuel García Bautista
    Imagen de la recordada entrevista. / José Manuel García Bautista

Ignacio Darnaude Rojas-Marcos fue licenciado en Económicas, trabajador infatigable, pensador, era una de las mentes más privilegiadas de la Ufología nacional. Su casa un museo donde perderse en los mil misterios que guarda cada rincón, cada legajo, cada muestra de los enigmas de nuestro tiempo. De su sabiduría han salido obras de notable importancia como el famoso Ummocat o Catálogo del criptogrupo Ummoel apasionante Los motivos del no-contacto extraterrestre OVNIs: todas las respuestas. Y comienza una apasionante andadura por el conocimiento… Aquí su última entrevista, publicada hoy como emotivo homenaje póstumo.

¿Cómo se inicia Ignacio Darnaude en esto de los OVNIS?

 

Tendría yo 20 o 21 años y andaba por Madrid, era el año 52 y estaba con un amigo mío, nos paramos en el escaparate de Espasa-Calpe, la mejor librería de Madrid, y allí vi un libro pequeño, insignificante, de ufología, de un autor argentino, entré y lo compré, me lo llevé a mi pensión y comencé a leerlo. Lo leí en una sola noche, no pude ni dormir. Me di cuenta de que había otras culturas por ahí que nos visitaban, que eran de fuera, y me interesé por saber por qué nos visitaban, cuáles eran sus costumbres, su teología, su moral…En fin, que aquel librito insignificante me enseñó que hay otros mundos.

¿Hacia dónde va ahora el fenómeno OVNI? ¿Está estancado como dicen muchos?

No, no está estancado. Donde hables y preguntes hay casos pero como no salen en los medios la gente está desactivada. Sigue habiendo casos OVNIs por todo el mundo, hay informaciones y muchas de ellos y sus visitas pero no llegan por que ya no interesa sacar noticias sobre OVNIs y se pierde el interés, pero no está estancado ni mucho menos.

¿Con lo que sabemos de los OVNIs seriamos capaces de realizar un trabajo sobre la antropología de ellos? ¿De dónde son, como viven, su ideología, cuáles son sus costumbres?

 

Sigue leyendo

Conoce los misterios de Sevilla: RUTAS MISTERIOSAS 29,30,31 de agosto y 1 de septiembre de 2018. TRIANA PARANORMAL, SEVILLA MISTERIOSA Y PARANORMAL, ALAMEDA OCULTA Y MACARENA PARANORMAL

❗👻Nuestros misterios en las RUTAS DE LA SEMANA 29,30 y 31 de agosto y 1 de septiembre 2018:

🧟♂🎊29 de agosto (miércoles): Ruta TRIANA PARANORMAL, 21:30 h. Puerta de la Iglesia de la Estrella en C/San Jacinto. 7,5 euritos. Organiza RUTAS DE MISTERIO👻

👹👻 30 agosto (jueves): Ruta SEVILLA MISTERIOSA😱. 21:30 h. Arquillo del Ayuntamiento de Sevilla. Organiza RUTAS DE MISTERIO💫.

👻31 de agosto (viernes): 👣Ruta misteriosa SEVILLA PARANORMAL con Naturanda y Jose Manuel García Bautista, en la puerta del Ayuntamiento de Sevilla, en Plaza Nueva.🙀, 22:00 h.

🛡1 de septiembre (sábado): ☠ Ruta misteriosa por la MACARENA PARANORMAL, con Naturanda y Jose Manuel García Bautista, en los jardines del Parlamento de Andalucía frente a la muralla en C/Resolana.👻, 21:00 h.

☠1 septiembre (sábado): 💀Ruta ALAMEDA OCULTA. 23.00 h. Columnas Alameda junto a la comisaría de Policía. 8 euritos 💀 Organiza MOLARTE 💢.

No te pierdas nuestra semana de misterios, rutas y viajes. Reserva aquí en Naturanda🍃, reserva en el 653 77 51 72 o pon un Whatsapp. el mejor plan del verano!

Graban el fantasma de un soldado regresa a su antigua casa

Una cámara de seguimiento ubicada en el patio de una granja en el estado estadounidense de Maine captó lo que parece ser el fantasma de un soldado

Según se dice, las personas se convierten en fantasmas cuando ocurre una muerte violenta, repentina e injusta, impidiéndoles pasar al más allá. Entonces, si damos por buena esta teoría, debería de haber innumerables fantasmas en lo que un día fue un campo de batalla. Después de todo, ¿qué puede provocar más millones de muertes irracional que una guerra? Un claro ejemplo de esto lo encontramos en Gettysburg, una ciudad en Pensilvania. Considerado uno de los lugares más embrujadas de los Estados Unidos, durante sus tres días de intensa batalla que terminó el 3 de julio de 1863, más de 7.800 soldados de la Unión y de la Confederación perdieron la vida y decenas de miles más resultaron heridos.

Por lo que no nos debes de extrañar que hayan sido informados cientos de encuentros fantasmales en este Parque Militar Nacional. Tanto turistas como cazadores de fantasmas han tomado fotos que muestran misteriosas figuras, además de realizarse docenas de increíbles psicofonías y de grabarse uno de los vídeos de fantasmas más inquietantes. Y si todas estas evidencias no son suficientes, ahora una cámara de seguimiento ubicada en el patio de una granja en el estado estadounidense de Maine captó lo que parece ser el fantasma de un soldado.

El soldado fantasma que regresa a casa

Según han informado el periódico local Sun Journal, Tia Wilson instaló una cámara de seguimiento en su jardín el pasado viernes, esperando ver al zorro que mató a una docena de pollos este año. Después de regresar de un viaje de campamento con amigos el lunes, Wilson revisó las imágenes, las cuales mostraron un zorro, gatos, niños, vehículos y algo mucho más inquietante: lo que parece ser un hombre con una mochila cerca de la puerta de su casa a las 20:58 del sábado. En una de las instantáneas estaba allí, y a la siguiente parece desvanecerse.

“Nos sorprendimos”, dijo Wilson al Sun Journal. “Inicialmente, me asusté porque creo que había alguien en nuestro patio. ¿Quién diablos podía estar en nuestra casa a las 9 de la noche?”

fantasma de un soldado - Una cámara capta el momento en que el fantasma de un soldado regresa a su antigua casa

La cámara de seguimiento que generalmente se utilizan para registrar las maravillas de la naturaleza, toma imágenes en intervalos de 10 segundos después de detectar el movimiento. Wilson revisó todas las fotos y comprobó que la enigmática figura únicamente estaba presente en una de las instantáneas.

“Si alguien estuviera caminando por nuestra entrada, habría tomado una foto de él mucho antes, justo en la entrada de nuestro jardín”, continuó explicando Wilson. “La imagen del hombre aparece más cerca del centro del encuadre”.

La mujer estadounidense decidió iluminar la figura mediante un programa informático, y descubrió que tenía un cuerpo completo, de pie, con una gran mochila y un sombrero. Al día siguiente Wilson le preguntó a un vecino si su granja, construida en 1820, fue el hogar de alguien que sirvió en el ejército. Y descubrió que un hombre llamado John había estado en la Segunda Guerra Mundial.

“John regresó y le propuso matrimonio al amor de su vida”, recordó Wilson. “El día de su boda, él apareció, pero ella no. Terminó viviendo en la casa y nunca se casó. Estoy empezando a llamar al fantasma John, porque no he descubierto nada más que eso. Parece que va vestido como en la década de 1900, así que tiene sentido pensar que es de la Segunda Guerra Mundial”.

Wilson se pregunta si al supuesto fantasma del soldado le atrajo una bombilla verde que tiene en el exterior de su casa, que al parecer es un símbolo de bienvenida a los veteranos. Sin duda, Wilson se sintió particularmente afortunada de haber logrado captar con su cámara la extraña figura, ya que es una ávida entusiasta de lo paranormal y compartió la imagen en su página de Facebook dedicada a lo extraño e inusual. Es por este motivo que los escépticos aseguran que el “soldado fantasma” es simplemente un montaje hecho con Photoshop o tal vez un efecto de luces y sombras probablemente junto con un fallo en la óptica de la cámara. Nada nuevo.

fantasma soldado regresa casa - Una cámara capta el momento en que el fantasma de un soldado regresa a su antigua casa

Por su parte, los creyentes en lo paranormal tienen su propia teoría, que la enigmática figura podría ser energía residual en el lugar. Como podemos comprobar hay teorías para todos los gustos, desde aquellos que ofrecen una explicación lógica y racional hasta aquellos que aseguran que se trata de una de las mejores evidencias de la existencia de fantasmas de todos los tiempos.

Fuente: Radio Santiago

Misterios y enigmas de la Arqueología

Al estudiar los objetos fosilizados el investigador, realmente, descubre cómo va más allá de la casualidad, más allí del simple azar… La arqueología nos ha deparado el hallazgo de otros muchos objetos imposibles fosilizados, nuevos ejemplos de la Edad de Oro de nuestro planeta

 

  • Misterios y enigmas de la Arqueología

Objetos fosilizados

Cuando se estudian los artefactos fuera de lugar siempre queda la duda de si su naturaleza imposible es única o se tienen otros ejemplos, en otros lugares, de igual extrañeza.

Al estudiar los objetos fosilizados el investigador, realmente, descubre cómo va más allá de la casualidad, más allí del simple azar… La arqueología nos ha deparado el hallazgo de otros muchos objetos imposibles fosilizados, nuevos ejemplos de la Edad de Oro de nuestro planeta, quizás por civilizaciones anteriores a nuestra Era conocida.

Repasemos algunos de esos objetos fosilizados imposibles.

Siglo XVI, exactamente el año 1572, en Perú se halla un clavo de 18 centímetros en el interior de una roca. Su antigüedad geológica, de la roca, se calculó entre 75000 y 100000 años. Se regaló al virrey español de Perú.

Siglo XVIII, año 1788, proximidades de Aix en Provence, Francia, en el interior de una cantera de material calcáreo, a 15 metros de profundidad, se encuentran columnas y bloques de piedra tallados, debajo de estos restos se encuentran piezas metálicas similares a monedas… El hallazgo más significativo fue el mango de madera de una herramienta fosilizado junto con una gran tabla de madera petrificada. Su edad se calculó en 300 millones años atendiendo a la capa geológica que las cubría.

En 1844, en Escocia, junto a los ríos Rutherford y Tweed, se halló a 2,5 metros de profundidad un hilo de oro incrustado en una roca. Se expuso en el periódico local, el Kelso Chronicle y se dató en 200.000 años de antigüedad.

En 1845 se encontró un clavo en el interior de una cantera de piedra en la localidad escocesa de Kingoodie… El clavo tenía una cabeza que medía 2,5 centímetros, estaba junto a una capa de grava y el resto del clavo incrustado en el interior de una roca. Su edad geológica era de 100 millones de años.

En 1851, en Springfield, el señor De Witt rompió un trozo de cuarzo que le habían regalado, de gran belleza. La tristeza se volvió curiosidad cuando en su interior encontró un trozo metálico de cinco centímetros. Era hierro forjado y parecía un clavo… Analizado más detenidamente aquella pieza metálica era realmente un clavo con su cabeza perfectamente definida… La piedra de cuarzo tenía un origen geológico de más de un millón de años.

En ese mismo año, en 1851, se encontró en Whiteside, en Illinois, dos objetos de cobre incrustados en una roca a 38 metros de profundidad. Parecían un anzuelo y un anillo… Tenían 150000 años…

En 1865, en Treasure City, en Nevada, se encontró en un trozo de feldespato los restos de un tornillo con punta, afilado. La piedra donde estaba incrustado tenía 21 millones de años…

El 1870, un caluroso mes de Agosto, en Lawn Ridge, en Peoria, estado de Illinois, J.W. Moffit encontró algo increíble. Era una pieza extraña que estudio el profesor A. Winchell. Era de una aleación de cobre desconocida en la época. Estaba corroída, era redonda con aristas y uniforme en su espesor… El dibujo parecía una cara femenina coronada… Y parecía que ciertos detalles habían sido grabados al ácido… En la otra cara representaba a un animal con orejas largas y puntiagudas, estaba acompañado por un caballo y una leyenda en una escritura desconocida… Estaba a 30 metros de profundidad y su edad se estimó entre los 100.000 y los 150.000 años.

En 1885, en Alemania, en un estrato de 60 millones de años, se encontró una pieza cúbica dentro de un bloque de carbón del Terciario… El Dr. Gurlt examinó el objeto y aunque se trató de explicar su origen fue imposible, calificándolo de Oopart.

En 1891, en la localidad de Morrisonville, Illinois, al romper un trozo de carbón para la estufa, la señora S. W. Culp, encontró una cadenita de oro de 25 centímetros de lardo. Su edad geológica: 300.000 años.

En 1912, en Thomas, Oklahoma, un obrero en una mina de carbón rompió un trozo de este mineral, en su interior halló lo imposible: un jarro de hierro. Su edad: 250.000 años.

En 1937, en Pensilvania, en el interior de una piedra de carbón, se encontró una cuchara cerámica, su edad: 200.000 años.

Todo ello unido a otros muchos hallazgos de objetos en el interior de rocas, o ya su madera petrificada por la acción de la presión y el Tiempo, no hace dudas sobre los postulados de la Ciencia sobre la antigüedad de nuestra civilización y su grado de conocimientos y tecnología. Por definición todos ellos son Oopart. Objetos que desafían a la Ciencia, por objetividad pueden ser vestigios de otra Humanidad…

El martillo fósil

«¡140 millones de años!», era lo único que repetían una y otra vez sin saber bien porque… 140 millones de años…

Y es que nuestra historia comienza en el año 1934 cerca de un pequeño pueblo tejano llamado London. Allí se descubrió una pieza extraña, estaba incrustado en una roca y los experto que lo analizaron comprendieron que estaban ante un objeto o muy extraño o muy antiguo…

En la roca aparecía una pieza cubierta de óxido que parecía metálica, la madera del martillo, de su mango, estaba fosilizada y la parte metálica fundida junto con la roca. Ello daba dos pistas: su extrema antigüedad y la extrema presión a la que fue sometido. Pero también hay un dato importante: el martillo existía antes que la roca… Aquello ponía en graves apuros a la Ciencia… ¿Cómo podía existir un martillo anterior a la propia especie humana?

Aquel martillo pasó a una vitrina apartada del museo de Somerwell en Texas hasta que fue analizado con más detenimiento por investigadores y estudiosos. En base a la petrificación observada en la madera del mango del martillo se llegó a la conclusión que estaba antes el proceso normal de transformación debido a la antigüedad, datándola en más de 100 millones de años. Además el mango presenta características de haber sido trabajado, de haber sido fabricado ex profeso para que se le insertara la cabeza metálica del mismo.

Esto creaba una conmoción entre los científicos ya que no es hasta hace dos millones de años cuando la especie humana comenzó a trabajar los utensilios y herramienta… El martillo es cincuenta veces más antiguo…

La cabeza del martillo se mandó a analizar, el estudio lo realizó el Instituto Metalúrgico de Columbia y se obtuvo otro dato significativo: estaba formado por hierro al 96,6 por ciento, un 2,7 por ciento de cloro y el resto en azufre. Con este dato tenemos que la cabeza del martillo era de hierro de gran pureza y como en la Columna de Nueva Delhi sólo nuestra avanzada industria metalúrgica en el siglo XX ha logrado fabricar piezas así.

Pero además se realizaron análisis con rayos X y se llegó a la conclusión que el martillo, la cabeza de hierro, había sido purificada y endurecida… «Imposible» debieron de pensar todos, y menos hace millones de años… «Debe de haber un error», exclamaron.

 

La roca, en base a sus sedimentos y a los estudios geológicos que se le practicaron, tenía 140 millones de años… y muchos de aquellos sedimentos eran posteriores a quedar incrustados en el martillo. Es decir: que este era mucho más antiguo.

Pero hay más… Al separar el raro objeto de la masa rocosa se fracturó parte de la roca y dejó al descubierto lo que podría ser el recubrimiento del martillo. Aquel recubrimiento estaba formado por hierro en un 80 por ciento y silicio, azufre, cloro, calcio y potasio. Ello induce a pensar, al estar fundida junto al martillo, que fue sometido a una presión natural diferente a la que en la actualidad tenemos, lo cual nos indica que fue en otros tiempos en los que éste planeta tenía unas circunstancias medioambientales diferentes…

El martillo fósil cayó en manos de Carl Baugh para su museo de evidencias del creacionismo. Aparentemente el martillo se encuentra incrustado en rocas limoníticas, pero no ha sido identificado exactamente el lugar exacto de encuentro.

El martillo Kingoodie es otro ejemplo de Oopart, fue encontrado por sir David Brewster incrustado en un bloque de piedra datada en el Cretáceo, en la era Mesozoica. El Dr. A. W. Medd del British Geological Surve, en el año 1985, defendió que la piedra en la que se halló el martillo era antiquísima arenisca roja (del periodo Devónico, entre 360 y 408 millones de años).

Si la datación es correcta situaría la pieza en cientos de millones de años antes de la aparición del Hombre en nuestro planeta. Por esta razón, se considera al martillo de Kingoodie como un Oopart, un «artefacto fuera de su tiempo».

Por el contrario la Ciencia trata de explicar estos raros hallazgos fechándolos en épocas más recientes: «Los artefactos metálicos fabricados con hierro se oxidan con el contacto del aire, incluso enterrados, en un periodo geológicamente breve. Los artilugios metálicos que se encuentran en las excavaciones arqueológicas no conservan el aspecto primitivo, sino que suelen estar en la mayoría de los casos, cubiertas de una capa de orín rojo, que deja mancha en la tierra que lo envuelve. Queda por demostrar la razón por la que el martillo no se ha oxidado en 400 millones de años».

Lo cierto es que la cabeza del martillo es claramente de elaboración humana, la madera petrificada está trabajada y su datación va más allá del ser humano… En la época en la que se ha datado el martillo los únicos pobladores de nuestra Tierra eran los dinosaurios y sin embargo el martillo parece decir lo contrario…

Permítanme hacer mías las palabras de Jefferson cuando dijo: «Toda opinión es tolerada allá donde la razón es libre de combatirla».

¿Aviones en Abydos?

Si alguna vez viajamos al Egipto, una parada que debe hacer, es a Abydos… Allí, en una de sus paredes, en escritura jeroglífica, está lo imposible. Algunos expertos han querido ver la representación, en relieve, de helicópteros y aviones… De objetos voladores extraños en forma de disco, cual moderno OVNI, huellas de hombres e incluso de algo con sólo cuatro dedos… Y aparentes modernos reactores grabados en ¡la antigüedad!

Quizás es jugar a la pareidolia, semejanza mental de formas con las que nuestro cerebro cree que se identifican, pero las muestras están ahí, en el jeroglífico de Abydos… ¿Casualidad? ¿Volaban en la antigüedad? ¿Usaban estos vehículos como en las odiseas sumerias o hindúes?

Pero es que en las leyendas hititas también se habla de artefactos voladores, o en la griega. O en pueblos tan alejados como los primitivos aborígenes australianos o las culturas mayas y azteca… ¿Tuvimos un pasado de gran saber tecnológico?

Quizás los estudiosos, los expertos puedan arrojar luz sobre todo este enigma… Parece que los egipcios, y más sus faraones, tenían la costumbre de corregir los jeroglíficos y la Historia de su pueblo. Era moneda común que un gran palacio construido por un faraón fuera radicalmente borrado su nombre por su sucesor y así apropiarse de la autoría y grandeza de sus obras y reinado… Una vez corregido el texto se rellenaba de un tipo de pasta, o yeso, mezclado con color, para que coincidiera con la piedra que había sido rectificada y quedaba totalmente modificado… Con el paso del tiempo la capa de yeso cayó y quedó el grabado con su modificación dando origen a curiosos efectos ópticos como estos de Abydos y sus no menos famosos aviones… Parece que ahí podría radicar su explicación, que no es descabellada y que entra dentro de la lógica del ser humano.

El jeroglífico de Abydos pertenece al reinado faraónico de Seti I y fue modificado dos veces… Lo cual nos da una idea de la degradación del mensaje original y de cómo esos continuos cambios hicieron que cambiara la fisonomía identificable del jeroglífico.

En este caso el ego humano y la casualidad jugaron con un ‘Oopart’ –entre comillas– en el viejo Abydos, en el viejo Egipto, el país de las arenas eternas.

¿Sorprendido? Pues permítanme recomendarle mi libro Misterios y enigmas de la Arqueología (Almuzara Ediciones, 2018) pues, en este momento, en algún lugar del mundo alguien con su pico ha golpeado una roca, la roca se ha abierto y de su interior ha surgido un viejo medallón datado hace un millón de años… ¿Quién hace un millón de años lucía un medallón en su cuello?

Voces del Misterio V008: MALDICIONES Y FENÓMENOS EXTRAÑOS EN EL CINE

Ir a descargar

PULSA PLAY para escuchar y/o descargar el programa

“Voces del Misterio” V008 en el que hablamos de FENÓMENOS PARANORMALES EN EL CINE, una apasionante recorrido por aquellas películas que nos atraparon con el miedo o el terror de su argumento pero también con algo tremendo: hechos inexplicables que ocurrieron en el rodaje, con Pedro Pilar Jiménez. En “Voces del Misterio”, en SFC Radio 91.6 fm.

https://www.ivoox.com/voces-del-misterio-v008-maldiciones-y-fenomenos-extranos-audios-mp3_rf_28074439_1.html

Sucesos escalofriantes vividos con la muñeca Annabelle

Estos son 10 hechos escalofriantes que se vivieron en el set de rodaje de la película de la muñeca Annabelle, los cuales no te puedes perder si verás este filme de terror.

La verdadera muñeca Annabelle
El caso de la muñeca Annabelle fue uno de los sucesos investigados por los parapsicólogos Ed y Lorraine Warren en 1970 y está considerado uno de los fenómenos paranormales más conocidos. (Foto: Facebook)

Luego del terror que generó El Conjuro en todo el mundo, los directores decidieron darle el protagonismo de su propia película a la muñeca Annabelle, misma que forma parte de la colección de terror de los Warren, cuya historia real inspiró a la realización de las cintas de terror.

La verdadera historia de esta muñeca diabólica se resume en que pertenecía a la línea de productos infantiles, Raggedy Ann y fue otorgada como regalo a Donna, una joven de 20 años que se convirtió en la víctima de las acciones terroríficas de este juguete, que estaba poseído por una pequeña llamada Annabelle Higgins. El caso fue tan sonado que los investigadores paranormales, Ed y Lorraine Warren, se encargaron de resolverlo y poseen bajo llave a la muñeca original en su museo del ocultismo.

Durante la filmación de la película se han registrado varios hechos escalofriantes que solo confirman que la maldad sigue presente en Annabelle y los que se le acercan.

Estos son algunos de los momentos más inexplicables durante el rodaje:

1. La muñeca de la película también se mueve:

Annabelle película

La muñeca del rodaje cambiaba de lugares y aparecía en diferentes cuartos, algo que alarmaba al staff y a los actores, ya que en la vida real, Ed y Lorraine Warren, dueños de la muñeca real, mantienen en su museo bajo llave al juguete porque siempre aparecía en otros lugares.

2. Las notas misteriosas:

Annabelle en el cuarto muñeca

Se dice que la muñeca original dejaba notas con letra de niño en donde pedía ayuda, un par de veces en la oficina del director aparecieron pequeños garabatos que daban miedo y que eran realizados con crayón rojo. Esto no podía ser una broma porque John R. Leonetti dejaba siempre con llave el lugar.

3. En la vida real fue Lorraine Warren quien se contactó con la muñeca y la casa donde habitaba:

Lorraine Warren vida real

Esta es una imagen real de Lorraine y su esposo Ed Warren, los investigadores ce fenómenos paranormales más conocidos en Estados Unidos. La mujer era clarividente y podía comunicarse con los muertos.

4. Una médium tuvo que acudir al set para hacer lo mismo:

Médium en la película Annabelle

Luego de varios sustos, se le pidió a una médium que intentara tener comunicación con la muñeca del set y la muñeca verdadera.

5. ¡La muñeca provocaba asfixia a quienes estaban cerca!

Ojo de la muñeca Annabelle

Cuando la muñeca estaba cerca de los actores o los miembros del staff, estos comenzaban a sentir una sensación de asfixia y de presión en el pecho.

6. Marcas en la ventana:

Grabación de la película Annabelle

John R. Leonetti confesó que uno de los sucesos más raros ocurrió en un salón donde rodaban. Había una ventana llena de polvo y vio como se hacía una marca de tres dedos entre la suciedad. Era tan increíble que lo fotografió.

7. El sacerdote salió herido:

Sacerdote de la película Annabelle

Llegó un momento en el que hubo incluso daño físico para los actores, ya que en una escena en donde el sacerdote Pérez huía del demonio la lámpara comenzó a moverse hasta caer sobre la cabeza del artista.

8. James Wan, creador de la muñeca falsa sueña con ella:

James Wan, diseñador de la muñeca Annabelle

El famoso creador de la muñeca, James Wan, quien debe su fama a esta y algunos otros monstruos, asegura que constantemente tiene pesadillas con la muñeca, y que su idea al crearla fue introducirse en la “psiquis” de las personas, incluso en la suya misma.

9. Una película que no te puedes perder:

Disfruta el tráiler y experimenta un poco del terror que vivirás con esta historia de la vida real.

10. Lo único que importa al terminar de leer esta nota es que cuando regreses de haber visto la película, Annabelle te preguntará…….

Terrorífica película de Annabelle

“¿Me extrañaste?”.

Miedo en el viejo psiquiátrico de Miraflores

  • Pasillo del psiquiátrico de Miraflores. / El Correo
    Pasillo del psiquiátrico de Miraflores. / El Correo

En muchas ocasiones nos preguntamos si donde antaño hubo un edificio que, presuntamente, estaba encantado, al derribarse y construir –o no- en su lugar los fenómenos pudieran mantenerse. Quizás, en la mayoría de los casos, al no existir una edificación los investigadores perdían el interés por el mismo y se describían menos incidentes inexplicables, pero ello no es un indicador de ausencia sino de desconocimiento al no investigar. Quizás la respuesta a tan intrigante pregunta la tenga un enclave tan mágico como encantado, que fue derribado, y que encontramos en las cercanías de la llamada Súper Norte en las inmediaciones del barrio de Pino Montano: el viejo psiquiátrico de Miraflores.

Las autoridades sanitarias de Sevilla deciden construir un lugar donde albergar el cuidado y tratamiento de los enfermos mentales en Sevilla, debía de ser un espacio grande pues debía recoger a otros enfermos repartidos por otros centros hospitalarios sevillanos, en algunos casos con instalaciones inadecuadas como era el caso del viejo hospital de las Cinco Llagas o de la Sangre, todo ello se estimó que alcanzaría la cifra de casi 1600 enfermos.

Su historia

El psiquiátrico de Miraflores entró en funcionamiento allá por la década de los 60 del pasado siglo XX y era en extremo necesario pues hasta entonces había realizado tal función el hoy Parlamento de Andalucía que no tenía unas condiciones higiénicas aptas para ello amén de su excesiva antigüedad (un edificio del siglo XVI). En el año 1884 se toma la decisión de construir en la “Huerta de Miraflores” el psiquiátrico sevillano; la zona era también conocida como “Charco Redondo” donde muchas personas encontraron refugio en otras épocas más duras para este país. Así, para su construcción, se siguió el modelo del arquitecto Manuel Portillo que contó con la ayuda –y observaciones- del doctor Gabriel Lupiañez, que tenía experiencia en prácticas psiquiatritas en diferentes instituciones mentales de gran nivel.

Inicialmente, en 1884, se diseñó unas instalaciones que debía dar cobijo a 600 plazas entre hombres y mujeres. Pasaron los años y la construcción se fue finalizando hasta que el 24 de junio de 1890 se abrió el primero de los pabellones; progresivamente se abrirían otros como en 1892 el tercero, en el año 1893 el cuarto y quinto, siendo el bloque centra inaugurado y abierto en 1896 el central. El edificio se fue ampliando poco a poco por necesidades sanitarias y en 1968 se realiza la última obra de ampliación.

En 1984 el psiquiátrico no acepta más altas en sus instalaciones y para 1990 el Servicio Andaluz de Salud decide descatalogarlo como institución psiquiátrica pasando a ser gestionado por Diputación hasta el 1 de enero de 1991, se transfiere a la Junta de Andalucía quedando al amparo del Hospital Virgen Macarena como Unidad de Salud Mental hasta que el 1999 se dispone su cierre teniendo una prórroga el pabellón de Infantiles.

Hechos desconcertantes

El edificio, una vez abandonado, tuvo vigilancia y quedaba comunicado al resto de bloques en los que había personal trabajando, no obstante son los propios trabajadores los que manifestaban que pese a estar ya en desuso se escuchaban ruidos extraños e, incluso, pasaban “cosas raras”. El incidente que más asombró a un vigilante de seguridad fue aquel en el que, una noche, en una ronda, vio encenderse una luz. Accedió al sitio creyendo que podría haber entrado alguien en el interior. Buscó la zona en la que vio la luz y no le costó demasiado trabajo, la habitación se veía iluminada al final del pasillo. Al abrir la puerta la sorpresa fue que no había nadie y que en aquella habitación no había ni bombilla “entonces escuché claramente una voz que me llamó por mi nombre y como algo me empujaba hacia el poco mobiliario que quedaba en aquella habitación. Me giré, la puerta estaba cerrada y no había nadie que yo pudiera ver pero sentía, cerca de mí, una respiración… Fueron momentos de mucha tensión, nunca había pasado tanto miedo”.

Prácticas inhumanas

El edificio, al ser de la Diputación de Sevilla también tuvo otros usos, uno de ellos era la acogida de menores y, normalmente, había vigilancia dentro del mismo. El lugar, está marcado por el drama, por la tragedia mental de muchas personas, por la sinrazón de enfermedades que eran dictadas como “mentales” si más autoridad que la que dictaba la “Ley de Vagos y Maleantes” en tiempos de la dictadura en España. En aquellos años el trato era inhumano en muchas instituciones psiquiátricas y la sevillana no parecía una excepción. Así encontramos el relato, en 1972, de Juan Sánchez Vallejo, doctor que finalizaba sus estudios de Medicina en la especialidad de Psiquiatría en la Facultad de Sevilla. En una época en la que se consideraban terapias y tratamientos aptos prácticas hoy no permitidas como realizar lobotomías anulando “la violencia en el enfermo”y también su voluntad o el aplicar el temible electroshock.

La “Ley de Vagos y Maleantes” permitía que todo aquel que tuviera un comportamiento considerado extraño por un tercero, y se denunciara, pudiera ser ingresado en el llamado “manicomio” y allí pasar una temporada que podría calificarse de pesadilla como fue el caso de represaliados, homosexuales u otras personas sin más enfermedad que la de pensar de forma diferente, sentir o vivir fuera de los cánones clásicos marcado por la época.

Las condiciones de los psiquiátricos en España eran deplorables pues, en Sevilla, había masificación con casi 1500 enfermos de los cuales el 80% llevaban ingresados alrededor de 10 años. Se carecía de habitaciones, había enfermos salas no habilitadas o corredores. El doctor Sánchez Vallejo indicaba que en el Psiquiátrico de Miraflores se realizaban prácticas consideradas vejatorias cómo la de higienizar al enfermo sacándolo “a un patio en camisón, en invierno y en verano, donde un celador les rociaba los genitales con una manguera de agua fría y otro los fumigaba con insecticidas”.

Fenómenos inexplicables

Era el psiquiátrico un lugar en el que había una fuerte carga emocional, una fuerte carga psíquica y todo ello, antes o después, acaba saliendo y manifestándose se la forma más insospechada.

Una vez derruido el edificio sólo quedó como vestigio el solar donde antaño se asentaba. Sin embargo hay algo más… Los empleados –que ya no trabajan en este lugar- afirman que, hoy día, en aquel mismo solar, “pueden escucharse voces y llantos, impresiona mucho”, nos relataba una persona que estuvo vinculada al mismo. “Una noche cruzaba por esta zona, donde estuvo el manicomio y, de repente, me llamaron, por mi nombre. Me volví pero no había nadie, además la noche era muy mala, hacía mucho frío y se iba a poner a llover de un momento a otro. Seguí caminando y me volvieron a llamar, ya no tuve ninguna duda, algo invisible estaba pronunciando mi nombre y no era de este mundo”.

Nuestro protagonista silenció esta experiencia hasta una noche en la que vio a un compañero entrar lívido en el pabellón: “¿Qué te pasa? ¿Has visto un fantasma? Y me dijo que dando una ronda le habían llamado, se dio la vuelta y miró, alumbró con la linterna pero no vio a nadie, además la zona no es de las más oscuras pues es donde estaba el manicomio y llega la luz de la carretera y de la otra zona. Al no ver nadie creyó que era una mala pasada de su cabeza, entonces fue cuando algo le dio en el hombro, como un toquecito y pudo ver a un señor, con bata o “pijama” de paciente que lo miraba a apenas dos metros y se desvaneció ante él… Claro, al regresar el pobre tenía un ataque de ansiedad de la experiencia tan fuerte que vivió”.

Voces de nadie, ruidos extraños y “siluetas o sombras que se pasean por ese mismo sitio y que no están proyectadas por nadie”, son algunos de los fenómenos que hoy se pueden vivir en este preciso lugar pese a que el edificio -como tal- ya no existe.

Pero no son las únicas experiencias extrañas vividas allí, cuando el edificio estaba aún en pie un grupo de personas entró en el interior del mismo a través de la “sala de máquinas”, P.J. nos decía: “Fuimos a este lugar llamados por la curiosidad de ver que sucedía en su interior, venía una persona con dotes de médium. Él comenzó a sentir allí cosas muy fuertes, a manifestar mensajes coherentes con el sitio donde nos encontrábamos pero, lo más impresionante, fue una psicofonía que captamos dentro y que resultaba desgarradora”.

Testimonios y vivencias

José Luis S. también ha trabajado en su interior: “Yo trabajé mucho tiempo allí, cuando había pacientes y cuando no. Cuando había pacientes tenía un pase pero ¿y cuando estaba aquella ala sola? Pues se seguían oyendo gritos, pero no de un animal, que esos los conocemos, gritos de persona como si todavía hubiera allí dentro algo, un recuerdo, algo, el caso es que es tremendo… Cuando tú vas a las habitaciones de azulejos (llamadas así porque están alicatadas incluyendo el suelo, estaban dedicadas a tareas de limpieza) era horrible, percibías cosas, aquellos pasillos que no se acababan y podías oír como algo gruñía, o como te siseaban, o de cómo las luces se iban apagando y encendiendo tras de ti… Es horrible”.

Y seguimos escuchando los testimonios de aquellos que han sufrido experiencias de este tipo, María J. trabajó en el interior del edificio durante cinco largos años: “Era lo peor, cuando llegaba el turno de noche me echaba a morir, de día vaya porque hay luz y hay más gente…, pero de noche es que no se sentía un alma allí y para colmo es que éramos dos personas y con muy pocas ganas de bromas… Un día venía de uno de los patios y cogí el pasillo que lo rodea, entré en una de las galerías y sentí como me llamaban…”Mari” decía aquella voz…mira, un escalofrío me dejó helada, y otra vez aquella voz me dijo: “Mari”, miré buscando quién podía ser, no vi a nadie y salí corriendo en busca de mi compañera que se encontraba en el otro extremo del edificio, llegué tan nerviosa que tuvimos que parar cerca de una hora, ella no podía haber sido, al sentirme llamarla vino a mi encuentro y le conté lo que me había pasado, entonces ella me confesó que a ella también le pasaba muchas veces y que por eso llevaba siempre la radio puesta y alta…, esta vez tuve suerte y la pillé cambiando las pilas…Si no la llego a encontrar me muero”.

En este edificio también encontramos un módulo de la Cruz Roja y un centro de día, aún destaca su antigua arquitectura y las estancias para los residentes, las habitaciones, las zonas de limpieza alicatadas hasta el techo con los tragadores en medio de la sala, largos pasillos con puertas a ambos lados y un ambiente de extrema frialdad, a medida que subimos la situación se normaliza, habitaciones, pasillos y zonas comunes, en la zonas bajas se encontraban las estancias de los pacientes más violentos, las enfermerías, baños y cocinas, todo en estado de semiabandono. Ventanas tapiadas, rejas en las puertas y en las ventanas en las que el ladrillo no quiso cegar su luz.

Los vigilantes de seguridad siguen haciendo su ronda en torno al edificio y no dudan en llamar a las fuerzas del orden público siempre que un curioso o un osado buscador de misterios decide adentrarse en si interior.

Los vigilantes, esos inestimables confidentes, también tenían que contarnos algunas experiencias: “Es difícil deciros si pasa algo o no que sea extraño, hombre, por el tiempo que llevo aquí te diría que sí, que lo es, sobre todo cuando de madrugada, a las 3 miras algo que te llama la atención y es una luz en el edificio que se enciende, o una silueta, como si alguien llevara una luz que se pasea de un lado a otro cuando sabes que allí en ese momento no debería de haber nadie. Entras y buscas, con mucho miedo, y no hay nadie, vuelves a salir y allí está de nuevo la luz, acabas por no echarle cuenta, ¿para qué?

Otras veces sientes un alarido enorme desde el interior y prefieres pensar que es algún animal. Hombre, cuidado hemos de tener, muchas veces vienen chicos alentados por el programa de Iker Jiménez y se creen que venir aquí es venir de excursión a buscar fantasmas y aquí hay que tener mucho cuidado y tener en cuenta que hay personas trabajando, esto no es ninguna feria y luego demuestran ser muy inconscientes, ahí dentro te puedes hacer daño y aunque es muy difícil entrar si alguien entra y le pasa algo fíjate la papeleta para él y para nosotros. Sí que se pasa mal y se sienten cosas raras pero si echáramos cuenta a todo eso no podríamos trabajar aquí” sentencia nuestro amigo mientras salimos del edificio charlando sin echar la vista atrás.

En el año 2003 tuve la oportunidad de entrar en su interior, fui el primer investigador que lo hizo buscando explicaciones más allá de las fronteras de la Ciencia, vi sillas de ruedas y camillas de nadie, archivadores vacíos con vestigios de expedientes, objetos, polvo y abandono… No encontré respuestas pero si descubrí un sitio que me infundía miedo y compasión. Tal vez sea el mismo sentimiento que desde ese “otro lado” hoy manifiestan aquellos que siguen morando en lo que fue su “hogar”.

Fuente: EL CORREO DE ANDALUCÍA

Fenómenos paranormales en la comisaría de la Gavidia

Un imponente edificio donde el dolor y las tragedias personales se fundían con la delincuencia y la cara menos amable de la ciudad de Sevilla

Fenómenos paranormales en la comisaría de la Gavidia

Hay un lugar muy especial en Sevilla en el que, lejos del siempre evocador aroma del azahar, se esconde un imponente edificio que nos recuerda viejos tiempos, a veces imborrables en la memoria por su halo de maldad, allá dónde el dolor y las tragedias personales se fundían con la delincuencia y la cara menos amable de la ciudad, ese lugar es la antigua comisaría de la Gavidia.

Son muchos los sevillanos que recuerdan este vetusto edificio cuando aún funcionaba y se acudía al mismo a realizar mil gestiones como renovaciones del carnet de identidad pasaportes, denuncias… Todo lo relativo con la Ley y su cumplimiento está relacionado con el mismo e, incluso, agentes de esta comisaría participaron indirectamente en casos paranormales de Sevilla que, con posterioridad, serían notables en el panorama nacional.

Pero hoy es noticia por una serie de hechos que carecen de explicación y que se están produciendo en su interior, ruidos extraños, quejidos, llantos, gritos lastimeros e, incluso, hay testigos que han afirmado haber visto su interior una extraña sombre que deambula por diferentes zonas del mismo.

Experiencias imposibles

El edificio cerró sus puertas –oficialmente- en 2003 y desde entonces ha sido foco de no pocas polémicas. Pero lo interesante del edificio llega con los testimonios de aquellos que han accedido a su interior o han trabajado en el mismo. Es interesante pues narran sucesos que son calificados como inexplicables y que, de alguna forma, por lo acaecido, entran directamente en el terreno de lo paranormal.

Nuestro primer testimonio pertenece a J.M.L., entrado en años, tuvo la oportunidad de acudir a la vieja comisaría a realizar una inspección del lugar, su sorpresa sería mayúscula con una experiencia que iba a vivir, así nos lo narraba: “Fui a hacer una inspección de una zona del edificio, aquello estaba solo, era tras el cierre de la comisaría, a los meses, ya no había policía allí. Accedía a la planta donde me dirigía y fue cuando, por las escaleras, sentí como si alguien se quejara. Pensé que era en la calle, próximo a este sitio hay un colegio y unos grandes almacenes o una plaza con mucha gente, muy ruidosa. No le di más importancia. Estuve revisando los despachos, que aún tenían mobiliario y volví a sentí ese quejido. Me volví y asomé al pasillo no viendo nada extraño pero, de repente, note una bocanada de aire muy frío, se me pusieron los vellos de punta, y ante mí, a los pocos metros, pude ver perfectamente como un hombre pasaba con mal aspecto, desarrapado, con la camisa rota, desaliñado… Lo veía como te veo ahora mismo a ti y no pude menos que gritarle: “¡Oye!… ¿Necesitas ayuda?”. Aquel tipo no contestó y lo peor es que desapareció delante de mí igual que había aparecido”.

El testigo, cariacontecido, trató de reponerse de aquella impresión buscándole una posible explicación: “Pensé que podría ser alguien que por algún lado de había colado y que pasaba allí la noche, un “okupa” o un indigente, y que se habría hecho daño o algo pues el quejido indicaba que no se encontraba bien. Me dirigí a la parte donde lo vi y allí no había nada y mucho menos una puerta, ventana o agujero por el que pudiera haber podido escabullirse… Por mucho que traté de encontrarle una explicación no se la encontré y, a veces, es mejor no darle muchas vueltas máxime en un edificio como este”.

No es único caso que testimonia haber sufrido hechos extraños en su interior, así, A.G.P. y M.S.C., entraron en el interior de la comisaría “por echar un vistazo”. El acceso al interior estaba restringido y pocos eran los que podían tener acceso al mismo pero por razones laborales ambos estuvieron en la vieja comisaría. “Fue extraño, una cosa que jamás me había pasado. Era por la tarde, no deberíamos ni de estar allí pero ya sabes que hay veces que acudes a trabajar fuera de horario, ¡qué remedio! La cosa es que estaba con un compañero y sentimos pasos. Era raro pues sabíamos que sólo nosotros estábamos allí pero siempre piensas que se ha podido colar alguien y más en un edifico tan grande. Miramos en la sala pero no había nadie, era imposible vaya. Entonces volvimos a sentir pisada y fue cuando vimos a un chico joven, de unos 22 o 23 años, que parecía ir camino del sótano. Le gritamos que allí no podía estar pero siguió su camino como si tal cosa. Le seguimos, sentimos hasta más pisadas pero cuando llegamos a la zona donde debería estar lo único que encontramos fue una puerta cerrada a la que, desde luego, era imposible que hubiera accedido o abierto y por detrás estábamos nosotros con lo que era imposible que se hubiera ido sin que lo hubiéramos visto. Mi compañero entonces me dijo algo que nunca olvidaré: “Mira que este sitio tiene mal bajío, que aquí se escuchan cosas raras y que dicen que hay espíritus”. Y no sé la razón pero a mí se me cortó el cuerpo…”.

Nuestros dos testigos decidieron abandonar la vieja comisaría pero, antes de salir, volvieron a vivir algo extraño: “Nos íbamos ya pero al encarar la puerta que da a la calle sentimos claramente tras nosotros una voz joven, de hombre, que decía: “¡No os vayáis!”. Ambos nos volvimos y gritamos: “¡¿Quién hay ahí!?”. Nadie contestó, volvimos a preguntar pero no hubo respuesta. Fue cuando mi compañero dijo que estaba ya atardeciendo y que era mejor marcharse de la comisaría por si acaso y eso fue lo que hicimos”. Puede que todo sea producto de la sugestión y los relatos que pesan sobre el lugar pero la experiencia vivida no se puede negar a los testigos desconociéndose que pudo provocarla.

Una sombra por los calabozos

Una de las zonas que peores sensaciones da de esta comisaría es la de los calabozos, lugar frío –por lo que implica- donde también se ha podido describir lo que es llamado como “una sombra”. La zona de los calabozos, además, tiene una terrible historia, una historia que nos habla de torturas… Eran otros tiempos pero el acto contra el ser humano es igualmente deleznable.

En la zona de calabozos los testigos narran el haber podido escuchar, perfectamente y sin lugar a confusiones, lo que son “llantos y voces, susurros que vienen del interior de la galería de celdas y que, en muchos casos, es como si alguien estuviera allí pidiendo ayuda, llorando o quejándose de su destino”.

Pero también –quizás producto de la sugestión- se ha podido ver una sombra que se dirige a una de las celdas: “Cuando llevas una linterna o la antorcha de la cámara y, delante de tuya no llevas a nadie, pero ves cómo hay una sobra que se proyecta al interponerse con la fuente de luz te preguntas: “¿De dónde demonios sale eso?”, pues físicamente nadie llevas delante pero la sombra la has podido ver perfectamente”, comentaba otro de los testigos que ha accedido al lugar.

Los vecinos de las calles aledañas – cómo San Juan de Ávila- también comentan hechos que les resultan especialmente extraños tales como luces en las ventanas o una “sombra” que se pasea como si estuviera dentro del edificio. “Es difícil explicar sobre todo cuando saber que allí hace ya más de una década que no hay actividad policial pero, sin embargo, hay noches en las que ves luz en determinadas ventanas, una luz tenue que, desde luego, no es el reflejo de nada desde fuera. Ves esa luz que además va cambiando de ventana o la ves de lejos y piensas que igual es la propia Policía que ha acudido a algo al edificio o que hay un vigilante de seguridad haciendo una ronda, pero luego te enteras que ni lo uno ni lo otro… O cuando vez una silueta y dices “ahí hay alguien” pero tampoco y, lo peor, es que desaparece delante de ti… No quieres creer en fantasmas pero hay ocasiones que invita a ello”.

La comisaría de la Gavidia

En el lugar que ahora está la comisaría de la Gavidia antaño podíamos encontrar –según plano de Pablo Olavide fechado en 1771- un entorno muy diferente pues la cercana Plaza del Duque estaba acompañada por una iglesia gótica: la iglesia de San Miguel. Fue construida en el siglo XIV y demolida por La Gloriosa en 1868; en este entorno también encontramos un colegio jesuita, el de San Hermenegildo. Con posterioridad el colegio pasaría a ser un cuartel que se derribó en 1957 del que se mantuvo el templo oval con catalogación de Monumento Nacional. En la zona también destacan los palacios de los Sanchez-Dalp, Palomares o de Cavalieri que se demolieron siendo alcalde de Sevilla el Marqués del Contadero. La Plaza del 18 de Julio constaba de tres bloques y en uno de sus lados se edificaría la Comisaría de Policía, en 1966, siendo obra de los arquitectos Monserrat y López de Asiaín.

Pero la comisaría, la Jefatura Superior de Policía Nacional y de la Capitanía General, es hoy Lugar de Memoria Democrática, consideración otorgada por la Junta de Andalucía en el año 2017 y es propiedad del Ayuntamiento de la ciudad.

Hechos horribles

La comisaría de la Gavidia guarda un secreto que bien pudiera justificar los extraños sucesos que –a decir de los testigos- se producen en su interior. Así es conocido que en una zona concreta de la misma, el centro de detención, las personas eran torturadas. Era la década de los 60 del pasado siglo XX y en este país las libertades no eran respetadas, así las personas relatan cómo dentro de las mismas se pegaba a los detenidos hasta límites insospechados. La Sevilla de la época estaba “gobernada” por José Utrera Molina, exministro de Franco y Gobernador Civil de Sevilla, y sobre él recaen muchas de las responsabilidades de aquellos años.

María del Carmen Vázquez era una empleada del sector textil que, en aquellos años, desarrollaba una sindical “molesta” para autoridades y empresarios. Ella refiere cómo fue detenida por dos policías y llevaba a un sótano donde es introducida en una celda, una celda “fría y oscura”. El mismo sitio donde hoy se escuchan esos quejidos lastimeros, esos quejidos de otros tiempos.

Otra trabajadora, del sector de la sanidad, Fátima Carrillo, vivió algo muy similar y así lo narra en el documental ‘Comisaría de la Gavidia. Lugar de Memoria Democrática’, de Comisiones Obreras (CCOO) y realizado por Intermedia Producciones en colaboración con la Fundación de Estudios Sindicales y Cooperación de Andalucía así como el Ayuntamiento de Sevilla “una cosa como lo que contaban de los nazis: tuve la sensación de que podía desaparecer”, sobre los calabozos y la tortura psicológica a las que se sometía con sólo ver el lugar; ella fue detenida por su relación con la propaganda política de la época.

El sindicalista Eduardo Saborido, en 2006, decía de la Gavidia: “Es un pasillo sin salida con tres calabozos pequeños que se conservan. Una piedra para dormir. Silencio sepulcral. Totalmente aislado en esta celda bastante sucia generalmente”.

Kechu Aramburu era una estudiante con militancia política, fue detenida y conducida a la Gavidia, allí “se quiebra una parte de nuestra vida” y se hace “realidad y tangible la lucha por la libertad., añadiendo que en la vieja comisaría “todo era posible, te podías quedar allí, maltratos, tortura…”.

Francisco Rodríguez, en el mismo documental, narra otra dura experiencia: “Mi madre le dijo a Beltrán (el agente de la Brigada Político Social Francisco Beltrán): ‘Mire, le voy a decir una cosa. Me sacaron dos hermanos de mi casa y no volvieron. A mi marido le sacaron a su padre y tampoco volvió. Éste tiene que volver porque yo me he quedado con su cara’. La pobre… Y le dijo: ‘Señora, por favor, eso eran otros tiempos’. Serían otros tiempos, pero a punto estuve de no volver tampoco”, fue detenido por propaganda política.

Paco Sánchez Legrán era trabajador de Hispano Aviación, en Triana, fue detenido tras las pintadas en fábrica de textil de Hytasa en 1969, recordando: “La BPS me pilló y fui directo a los calabozos. Nunca supe si era de día ni de noche pero nunca lograron que tuviera miedo hasta que me vi la cara destrozada por los puñetazos y las patadas en el estómago”. Del comisario Beltrán no guarda buen recuerdo: “Era un torturador psicológico que venía cuando terminaban de pegarme los de la rueda. Otros agentes te pisaban, te tiraban al suelo, te volvían a levantar. Eso ocurría en la tercera o cuarta planta y en el sótano estaban los calabozos”.

A modo de conclusión

La negra Historia del lugar, la cruel Historia de la Gavidia, su pasado más remoto, su relación con hechos totalmente censurables permitidos o mandados realizar por las autoridades de la época hace que la Jefatura Superior de la Policía Nacional sea un lugar marcado, un lugar marcado por lo desconocido.

Tal vez todos estos fenómenos inexplicables, o paranormales, no sean más que el resultado de toda esa energía, sufrimientos, dolor, represión y deshumanización contenidos en ese contenedor de emociones que es hoy el edificio de la vieja comisaría de la Gavidia… ¿Quién sabe?

Voces del Misterio V008: MALDICIONES Y FENÓMENOS EXTRAÑOS EN EL CINE

Ir a descargar

PULSA PLAY para escuchar y/o descargar el programa

“Voces del Misterio” V008 en el que hablamos de FENÓMENOS PARANORMALES EN EL CINE, una apasionante recorrido por aquellas películas que nos atraparon con el miedo o el terror de su argumento pero también con algo tremendo: hechos inexplicables que ocurrieron en el rodaje, con Pedro Pilar Jiménez. En “Voces del Misterio”, en SFC Radio 91.6 fm.

https://www.ivoox.com/voces-del-misterio-v008-maldiciones-y-fenomenos-extranos-audios-mp3_rf_28074439_1.html

¿Quién se esconde tras Verónica? Nos acercamos al Expediente Warren español

El pasado verano se estrenaba “Verónica”, adaptación cinematográfica basada en hecho reales.

El pasado verano se estrenaba "Verónica", adaptación cinematográfica basada en hecho reales
El pasado verano se estrenaba “Verónica”, adaptación cinematográfica basada en hecho reales

 

El de los Gutiérrez Lázaro es uno de los expedientes X más interesantes en la historia reciente paranormal en España, entre muchas razones porque es uno de los pocos que consta de informe policial, hecho este que da mayor validez a los hechos ocurridos en la calle Luis Marín nº 8, en el populoso barrio de Vallecas.

El pasado mes de Agosto, Paco Plaza (REC) estrenaba el film“Verónica” adaptación del cineasta sobre los #Sucesos vividos por la familia Gutiérrez Lázaro y su hija Estefanía.

Un Expediente Warren en Vallecas

En Marzo de 1990 y con 16 años Estefanía Gutiérrez lázaro aprovechaba un descanso en el colegio Aragón junto a varias compañeras para practicar una sesión de ouija, la finalidad era contactar con el novio fallecido de una de ellas, muerto en un accidente de motocicleta; pero dicha sesión fue interrumpida de forma abrupta por la profesora de las menores, la cual cogió el tablero y lo rompió.Mientras rompía la ouija el vaso de la sesión estalló liberando una especie de humo que fue inhalado accidentalmente por Estefanía.

Días después de este suceso, la joven, comenzó a sufrir unas enigmáticas convulsiones y estados alterados de consciencia en donde afirmaba que veía figuras extrañas cogidas de la mano a su alrededor que la llamaban por su nombre, y de situaciones donde era presa de una gran agresividad y fuerza inusual mientras expulsaba espuma por la boca, en uno de estos episodios se abalanzó sobre su hermana para atacarla, gracias al resto de la familia, que pudo detenerla a tiempo todo quedó en un susto.

En los meses siguientes Estefanía visitó varios centros de salud en los que se le hicieron las pruebas y analíticas oportunas a su estado, y donde ningún médico de los que la atendió pudo certificar que tipo de enfermedad padecía la joven, es más, sus conclusiones fueron que la adolescente se encontraba perfectamente;aunque la situación no hiciera más que empeorar.

Las convulsiones y los estados alterados se hacían más recurrentes y ya no se limitaban al domicilio de la joven, los padecía en cualquier lugar, los hermanos referían que adoptaba posturas parecidas a la de un animal.

El 14 de agosto (mes en que se estrenó la película) de 1991 Estefanía moría en la cama de su habitación, la muerte le sobrevino de manera súbita y en extrañas circunstancias. Según el informe del anatómico forense de Madrid se dictaminaba la muerte de esta manera: muerte por parada cardo-respiratoria.Muerte sospechosa por acaecer de manerasúbita”.

Tras ese fatídico día toda una ristra de fenomenología “paranormal”comenzó a manifestarse en casa de los Gutiérrez Lázaro: injustificadas ráfagas de aire, crucifijos que se movían, desplazamiento de objetos etc. Una noche en la que Concepción y Máximo (padres de Estefanía) se disponían a cenar, la puerta se abrió sola ante la mirada atónita del matrimonio, a partir de aquí los fenómenos se tornaron más virulentos y las sombras y las etéreas figuras comenzaron a visitar a los Gutiérrez Lázaro.

La realidad superando a la ficción: 27 de noviembre de 1992

Esa fue la fecha en que la familia, después de un año de angustia y pavor hace una llamada a la comisaría de Vallecas donde explican que los crucifijos se mueven sin control y que hay una sombra que los acecha desde el pasillo, al domicilio se dirige una pareja de la policía nacional, el inspector y un psicólogo, la pareja se queda acompañando a Concepción y el inspector y el psicólogo acompañan a Máximo al cuarto de Estefanía, donde este les explica lo sucedido a su hija; mientras transcurre la explicación del padre oyen un golpe en la terraza del cuarto, similar al ruido que hace una piedra al caer tras ser lanzada.

Al comprobar la terraza y no ver nada el inspector llama de inmediato a la pareja de policías que le corroboran que no se han movido del salón y le cuentan al inspector lo sucedido en el mismo, que la puerta del mueble-bar se había abierto de manera violenta para impactar contra la cabeza de uno de los policías, hecho este que no llega a consumarse gracias a la rapidez del compañero en avisarle. La incidencia se comunica y son enviadas dos patrullas más al inmueble, las cuales redactaran lo ocurrido esa noche en un informe oficial.

El informe policial

El relato de josé Negrí, inspector general en 1992 y testigo.

Lo primero que me impresiona es que llego a la casa y veo a la familia en la calle con un frío espantoso y la madre con un niño de pecho, así que intenté tranquilizarlos.

Entramos seis policías y nos sentamos en el salón, empezamos a hablar y la familia empieza a contar lo que le había pasado su hija.Apagan las luces y no pasan más de dos minutos cuando una de las puertas se abre de forma violenta. Encendimos la luz e hicimos una inspección para ver porque había ocurrido aquello.Recuerdo que de los compañeros solo aguantó uno dentro del domicilio;decidí preguntar en qué otros sitios ocurrían los fenómenos y era en el cuarto de la hija, vamos para allí y oímos un ruido estruendoso, similar al de una cacerolada; salimos a la terraza pero no vimos nada.

En el cuarto de baño, que no lo utilizaban, se me puso el pelo de punta y sentí un frío interior que nunca había sentido; salí de allí intentando disimular”.

Los fenómenos pararon cuando exhumaron el cuerpo de Estefanía en 1996, la familia se mudó del domicilio y los actuales inquilinos afirman no haber presenciado acontecimiento alguno de índole extraña.

Concepción Lázaro

En el mes de Abril de 2016, uno de los componentes de la familia Gutiérrez Lázaro volvía a ponerse en contacto con la prensa después de transcurridos 20 años, el motivo, hacer llegar una nota aclaratoria sobre el informe llevado a cabo por un psicólogo, un hipnotizado y un grafólogo realizado en el domicilio de la familia el 9 de Noviembre de 1996 a Dña. Concepción Lázaro, donde se refleja un discreto desequilibrio emocional, neurosis y tendencia a la ansiedad;la aclaración recalca que dicho informe carecía y carece de validez.

El expediente Vallecas siempre fue y sigue siendo uno de los casos en la casuística paranormal de España más controvertidos y especiales por como ocurrieron los sucesos y por los testigos de los mismos; gracias a Paco Plaza por acercar al espectador una de las crónicas de misterio más inquietantes de la geografía madrileña.

El encuentro extraterrestre de Jaime Bordas Bley 

JBORDAS (2) arregladoDesde que conocí los hechos vividos por Jaime Bordas Bley, percibí esa particular sensación de encontrarme delante de un caso de excepcional importancia. Siempre que leía aquellas experiencias notaba la energía de la certidumbre, “he aquí un hecho a tener muy en cuenta”, me decía para mis adentros. Par mi es evidente que diversas circunstancias de su vida, desde la infancia, estan enlazados y de alguna manera fue “elegido” para ofrecer un testimonio de la presencia de seres de otros mundos entre nosotros. ¿Por qué? Esa es una respuesta muy difícil de ofrecer, si bien tengo algunas sospechas ya que conozco otros casos similares.

Todo ello hace que este caso reúna todos los caracteres de los casos que pretendo recoger en esta sección para compartirlos con todos los que no los conocen o que sientan esa mismo sentimiento que me embarga. Aquí hay respuestas o, al menos, indicios de ellas.

Antecedentes

En noviembre de 1968 apareció en las librerías españolas una monografía titulada “Jacques B. Bley” (Ed. Telstar, Barcelona) escrita por un autor desconocido bajo el seudónimo de Ricardo Blasco Romero. El libro, no obstante, tuvo el suficiente éxito como para que se hiciera de él una reimpresión en muy poco tiempo. Incluso hoy es posible encontrar ejemplares en diferentes librerías de viejo.

Quien se ocultaba bajo aquel seudónimo no era otro que Antonio Ribera Jordá, pionero de la investigación ufológica en España y en Europa, uno de los fundadores del CEI (Centro de Investigaciones Interplanetarias) de Barcelona.

A partir de 1969, Antonio Ribera publica una serie de libros en diferentes editoriales, donde el fenómeno OVNI ocupa la principalísima atención del autor Con el transcurso de los años irían sucediéndose toda una serie de obras sobre la cuestión, publicadas por la editora barcelonesa Plaza y Janés. Pero quedaban también otros temas para Ribera, que fueron plasmados en libros que hoy en día resultan auténticas joyas para los curiosos impenitentes; a ello se añade su ingente labor como traductor, entre cuyos trabajos anotamos la traducción del inglés al español del fundamental libro de Vallée “Pasaporte a Magonia”, publicado por Plaza y Janés en 1972

En la histoLibro Jacques B. Bleyria de Jacques Bley o Jacques Bordas, Antonio Ribera, utilizando el seudónimo de Ricardo Blasco Romero, publicó en forma novelada la vida de un gran amigo suyo, un extraño personaje que convivió con lo paranormal desde muy pequeño y que hasta despertó el interés del prestigioso ufólogo franco-norteamericano Jacques Vallée.De hecho se trata de la curiosa biografía de un personaje vinculado durante algunos años al macizo del Montseny, más concretamente, al observatorio del Turó de l’Home  (Cerro del Hombre). El protagonista no es otro que Jaime o Jaume Bordas Bley, titular del observatorio desde que lo dejaron los primeros caseros, el matrimonio Gil (Josep Gil y Maria Oliver), desde principios de los años treinta hasta el final de la guerra civil.

 El libro contiene notables anécdotas de la época, de tipo climático y humanas, pero también de hechos misteriosos como apariciones fantasmals en la cumbre del Montseny, como la que transcribimos seguidamente:

“Una noche, aparentemente tranquila llamaron a la puerta del refugio. Al abrirla, Jaume no vio nadie, y tampoco al comprobar los alrededores. Vuelto a su litera escuchó como si arañasen muy suavemente los porticones de la ventana. Se acercó cautelosamente y la abrió con celeridad, con la intención de sorprender al fantasmal visitante.

Ante sus ojos apareció de nuevo el estrellada noche, pero esta vez, sobre el fondo oscuro se distinguía una forma densa que tenía apariencia humana, dándole la espalda, andando ingrávido, huyendo… ¡hacia el abismo! A Jacques le dio un terrible vuelco el corazón y estuvo a punto de perder la serenidad. Aquel desconocido iba a caerse irremisiblemente.

La opaca silueta siguió avanzando horizontalmente, deslizándose en el aire, sobre el vacío, sin caer en el abismo, hasta que desapareció en el horizonte nocturno, esfumándose para no volver nunca más”.

Pero la siguiente aparición, de otro cariz completamente diferente, ocurrió en pleno día:

“Viniendo de Santo Marçal y cuando se disponía a tomar  el atajo de las Agudas, que empieza al mismo pie de esta cumbre, para efectuar la escalada de la pared por este lado, Jacques percibió unos pasos, experimentando la sensación que lo seguían a lo largo del sendero. Aquello lo puso en guardia. Aquel camino  no era frecuentado por los excursionistas. Lo extraordinario era que quien fuera pudiera aguantar su rápido paso de montañoso. Tumbándose todo de un plegado se encontró delante un individuo rubio, típicamente germánico, en *horts y calzando una especie de botas que recordaban las de un patinador, abrochadas por el centro hasta media pierna.

Era joven, de unos 28 a 30 años de edad. Jacques decidió continuar su camino sin darle más importancia al encuentro. Podría tratarse de una mera casualidad. (…) De repente dejó de sentir sus pasos… Se tumbó: no encontró nadie. Rehizo una parte del camino. Dio voces, pero no obtuvo ninguna respuesta”.

Canigó

Jaume Bordas tuvo un último encuentro en 1951, en su exilio francés, en el Monte  Canigó. A lo largo de algunas semanas este personaje, de características muy similares las descritas, iba a visitarlo a su propia casa para pedirle pan y leche.

Según nos cuenta Ribera, desde su más tierna edad Jacques Bordas (Jaime Bordas) acusó una propensión hacia el linfatismo, lo que le llevaba a acumular considerable cantidad de grasa en su organismo. Una noche del mes de agosto de 1923, Jacques, que por aquel entonces tenía 12 años, se hallaba tendido en su lecho y no podía conciliar el sueño. Estaba inquieto, preso de una extraña sensación, hasta que sintió un deseo irrefrenable de levantarse e ir a la terraza.

Finalmente se levantó y tomando una manta subió a la azotea de “Can Tena”. Eran las tres de la madrugada. He aquí lo que sucedió después:

Por el lado del mar aparecieron unos aparatos en forma de V, de aspecto metálico; su tamaño oscilaba entre los dos y tres metros. Uno de ellos se abrió en forma de abanico, dando la impresión de una extraña ave con alas extendidas. De su interior surgió un ser de apariencia humana. Aquel ser se le aproximó. Apenas parecía tocar el suelo con los pies. El desconocido visitante tenía su misma estatura: un metro veinte centímetros aproximadamente.

-“Hemos venido a verte -le dijo- porque queremos que sepas que estás bajo nuestra protección…Tú serás un hombre fuerte, pero no sólo física sino espiritualmente. Te protegeremos.”

“Su enigmático interlocutor -continua Blasco en su libro- extrajo un objeto de su pecho cuya forma era de un caramelo grande y cuadrado.”

Tras comérselo el problema de Jacques Bordas empezó a desaparecer.

Pasaron los años, y Jaime Bordas Bley, tras el drama de la guerra civil, emigraría y fue a vivir a Francia, al otro lado de la cordillera Pirenaica. Allí sería protagonista de una apasionante historia que, como veremos, parece conectar de alguna manera con los extraños hechos que el mismo vivió años antes.

Transcribimos esta extraordinaria historia del libro “¿De veras los OVNIS nos vigilan?” (Plaza y Janés – Barcelona 1974), de la autoría de Antonio Ribera:

El enigmático personaje del Canigó:  Jaime Bordas Bley

Mi amigo Bordas es por muchos conceptos un personaje extraordinario: ex meteorólogo, llego a ser una de las primeras potencias de Andorra; regentaba en la éроса en que se sitúa este suceso (junio de 1951) un hotelito situado al pie del Canigó, en el pueblo de Casteil о Castell у un poco mas arriba de la estación balnearia de Ver-net-les-Bains. El nombre del hotelito era «Hostal de l’Isard» (Hostal del Rebeco).

En los comienzos del verano de 1951, Jaime descansaba en el patio del «Hostal de l’Isard», bajo la sombra de unos perales. Por la puerta de la terraza que daba al lado de la montaña у al valle del Cadi, hizo su aparición un individuo que se detuvo en la entrada.

—Bonjour —dijo cuadrándose mientras realizaba una leve inclinación con todo el cuerpo.

Jaime le devolvió el saludo maquinalmente, examinándolo con detenimiento.

El individuo en cuestión era alto, de 2 metros. Su andar era pausado у su voz había sonado en tono bajo pero de timbre claro, que sin ser excesivamente varonil no correspondía a su físico.

Lo que mas atrajo su atención, además de su extraña voz у sus peculiares modales fue su aspecto у su manera de vestir. Llevaba unos pantalones ajustadísimos, a modo de unos leotardos en donde resaltaba toda la musculatura de los muslos, bajo aquel color indefinible, de tonos azules, petrolíferos у grisáceos. Las largas у perfectas piernas rememoraban las de una estatua griega, tal vez demasiado largas en proporción al resto del cuerpo. Calzaba unas botas de media саñа, de una sola pieza, sin ojales, ceñidas, muy negras, confeccionadas con una especie de piel extraordinariamente mate. Llevaba el torso ceñido por un bluson en el que destacaba un bordón de un dedo de grueso en torno al cuello. El blusón era un poco holgado, sin ajustarse tanto como el pantalón pero marcando su figura. Le llegaba hasta la cintura, rematado por una tira -a modo de cinto estrecho- cerrado por contacto, al igual que la abertura cen­tral.

Es de notar que los cierres de contacto, tipo «Velcro», por ejemplo, aun no se habían inventado.

La blusa también estaba cerrada por sendos bordones rodeándole las muñecas. Este detalle hizo que Jaime se fijase en las manos del «desconocido»: eran unas manos provistas de dedos finos, alargados, bellas, muy afeminadas, lisas, blancas sin vello ni venas destacadas. Pese a su estrecha cintura tenia el cuerpo atlético у era bastante ancho de hombros. Su conjunto era más bien fino, de una esbeltez notable у no aparentaba poseer ni un solo gramo de grasa.

Tipo BetaEn cuanto a su tez, era blanca, ligeramente sonrosada. Imberbe. Los cabellos de un rubio claro, cayéndole casi hasta los hombros -de una manera similar a la del famoso «venusiano» de Adamski-, provisto de amplias ondulaciones у vuelto ligeramente hacia el interior por abajo.

Su cara era alargada, provista de una boca perfectamente dibujada, más bien sensual que fría, con los labios ligeramente carnosos у bien formados. Al hablar mostraba una dentadura normal у sana. La nariz de trazo rectilíneo sin ser clásica, algo achatada en las aletas, pero por encima de ellas continuaba en punta. Poseía unos ojos muy grandes, almendrados, de un azul límpido, tan claro que su mirar daba la sensación de ser un tanto desvaído pero llenos de vitalidad. Eran unos ojos propios de una mujer bellísima, turbadores, casi insondables у cuando el «desconocido» posaba su enigmática mirada sobre él, Jaime experimentaba la sensación de sentirse atravesado de parte a parte. No le era posible sostenerle la mirada ni fijar sus pupilas en las de aquellos ojos. Cada vez que lo intentaba sentíase intimidado a pesar de que el «desconocido» le contemplaba atento у respetuoso.provistos de una especie de magnética penetración.

Las cejas eran finísimas, formando un trazo rubio bajo una frente enormemente espaciosa. Hablaba sin gesticular. Su сага у sus manos no se movían. Sus brazos se apoyaban en la mesa, quietos también. Daba la impresión de que en él todo el cuer­po era pura voz surgiendo con el mismo diapasón: muy agradable, sin inflexiones, sin altos ni bajos, sua­ve pero a la vez penetrante у clara. Usaba un francés «químicamente puro» sin que resaltase ningún acento regional determinado. Empleaba un vocabulario de elevada técnica; sin embargo, todo lo exponía con sencillez у claridad. Aparentaba tener de 30 a 35 años.

—Quisiera pedirle un favor.

—Siéntese —le invitó Jaime con amabilidad.

El «desconocido» tomó asiento en una silla, a su lado.

Al tenerlo tan cerca observo que la tela de su vestido tenía una contextura especial, lisa, al parecer sin fibras, como de espuma.

—He venido a verle para pedirle —continuo el «desconocido»— un favor.

—Si esta en mi mano…

—Espero de su amabilidad que me facilite cada día, a esta hora, un par de botellas de leche у pan.

—No me dedico a vender lo que solicita —replicó Jaime—. Esto es un restaurante.

—Lo se —admitió el desconocido—, pero no puedo dirigirme a nadie mas en este pueblo. Si no me vende lo que le pido me causara una extorsión.

—¿Y por que una extorsión?

—No tengo documentos ni dinero —aclaró—. Además, he de procurar que me vean paseando por los alrededores de su casa lo menos posible.

Jaime pensó que su misterioso interlocutor podía ser un perseguido о un fugitivo político.

Entretanto, el «desconocido» le miraba fijamente con un rostro que se iluminaba, pero sin llegar a sonreír. En realidad no le vio sonreír jamás, únicamente en determinados momentos se le aclaraba toda la faz. Diríase que sonreía interiormente, sin ningún signo externo, como si la vida física cediese a la in­terna, a la espiritual.

Jaime accedió a su petición.

—Muchas gracias —dijo su extraño visitante con aquella indefinible expresión.

—Mañana ya puede pasar a recoger el pan у la leche, que yo iré a buscar al pueblo.

El « Hostal de l’Isard » estaba enclavado en la misma entrada de la población.

De súbito, Jaime le pregunto:

—¿De donde viene usted?

—De arriba.

—¿Esta en Marialles о cerca del Coll de Jou?

—De arriba —repitió el «desconocido».

Jaime no quiso insistir. Hubiera deseado saber la identidad de aquel raro personaje pero se contuvo. Un cuarto de hora antes de que este se fuese le hizo prometer que seria muy discreto у no revelaría a na­die su presencia, quedando en volver al día siguiente a la misma hora.

En efecto, a la hora concertada volvió a comparecer, hizo la misma clase de salutación que el día an­terior у fue a sentarse directamente al lado de Jaime.

—Me gustaría saber que es lo que hace usted por esta región —dijo Jaime procurando no dar demasiada importancia a sus palabras.

—He venido con una misión científica —le respondió—. Más adelante le diré de qué se trata.

—¿Es usted un científico?

El «desconocido» asintió con la cabeza.

—¿Por qué rama de la Ciencia se interesa?

—Por muchas —contesto, preguntando a su vez—. ¿Usted también se interesa por la Ciencia?

—Si. Bastante.

—Pues sepa usted que esta región es muy interesante para la Ciencia. El macizo del Canigó es riquísimo en mineral, pero además tiene otras cosas que usted no podría comprender nunca.

Le hablaba benévolamente, como si tratase con un niño de diez о doce años. Le exponía las cosas con claridad у sin el menor asomo de suficiencia о pedantería. En el tono que empleaba no existía el menor atisbo de orgullo о petulancia. Se limitaba a hablarle del Canigó. Entre otras cosas le dijo que era una montaña de hierro, magnética. Acaso esta inesperada información explicase los frecuentes accidentes de aviación que se han ido registrando у cuyo historial desde 1945, comprende una trágica lista de once catástrofes de aviación, con un total de 229 muertos. Posiblemente los compases de los aviones fueron desviados por la fuerza magnética de la montaña.

Al tercer día, extrañado ante las escasas necesidades que demostraba tener el individuo, le pregunto:

—¿No quiere que le traiga otra cosa del pueblo

—Ya tengo suficiente —repuso con su habitual tono de voz.

—Me es usted muy simpático —insistió tratando de romper aquella especie de hielo que les separaba—. Si le hace falta algo mas sólo tiene que decírmelo.

—No necesito absolutamente nada mas —atajo el visitante. Tras una pequeña pausa continuó—: Yo me alimento únicamente de pan у leche.

Esta declaración no le sorprendió demasiado. Jai­me había sido vegetariano durante muchos años, por lo que este tipo de alimentación, un tanto sobria, la atribuyó a una cuestión puramente dietética. «Acaso este enfermo», pensó para si. Con singular naturalidad, el «desconocido» empezó a desarrollar temas mas profundos, de un curioso carácter social.

—El Régimen francés es retrógrado —díjole entre otras cosas у agregando a continuación—. Desde luego, el planeta en que nos encontramos esta compuesto por una sociedad dislocada. Todo en vías de arreglo, pero aún no hay nada que se sostenga.

Por sus palabras у рог los conceptos que vertía —que a veces solo entendía confusamente— le pareció un autentico comunista. Este concepto ideológico que había formado del «desconocido» se reafirmo al oírle decir:

—Existe un país que tan sólo es un embrión de lo que será el mundo del futuro. Pero solo es un embrión.

Jaime le escuchaba cada vez mas interesado.

—Es preciso desarraigar el egoísmo del hombre, totalmente. Ustedes creen que es algo congénito, pero no, no lo es. Aunque la tarea de su expulsión será muy dura.

Hizo una pausa. Daba la impresión de que sus pa­labras surgían por todas las partes de su cuerpo provocando una especie de fascinación a la que no podía sustraerse.

—El hombre se considera solo en la Tierra у no sabe que no es más que uno de los elementos de la evolución. Con todo su desmesurado orgullo, con toda su pretendida sabiduría, ignora que en el planeta Tierra existe un animal, hoy en proceso evolutivo que andando el tiempo le sustituirá. Actualmente no puede sospechar que ya se esta preparando algo que le superara.

—Me gustaría saber que clase de animal o…

La intensa у fija mirada del «desconocido» cortó su pregunta. Cada vez mas cohibido se vio obligado a apartar la mirada de él.

Y de nuevo, sin saber cómo, se entabló la conversación. Uno de los temas en que insistió muchísimo fue el de las fuerzas ocultas que ahora el hombre cree dominar.

—Al hombre se le han dado muchas atribuciones para dominar gran cantidad de fuerzas extraordinarias, pero el no lo sabe. Y si hace mal uso de ellas, únicamente conseguirá la precipitación de su propio holocausto у la aparición de esta cosa que vendrá después. El hombre ha de esperar. Tiene que saber esperar a darle tiempo al tiempo, sin quemar estérilmente las etapas. Solamente entonces será posible que, el hombre actual, llegue a enlazar con esta cosa futura.

Cada vez se hallaba más convencido de que su misterioso visitante era un ruso. Esta opinión la compartían los escasos habitantes de Castell que habían visto a aquel etre bizarre (ser extraño), como lo clasificaban en sus patios del Rosellón. Sobre todo al oírle decir:

—Nosotros podemos evitar el cataclismo que las potencias capitalistas pueden provocar.

En otro retazo de las conversaciones que sostenían afirmó:

—Sus hijos verán el final de las religiones. Al menos tal como están estructuradas en la actualidad.

Hablando de la generación de la posguerra у de la rebelión de los hijos, expresó:

—Las revoluciones só1o vendrán de las juventudes. Con sus pensamientos lisamente expuestos semejaba prever una verdadera mutación de la juventud.

El «desconocido» ya llevaba cuatro о cinco días en Castell, у pese a sus precauciones, se había convertido en la comidilla de sus habitantes.

Una mañana, estando ambos sentados en el patio, salio el hijo de Jaime, llamado como él у llevando entre sus manos una máquina fotográfica.

—Papa, os haré una foto.

Pero el «desconocido» mirándole con fijeza, rechazó diciendo con tajante acento:

—No. No, gracias.

Ante la insistencia del muchacho su rostro se alteró рог primera vez tomando una expresión muy rara. Al fin accedió diciendo:

—Bien, hágala. De todos modos es inútil. No vale la pena.

Jaime les hizo no una, sino dos fotografías. Al revelar el carrete, transcurridos unos días, cuando ya el «desconocido» se había despedido de Jaime, los dos fotogramas correspondientes a aquel par de exposiciones aparecieron en blanco. La película aparecía completamente transparente, sin señales de emulsión. Los otros seis fotogramas de la misma película, tamaño 6×9, salieron bien, mostrando escenas familiares.

El hecho continua tan inexplicable ahora como cuando tuvo lugar.

El día de las fotografías el «desconocido» insistía en un tema, que sin lugar a dudas, le era muy caro: el de la perversidad del hombre que, según él, tocaba ya a su fin.

Transcurridos unos días, Jaime, sin poder dominar por más tiempo su creciente curiosidad decidió seguir los pasos del «desconocido» sin que este se diese cuenta. Al abandonar el «Hostal de l’lsard» comenzó a seguirle con la mayor discreción posible. Después de traspasar el puente del río Cadi volvió a subir hacia el Coll de Jou. Con no pоса sorpresa pudo comprobar que el «desconocido» subía sin esfuerzo alguno, como si la cuesta descendiese en forma suave en lugar de ascender empinadamente. Tan regular у elástico era su paso. «Subía como una pluma…»

Manteniendo siempre la misma distancia le vio llegar hasta la parte superior de la cuesta. Allí, entre la espesura del bosque, le esperaba un ser de apariencia у traje iguales a los del «desconocido», aunque un poco más bajo de estatura. Tuvo la impresión de que se trataba de una mujer.

Los dos seres, sin saludarse, continuaron ascendiendo por el monte, introduciéndose en un bosquecillo. Jaime se vio obligado a seguirles por las alturas, ocultándose entre las matas, procurando no perderles de vista ni un solo instante.

2059979587_2069e0a3c0_oEl «desconocido» у su idéntico acompañante se detuvieron en un pequeño claro del bosque. En el centro del mismo, en una especie de calvero divisó algo que tenía toda la apariencia de una tienda baja, no cuadrada, sino ovalada о circular, con la parte central más elevada. Su color era como «gris metálico». Por más que se esforzó no pudo ver toda la superficie de la supuesta tienda de la que le separaba una distancia de unos 200 metros aproximadamente.

Montañero experimentado, quedose estupefacto ante aquel tipo de tienda. Caso de serlo, pertenecía a un género de confección muy rara en la época, utilizado só1o por las expediciones del Himalaya у en las misiones polares de Paul Emile Victor.

Los dos misteriosos personajes comenzaron a pasear alrededor de la tienda. Jaime no quiso ser inoportuno e indiscreto у decidió retirarse. Pero su curiosi­dad no quedaba satisfecha. Lo primero que hizo cuan­do el desconocido volvió de nuevo al Hostal, con su acostumbrada puntualidad, fue lanzarle de sopetón la siguiente pregunta:

—Pero, ¿Qué hace exactamente usted aquí?

El desconocido adoptó su postura acostumbrada, mirándole sin despegar los labios.

—¿Cómo se llama usted? —insistió con idéntico resultado.

Conformado pero no satisfecho por la imperturba­ble postura del «desconocido» desistió de hacerle más preguntas por el momento. Era casi seguro que estaba allí clandestinamente.

Poco a poco volvió a entablarse la conversación, versando como siempre sobre los temas sociales. De pronto el «desconocido» lanzó su pregunta:

—Y usted, ¿Que hace socialmente?

—Pues yo no pertenezco a ningún partido político —repuso Jaime—, pero soy muy avanzado social­mente.

—Tiene la obligación de desplegar más actividad social. No hace lo bastante en este terreno, porque usted, con las aptitudes que tiene, está obligado a una actividad social de acuerdo con sus impulsos interiores.

Por unos momentos, Jaime quedó como en suspenso. ¿Como podía saber el «desconocido» las condiciones que concurrían en el? ¿Qué sabía de su vida, tanto anímica como física? Reaccionando tardíamente re­plicó:

—Yo no tengo su capacidad. ¿No se da cuenta de que a veces no puedo seguir el hilo de sus pensamientos ni los entiendo?

A partir de aquel instante, el «desconocido» se esforzaba por hacerse entender, explicándole las cosas hasta lograr que las comprendiera. El comentario entonces era muy singular. Decía simplemente:

—Bon, enregistré. (Bien, registrado.)

Empleaba a menudo un lenguaje muy técnico, tal como lo haría un profesor de física, utilizando símbolos matemáticos que escapaban a su comprensión.

Como era de esperar, la curiosidad de los habitantes del poblado no podía permanecer sin manifestarse.

Jean Pi, cultivador de manzanas, le interpelo en cuanto tuvo ocasión.

—¿Quien es ese ser tan raro que te va a visitar? —.Ante el silencio de Jaime, un poco molesto conti­nuó— El otro día estaba yo en el manzanar у al verle le grite: «¿Eh, donde va usted?» No me hizo caso. Yo insistí: «¿Eh, es que no me oye?» Entonces se volvió mirándome de tal manera que me intimidó. Tienes que saber, amigo, que es un ser muy raro. El caso es que ya no pude decide ni media palabra mas.

Pocos días después, hallándose en el pueblo, el pa­dre de M. Nou, que ostentaba el cargo de alcalde del lugar, le preguntó:

—¿Quien es ese ser tan raro que le visita? El otro día le saludé pero ni siquiera me contestó. Creyendo que era extranjero у no me entendía le dije por medio de gestos: «¿Y los papeles?» Me miro tan fijamente, con tal intensidad, que creí haberle ofendido у me sentí muy intimidado. Por un momento tuve la sensación de que me tapaban la boca con una mordaza. No pude decir ni palabra. ¿Quien es este individuo?  ¿Le conoce usted?

—Puede estar tranquilo —respondió Jaime—. Es un buen amigo у una excelente persona. Desde luego es extranjero у ha venido de muy lejos para hacerme una visita. Yo respondo por él. Pero por favor, no diga nada a la Gendarmería. No es que pueda ocurrir nada, pero seria enojoso.

— ¡Ah, bueno, así esta bien!

Jaime Bordas cada día estaba más intrigado. Habían transcurrido diez días desde la primera visita del desconocido, que se presentaba invariablemente a la misma hora, para efectuar una breve inclinación cor­poral у sentarse luego a charlar, unas veces a la sombra de los árboles, en el patio о en el comedor del Hostal. Ni una sola vez quiso entrar en el bar. Después recogía su pan у su leche marchándose con su característico caminar.

Aquel ser representaba un enigma. A menudo se había forjado diferentes hipótesis, que no tardaba en desechar, quedando sumido en un caos de agitadas confusiones. En su mente quedaban agitándose una infinidad de preguntas a las que no podía dar una respuesta lógica.

¿De dónde había surgido? ¿Cúal era su origen? ¿Se trataba de un hombre fuera de «serie», nacido en algún nórdico lugar? ¿Se trataba de un miembro perteneciente al clandestino movimiento de la Resistencia о de un espía soviético? ¿Que misión u objeto tenia que llevar a cabo en aquellos solitarios aledaños?

En cuanto le vio aparecer fue a su encuentro. Sin poder dominar sus impulsos le preguntó casi a boca de jarro:

-Oiga, ¿Qué es lo que hace usted por ahí arriba?

El le dirigió una de sus extrañas miradas sin que sus labios se despegaran para emitir sonido alguno.

Jaime insistió:

—Tenga en cuenta que yo he respondido por usted. De sus acciones depende mi prestigio у tal vez mi seguridad.

La сага del «desconocido» pareció iluminarse con una extraña claridad у sus frías pupilas relumbraron por unos segundos, pero persistió en su silencio.

—Supongo que no se pasara todo el día sin hacer nada —continuó Jaime— ¿No puede decirme que clase de misión le ha traído por aquí?

Los labios del «desconocido» apenas si dieron sensación de que se movían. Y por primera vez contestó conciso a sus insistentes preguntas.

—Estoy haciendo el mара topográfico del Canigó.

—Es un trabajo innecesario —replicó Jaime—. Ya existe el plano directo de la carta de Estado Mayor. Yo podría procurárselo con facilidad. Cualquier librería de Perpiñán lo tiene.

—Ya lo he visto. No me sirve.

De repente, sin saber por que, a Jaime le llamó la atención la clara tonalidad del rostro del «descono­cido». Pensó, con lógica, que era imposible que, al cabo de diez días efectuando escaladas por aquellos riscos, pudiera conservar la tez tan fresca у sonrosada como la de una doncella. El sol de la alta montaña quema intensamente. Bastaba ascender al Canigó (2.785 m), al pico Barbet (2.750 m), al pico de Tres Vents (2.700 m), al pico de Roja (2.600 m), para acusar los efectos de la insolación.

—¿Como es posible que conserve la cara tan blanca si se pasa todo el día en lo mas alto de los picos? —objetó— ¿Acaso se pone un velo о una gasa?

Jaime espero inútilmente una contestación. EI «des­conocido» volvió a adoptar su típica actitud silenciosa, mientras semejaba envolverle con la aguda mirada que surgía del fondo de sus ojos. Llegó a pensar que la palabra no, que nunca había empleado, no existía en su vocabulario.

—¿Terminara pronto este… Trabajo? —Sí, dentro de unos dos о tres días lo habré concluido.

—¿Me lo enseñará? Me gustaría verlo. La sombra de una sonrisa pareció esbozarse fugazmente. Dio media vuelta у emprendió el camino hacia las alturas.

Un día antes de su partida el «desconocido» realizó su habitual aparición. Esta vez llevaba algo en la mano: un tubo de aspecto metálico у de cuyo inte­rior extrajo un maра que extendió sobre la mesa. Era un plano cartográfico, limpiamente ejecutado, con las cotas, las curvas de nivel perfectamente trazadas, reproduciendo con inusitada fidelidad todo el macizo del Canigó. EI tipo de papel empleado daba la sensación de un pergamino muy suave, sin pliegues у no crujía al ser manejado. Reconoció con harta facilidad el trazado que aparecía ante sus ojos sin ninguna clase de letras ni números; únicamente se distinguían unos símbolos indescifrables. Uno de ellos era una especie de media luna en las curvas de nivel. La tinta empleada era negra у las altitudes no estaban señaladas con cifras arábigas. La topografía era perfecta.

Cuando Jaime hubo saciado su curiosidad, el «des­conocido», doblando el sorprendente mара, volvió a guardarlo, no en el tubo, sino en una especie de carpeta provista de tapas metálicas, que como es de suponer, había traído consigo, pero que de pronto, había pasado desapercibida a la atención de Jaime. En el interior de la carpeta había otros documentos, así como en el tubo.

La labor topográfica para levantar aquel plano con sus detalladas curvas de nivel, hubiera requerido el esfuerzo continuado de un equipo de topógrafos del Ejército durante dos meses, cuando menos. Sin em­bargo, aquel misterioso ser lo había llevado a cabo —solo о con la ayuda de su no menos enigmático compañero— en quince días escasos… Y al parecer sin mas alimento que pan у leche.

El hecho en sí era algo desconcertante e incomprensible. Un misterio más que añadir a los que rodeaban al «desconocido».

Aunque las sorpresas de Jaime no habían terminado.

EI fantástico topógrafo le dijo: —Mañana no me traiga ya más leche. No le podré pagar.

—No importa —repuso, comprendiendo que aquello significaba una despedida—. Lo que he aprendido de usted durante estos quince días, vale mucho más que el pan у la leche que le he proporcionado.

—No le podré pagar con dinero —continuo el «des­conocido»— porque no lo tengo, pero le daré algo que para ustedes tiene mucho más valor. —Y le tendió un pequeño paquete que llevaba en la mano.

Jaime no había observado nunca que el traje del «desconocido» tuviese bolsillos. Otro detalle que de repente le asaltó fue que realmente pese a que le había tratado siempre como a un hombre, en realidad no lo podía asegurar, pues su conformación de cintura para abajo no daba señales de atributos masculinos, sino que presentaba una superficie lisa, mórbida.

Al abrir el paquete vio que contenía unas cuantas piedras.

—Tómelas —le dijo el «desconocido»—. Son pepitas de oro.

—¿Dе dónde las ha sacado?

—Del río Cadí. Es aurífero —contestó—. Yo puedo encontrar tantas como quiera.

Jaime no dudó ni por un momento de su afirmación. Estaba acostumbrado a confiar completamente en su palabra. Siempre había tenido la impresión de que aquel «desconocido» no podía mentir.

—Gracias. Buen viaje. ¿Por dónde se irá? ¿Pasará por Vernet? Se lo pregunto con la intención de acompañarle con mi coche hasta Vilafranca del Conflent, donde puede tomar el tren. Piense que no tiene do­cumentos que acrediten su personalidad.

El desconocido se limitó a decir.

—Por arriba.

Mientras se alejaba hacia donde tenía instalado el campamento, Jaime pensó que se iría por la alta montaña. No cabía otra explicación. Solo ahora, transcurridos bastantes años, cree que aquel «arriba» pudiese significar algo más.

Aunque de momento, bajo la influencia de la poderosa personalidad del «desconocido», le creyó cuando le dijo que aquellos pedruscos redondeados que parecían unos vulgares cantos о guijos eran pepitas auríferas, después empezó a dudar. Hasta que por fin se decidió a llevarlos a Perpiñan con el objeto de mostrárselo a sus amigos, los hermanos Ducommun. ¡Cuál no sería su sorpresa ante el entusiasmo desbordado que le mostraron los joyeros al asegurarle que aquello era oro purísimo!

—¿Donde los has encontrado? —le preguntaron con avidez—. ¿Quieres que nos asociemos para explotar este placer?

Jaime no quiso revelar su procedencia, cosa que molestó en extremo a los joyeros.

El «desconocido» había pagado con la magnificencia de un rey los alimentos que le proporcionó. El valor de las pepitas era muy superior al de los modestos víveres que había consumido: más de 50.000 fran­cos.

Con este golpe de efecto terminó el hasta hoy inex­plicable episodio de Castell a los pies del Canigó. La confirmación del encuentro con un personaje extra-terrestre sería el mejor documento que existe у el de mayor duración. Los supuestos contactos de Adamski, Cedric Allingham, Truman Bethurum, Siragusa, Daniel Fry у algunos otros, no poseen pruebas tan corroborables corno el de Castell, ya que en ellos todo depende de lo que cuenta el contacto. En el caso del Canigó no se registra la presencia de una «astronave», un «disco» о cualquier otro tipo de vehículo espacial. La presencia de la tienda da pábulo a muchas suposiciones. ¿Se trataba de un medio de transporte discoidal, aplanado у de color gris metálico, lo que Jaime tomó por una tienda último modelo?

Es muy significativa la observación aportada por el eminente у estudioso francés Jacques Vallee, doctor en Matemáticas, asesor de la NASA en el maра de Marte, especialista en maquinas calculadoras «IBM» у uno de los mayores expertos del mundo en «objetos no identificados», tema sobre el que ha publicado varias obras en inglés. En su lista de doscientos casos de aterrizajes de OVNIS у en el que lleva el numero 55 у la fecha 4 de octubre de 1954, dice que un niño de diez años, llamado Bartiaux, vio un objeto «en for­ma de tienda» que había aterrizado cerca de Villers-le-Tilleul (Ardenas). A su lado se hallaba de pie un individuo desconocido.

Pero en este caso se cuenta con el testimonio de casi todos los habitantes de una población. En mayo de 1967, en Castell, existían varias personas que habían conocido a Jaime cuando este regentaba el «Hostal de l’lsard». Entre ellas Michel Cases, propietario del hotel-restaurante «Le Catalán».

El macizo del Canigó es perfectamente conocido desde el punto de vista geológico, pero la verdad es que los aviones que lo sobrevuelan sufren extrañas perturbaciones magnéticas en sus aparatos de navegación. Algo о alguien perturba los compases у los radiogoniómetros de los aviones en las inmediaciones del misterioso у poético macizo, que en un mара de Europa ocupa un espacio menor que una antigua moneda de cinco céntimos. Sin embargo, este pequeño circulo constituye EL MAYOR CEMENTERIO DE AVIONES DE EUROPA (1).

La conclusión de cada una de las encuestas efectuadas fue siempre la misma: error de navegación. Pero, ¿cual es la razón natural, conocida у comprobada que hace que tantos pilotos experimentados, guiados por una completísima red de radiofaros desde tierra, cometan siempre el mismo error у en el mismo lugar? Los técnicos responden que se trata de una desdichada coincidencia. El cálculo más elemental de probabilidades nos dice que ya no puede hablarse de «coincidencias» en el caso del Canigó. Caso que recuerda el «Triangulo mortal de las Bermudas», misteriosa zona triangular que existe en el mar, a la altura de la península de la Florida, y, donde se han «esfumado» misteriosamente docenas de barcos у avio­nes, en pleno día у con calma chicha.

¿Existirán acaso en nuestro planeta centros de perturbación magnética capaces de «volver locos» los instrumentos de navegación aérea y marítima? De ser así, ¿cual es la causa? ¿Tendrá relación con esto el secretísimo Project Magnet de la Aviación americana consistente en varias superfortalezas volantes y equipadas con perfectos magnetómetros? Y por ultimo, ¿que relación tiene —si la tuvo— el «desconocido» de Castell con estos trágicos у luctuosos sucesos?

Sea como fuere, es de notar que, por causa verdaderamente incomprensible, el extraño episodio de Cas­tell se borró, al poco tiempo, de la mente de Jaime, sufriendo una amnesia total temporal que ha durado durante unos diez años. ¿Fue un bloqueo psicológico impuesto de «arriba»? El enigma subsiste у posiblemente aun nos hallemos muy lejos de su solución. Sin embargo, el «desconocido» predijo a Jaime que su  vida cambiaria radicalmente у que sería objeto de shocks muy violentos.

Los hechos posteriores parecen confirmar esta predicción. Efectivamente en el verano de 1971, hallándose Jaime en su magnífico chalet de Andorra у en compañía de Odile, su esposa parisiense que conoció poco después de los hechos antes reseñados, recibió una misteriosa llamada telefónica desde París. La voz era la misma que había oído en 1951 en Castell, la del «personaje misterioso», que le dijo: «Те hablo desde un automóvil, en el Bosque de Vincennes. Experimentarás una nueva mutación. Cesarás de envejecer, у tu mente se abrirá a verdades mas amplias.»

En 197, Rafael Farriols у yo nos personamos en Castell para efectuar una detallada investigación in situ. Entrevistamos a varias personas que aun recordaban a Jaime Bordas у al etre bizarre que iba a buscarle pan у leche; es decir, el «extraño ser» de nuestra historia. Entre estos testigos se contaban el ya citado Michel Cases, M. Nou, antiguo alcalde del pueblo, Jean Pi, cultivador de árboles frutales, у otros. Bordas me había confiado, como se recordará, el nombre de los joyeros que adquirieron las pepitas de oro que le entregó el desconocido: los hermanos Du­commun. Por una afortunada casualidad, uno de ellos, Henri, era a la sazón Vicepresidente de la Federa­ción Francesa de Estudios у Deportes Submarinos. Al ser yo uno de los pioneros del buceo autónomo en España, autor de varias obras sobre la materia, amigo personal del comandante Cousteau у de otras personalidades del mundo submarino tenía ya garantizado un buen recibimiento por parte de dicho joyero quien, según pude luego comprobar, conocía en efecto mi nombre.

La joyería de DUCOMMUN FRERES se encuentra en uno de los lugares más céntricos de Perpiñán: en la misma plaza que se abre al pie del Castillet. Henri Ducommun me recibió amablemente, yo le presenté a Farriols у acto seguido le expuse el motivo de nuestra visita, después de hacer unos breves comentarios so­bre el buceo у hablarme el de un compresor para la carga de botellas que se había hecho instalar en Rosas.

—En efecto, me acuerdo perfectamente de Jacques Bordas —me dijo—. Era un guía de montaña que entonces regentaba un hotel de montaña en Castell. Era un hombre fuerte, simpático у de trato muy agradable.

—¿Recuerda usted si alguna vez le trajo pepitas de oro para vender?

—Pues sí —respondió Henri Ducommun—, creo que fue hacia el año 50 ó 51, no recuerdo bien. Como ustedes saben —agregó—, la cuenca del río Cadi es aurífera, pero nunca nadie había traído pepitas de aquella calidad.

Confirmado este último extremo, que parecía corroborar la veracidad de la extraña historia, Farriols у yo reemprendimos el regreso a Barcelona, en el «Morris 1100» de mi amigo, mientras en nuestro inte­rior se alzaba este interrogante:

¿SERIA EL DESCONOCIDO DEL CANIGÓ UNO DE LOS PRIMEROS HOMBRES DE UMMO LLEGADOS A LA TIERRA?

Las fechas concordaban: marzo de 1950; junio de 1951. Poco mas de un айо después…

………………

Nota: Aquí el autor hace referencia a los supuestos extraterrestres del denominado Caso UMMO, puesto que en un capitulo anterior del libro menciona que el primer contacto de los UMMITAS con los terrestres fue en los años 50.

………………

(1) A continuación damos una relación de los accidentes aéreos habidos en el Canigó о sus cercanías, desde  1945:

Marzo 1945.   Un  «Liberator»,   ingles:   5 muertos.

Diciembre 1950. Un «Dc-3», de «Air Maroc»:   3 muertos у 4 heridos.

Febrero 1953. Un «Nord Atlas»,  frances:   6 muertos.

Marzo 1955. Un   «C-47». Americano:   5 muertos.

Julio  1957. Un   «Nord 2.051»,   francés:   10  muertos.

Septiembre   1958. Un «Broussard», francés, de  reconocimiento: 5 muertos.

Junio de 1961. Un avión de transporte británico con un  equipo de baloncesto: 18  muertos.

7 de octubre de  1961. Un  «DC-3», ingles: 37 muertos.

11 de enero de 1963. Un «Constellation» militar francés: 12 muertos.

13 de septiembre  de  1963.  Un «Viking  Air   Nautic»,  ingles: 40 muertos.

3 de junio de 19ó7. Un  «DC-4-. Británico: 88 muertos.

Todos  los   accidentes  ocurrieron   en   territorio  francés,  excepto el de junio de 1961, en la parte española.

Voces del Misterio nº.615: LA INQUISICIÓN…Historia y Torturas; Mito y Realidad de la ATLÁNTIDA Y TARTESSOS

Ir a descargar

PULSA PLAY para escuchar y/o descargar el programa

“Voces del Misterio” nº.615 en el que hablamos de dos temas monográficamente: INQUISICIÓN: HISTORIA Y TORTURAS; en nuestro segundo tema hablamos del MITO Y REALIDAD DE LA ATLÁNTIDA Y TARTESSOS, dos míticas culturas desaparecidas donde debe saber hasta donde llega la Historia, la Leyenda, el Misterio y su realidad. En “Voces del Misterio”, SFC Radio, 91.6 fm.

https://www.ivoox.com/voces-del-misterio-n-615-la-inquisicion-historia-torturas-audios-mp3_rf_28037814_1.html

Cinco extraños sucesos sobre los que la ciencia no se aclara

La verdad ¿está ahí fuera? Cinco extraños sucesos sobre los que la ciencia no se aclara

Lo paranormal y el misterio siempre han sido temas que nos han llamado la atención y han formado parte de nuestra cultura. Algunas aún no tienen explicación.

Foto: No existen certezas de por qué hay personas que visionan fantasmas. (Corbis)
No existen certezas de por qué hay personas que visionan fantasmas. (Corbis)
Los misterios a todos nos gustan, aunque sea un poco. En la naturaleza humana reside la capacidad de ser curioso y cuando escuchamos fantasiosas historias, quimeras y sucesos paranormales todos ponemos la oreja, pese a que en numerosas ocasiones sea para criticar la credulidad y tachar de trilero al que la esté contando.

No hay que sonrojarse al recordar aquella noche de adolescente en la quejunto a tus amigos intentaste contactar con un espíritu vía güija o aquel día que estando un poco alicaído se te fue un ojo a las páginas del horóscopo para intentar alegrarte el día.

Hay muchos temas sobre los que la ciencia aún no ha sido capaz de llegar a una explicación consensuada para poder quitarnos de la cabeza todas las teorías existente, más o menos fundamentadas. En Business Insider proponen cinco de ellos.

¿Por qué bostezamos?

¿A quién no se le ha escapado un bostezo en algún momento no previsto? Los hay para todos los gustos. Desde el pequeñito y del que solo te das cuenta porque te has tapado la boca con las manos, hasta el que por un instante mutas de persona a oso panda. Y precisamente eso es lo único que se tiene claro: la gran mayoría de animales bostezan.

En una encuesta de la CBS, el 22% respondieron que habían sentido la presencia de fantasmas

Generalmente se ha asociado a problemas de sueño o aburrimiento, pero también existe la teoría de que es un mecanismo de refrigeración y oxigenación para nuestro cerebro y otras partes de nuestro organismo. Esta respuesta no está demostrada y además no resuelve la incógnita de por qué son tan sumamente contagiosos. De hecho, es muy posible que al leer estas líneas te hayan entrado ganas de bostezar.

Los fantasmas

¿Crees en los fantasmas? Mucha más gente de la que parece lo hace. En una encuesta realizada en 2005 por la CBS un 48% de los participantes afirmaron confiar en su existencia y casi un 22% en algún momento de su vida han sentido su presencia, que poco tiene que ver con la imagen que todos tenemos de Casper.

Apenas hay estudios de por qué se pueden producir estas visualizaciones, pero la respuesta más habitual es relacionarlas con sonidos cuya frecuencia de onda no es alcanzable para el oído humano, pero sí que sentimos la vibración. Otra respuesta, más cómica pero que puede ser válida, es que las alucinaciones pueden proceder de una intoxicación por inhalar monóxido de carbono.

El dèjá vu

Este fenómeno es uno de los misterios que más llaman la atención del ser humano, quizá por ser uno de los pocos que ocurren dentro de nosotros. Este suceso consiste en tener la sensación de haber visto vivido antes algo que acaba de ocurrir.

El Bigfoot tiene diferentes nombres según las culturas

La respuesta científica tradicional ha sido que nuestra cabeza se queda “colgada” durante un instante y por eso sucede esta extraña sensación. Sin embargo, en El Confidencial os contamos otra posible explicación que consiste en recordad la disposición de una estructura similar a la que estamos viendo.

En el dèjá Vu, las explicaciones paranormales son el pan nuestro de cada día.

El Bigfoot

Es uno de los más tradicionales animales mitológicos, pues ha sido mencionado de muchas formas diferentes en diversas culturas: Bigfoot, Yeti, Pies Grandes, o el abominable hombre de las nieves. La esencia es la misma. Este ser a medio camino entre el hombre gigante y el simio es uno de los iconos de los amigos de lo arcano.

Parece bastante claro que no existe tal ser y sus avistamientos suelen estar relacionados con errores de percepción al confundirlos con animales como los osos. Lo que no se ha conseguido demostrar es si en algún momento ha existido o dejado de existir alguna especie que haya sido un eslabón entre el hombre y la bestia.

El Placebo

Más allá del grupo inglés de rock, del cual está demostrada su existencia, el placebo es un efecto que explica aquellos casos en los que una persona se cura o deja de padecer un dolor a partir de la creencia de que algo se lo solucionará.

Hay evidencias de que el efecto placebo funciona, pero no es efectivo en todos los casos. Pese a estar más que investigado y testado, este hecho es desconcertante ya que no se sabe hasta qué punto puede influir en la recuperación de una persona, pues no afecta siempre igual. Pese a las dudas que entraña, parece muy útil utilizarlo como método en la investigación médica, mediante el estudio doble ciego.

Fuente: EL CONFIDENCIAL

Voces del Misterio nº.615: LA INQUISICIÓN…Historia y Torturas; Mito y Realidad de la ATLÁNTIDA Y TARTESSOS

Ir a descargar

PULSA PLAY para escuchar y/o descargar el programa

“Voces del Misterio” nº.615 en el que hablamos de dos temas monográficamente: INQUISICIÓN: HISTORIA Y TORTURAS; en nuestro segundo tema hablamos del MITO Y REALIDAD DE LA ATLÁNTIDA Y TARTESSOS, dos míticas culturas desaparecidas donde debe saber hasta donde llega la Historia, la Leyenda, el Misterio y su realidad. En “Voces del Misterio”, SFC Radio, 91.6 fm.

https://www.ivoox.com/voces-del-misterio-n-615-la-inquisicion-historia-torturas-audios-mp3_rf_28037814_1.html

Misterios en la ruta del peregrino

En ese Camino se busca algo más, algo más que responde a la necesidad de encontrarse a uno mismo y el “poder”, lo místico que nos da… Cualquier momento es bueno para iniciarlo, nunca es tarde y siempre te estará esperando

  • Misterios en la ruta del peregrino
Es una época en la que se fomenta que muchas personas puedan hacer el camino a tierras de Santiago de Compostela, la ruta del peregrino que es un viaje mucho más misterioso de lo que podríamos pensar.

Es el que tiene fe el que emprende el viaje, un viaje de autoconocimiento, soledad y oración. El camino es realizado por miles de peregrinos que cumplen promesa o buscan en su interior. Pero el peregrino cumple una serie de condicionantes por los que son identificados y en ese Camino se busca algo más, algo más que responde a la necesidad de encontrarse a uno mismo y el “poder”, lo místico que nos da… Cualquier momento es bueno para iniciarlo, nunca es tarde y siempre te estará esperando.

El peregrino a Compostela

Calzan botas fuertes y resistentes que aguanten el amplio camino por recorrer, abrigo que lo protege del frío y sombrero que lo resguarde del sol y la lluvia; también destaca el denominado morral y el bordón característicos; igualmente la calabaza colgada y que tiene como misión guardar agua o vino; finalmente un elemento imprescindible y característico: la concha o vieira.

Antes de comenzar el camino el peregrino ha de confesarse entregando al sacerdote lo hábitos que se llevarán de peregrinación que serán bendecidos; igualmente se le da el cordón y el documento que le acreditan como peregrino donde figuraba su identidad, parroquia, origen, destino…

Al llegar a Compostela el peregrino se aseaban en Lavacolla y ascienden por el Monte del Gozo o Monte do Gozo desde donde divisaban la Catedral. Al llegar a la ciudad pedían el certificado de haber cumplido con su peregrinación, siendo el mínimo requerido de haber caminado durante cien kilómetros a pie.

Compostela también era denominada como Campo de la Estrella y es tradicional abrazar por la espalda la figura del Apóstol y su esclavina de plata. En la Puerta Santa nos “recibirá” las estatuas del Apóstol Santiago, de Atanasio y Teodoro, sus dos discípulos.

Los restos del Apóstol

En el Códice Calixtino, que encontramos en la Catedral de Santiago de Compostela, podemos hallar un documento en el cual se dice: “Se considera que este cuerpo es inamovible, según el testimonio de San Teodomiro (sic), obispo de la misma ciudad, que en otro tiempo lo descubrió y en modo alguno pudo moverlo…”

Y es que hay imágenes, o representaciones de la Virgen, que cuando han sido trasladadas a otro lugar tras su hallazgo esta ha vuelto al emplazamiento original como movidas por unas manos invisibles, de forma milagrosa. Siendo el cuerpo presunto del Apóstol uno de estos a los compostelanos no le quedó más remedio que erigir allí mismo el santuario en honor al mismo.

Así, a lo largo del tiempo, sobre aquel mismo lugar se han construido diferentes templos teniendo siempre como referencia el inamovible cuerpo, a medida que crecía también lo hacía la ciudad dando como resultado un importante centro de peregrinación, un largo caminar –desde todos los puntos de España- que tiene como eje la Fe.

En la construcción del templo catedralicio sus arquitectos siguieron un sentido común en este tipo de edificios: la geobiología. Lugares de poder, también llamados, o aquellos que concentran el poder telúrico y su incidencia sobre el ser humano.

Los restos del Apóstol están guardados en una urna de plata la cual se ve adornada por dieciocho figuras.

Compostela: El cuerpo de Santiago

Se trata de uno de los grandes enigmas compostelanos, uno de los casos de verdad dudosa aceptada más intrigante, y a su vez, uno de los misterios que nos deja Santiago de Compostela.

El hallazgo del presunto cuerpo del apóstol Santiago se cree que fue encontrado por un eremita llamado Pelayo, este hombre se encontraba rezando en las inmediaciones de una Iglesia, la de San Fiz de Solovio. Estando encerrado en sus meditaciones y oraciones comenzó a escuchar unos cánticos que parecían venir de una masa de árboles llamada Libredón. Pelayo quedó impactado por el suceso y narró lo sucedido al obispo Teodomiro, que estaba en Iria Flavia, hoy la localidad de Padrón. El obispo escuchó atentamente aquel fiel sabiendo que la historia que le estaba narrando no era una ficción creada.

Así Teodomiro se desplaza al lugar junto a Pelayo, allí efectúa una serie de preparativos como el ayuno; transcurridos unos días se adentra en el bosque y encuentra una construcción en el que encuentra tres cuerpos enterrados; Teodomiro afirma que son los del Apóstol Santiago y sus discípulos Atanasio y Teodoro. Este hallazgo hizo que Teodomiro lo comunicara directamente al rey asturiano Alfonso II “El Casto” quién se desplazaría a Compostela y ordena construir allí un primitivo santuario en honor del Apóstol.

A raíz de este suceso comienzan a viajar muchas personas al lugar al enterarse de la noticia, todas ellas para rezar ante el cuerpo de Santiago, este sería el inicio de las peregrinaciones al lugar que actualmente se siguen realizando a través de las diferentes rutas xacobeas.

Las reliquias compostelanas

Dentro de la Catedral de Compostela nos encontramos con un lugar muy especial, es la llamada capilla de las Reliquias.

En 1955 se encontró el cuerpo y sepulcro del obispo Teodomiro, quién encontró –a indicación del eremita Pelayo- el presunto cuerpo del Apóstol Santiago. A la derecha encontramos otras ciento cuarenta reliquias y cuerpos de otros santos como Cucufate, Fructuoso, Susana y Silvestre, aunque los restos de estos últimos fueron reclamados por Portugal en 1992 y fue en 1994 cuando se devolvieron. Igualmente Fructuoso hizo lo propio con anterioridad, en 1966.

Destacable también la identificación del cuerpo del Apóstol Santiago, si bien ofrece más dudas creyéndose que también pudieran tratarse de los restos de Prisciliano.

Orígenes de la catedral de Santiago de Compostela

Los orígenes de la catedral de Santiago de Compostela son curiosos y evocadores de otros tiempos donde la construcción de este tipo de edificios iba más allá de la fe…

En época medieval comienza a elevarse, en su actual ubicación, lo primero que se tiene en cuenta es su orientación, una orientación exacta norte-sur. El lugar era el primitivo templo u oratorio que mandó construir el rey tras indicarle el lugar con los tres cuerpos hallados –entre ellos el presunto cuerpo del Apóstol Santiago- el obispo Teodomiro. Aquel oratorio era pequeño, practicado en barro cocido y mampostería. Las continuas peregrinaciones hicieron que allí se edificara algo más importante pues la afluencia de fieles era masiva y de gran importancia. Ya en las cercanías había otros tempos como el oratorio de Santa María de Corticela, el templo de El Salvador y el baptisterio de San Juan; todos ellos se fueron añadiendo al oratorio sobre el año 899, teniendo como rey a Alfonso III.

La catedral tiene diferentes zonas de interés que conviene conocer como la Cripta que fue obra del maestro Mateo y construida en el año 1168. Está repleta de simbolismos: capiteles con decoración vegetal, bóvedas con dos ángeles que representan la Luna y el Sol en clara alusión la bóveda celeste, al cielo, la Gloria, la noche y el día con su dualidad, el lado femenino y lo masculino, lo positivo y lo negativo.

El número de la Catedral de Santiago de Compostela

Si un número está relacionado con la catedral compostelana ese es, sin duda, el número 9, el número que nos indica “el trabajo acabado, el objetivo concluido”. Pero si nos detenemos a observar detenidamente la Catedral veremos que tanto en esta como en los edificios anexados esa relación entre estos y el número 9 se repite.

La basílica tiene nueve naves y están separadas por sesenta y tres (63 = 6 + 3 = 9) pilares y columnas.

Hay en la Catedral otras sesenta y tres vidrieras que iluminan las nueve naves.

Antes de la reforma que se comete en la Catedral existían nueve capillas absidiales.

La parte del coro tendría setenta y dos (72 = 7 + 2 = 9) sitiales para canónigos y catedralicios.

Que el número nueve se repita una y otra vez en la Catedral no es motivo casual y si realizado a propósito, el nueve es ese número que nos indica el trabajo concluido pero también la perfección. Así se ha encontrado en el Códice Calixtino mucho indicios de otros símbolos que deberían haber sido grabados y realizados pero que, finalmente, no se practicaron.

Arte y enigmas en su Catedral

 

Compostela: el Pórtico de la Gloria

Uno de los lugares más importantes de la Catedral es el denominado como Pórtico de la Gloria, una de las obras más significativas del románico universal que se acabó de construir hacia el año 1188 por el maestro Mateo y que tiene como insignia arquitectónica el estar distribuido en tres arcos de medio punto.

En el Pórtico de la Gloria se hace alusión al Apocalipsis de San Juan: “los cuatro vivientes y los veinticuatro ancianos cayeron delante del Cordero, teniendo cada uno una cítara y copas de oro llenas de perfumes, que son las oraciones de los santos…”

En el Pórtico de la Gloria se dan cita también otras alusiones como al triunfo del Hijo de Dios sobre la Bestia, la visión del Cordero; la bestia o bestias vendría representada por los monstruos inferiores, todo ello según la teoría expresada en 1965 por el profesor Otero Túñez. Viene representando al Apocalipsis: “tus puertas no se cerrarán con el día –porque allí no habrá noche- y traerá a ella el esplendor y los tesoros de las naciones”.

Los veinticuatro ancianos del Apocalipsis de San Juan están representados en el Pórtico de la Gloria, en su zona central; igualmente tenemos unas figuras coronadas por ángeles que son los Justos, a la derecha y a la izquierda, en el centro está Cristo.

Los pilares del Pórtico de la Gloria representan a los Apóstoles y profetas donde Santiago ocupa el lugar central bajo Dios, en el parteluz.

Encontramos en uno de sus extremos (izquierda) un ángel arrodillado que porta la columna en la que Cristo recibió el castigo de la flagelación. Otros dos ángeles portan dos elementos no menos significativos: la Cruz y la corona de espinas. Más a la derecha otro ángel porta la lanza de Longinos que atravesó el costado de Cristo, junto a él otros ángeles que llevan los clavos, una jarra con vinagre o posca (líquido que se le daba a beber al ajusticiado en la cruz), los látigos, la tablilla del INRI… Los atributos de la Pasión de Cristo.

Otras figuras representan a los apóstoles y profetas, según los expertos podría tratarse se Abdías, Amós, Joel y Oseas, así como Jeremías, Isaías, Moisés y Daniel (que posa extrañamente sonriente).

Ritual que se realiza en el Pórtico de la Gloria es hacer coincidir los dedos de la mano con las raíces del árbol a la vez que se reza, es la manera de dar las gracias por la peregrinación culminada.

Símbolos compostelanos

En Santiago de Compostela podemos encontrar diferentes signos y símbolos cuyo significado hemos de conocer. Se encuentran en puerta, dinteles, arcos, monasterio, la Universidad, la catedral y va más allá de un simple motivo decorativo:

Escudo con cinco estrellas: era el escudo de la familia Fonseca, fundadores de la Universidad; las estrellas pueden ser de seis a ocho puntas.

La Cruz de Malta y las barras: donde encontramos estos escudos son referencia de su otrora propiedad por parte del convento de Santa María la Real de Conxo.

La Cruz Potenzada integrada en un círculo: indican que la casa que tiene este escudo es propiedad del Hospital Real, hoy Hostal de los Reyes Católicos.

La Cruz de Calatrava: indican que es propiedad del convento de San Domingo de Bonaval, fundado por Santo Domingo hacía el año 1219.

Igualmente podemos encontrar otras formas representativas como:

Una paloma: es una alusión a la Santísima Trinidad; además puede ir acompañada por las letras S PV S, correspondencia con un lugar especial de la catedral de Santiago: la capilla del Santo Espíritu. Todas las casas que tenía una paloma grabada eran de su propiedad.

Un pino: si encontramos un pino grabado en un inmueble nos indicará que pertenecían a San Martiño Pinario; si va acompañado de las letras S y M significa San Martiño.

Una concha: allá donde encontremos la típica concha compostelana lo indicará que el inmueble fue propiedad de la iglesia compostelana, puede ir acompañada de las letras S y T que significa, o hace alusión a Santiago.

Interesante… ¿Verdad? Si así lo cree siempre es buen momento para seguir las flechas amarillas y buscarse así mismo en este singular camino llenos de misterios de la vida misma. “Caminante no hay camino, camino se hace al andar…”

Voces del Misterio V008: MALDICIONES Y FENÓMENOS EXTRAÑOS EN EL CINE

Ir a descargar

PULSA PLAY para escuchar y/o descargar el programa

“Voces del Misterio” V008 en el que hablamos de FENÓMENOS PARANORMALES EN EL CINE, una apasionante recorrido por aquellas películas que nos atraparon con el miedo o el terror de su argumento pero también con algo tremendo: hechos inexplicables que ocurrieron en el rodaje, con Pedro Pilar Jiménez. En “Voces del Misterio”, en SFC Radio 91.6 fm.

https://www.ivoox.com/voces-del-misterio-v008-maldiciones-y-fenomenos-extranos-audios-mp3_rf_28074439_1.html

Los Warren: sus mejores casos paranormales

Ed y Lorraine Warren eran dos investigadores estadounidenses de fenómenos paranormales. Ed Warren era el único demonólogo reconocido por la Iglesia, se dedicaba a pintar y llegó a ser un gran autor de varios libros de ciencia ficción. Lorraine Warren es una médium y clarividente profesional, junto con su esposo eran dueños del museo del ocultismo que se encuentra en su casa. Sin embargo Ed murió en el año 2006, así que ahora es propiedad de Lorraine y de su yerno Tony Spera. Actualmente Lorraine sigue haciendo investigaciones y dice que lo hace en memoria de su difunto esposo Ed.

Lorraine Rita Moran, mejor conocida como Lorraine Warren, nació el 31 de enero de 1927 en Bridgeport, Connecticut, fue educada en un colegio católico de niñas, en donde, según una entrevista realizada en 2013, tuvo su primera experiencia cercana con lo paranormal, ya que en el año de 1933 a la edad de 7 años, comenzó a ver luces alrededor de las personas, sin embargo ella no sabía qué eran esas luces o cuál era su significado. “Recuerdo que una vez le dije a una monja de mi colegio: Tus luces son más brillantes que las de la madre superiora” -“¿Qué luces?” Ella le contestó e inmediatamente la mandó a penitencia a rezar, pensando que estaba mintiendo. Fue en ese momento cuando Lorraine comprendió que el ver el “aura” de las personas era un don que solo ella tenía. Nadie de su familia o amigos le creían así que por mucho tiempo ella tuvo que guardar el secreto de las cosas que veía y presentía, hasta que conoció a su esposo Ed Warren.

Edward Warren Miney nació el 7 de septiembre de 1926 igualmente en Bridgeport, Conneccticut. A diferencia de Lorraine, Ed comenzó a vivir experiencias paranormales entre los 5 y 12 años de edad. Entre las 2 o 3 de la mañana, cuando todos dormían, sucedieron una serie de hechos inexplicables. Ed narró en una entrevista de Secrets of the Supernatural, que las puertas de su armario se abrían por sí solas, a los pocos segundos salían de él unas luces flotantes con rostros que lo miraban fijamente. “El rostro que veía más a menudo era el de una anciana enojada, de pronto la habitación se enfriaba al punto de congelarme, se escuchaban pisadas y susurros, a los pocos minutos ya estaba durmiendo en la cama de mis padres. Crecí sin saber qué era aquello” Desde ese momento Ed decidió que a lo largo de su vida investigaría la razón de dichos fenómenos. Murió el 23 de agosto de 2006 a los 79 años.

Se conocieron a la edad de 16 años en el teatro colonial de Bridgeport, lugar en dónde Ed trabajaba y Lorraine frecuentaba con su madre, comenzaron a desarrollar una gran amistad.

Poco tiempo después, Ed tuvo que entrar en la Armada por motivo de la Segunda Guerra Mundial, durante este periodo Ed sobrevivió al hundimiento de su barco, por lo que le otorgaron 30 días de descanso. De vuelta en Conneccticut, Ed y Lorraine se casaron, sin embargo Ed tuvo que regresar a la guerra, de la cual salió ileso y a su regreso Lorraine ya había dado a luz a su única hija llamada Judy.

Ed, antes de ser demonólogo se dedicaba a pintar, algo que desde siempre le gustó y que además tenía talento para ello. Pintaba especialmente cuadros de casas que ellos escuchaban que estaban supuestamente “encantadas”. Iban hasta el lugar y se sentaban en la orilla para poder tener una vista panorámica. Fue ahí cuando Lorraine comenzó a desarrollar más su don, podía ver si la casa realmente estaba encantada o no, también podía ver qué es lo que había pasado y si eran fantasmas o algún ente demoníaco.

Con el paso del tiempo, Lorraine se fue acercando a los dueños de las casas que seguramente se preguntaban qué hacían dos extraños sentados observando su casa. Ella les ofrecía que compraran el cuadro que Ed había pintado, el cual normalmente estaba pintado con fantasmas e identidades a su alrededor. Las personas aceptaban comprar el cuadro con la condición de que los Warren entraran a investigar los sucesos que atormentaban a la familia.

Conforme pasaba el tiempo, Ed y Lorraine comenzaron a obtener más y más reconocimiento, fundando así en el año de 1952 la New England Society for Psychic Research, que por su traducción al español es Sociedad de investigación psíquica de Nueva Inglaterra. Esta fundación es la primera en dedicarse a la investigación de sucesos paranormales, de fantasmas y demonios.

Se aventuraron tanto que llegaron a la “Rectoría de Borley” lugar situado en Essex, que cuenta con la fama de ser “La casa más encantada de Inglaterra”. A pesar de esto, los Warren no cobraban por sus investigaciones, ellos solo recibían ingresos a través de los cuadros que Ed aún se dedicaba a vender. Al poco tiempo de estar constantemente ayudando a las personas e investigando casos paranormales de forma profesional, Lorraine fue identificada como clarividente y médium. Por su lado, Ed es considerado el único demonólogo que fue reconocido por la iglesia, ya que trabajó con otros siete demonólogos siendo todos sacerdotes excepto él.

SUS MEJORES CASOS

☆La muñeca Annabelle☆

De acuerdo con los Warren, en 1970, dos compañeras de piso que por cierto eran enfermeras alegaban que su muñeca Raggedy Ann estaba poseída por el espíritu de una joven niña llamada Annabelle Higgins. Llamaron a Los Warren explicándoles que ésta se movía por la habitación. Los Warren les explicaron que la muñeca no estaba poseída por ningún espíritu, sino por un ente demoníaco, los espíritus no tienen el poder de poseer objetos. Además les dijeron que la muñeca sólo fue utilizada como un conducto o medio, ya que los demonios no poseen cosas sino personas, así que realmente el demonio quería poseer a las enfermeras. Actualmente la muñeca forma parte del “Museo de Ocultismo” de la familia Warren. Sobre este caso se encuentra basada la película de 2014 Annabelle dirigida por John R. Leonetti.

☆La familia Perron☆

En 1971, los Warren afirmaron que en Harrisville, Rhode Island, el hogar de la familia Perron estaba siendo acechado por una bruja llamada Bathsheba, que vivió allí a principios del siglo XIX. De acuerdo a los Warren, Bathsheba Sheldon maldijo la tierra cuando su esposo la encontró frente a la chimenea sacrificando a su hijo, declarando su amor por satanás (posteriormente se suicidó), para que cualquiera que viviera allí muriera de alguna forma. Esta historia es el tema de la película del 2013, The Conjuring. Lorraine Warren era una consultora de la producción y apareció en un cameo de la película. Un reportero de USA Today cubrió algunos aspectos de la película.

La actual propietaria de la tierra hizo su propia averiguación con investigadores privados, con quienes ha trabajado para refutar las historias de brujería y muertes trágicas en esa casa.

☆Terror en Amityville☆

Los Warren son probablemente más conocidos por su relación con el caso de 1976, Terror en Amityville, en el cual una pareja de Nueva York, George y Kathy Lutz, afirmaban que su casa estaba siendo atormentada por una presencia violenta y demoníaca tan intensa que eventualmente los obligó a abandonarla. De acuerdo a los expedientes de los Warren, en la casa Ronald DeFeo asesinó a toda su familia, sin embargo al declararle culpable, dijo que unas voces lo obligaron a hacerlo. Por esta y varias razones se cree que el caso fue una farsa para los Warren. Los autores de The Amityville Horror Conspiracy, Stephen y Roxanne Kaplan personalizaron el caso como un falso “hoax”.Lorraine Warren declaró al The Express-Times que ‘The Amityville Horror’ no era un engaño. Este tema fue base para el libro de 1977 The Amityville Horror y las películas de 1979 y 2005 del mismo nombre. También este caso aparece en los inicios de la película The Conjuring 2.

☆El poltergeist de Enfield☆

A finales de 1970, los Warren investigaron el caso de un poltergeist en Enfield, al norte de Londres, cuyo caso afectó principalmente a una niña de 12 años de edad, Janet, la cuál estaba siendo usada por un ente. El caso sufrió varias complicaciones debido a la incredibilidad de las pruebas. La historia fue la inspiración para la película de 2016 The Conjuring 2.

☆Asesinato del demonio☆

En 1981, Arne Johnson fue acusada de asesinar a su casero, Alan Bono. Ed y Lorraine Warren fueron llamados antes del homicidio para lidiar con la supuesta posesión del hermano menor del prometido de Johnson. Los Warren subsecuentemente afirmaron que Johnson también estaba poseída. Durante el juicio, Johnson intentó librarse de la culpabilidad alegando posesión demoníaca, pero no fue aceptada.El caso fue descripto en el libro de 1983 titulado The Devil in Connecticut by Gerald Brittle.

☆La aparición de Connecticut☆

En 1986, Ed y Lorraine Warren anunciaron que The Snedeker House, una casa funeraria, estaba infectada con demonios. El caso fue cubierto en el libro de 1992 In a Dark Place: The Story of a True Haunting. Una película de TV luego fue parte de la serie de Discovery Channel: A Haunting, producida en 2002. Una película pobremente basada en estos eventos, dirigida por Peter Cornwell, fue lanzada en el año 2009.

☆La familia Smurl☆

Jack y Janet Smurl, residentes en Pennsylvania, reportaron que su casa era acechada por numerosos fenómenos paranormales, incluyendo sonidos, olores y apariciones. Los Warren se involucraron en el caso y declararon que la casa estaba ocupada por tres espíritus menores y también por un demonio que aparentemente abusó sexualmente de Jack y Janet Smurl. Este caso fue motivo de un libro de bolsillo en 1986 The Haunted y una película para televisión homónima, dirigida por Robert Mandel.

☆Hombre lobo☆

En 1991, el libro de los Warren Werewolf: The True Story of Demonic Possession fue publicado en el cual aseguran haber exorcizado un demonio hombre-lobo. Bill Ramsey había mordido a un gran número de personas en repetidas ocasiones creyendo que era un hombre lobo. Aunque no hubo fotos o vídeos que comprobaran que Bill estaba poseído por un ente demoníaco, el caso dio mucho de que hablar, tanto que fue documentado. El caso sigue abierto.

☆Cementerio Unión☆

El libro de Ed Warren Graveyard: True Hauntings from an Old New England Cemetery (St Martins Press, 1992) describe la caza de un fantasma (de una mujer) en el Cementerio Union en Easton, Connecticut. Asegura haber capturado este suceso en una cinta. Sin embargo el caso no fue tan documentado, ya que no se dio a conocer la cinta, por decisión de los Warren.

Único en su tipo, el Museo del Ocultismo contiene todos los objetos que han sido investigados por los Warren; objetos que fueron utilizados supuestamente para magia negra o tienen vínculo con alguna entidad demoníaca, algunos son muy peligrosos y queda estrictamente prohibido tocarlos. El objeto más maldito que se exhibe y uno de los más famosos, es la muñeca de Annabelle, a la cuál se le atribuyen varias muertes de personas que han ido a desafiarla al museo. Lorraine asegura que varias veces la encuentra levitando en la caja en la que se encuentra. Para mantener todo en calma, un sacerdote va a bendecir el lugar tres veces por semana.

Encuentro digital con José Manuel García Bautista en la ASN

ASN Sevilla / Laura Ordóñez

Fnac Jose Manuel García Bautista

Estamos con José Manuel García Bautista, investigador, periodista y escritor, que nos presenta “Sevilla Oculta”, uno de sus últimos libros y con el que vamos a compartir la tarde haciéndole preguntas que queréis siempre que sean respetuosas, recordaros que seáis pacientes pues tiene que leerla y escribir. Podéis comenzar a preguntar.

ENCUENTRO DIGITAL

Vicente: Hola José Manuel, sigo todos tus libros y tus programas, ¿cómo comenzaste con estos temas?

Respuesta: Bueno, ya hace 25 años de aquello, y no me planteé con apenas 13 o 14 años meterme en este mundo, no pasaba de leer obras de mi autor de cabecera, J.J. Benítez, y otras similares. Fue un día que en la barriada de Villegas, en Sevilla, me surge la oportunidad de investigar un tema relacionado con una camiseta con un dibujo fluorescente… ¡Qué cosas! Y luego, por temas familiares, pues un caso en la calle Pagés del Corro relacionado con el Cine Fantasio… Realmente uno recuerda con nostalgia aquellos días.

Mágica: José Manuel, ¿como tienes tanto tiempo para hacer tantas cosas? Estás en la tele, en la radio, escribes en periódicos, en webs, libros, das conferencias, haces rutas…

Respuesta: Realmente uno duerme poco, pero quizás se procura sacar tiempo para todo y mi trabajo me permite hacer lo que más me gusta; igualmente optimizo mucho el tiempo, de forma que siempre hay un hueco para hacer algo relacionado con estos temas. Pero, la verdad, hay veces que yo tampoco lo se; acabo muy cansado al llegar al fin de semana pero estos temas merecen la pena, el cariño de todos vosotros es la mejor recompensa.

Liliput: José Manuel, ¿has pasado miedo en alguna investigación?

Respuesta: Siempre que voy a una investigación siento miedo, o temor al menos, es de locos no sentirlo. Te metes en un edificio abandonado a las tantas de la mañana, a oscuras, no sabe qué o quién/es te vas a encontrar dentro o que intenciones (y no hablo de fantasmas)… Eso mantiene la tensión.Cuando has asegurado una zona comienzas a investigar y ahí comienza la búsqueda de lo imposible, eso me apasiona, en unas ocasiones viviendo unas cosas y otras veces con la sugestión a flor de piel, todo eso provoca un estado de ansiedad, de nervios, de adrenalina, es difícil de explicar… Pero SI,se siente miedo.

misterio

Hugo: Bauti, ¿cuanto hay de real y cuanto no en los misterios?

Respuesta: Bueno Hugo, el investigador siempre trata de ser muy muy fiel a lo que le cuentan, siempre tratas de ceñirte al máximo a su testimonio; date cuenta de algo: solemos llegar siempre tarde o debemos fiarnos de la credibilidad del testigo (evidentemente si el testigo no ofrece credibilidad se rechaza), contamos lo que nos cuentan y, cuando nos dejan investigar, narramos nuestras experiencias y perspectiva de un tema. Es complejo. El investigador siempre trata de narrar la realidad pero si el investigador es engañado y lo da por real pues si hay una dosis de irrealidad. Se procura evitar ese último caso.

libro-casas-encantadas-de-sevilla-2014-almuzara

Marisa: Bauti, ¿por qué se acusa a los investigadores que tenéis más nombre de agrandar los casos?

Respuesta: Bueno, yo no me considero un investigador, sino un divulgador, y tampoco tengo nombre, eso es los Javier Sierra, Lorenzo Fernández, Iker Jiménez, J.J. Benítez y otros muchos. Bueno, contestando a tu pregunta: siempre hay personas que se van a negar a admitir la existencia de otras realidades, en su lucha por negar estas realidades o actuar contra los investigadores -por animadversión, rencor, odios, disputas, malas relaciones, venganza- pues expanden todo tipo de rumores y falacias con el afán de denostar su trabajo e imagen. Si os paráis a analizarlo veréis como esas acusaciones tienen las bases muy débiles y se derriban con facilidad por que las ampara la mentira. El trabajo es honesto pero la maldad de la gente no tiene límites, sobre todo de determinados individuos.

Carlos Javier: Bauti, ¿a ti te ha pasado?

Respuesta: Si claro, casi todos tenemos personas afines y detractores y yo no soy una excepción, hace poco leía un tema de alguien -que mi memoria pasa de él- que afirmaba haber estado conmigo en una investigación en la que jamás estuvo y en una entrevista en la que jamás participó… Inventos y mentiras para que vean lo “bueno” que es y lo mala que es la otra parte. Es triste comprobar como hay personas cuya obsesión puede llegar al extremo que os cuento, pero a esto no hay que darle vueltas, es triste.

Sevilla Oculta 20 Tv

Chema: José Manuel, ¿cual es el caso más espectacular que has investigado?

Respuesta: Por su espectacularidad mediática el “Caso Viandas”, un restaurante en Sevilla donde hubo una serie de fenómenos difícil de demostrar, complejo caso en que se mezclaba el miedo de los trabajadores, fenómenos luctuosos en el lugar, apariciones, psicofonías… Un caso tremendo que entra dentro de esos seis casos históricos que repito en este libro. El resto de casos tienen todos un componente complicado de investigar, casos además nuevos que hemos debido de comenzar como en los viejos tiempos… trabajo de biblioteca, de campo, de pasar jornadas en vela, de documentación,de consulta… Bueno, casos realmente emocionantes.

Cristina: José Manuel, ¿por qué has virado hacia el ensayo histórico en tus últimas obras?

Respuesta: Bueno, realmente tampoco es así, el último libro, del que hablamos hoy es “Sevilla Oculta”, un libro de mis 25 expedientes X favoritos de Sevilla, un libro de misterios. Pero si es verdad que últimamente estoy escribiendo sobre acontecimientos históricos que realmente me apasionan y por que creo que puedo aportar algo nuevo, incluso que afloren algunos misterios desconocidos. Así lo hice en “Las lágrimas del Tiempo” o “Nazis en Sevilla”, pero también en “El Camino Secreto”, por ejemplo, y muchos otros que irán saliendo. No dejaré el misterio pero si me aventuro a explorar otros campos. Además… “Sevilla Oculta” esconde un secreto, una clave que debéis descubrir…

Jesús: José Manuel, sólo darte las gracias por las maravillosas noches de radio y risas que nos haces pasar.¿Cómo de dio por ahí?

Respuesta: Gracias amigo. Bueno, realmente me plantearon hacer “La noche más hermosa” hablando inicialmente de Historia, tras la primera noche, que la hice en serio, vi que el tema de esa forma no iba a funcionar y que era mejor echarle humor y que resultara divertida por que si no os ibais a dormir todos a esas horas y así surgió el lado cómico, pero riguroso, de la Historia contado de otra forma.Me divierto mucho y también disfruto mucho con todos vosotros y haceros reír, no hay nada más emocionante que despertar una sonrisa en los oyentes. Pero el éxito del programa de Canal Sur no soy yo ni mucho menos, sino el conjunto de todos nosotros: Luis Baras, Pilar Muriel, Jesús García (un crack), los técnicos… Todos.

Miguel: ¿Cuando te veremos en una televisión nacional?

Respuesta: Bueno, es complicado, el apartado nacional ahora es complejo, estamos en crisis y hay un super programa como “Cuarto Milenio” con un comunicador como es Iker Jiménez, es muy complejo, pero siempre hay opciones de hacer cosas. Yo estoy contento con poder hacer televisión en mi ciudad, en mi televisión (La Veinte) y haciendo otro tipo de programas para Discovery Channel, Canal Sur o participando en Canal Historia, ahora más centrado en Discovery lo que no se es cuando llegarán a España. Quizás cuando el panorama cambie haya más opciones, ahora mismo el mercado parece cerrado. Disfrutad de las televisiones locales, autonómicas y nacionales, hay programas muy buenos. Solo tenéis que descubrirlos.

Conferencia 4 - I Jornadas Sevillanas de Misterio

José Fernando: ¿Tu eres del Betis?

Respuesta: Si, soy bético, confeso además. Pero bueno, en mi familia hay sevillistas y béticos, del Madrid y del Barça, hasta del Atleti… Todos bien avenidos. Respeto mucho a todos.

Inca: José Manuel, ¿qué opinas de la situación en Argentina?

Respuesta: Tengo muy buenos amigos y amigas en Argentina y lamento algunas situaciones que se están produciendo allí, realmente esto de la crisis, externa e interna, local y global está afectando a todos, espero que la situación se vaya arreglando y mis amigos en la bellísima tierra, y querida, de Argentina, recuperen la sonrisa, lo merecen. ¡Viva Argentina!

Bombón: José Manuel me vuelves loca con tus personajes y tus historias, lejos de un gran comunicador en misterios hemos descubierto a todo un historiador y un humorista, eres el mejor.

Respuesta: Gracias Bombón, realmente tu sonrisa, tu felicidad es el mejor pago. Te voy a confesar algo: siempre se me ha dado bien la Historia, incluso en la Facultad sacaba excelentes notas en ese apartado, la Historia es la “telenovela” de la Humanidad, sólo hay que saber buscar, hay de todo: amor, desamor, cuernos, dinero, poder, hijos, ricos, pobres, malos, buenos… Muchas gracias por tus palabras.

Claudia: ¿Qué proyectos tienes?

Respuesta: Ahora mismo dos ensayos sobre misterios, uno de Historia y uno especial. Amén de una novela ambientada entre Sevilla y diferentes lugares de España buscando misterios históricos enlazados. Un thriller trepidante. Metido en la radio, tanto en Canal Sur como en SFC Radio y Onda Sevilla y en la tele.

José Manuel: Tocayo… Fantástica tu serie de misterios en El Correo de Andalucía, estás en todos sitios.

Repuesta: Gracias amigo, son ya dos años con columna propia y creo que se están haciendo llegar los misterios en plan ruta de una forma amena y gráfica, es un placer poder estar en El Correo haciendo lo que más me gusta.

I Jornadas Sevillanas de Misterio - Dia 1

Ghostsy: José Manuel, ¿por qué siempre vais de noche a las investigaciones?¿Acaso da más miedo?

Respuesta: No, es por una cuestión de tranquilidad, menos ruido, menos trasiego, más tranquilidad, se “adulteran” menos los resultados con sonidos exteriores al haber más tranquilidad, y al haber más tranquilidad de amplifican los sentidos, en la oscuridad, y se trabaja con mayor nivel de acierto, sólo es por eso. Un fenómeno paranormal no tiene ni hora ni reloj, puede pasar de día o de noche, a cualquier hora.La noche solo añade ese componente de tranquilidad que se busca.

Laura: José Manuel, ¿seguirás en radio el año que viene? Creo que se te ha quedado pequeña.

Respuesta: Laura, siempre estaré en radio, siempre que ellos quieran, es una cuestión sentimental y aunque esté en otros sitios haciendo radio siempre tendré tiempo para mi Radio, es de bien nacidos ser agradecidos y es justo estar ahí. Dieron una gran oportunidad a “Voces del Misterio” y gracias a ello Sevilla ha crecido en el mundo del misterio, a nivel de divulgación. Es mi radio, es mi cadena. son mis amigos, son mi gente. “Voces del Misterio” está renovado por dos temporadas más, tiene 50.000 oyentes de radio más casi 65.000 en re-difusiones y una medias de 7.000 en Ivoox, el kiosko digital, creo que es uno de los programas con mejor salud. Tiene mucho trabajo encima y muchas ilusiones. Horas de pasión, horas de radio.

Morenito: ¿Cómo eliges a la gente de tu equipo?

Respuesta: Realmente es algo que surge, personas que quieren ayudar y se ofrecen y al probarlos dan bien ante el micro y tienen que aportar, luego tienen regularidad y eso hace que pasen a ser piezas del programa, como Pepe Cabello, Ismael Cabeza, Sergio Moreno (uno de los fundadores del programa), Ángeles Leiva, David Flores, Teresa Bernal, Elvira Lozano, José Apolo, Lorenzo Cabeza, Carmen Bravo, Ana Garrido… Bueno, no hablo de Jesús García por que es el otro director y todo nos lo consultamos. Simplemente surge.

jose20manuel20garcc3ada20bautista20 20el20correo20del20mist erio2

Iván: Bauti, ¿cómo que Canal Sur os deja estar en otras radios?

Respuesta: Normalmente no firmamos exclusividad con nadie Iván, así regimos nuestro destino sin ataduras, a todos ofrecemos lo mejor de nosotros mismos, nuestro mejor trabajo, pero libremente. La exclusividad además tiene su lado negativo y mejor no enfrentarse a ello. Vive y deja vivir.

Rosa: Bauti,¿qué fue de Jordi Fernández?

Respuesta: Jordi y yo tenemos una relación excelente, él tiene temas laborales complejos y otras ocupaciones que le han restado tiempo que dedicar a estos temas, sólo eso. Somos tan amigos como antes, escribiendo un libro nuevo juntos y en contacto permanente. Es un buen amigo. Está en mi pasado, en mi presente y en mi futuro.

Jesús: Bauti, ¿ayudas a los nuevos investigadores que van saliendo?

Respuesta: Por supuesto, por que no quiero que se encuentren tan solos como yo cuando comencé, así que lo justo es tenderle una mano amiga. Hay muchos que cacarean lo mismo pero lejos de ayudar solo tratan de adoctrinar a los nuevos investigadores y divulgadores malmetiendo y haciendo de sus guerras las guerras de estas personas que comienza, con engaños y visiones adulteradas de otros investigadores, eso no es justo, el mundo del misterio merece algo mejor que eso.Yo ayudo a todo aquel que se me acerca o pide ayuda, sin lecciones ni creerme en posesión de la verdad. Claro que si, cualquiera puede atestiguarlo. Pero cada persona es libre y es libre de elegir.

Reyes: José Manuel, ¿cómo se te ocurre escribir Sevilla Oculta?

Respuesta: Realmente no fue una idea mía sino una petición editorial a la que yo accedí encantado, luego se le puso el nombre de “Sevilla Oculta” por que era un viejo nombre que tenía en mente desde hacía años, además los nombres o títulos no tienen copyright y nada más descriptivo que ese nombre. Fíjate, mi libro y de Jordi “Guía Secreta de Sevilla” comparte título con una obra del maestro Antonio Burgos.

Toni: ¿Cuantos libros has publicado?¿Es difícil escribir?

Respuesta: Creo que son 40 libros entre físicos de papel y digitales, y 12 más que están o acabados o casi acabados. Puedes leerlo en mi blog https://josemanuelgarciabautista.wordpress.com o http://www.revista-atlantia.tk

Escribir es un ejercicio de constancia, al principio te costará más trabajo pero irás cogiendo soltura, te recomiendo algo: perseverancia y leer mucho.

000 portada20las20lagrimas20del20tiempo21

José Ignacio: José Manuel, ¿te he visto haciendo Deportes?

Respuesta: Si, en “Área20″ en La Veinte, en 20 tv, con Enrique Olivares -ahora en RNE y TVE-, es una de mis pasiones.

Fonsi: José Manuel, ¿qué se siente cuando te dicen que la “Guía Secreta de Sevilla” fue líder de ventas en Sevilla?

Respuesta: Ahora en 2015 lo es la “Guía Secreta de las casas encantadas de Sevilla”. Una enorme sensación de gratitud hacia todos vosotros. La “Guía Secreta de Sevilla” fue una apuesta de Jordi y mía, muy personal. Hubo otros intentos por mi parte de publicar hace ya años un libro similar (el contenido varia sensiblemente pero el espíritu de recoger lo paranormal en Sevilla era el mismo que ahora) pero jamás llegó a buen puerto y siempre hubo algún editor desaprensivo o sólo que el contenido o era lo suficientemente bueno. Se analizó todo y se vio que aquel libro prototipo tenía muchas lagunas editoriales una vez que un editor nos las hizo ver en el 2008, y se comenzó de nuevo, se cogió lo poco salvable que tenía y se rearmó, se metieron casos nuevos, se metieron temas nuevos, se buscaron misterios e Historia oculta nueva, de dio una forma más literaria y el resultado fue la “Guía Secreta de Sevilla”, pero eran casi 1000 folios, casi mil páginas y se decidió hacerla por entregas, y las entregas funcionaron y Sevilla se volcó con aquellos libros haciéndolas líder de ventas dos años seguidas en las mejores librerías de Sevilla… El que la sigue la consigue y yo o Jordi no dejamos de pelear por aquellos libros.

Digital Camera

Antonio: José Manuel, ¿Sevilla Oculta es la extensión de este libro? Me refiero al programa de televisión.

Respuesta: Si, es la extensión, lo que no cabe -por espacio- de ser contado pues se hará en “Sevilla Oculta”, en 20 Tv. Y ¿sabes? Por la reacción de mis “amigos” se que el programa es bueno, que gusta y que Sevilla la ha acogido con agrado. Es uno de los programas más vistos y aunque es atemporal, se van emitiendo tal y como se van grabando y montando, se hará que Sevilla tenga también este programa de misterios. Pero he de advertir que es José Antonio Colinet con su “Kronos”; nuestro “Kronos” quién también se ha encargado de tener el misterio y la Historia bien alto en esta ciudad, es un pionero.

Paco: José Manuel, ¿tu has hecho mucha tele?

Respuesta: Desde el 2001 en Localia Tv Sevilla donde estuve seis temporadas, luego en Sevilla Tv dos temporadas, una en Giralda Tv/CRN Giralda, y dos ya y las que vengan -Dios quiera que sean muchas- en 20 Tv. Amén de una temporada en Canal Sur Tv con Paz Padilla y Jordi Fernández en “Paz en la Tierra” y casi media docena de programas con Manu Sánchez la primera temporada en Canal Sur Tv. Muchas horas de plató ya.

Edu: José Manuel, ¿esa novela para cuando?

Respuesta: Pues para 2016, pero os propongo un juego: hace unos años publiqué una novela bajo pseudónimo… Quién la descubra que me escriba a garciabautista.josemanuel@gmail.com y le regalaré un lote de libros, a los tres primeros. Ahí queda el reto.

Patri: José Manuel, ¿se gana mucho dinero escribiendo libros?

Respuesta: No te haces rica ni vives de esto, te lo aseguro, pero tiene otras muchas recompensas como este encuentro digital. La verdad es que es mucho trabajo y luego pocos beneficios pero, como te decía, no se hace por dinero. Es más, te confesaré algo: de mis libros, una buena parte de los beneficios van a parar a órganos de beneficencia, donativos. Es una opción de ayudar a quién más lo necesita, jamás lo digo por que creo que tampoco hace falta pregonarlo pero es una recompensa para el alma.

ASN / Laura Ordóñez: Una última pregunta José Manuel, la 31, ¿qué libro te ha dejado más huella al escribir?

Respuesta: Todos dejan algo Laura, todos te dejan una marca indeleble; con “Nazis en Sevilla” me jugué el pescuezo literalmente y rescaté un trozo de la Historia olvidada de Sevilla. “Recuerdos de Sevilla” es muy emocional para mi pues está escrito junto a mi padre, son sus recuerdos de la Sevilla de Leyenda. Con “Las Lágrimas del Tiempo” se hizo un trabajo de búsqueda histórica en la que acabé enriquecido culturalmente. “El Camino Secreto” supuso una búsqueda en diferentes países en una etapa difícil que me dio ilusión. “La Sábana Santa” y “Rastros de los Sagrado” me ayudó a perseguir reliquias y objetos más allá de la imaginación, me ayudó a comprender, para la Historia la magnífica entrevista de 30 minutos que hice con un amigo, con Carlos Herrera. Todos los libros me han dejado algo, “Guía Secreta de Sevilla” bucear en la historia y los enigmas de mi ciudad, la oportunidad de servir a mi ciudad, se ayudarla, de ser parte de su Historia, eso es importante, me apasiona. “Sevilla Oculta” supone continuar en la búsqueda, advertir que sigo con cuerda y con ganas de seguir sumando, y no restando, en el mundo del misterio, de construir, de crear, de aportar, de enseñar, de mostrar… Todos mis libros me han dejado algo.

ASN / Laura Ordóñez: ¿Escribirás algunas vez una obra tipo “El Maestro del Prado” o “La Cena Secreta”?

Respuesta: Seguramente si Laura, me apetece.

ASN/Laura Ordónez: La 33, para finalizar definitivamente, ¿qué le pides al futuro?

Respuesta: Salud para mi y todos los que aprecio. Felicidad para vivir en plenitud, Trabajo para no olvidar quienes somos, de donde venimos y a donde vamos. Prosperidad para todos para salir de la crisis. Suerte, por qué creo que en la vida es importante tener junto a ti que tenerla enfrentada. Sabiduría, para obras con ecuanimidad y acierto.

Hasta aquí el encuentro digital con José Manuel García Bautista organizado por la ASN, agradecerle al autor su participación y desearle los mejores éxitos con su “Sevilla Oculta” libro y televisión. Nos volvemos a encontrar en un nuevo encuentro digital.

Rutas paranormales y misteriosas del 22 al 25 de agosto: Desde los secretos de Sevilla asta las casas encantadas de nuestra ciudad

👻👺RUTAS MISTERIOSAS de Verano en agosto:

👹👻22 agosto (miércoles): Ruta LEYENDAS Y ENIGMAS DE SEVILLA, 21:30 h. Puerta del Ayuntamiento de Sevilla en Plaza Nueva. 7,5 euritos. Organiza RUTAS DE MISTERIO.

👻🧟‍23 agosto (jueves): Ruta MISTERIOS EN EL BARRIO DE LOS TEMPLARIOS, 21:30 h. Puerta de la Universidad de Sevilla en Calle San Fernando. 7,5 euritos. Organiza RUTAS DE MISTERIO.

😱👣24 agosto (viernes): Ruta SEVILLA PARANORMAL, 22:00 h. Puerta del Ayuntamiento de Sevilla. 10 euritos. Organiza NATURANDA.

👹👻24 agosto (sábado): Ruta SEVILLA PARANORMAL 3, MISTERIOS DEL BARRIO DE SANTA CRUZ, 21:00 h. Puerta del Palacio Arzobispal en Plaza Virgen de los Reyes. Organiza NATURANDA.

👻👺25 agosto (sábado): 💀Ruta ALAMEDA OCULTA. 23:00 h. Bajo las columnas de la Alameda de Hércules en la parte que da a la Comisaría en el entorno de C/Calatrava. 8 euritos 💀 Organiza MOLARTE.

🧟‍♂👻Lo pasareis de miedo!. Guía: Jose Manuel García Bautista.

🙏🏻CONFIRMAD ASISTENCIA con un Whatsapp a este número ( 653775172 ) 👻El mejor plan para las noches de agosto.

A %d blogueros les gusta esto: