Hyakumonogatari: el terrorífico juego de valentía japonés para invocar espíritus

¿Eres de los que nos soportas las historias de terror? Sales corriendo del salón cuando tu familia está viendo una película de miedo. Entonces probablemente el Hyakumonogatari, también conocido como el “juego de las 100 velas”, no es una actividad que debas practicar. Se trata de un juego de terror, uno de esos entretenimientos de los jóvenes nipones durante el verano, época en la que las historias de miedo y leyendas entran en acción. Este juego de valentía, eso sí, tiene mucha más historia de la que pensamos.
Hyakumonogatari: un juego de 100 velas
Debemos dejar claro que estamos ante un juego de valentía, un juego de invocación de espíritus, como podría serlo la ouija. Por lo tanto, hay muchas personas que deciden no practicarlo y muchas otras pueden llegar a sugestionarse de forma peligrosa. Al Hyakumonogatari se juega de noche, lo más oscura posible, y los participantes deben encender 100 velas y ponerlas en el centro de la habitación.
Los participantes deben sentarse alrededor de las velas en círculo y contar, por turnos, historias de terror. Cada vez que cuenten una, el narrador de la historia debe apagar una vela. Cada vez que se apague una vela, el narrador también debe asomarse a un espejo, invocando de esta forma a los espíritus. Se repite el proceso hasta que las 100 velas están apagadas.
A medida que las velas se apaguen, el cuarto se vuelve más oscuro, algo evidente. Cada vez que alguien apaga una vela y mira el espejo está haciendo una llamada a los espíritus. Cuando se apaga la última vela, en la oscuridad absoluta, estarían todos los participantes y alguien más, un espíritu. Los jugadores se enumeran por orden y entonces se darían cuenta de que alguien más está con ellos. Esto hace que muchas personas no se atrevan a apagar 100 velas, y se queden sólo en la 99.
Hyakumonogatari Kaidankai: los samuráis ya jugaban
Muchos de los juegos de valentía nipones en la actualidad son, en realidad, versiones de viejos juegos que se practicaban hace cientos de años. Muchos también pertenecen a la época de los samurái, quienes demostraban su valor de formas muy dispares, entre ellas jugando al Hyakumonogatari Kaidankai. Pero su versión era un poco diferente.
En la época de los samuráis el juego era conocido como Hyakumonogatari Kaidankai y se necesitaban varias salas o habitaciones diferentes. Se encendían 100 andon en una habitación y los participantes estaban en otra contando las historias. Turnándose para narrar encuentros macabros con los sobrenatural y para recitar historias folclóricas. Estas historias eran conocidas como kaidan. Al final de cada kaidan el autor del mismo entraba sólo en otra habitación y apagaba una vela. También debía mirarse en el espejo y regresar a la primera habitación. Así hasta completar las 100 velas.
Obviamente, con cada vela la habitación se vuelve más oscura, siendo un lugar propenso para la aparición de espíritus. ¿Quién tendría el valor suficiente para entrar en la sala y apagar la última vela? Se cree que el juego procede de los samurái como una prueba de valor, ya que en el cuento “Otogi Monogatari” de 1660 ya se describió una versión del juego.
¿Os atrevéis a jugar al Hyakumonogatari hasta apagar las 100 velas?
(FUENTE: animanga.es)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s