Semmelweis, el mártir del lavado de manos

La Unesco reivindica la figura del médico húngaro que hace 170 años demostró que la falta de medidas higiénicas de los médicos transmitía enfermedades a sus pacientes.

Ignác Fülöp Semmelweis.
EL PAIS

Pocas veces el agua ha sido tan acertadamente llamada fuente de vida como cuando se la asocia al jabón. Pero la simpleza de la idea y su consolidación actual no tuvo un comienzo fácil. Quien primero se dio cuenta de su importancia fue un médico de Budapest, Ignác Fülöp Semmelweis (1818-1865), cuarto hijo de un comerciante, cuando aún no había cumplido los 35 años. Su defensa de la asepsia salvó vidas, pero hundió la suya. Ahora, en 2015, 150 años después de su muerte, la Unesco reivindica su legado al nombrarle uno de los personajes del año.

La pura observación bastó para el descubrimiento de Semmelweis. Llegado a Viena con vocación de abogado, la visión de una autopsia cambió su destino. Se hizo médico. En la década de 1840 trabajaba en el Hospicio General de Viena. Allí, para su horror, descubrió que las mujeres ingresadas que daban a luz tenían muchas más fiebres puerperales que las que alumbraban en sus casas. Lo vio y —una de sus aportaciones— lo midió: una mortalidad del 30% intramuros; del 15% fuera.

Josep Vaqué, miembro de la Sociedad Española de Medicina Preventiva e Higiene Hospitalaria —y último Premio Semmelweis de esta sociedad—, explica que lo que ocurría era que los médicos sabían que algo pasaba con las enfermedades contagiosas, pero, antes del desarrollo de la microbiología, no encontraban cómo explicarlo. Se esbozaban ideas —las miasmas, el contagium—, pero ninguna era definitiva.

Semmelweis desarrolló una teoría: aquellas mujeres que recibían más visitas de médicos y estudiantes —muchos de ellos recién salidos del quirófano de tratar a otros enfermos o de la sala de disección— enfermaban y morían más. Y se le ocurrió medir qué pasaba si sus compañeros se lavaban las manos al entrar en la sala. Una jofaina con agua y un jabón fueron suficientes: al obligar al personal a lavarse las manos, las infecciones se redujeron a menos del 10% de las ingresadas. Él lo atribuyó a unos corpúsculos necrópsicos, los antecedentes de las bacterias de Pasteur y Koch apenas 20 años después. Las cifras habrían bastado para revolucionar la sanidad moderna, pero ese cambio tardó un par de décadas en llegar.

En vez de un homenaje, Semmelweis recibió un castigo por su trabajo. Su acusación velada de que eran los propios médicos los que enfermaban a sus pacientes no cayó nada bien. Fue despedido y sus técnicas se descartaron. Por poco tiempo. “A los dos o tres años cambió el equipo directivo del hospital y la asepsia de Semmelweis se impuso”, explica Vaqué.

En verdad, no fue el húngaro el que revolucionó el entorno hospitalario. El asunto sobre el que elucubraba era tan importante que prácticamente a la vez que él, pero en Estados Unidos, el médico Oliver Wendell Holmes llegó a la misma conclusión, relata Vaqué.

Pero ninguno de los dos se llevó la gloria por el descubrimiento que posiblemente haya salvado más vidas en el último siglo y medio. Wendell Holmes se hizo famoso como poeta. El reconocimiento fue para un británico, Joseph Lister, que en 1877 ejecutó la primera operación en condiciones antisépticas, irrigando con unos aspersores la zona quirúrgica. El trabajo tuvo repercusiones mundiales. Salvador Cardenal importó la técnica a España ya en 1880, y a América llegó casi a la vez.

¿Y Semmelweis? Tras trabajar en un hospital menor, pobre y desahuciado, acabó en un centro para enfermos psiquiátricos. En su último intento por demostrar su teoría —y ya con un principio de alzhéimer— se inyectó con un residuo de una necropsia. Se ocasionó una septicemia que lo mató. “Fue un mártir”, sentencia Vaqué. Esta, al menos, es la versión heroica. Hay otra con menos épica: que murió de las palizas que le propinaron en el centro.

El reconocimiento le llegó tarde. En 1952, Louis-Ferdinand Cèline publicó una obrita, Semmelweis, en la que, en tono épico, lamentaba el final del médico. El prólogo define su legado: “Señaló a la primera los medios profilácticos que deben adoptarse contra la infección puerperal, con una precisión tal que la moderna antisepsia nada tuvo que añadir a las reglas que él había prescrito”. Solo tuvo que esperar a que otros dijeran lo mismo que él para que se le hiciera caso.

Anuncios

Regresa ‘VOCES DEL MISTERIO’ T13, el próximo 21 de septiembre en SFC Radio (91.6 fm)

Regresa ‘VOCES DEL MISTERIO’, el próximo 21 de septiembre en SFC Radio (91.6 fm), de 20:30 h. a 22:30 h. Con nuevos temas y colaboradores, con secciones apasionantes y mucho misterio.

Igualmente en nuestras redifusiones en otros países y localidades españolas al igual que en nuestro medios digitales y a través de la web http://live.sevillafc.es/ en el apartado de radio.

21 de septiembre 2018, TEMPORADA 13, de 20:30 a 22:30 h.

Logotipo "Voces del Misterio" (diseño: Paranormalia)

Voces del Misterio: EL CASO VALLECAS (El Canto del Grillo, Rne)

Ir a descargar

PULSA PLAY para escuchar y/o descargar el programa

Intervención de nuestro compañero y director de “Voces del Misterio”, Jose Manuel García Bautista, en el programa de Radio Nacional de España “El canto del grillo” -en el que es uno de los colaboradoroes fijos- con Chema para hablar de un apasionante tema: EL CASO VALLECAS. En “Presencias” de Rne.

http://www.ivoox.com/voces-del-misterio-el-caso-vallecas-el-canto-audios-mp3_rf_22410005_1.html

¿Quién se esconde tras Verónica? Nos acercamos al Expediente Warren español

El pasado verano se estrenaba “Verónica”, adaptación cinematográfica basada en hecho reales.

El pasado verano se estrenaba "Verónica", adaptación cinematográfica basada en hecho reales
El pasado verano se estrenaba “Verónica”, adaptación cinematográfica basada en hecho reales

 

El de los Gutiérrez Lázaro es uno de los expedientes X más interesantes en la historia reciente paranormal en España, entre muchas razones porque es uno de los pocos que consta de informe policial, hecho este que da mayor validez a los hechos ocurridos en la calle Luis Marín nº 8, en el populoso barrio de Vallecas.

El pasado mes de Agosto, Paco Plaza (REC) estrenaba el film“Verónica” adaptación del cineasta sobre los #Sucesos vividos por la familia Gutiérrez Lázaro y su hija Estefanía.

Un Expediente Warren en Vallecas

En Marzo de 1990 y con 16 años Estefanía Gutiérrez lázaro aprovechaba un descanso en el colegio Aragón junto a varias compañeras para practicar una sesión de ouija, la finalidad era contactar con el novio fallecido de una de ellas, muerto en un accidente de motocicleta; pero dicha sesión fue interrumpida de forma abrupta por la profesora de las menores, la cual cogió el tablero y lo rompió.Mientras rompía la ouija el vaso de la sesión estalló liberando una especie de humo que fue inhalado accidentalmente por Estefanía.

Días después de este suceso, la joven, comenzó a sufrir unas enigmáticas convulsiones y estados alterados de consciencia en donde afirmaba que veía figuras extrañas cogidas de la mano a su alrededor que la llamaban por su nombre, y de situaciones donde era presa de una gran agresividad y fuerza inusual mientras expulsaba espuma por la boca, en uno de estos episodios se abalanzó sobre su hermana para atacarla, gracias al resto de la familia, que pudo detenerla a tiempo todo quedó en un susto.

En los meses siguientes Estefanía visitó varios centros de salud en los que se le hicieron las pruebas y analíticas oportunas a su estado, y donde ningún médico de los que la atendió pudo certificar que tipo de enfermedad padecía la joven, es más, sus conclusiones fueron que la adolescente se encontraba perfectamente;aunque la situación no hiciera más que empeorar.

Las convulsiones y los estados alterados se hacían más recurrentes y ya no se limitaban al domicilio de la joven, los padecía en cualquier lugar, los hermanos referían que adoptaba posturas parecidas a la de un animal.

El 14 de agosto (mes en que se estrenó la película) de 1991 Estefanía moría en la cama de su habitación, la muerte le sobrevino de manera súbita y en extrañas circunstancias. Según el informe del anatómico forense de Madrid se dictaminaba la muerte de esta manera: muerte por parada cardo-respiratoria.Muerte sospechosa por acaecer de manerasúbita”.

Tras ese fatídico día toda una ristra de fenomenología “paranormal”comenzó a manifestarse en casa de los Gutiérrez Lázaro: injustificadas ráfagas de aire, crucifijos que se movían, desplazamiento de objetos etc. Una noche en la que Concepción y Máximo (padres de Estefanía) se disponían a cenar, la puerta se abrió sola ante la mirada atónita del matrimonio, a partir de aquí los fenómenos se tornaron más virulentos y las sombras y las etéreas figuras comenzaron a visitar a los Gutiérrez Lázaro.

La realidad superando a la ficción: 27 de noviembre de 1992

Esa fue la fecha en que la familia, después de un año de angustia y pavor hace una llamada a la comisaría de Vallecas donde explican que los crucifijos se mueven sin control y que hay una sombra que los acecha desde el pasillo, al domicilio se dirige una pareja de la policía nacional, el inspector y un psicólogo, la pareja se queda acompañando a Concepción y el inspector y el psicólogo acompañan a Máximo al cuarto de Estefanía, donde este les explica lo sucedido a su hija; mientras transcurre la explicación del padre oyen un golpe en la terraza del cuarto, similar al ruido que hace una piedra al caer tras ser lanzada.

Al comprobar la terraza y no ver nada el inspector llama de inmediato a la pareja de policías que le corroboran que no se han movido del salón y le cuentan al inspector lo sucedido en el mismo, que la puerta del mueble-bar se había abierto de manera violenta para impactar contra la cabeza de uno de los policías, hecho este que no llega a consumarse gracias a la rapidez del compañero en avisarle. La incidencia se comunica y son enviadas dos patrullas más al inmueble, las cuales redactaran lo ocurrido esa noche en un informe oficial.

El informe policial

El relato de josé Negrí, inspector general en 1992 y testigo.

Lo primero que me impresiona es que llego a la casa y veo a la familia en la calle con un frío espantoso y la madre con un niño de pecho, así que intenté tranquilizarlos.

Entramos seis policías y nos sentamos en el salón, empezamos a hablar y la familia empieza a contar lo que le había pasado su hija.Apagan las luces y no pasan más de dos minutos cuando una de las puertas se abre de forma violenta. Encendimos la luz e hicimos una inspección para ver porque había ocurrido aquello.Recuerdo que de los compañeros solo aguantó uno dentro del domicilio;decidí preguntar en qué otros sitios ocurrían los fenómenos y era en el cuarto de la hija, vamos para allí y oímos un ruido estruendoso, similar al de una cacerolada; salimos a la terraza pero no vimos nada.

En el cuarto de baño, que no lo utilizaban, se me puso el pelo de punta y sentí un frío interior que nunca había sentido; salí de allí intentando disimular”.

Los fenómenos pararon cuando exhumaron el cuerpo de Estefanía en 1996, la familia se mudó del domicilio y los actuales inquilinos afirman no haber presenciado acontecimiento alguno de índole extraña.

Concepción Lázaro

En el mes de Abril de 2016, uno de los componentes de la familia Gutiérrez Lázaro volvía a ponerse en contacto con la prensa después de transcurridos 20 años, el motivo, hacer llegar una nota aclaratoria sobre el informe llevado a cabo por un psicólogo, un hipnotizado y un grafólogo realizado en el domicilio de la familia el 9 de Noviembre de 1996 a Dña. Concepción Lázaro, donde se refleja un discreto desequilibrio emocional, neurosis y tendencia a la ansiedad;la aclaración recalca que dicho informe carecía y carece de validez.

El expediente Vallecas siempre fue y sigue siendo uno de los casos en la casuística paranormal de España más controvertidos y especiales por como ocurrieron los sucesos y por los testigos de los mismos; gracias a Paco Plaza por acercar al espectador una de las crónicas de misterio más inquietantes de la geografía madrileña.

La Ouija y ‘Verónica’: terrorífico caso de Poltergeist

La película de terror de Paco Plaza ‘Verónica’ ha vuelto a poner de actualidad el que es uno de los casos más impactantes de poltergeist en España, el denominado Caso Vallecas.

  • Imágenes de la vivienda del Aljarafe sevillano afectada por fenómenos paranormales. / El Correo
    Imágenes de la vivienda del Aljarafe sevillano afectada por fenómenos paranormales. / El Correo
Es uno de los casos más impactantes y tremendos que demuestran a la claras el peso de un fenómeno paranormal y de cómo puede llegar a afectar a una familia y a las personas que entren en su radio de acción .Es el ejemplo claro de una actividad paranormal, de una actividad que puede llegar incluso a plasmarse en el parte oficial de intervención de la policía local de Madrid, un trozo de Historia de los fenómenos paranormales.

Sucedió en Madrid, eran los comienzos de la década de los 90 y el simple conocimiento del mismo asombraba a los investigadores que escuchaban hablar de él o aquellos que ya habían estado en el inmueble donde se producían los fenómenos inexplicados.

Una fecha debe quedar marcada en la memoria: el 14 de Agosto de 1991. Ese día una joven, Estefanía Gutiérrez Lázaro, fallecía por muerte súbita, parada cardiorrespiratoria, según informe de la autopsia realizada por el equipo forense. En una chica sana fue tildada de muerte extraña y de ahí la investigación.

Claro que habría que buscar en todos los polos de esta historia para saber que había unos antecedentes inquietantes…

Estefanía vivía en la calle Luis Marín del popular barrio de Vallecas en Madrid, era una apasionada del misterio y lo desconocido, siempre estaba queriendo experimentar cosas nuevas, el sabor del misterio, el disparo de adrenalina de lo oculto.

Tras la muerte de un familiar de Estefanía, su abuelo por parte materna, quiso contactar con el espíritu del novio de una amiga fallecido en accidente de motocicleta y para ello se dispuso a jugar una ouija en el centro educativo donde estudiaba teniendo como compañera de experiencia a una amiga interesada también en estos temas.

Estefanía y su amiga pusieron el tablero en el medio y un vaso de máster y comenzaron la sesión. A mitad de ella fueron sorprendidas por una profesora sustituta que las reprendió, el vaso se rompió y de él manó un humo extraño de color negro, denso, que aspiro por las fosas nasales Estefanía, quién comenzó a sentirse mal y convulsionó.

Fue el comienzo de una dramática historia que afectó a su salud, tanto que esta se deterioró poco a poco, paulatinamente. Consultaron médicos y especialistas pero nadie parecía saber qué mal aquejaba a Estefanía hasta que esta falleció.

A partir de ese momento la familia Gutiérrez Lázaro comenzó a vivir su particular tormento, su particular calvario. En la casa comenzaron a vivirse hechos realmente fuera de lo normal: objetos que se desplazaban solos, ruidos extraños, sombras que paseaban por la casa, golpes, tremendos porrazos, descensos de temperatura… Todo un abanico de lo que supone un presunto fenómeno paranormal.

Al conocerse el caso muchos fueron los investigadores que se interesaron por él, quizás uno de los primeros fue el del mítico Juan Antonio Cebrián en Turno de Noche junto a Germán de Argumosa, en el que se hicieron eco de los sucesos que se vivían en el inmueble de la calle Luis Marín.

La familia estaba asustada, atormentada, al hilo de la histeria ante lo que veían sus ojos día tras día y muchas preguntas que se agolpaban: ¿Era el espíritu de Estefanía el que provocaba todos aquellos fenómenos? ¿Qué hacer? ¿Dónde podrían darle alguna ayuda?, y como último recurso llamaron a la policía.

Una vez llegaron los agentes a aquel domicilio aquejado de fenómenos paranormales fueron participes y testigos de cómo un crucifijo, el Cristo, se daba la vuelta siendo arrancada la imagen. Un póster quedaba marcado con tres arañazos en forma de garra. Además la familia relataba como veían seres oscuros sin rostro en la habitación, alrededor de su cama, rezando pero sin ojos ni bocas, sombras que reptaban por la habitación.

La policía, que estaba curada de espantos, no creía demasiado aquello hasta que lo vivieron en directo: agresiones, respiraciones en la habitación de origen desconocido, el crucifijo o de como una fotografía ardía espontáneamente en el vacío ¡imposible!? La realidad superaba a la ficción.

Otra fecha histórica: el 27 de Noviembre de 1992 acuden a la calle Luis Marín dos coches patrulla, al llegar la familia está aterrorizada: los fenómenos que se están viviendo en ese mismo momento en la casa.

La policía deja constancia en el parte de intervención, y manifiesta que, una vez se ha entrevistado con la familia y observado el interior de la casa, según comunica, se le ha puesto el vello de punta.

Estando sentados en compañía de toda la familia, pudieron oír y observar como una puerta de un armario perfectamente cerrada, cosa que comprobaron después, se abrió de forma súbita y totalmente antinatural.

Momentos después pudieron percatarse y observar como en la mesita que sostenía el teléfono, y concretamente en un mantelito, apareció una mancha de color marrón consistente que el Z-2 identifica como babas.

En el recorrido que hicieron por diversas habitaciones de la casa observaron un crucifijo de madera al que, el fenómeno al que estamos haciendo referencia le había dado la vuelta, arrancándole el Cristo adherido al mismo.

Que, según manifiesta una de las hijas, «tomo el Cristo del suelo y lo adhirió detrás de la puerta de la habitación junto a un póster produciéndose también de forma súbita y extraña tres arañazos sobre el citado póster».

Los cuatro agentes concluían de forma categórica: «hay una serie de fenómenos de todo punto inexplicables».

La familia acabó dejando el hogar en la calle Luis Marín. Con el tiempo lo ocupó una familia inmigrante y los fenómenos seguían produciéndose en una medida más leve hasta ir desapareciendo. Tal vez la fuerza emocional alimentaba a aquel ente atrapado entre recuerdos, sentimientos y cuatro efímeras paredes.

Fuente: Jose Manuel García Bautista / El Correo de Andalucía

Voces del Misterio nº.619:AL FINAL DEL TÚNEL (ECM) con MIGUEL BLANCO

Ir a descargar

PULSA PLAY para escuchar y/o descargar el programa

“Voces del Misterio” nº.619 en el que hablamos con el periodista e investigador MIGUEL BLANCO, director del mítico “Espacio en Blanco”, de un tema apasionante: AL FINAL DEL TÚNEL, experiencias cercanas a la muerte y todo lo que la visión de un fenómeno desde un punto de vista personal, valiente y con la experiencia de haberlo vivido en primera persona. En “Voces del Misterio”, 91.6 fm SFC Radio.

https://www.ivoox.com/voces-del-misterio-n-619-al-final-del-tunel-ecm-audios-mp3_rf_28556944_1.html

Voces del Misterio MEF: EL MUNDO DEL MISTERIO DE J.J.BENÍTEZ

Ir a descargar

PULSA PLAY para escuchar y/o descargar el programa

“Voces del Misterio” ESPECIAL rinde homenaje a la gran labor que realiza el periodista e investigador LUIS MARIANO FERNÁNDEZ en su programa “MIS ENIGMAS FAVORITOS” (Tv) en una trayectoria de más de una década, por ello facilitamos algunos de sus audios retrospectivos, este ESPECIAL con un tema apasionante: EL MUNDO DEL MISTERIO DE J.J.BENÍTEZ. No os lo perdáis.

https://www.ivoox.com/voces-del-misterio-mef-el-mundo-del-misterio-audios-mp3_rf_28596180_1.html

A %d blogueros les gusta esto: