Rutas misteriosas 7 y 8 Diciembre: Sevilla Paranormal, Sevilla Mágica y Alameda Oculta

🌙🧟‍Nuestras apasionantes RUTAS MISTERIOSAS👈 7 y 8 de Diciembre 2018:

😱7 Diciembre (viernes): 👻Ruta misteriosa SEVILLA PARANORMAL con Naturanda🍃 y Jose Manuel García Bautista, en la puerta del Ayuntamiento de Sevilla, en Plaza Nueva., 22:00 h.

☠8 Diciembre (sábado): 👀Ruta misteriosa por la SEVILLA MÁGICA🧙‍♂, con Naturanda🍃 y Jose Manuel García Bautista,en la puerta del Ayuntamiento de Sevilla, en Plaza Nueva., 21:00 h.

👧🏻👻8 Diciembre (sábado): 😲Ruta ALAMEDA OCULTA. 23.00 h. Columnas Alameda junto a la comisaria de Policía en sector calle Calatrava. 8 euritos Organiza MOLARTE💢.

❗No te pierdas nuestra semana de misterios, rutas y viajes. Reserva aquí, reserva en el ☎653 77 51 72 o pon un Whatsapp📱. el mejor plan del otoño🍁

Anuncios

Fantasma y Oscuridad: la terrible historia de los leones devoradores de hombres que aterraron África

Por César Vega Martínez 

Fue a fines del siglo XIX cuando el imperio británico puso sus ojos en Kenia. Necesitaba crear un puente industrial de ferrocarril que le permitiera un tránsito más expedito por sus territorios en África. No obstante, esta obra estuvo en peligro por un lapso de nueve meses, los villanos eran dos leones conocidos como “devoradores de hombres”.

La historia está vigente hasta nuestros días debido a que nadie ha logrado explicar por qué esos animales tuvieron una fijación especial con la carne humana. Por esos años, se les culpó de la muerte de unos 135 obreros de la localidad de Tsavo, haciendo peligrar el éxito de esta obra.

Fue a fines de 1897 cuando las autoridades británicas idearon un proyecto para crear un puente de ferrocarril sobre el río Tsavo (Kenia), el objetivo era conectar este país con Uganda y apurar las exportaciones de marfil hacia Europa.

Para llevar a cabo esta misión fue designado como jefe de obras el ingeniero militar inglés John Henry Patterson, quien también se desempeñaba como cazador en tierras africanas.

Puente Río Tsavo | Wikimedia Commons
Puente Río Tsavo | Wikimedia Commons

Además, para construir esto fueron reclutados cerca de 1.000 trabajadores de origen Collie (nativos de Kenia), quienes armaron un campamento junto al río para dedicarse de lleno a la construcción de la obra.

Según el libro Los fantasmas de Tsavo, del autor estadounidense Philip Caputo, las obras del puente se desarrollaban de manera normal hasta marzo de 1898, cuando se dio aviso de que dos leones habían atacado y devorado a dos obreros durante una noche.

Patterson y las autoridades no dieron mayor atención a este hecho y decidieron continuar con la obra, pero los ataques nocturnos comenzaron a ser una constante. La situación comenzaba a tornarse peligrosa.

Dentro de las memorias del ingeniero, se estipula que él intentó persuadir a las autoridades inglesas para que detuvieran las obras por un tiempo para dar caza a los animales, pero ellos negaron a esta opción y ordenaron continuar, el puente debía estar finalizado a fines de ese año.

Paterson exhibe uno de los leones muertos | Archivo
Paterson exhibe uno de los leones muertos | Archivo

En su libro, Patterson estipuló que los leones mataron a 135 trabajadores entre marzo y diciembre. En ese momento, la construcción del puente dejó de ser una prioridad.

De acuerdo a un reportaje del medio español ABC, el ingeniero se obsesionó con cazar a los dos leones e ideó una serie de trampas para llamar su atención y dispararles con su rifle. Su plan tardó semanas en dar resultados.

Nace una leyenda

Según el citado medio, para las tribus de etnia Taita resultaba incomprensible el comportamiento que habían mostrado los animales, ya que los humanos no formaban parte de la dieta de ellos.

Es por eso que los habitantes locales llegaron a decir que los felinos eran enviados del demonio para acabar con la colonización de la zona. Los bautizaron como el “fantasma” y la “oscuridad”.

De acuerdo a la revista Live Science, los leones de Tsavo se caracterizan por no poseer la melena característica de estos animales, además de tener como comida preferida los búfalos y ñus.

Es por eso que, en aquellos años, fue imposible saber las causas de esa matanza, pero las cartas estaban echadas y el Imperio abogaba por dar un final a la obra.

"Fantasma" y "Oscuridad" en el Museo de Chicago
“Fantasma” y “Oscuridad” en el Museo de Chicago

En sus memorias, Patterson indicó que logró matar al primer león el 9 de diciembre de 1898. Para lograr eso trepó en un árbol y atrajo al animal dejando restos de sangre humana alrededor de su posición.

El segundo fue muerto veinte días después por el mismo cazador, quien utilizó la misma técnica para atraerlo y darle un tiro certero desde la altura. La pesadilla había acabado.

Si bien la obra pudo continuar sin otros contratiempos, los trabajadores no pudieron recuperarse de las muertes que sufrieron otros obreros, por lo que muchos decidieron dejar la faena de propia voluntad.

Las tribus Taita continuaron insinuando que los espíritus del “fantasma” y la “oscuridad” seguían asechando esa zona de Kenia, llegando a decir que el lugar estaría maldito para siempre.

Construcción línea férrea en Tsavo | Wikimedia Commons
Construcción línea férrea en Tsavo | Wikimedia Commons

Es por eso que la compañía a cargo de la obra debió llevar empleados incluso desde Inglaterra. Finalmente, el puente estuvo finalizado a mediados de 1899, aunque con muchas polémicas.

Actualmente, los cuerpos disecados de los dos leones están en exhibición en el Museo Field de Historia Natural de Chicago (Estados Unidos). Ambos han sido sometidos a diversos estudios para explicar su comportamiento.

¿Por qué actuaron así estos dos leones?

Más allá de las historias que elevan este relato a la categoría de mito, en los últimos años se han elaborado estudios para intentar explicar el comportamiento de los dos leones.

El científico e investigador del museo Field de Chicago Bruce D. Patterson (que no es pariente de John Patterson) elaboró un estudio en el que revela conclusiones algo sorpresivas.

En su documento, que fue publicado en la revista Scientific Reports, y replicado por Gizmodo, el biólogo explica que el estado de la dentadura de esos dos leones era malo, por lo que estaban debilitados para cazar animales grandes.

Para llegar a esa respuesta, el investigador comparó el estado de las dentaduras de los 2 animales con otras especies de la zona de Kenia, indicando que había lesiones internas que les imposibilitaban atacar a presas que fueran más pesadas que ellos.

Mandíbulas de los dos leones | Museo Fields
Mandíbulas de los dos leones | Museo Fields

“Los leones matan con los dientes, pero si no puedes matar un búfalo es mejor que no te acerques a él porque puede matarte a ti. La llegada de 3.000 trabajadores del ferrocarril probablemente fue recibida con auténtico entusiasmo por los leones”, explicó.

Si bien esta conclusión puede ser apresurada, según Bruce Patterson el inicio de esta obra coincidió con un brote de peste bovina que mató a gran cantidad de búfalos de la zona en 1898, por lo que el alimento para los leones era escaso.

Otro estudio, elaborado por investigadores de la Universidad de California, entregó en 2017 nuevos antecedentes sobre la forma de actuar de los felinos, indicando además que las víctimas no fueron tantas como las informadas en el siglo XIX.

Nathaniel J. Dominy, profesor de dicha universidad, indicó en la revista Proceedings que analizaron las dentaduras, restos óseos y muestras de pelo de los animales, determinando que en total habían devorado a 35 personas entre ambos.

Val Kilmer interpretando a John Patterson
Val Kilmer interpretando a John Patterson

El informe sostiene que uno de los dos leones mostraba más interés en la carne humana que el otro, aunque entre los dos hacían un muy buen equipo de caza. Se estima que uno de ellos mató a 24 personas y el otro a 11.

“La idea de que formaran equipo a pesar de sus distintas preferencias en la dieta es algo que nunca antes se había visto”, destacó el director de la investigación.

Por otra parte, en el documento hubo un ítem que concordó con la conclusión del estudio desarrollado por Bruce Patterson. Este también destacó que los animales tenían su dentadura muy desgastada y con severas lesiones, por lo que no habrían podido atentar contra presas de mayor tamaño.

Cabe señalar que toda esta historia fue llevada al cine en 1996, en una película que se llamó The Ghost and the Darkness (Fantasma y oscuridad). En aquel entonces, Val Kilmer fue quien personificó al coronel Patterson.

Voces del Misterio ESPECIAL: 30 lugares de Sevilla donde pasar miedo

Ir a descargar

PULSA PLAY para escuchar y/o descargar el programa

“Voces del Misterio” especial con nuestro compañero Jose Manuel García Bautista en el que nos hablará de su último libro: “30 lugares de Sevilla donde pasar miedo“, experiencias increíbles, investigaciones y muchos pasos relacionados con el misterio en Sevilla que te dejarán asombrado. No os lo perdáis.

https://www.ivoox.com/voces-del-misterio-especial-30-lugares-sevilla-audios-mp3_rf_30492406_1.html

La fascinante historia de La Cueva, un tesoro jujeño escondido en las alturas

Hay que viajar en el tiempo hacia la historia colonial para entender el origen y develar los secretos de este pueblo abandonado. Secretos de este recóndito rincón del Noroeste argentino.

Por Andrea Duplá

¿Qué fibras íntimas agitan las promesas de conocer un pueblo fantasma en un espíritu aventurero? Tomar un desvío en lugar del camino principal, girar a la izquierda cuando los carteles señalan la derecha, subir una montaña y perderse bajo el reflejo de un sol abrasador, sin otra compañía más que la del mismísimo paisaje…Y una vez allí, más cerca del cielo, dejarse transportar a donde la imaginación nos guíe.

La experiencia es posible. Y es exquisita. Partiendo desde San Salvador de Jujuy o desde Tilcara por la Ruta Nacional 9 hacia el norte, hay que tomar el camino de tierra que va a Iruya y que aparece unos 24 kilómetros después de Humahuaca. Por ese camino se llega a Iturbe, donde un cartel indicará un desvío hacia la izquierda. De ahí en más resta transitar unos 15 kilómetros por un sendero de montaña, menos conocido y más sinuoso. Así se llega a La Cueva. Valen la pena las casi tres horas de viaje desde la capital jujeña (algo más de una hora y media si se parte desde Tilcara) para conocer este tesoro escondido en las alturas.

No hay un alma. Nadie anda por ahí. El lugar parece una escenografía montada a la espera de actores que no llegan, o que se fueron. Un caserío de otra época, con callecitas que viran del empedrado a la tierra, donde una capilla sobresale y por su aspecto cuidado desentona con el cuadro de abandono que dibujan las demás estructuras. Entre paredes de adobe un cartel señala lo que fue un almacén, y de algunas construcciones asoman restos de prendas tendidas que el sol y los años fueron deshilachando, como si alguien las hubiera dejado esperando volver. Las cimentaciones más antiguas conservan su base de piedra con huecos de los que brotan flores de cardos, ocupando los espacios que el hombre abandonó. Y sobre un cerro, un cementerio, como en cada pueblo de la Quebrada de Humahuaca.

El promotor de la aventura es un remisero de Tilcara que se gana la vida con el turismo y la enriquece buscando escenarios desconocidos en la Quebrada. “Esto es un pueblo fantasma”, dice Mario Corimayo, fascinado con el lugar al que llegó por primera vez perdiéndose en la montaña por el camino angosto y pedregoso que lleva a La Cueva.

Como quien abre una caja de viejos recuerdos familiares en busca de rastros de su pasado, hay que viajar en el tiempo hacia la historia colonial para entender el origen y develar los secretos de este pueblo abandonado. Más allá de que la zona estuvo habitada por comunidades aborígenes andinas ya en la época precolombina, los historiadores ubican las primeras poblaciones organizadas de esta zona de la Quebrada de Humahuaca en las últimas décadas del siglo XVII.

Se cree que La Cueva formó parte de la estancia de La Limpia Concepción, entregada como Merced de Tierra por el entonces gobernador de Tucumán. Aquella gobernación se extendía desde Córdoba hasta Salta y Jujuy, tenía suprema jurisdicción en el territorio, y quien estaba a su cargo era un delegado de la Corona Española que debía neutralizar los ataques de los indios del Chaco no sometidos al proceso de colonización. Entregar tierras a los conquistadores como premio por sus servicios en la protección de la llamada frontera de guerra era una facultad que el gobernador tenía y ejerció, y que dio inicio a las primeras páginas de la historia post hispánica de este pueblo.

La historiadora y docente de la Universidad Nacional de Jujuy, Gabriela Sica, nos ayudó a viajar al pasado a través de sus investigaciones en el Conicet sobre las sociedades prehispánicas y coloniales de la Quebrada de Humahuaca. “La estancia La Limpia concepción fue un lugar donde se daba trabajo a mestizos e indios, muchos de los cuales llegaban desde otros rincones de la Puna”, explicó Sica.

De estos habitantes de fines del siglo XVII son los primeros registros parroquiales de una zona que a su vez, se convertía en un punto clave del Camino Real. El largo trayecto que unía el centro minero de Potosí con Buenos Aires requería postas, donde los viajeros improvisaban el descanso y hacían el relevo de las mulas, imprescindibles como único medio de transporte posible por la Quebrada. Si el Camino Real era la columna vertebral de la economía en tiempos coloniales, las postas eran sus nervios. Y eran vitales.

A 3500 metros de altura y con un cielo sin nubes, el sol pega más fuerte. Apenas el canto de algún pájaro rompe la monótona melodía del viento. Ni el río suena, al menos en primavera, cuando el gobierno de la sequía hace del Río de la Cueva un cauce ancho, vacío y pedregoso. Con sus cimientos de piedra y sus paredes de adobe, las estructuras coloniales resisten el paso de los siglos. Todo indica, en cambio, que la iglesia elevada en el cerro debe haber sido refaccionada. Como la mayoría de los pueblos de la Quebrada y la Puna, La Cueva tuvo su propia capilla, “donde en cada fiesta patronal se esperaba al cura de Humahuaca, que viajaba especialmente para celebrar bautismos y casamientos”, según contó Sica.

Sin embargo, la arqueóloga Paola Ramundo, especializada en el estudio de sociedades prehispánicas del Noroeste argentino, estima que esa iglesia fue construida en el siglo XIX. Su estructura bien preservada contrasta con los cimientos de piedra de las otras construcciones, y desde su blanca estampa surge una invitación para asomarse al campanario, al que se accede por una pequeña puerta azul. Pero no se puede entrar; un candado asegura la custodia de vaya a saber uno qué secretos, y poco se sabe de quién guarda la llave.

La fuerte impronta que dejó la evangelización colonial en el Noroeste permite imaginar el lugar de relevancia que en la sociedad post hispánica tuvo esta capilla, hoy perdida en el tiempo. Como suspendida, al igual que el resto de las estructuras que componen el misterioso escenario de La Cueva. Cada pueblo, cada hacienda incluso, -relató Sica- se identificaba con su santo patrono, pero en muchos casos, la fe religiosa se incorporó a las creencias anteriores de las poblaciones indígenas andinas. Eso explica que los pueblos de reducción unan el nombre de su comunidad aborigen al de un Santo (San Antonio de Humahuaca, San Francisco de Paula de Uquía, Santa Rosa de Purmamarca, San Francisco de Tilcara, por ejemplo).

No exagera Mario Corimayo cuando habla de pueblo fantasma: La Cueva conserva hoy esos misterios bajo ese aspecto, con el sol y la montaña como únicos vigías. Posiblemente, el abandono del lugar fue progresivo y el puntapié inicial de la deserción estuvo ligado al ferrocarril, cuya traza deja de coincidir en esa zona con el Camino Real. A ello se suman los procesos migratorios hacia áreas urbanas de la provincia que se dieron en el siglo XX, con el desarrollo de las industrias siderúrgica y tabacalera, que movieron comunidades enteras hacia las zonas del Valle de Jujuy. Las poblaciones rurales, además, migraron hacia otros puntos de la Quebrada, así como a zonas de explotación minera en busca de trabajo.

El proceso de despoblamiento de La Cueva no es excepcional, hay muchos pueblos abandonados en el área rural de las tierras altas de Jujuy, explicó la historiadora Sica. Y en esos pueblos, a lo largo de la Quebrada de Humahuaca, hay un patrimonio arqueológico, histórico y natural de Jujuy con una importancia que no siempre se dimensiona. La provincia controla el trabajo de los arqueólogos a través de la concesión de permisos para investigar determinadas zonas, pero a la Dirección de Patrimonio Cultural de Jujuy se le hace difícil poder vigilar todos los tesoros, en los que muchas veces la mano del hombre arruina evidencias que no pueden ser recuperadas. Una pena que se pierdan trozos de historia. Y una pena, también, que poco se conozcan estos rincones enclavados en la montaña, alejados de circuitos comerciales, despojados de presente, pero llenos de pasado.

Dicen que del otro lado del río, de una estructura con forma de cueva –y de ahí el nombre del lugar- una vez salió la imagen de la Virgen. Dicen también que un joven descendiente de aquellos pueblos originarios guarda las llaves de la capilla y de las casas que se mantienen en pie, y que su misión es vigilar La Cueva para que nadie se instale. Como si hubiera un secreto a resguardar. Como si algún misterio no debiera ser develado.

30 lugares de Sevilla donde pasar miedo

Muchos son los lugares encantados de Sevilla, pero sólo algunos reúnen todas las condiciones para poder afirmar que allí habita el misterio, que allí se manifiesta lo imposible. 30 lugares de Sevilla donde pasar miedo es un diario de investigaciones, es la guía definitiva de esos lugares donde no le gustaría quedarse solo, donde lo imposible se hace realidad… y esta realidad supera a la más terrorífica ficción. Pase adelante si se atreve.

30 lugares de Sevilla donde pasar miedo

YA A LA VENTA

Número de páginas 332
ISBN 9788417103743
Tamaño 152×228 cm

Estas navidades regala libros: OFERTA NAVIDAD 2018 libros MISTERIO

OFERTA FIESTAS NAVIDAD 2018

Estas navidades regala libros, y si son de misterio mejor, así te proponemos una oferta sin igual, económica al bolsillo y tan sugerente que no podrás rechazarla y, además, será un gran regalo para esa persona en la que has pensado.

Nuestra oferta:

Un libro a elegir + la “Guía de la Andalucía Mágica” = 20 euros.

Libros a elegir: “Guía secreta de las casas encantadas de Sevilla”, “Sevilla Paranormal”, “OVNIs en Andalucía” ó “Misterios y enigmas de la Arqueología”.

Dos libros a elegir + la “Guía de la Andalucía Mágica” = 30 euros.

Libros a elegir: “Guía secreta de las casas encantadas de Sevilla”, “Sevilla Paranormal”, “OVNIs en Andalucía” ó “Misterios y enigmas de la Arqueología”.

Pon un correo electrónico a correo@garciabautista.net o un Whatsapp al 653775172 y consíguelo dedicado, personalmente, por el autor.

*Entrega a domicilio, si se es de otra provincia diferente a Sevilla consultar opciones y precios de envío.

 

¿Está este niño viendo a su padre muerto?

En la Jungla. Un vídeo en el que un bebé, tras ver una foto de su padre muerto, señala convencidísimo hacia un espacio en el que no hay nadie se ha hecho viral en las redes sociales.

Si existe o no vida después de la muerte es uno de los grandes misterios de nuestra existencia. De momento no ha vuelto ningún milenial a quejarse, de lo que podemos deducir que o no existe o es imposiblemente buena. Pero vamos, que no tenemos ni idea al respecto. Eso no quiere decir que haya quien quiera sacar conclusiones de cualquier suceso.

Un buen ejemplo es este vídeo que se ha viralizado en las últimas horas. En él, una mujer le da una foto de su padre muerto y le pregunta quién es. Entonces el pequeño señala sonriendo hacia un espacio vacío. Evidentemente hay quien ha querido ver más allá:

Video insertado

Un niño pide a su madre que le acerque la foto en el que posa con el padre muerto y mira a un lado sonriente,como si su padre estuviese ahí. Son mil trillones las conexiones que tiene el cerebro de un niño,y quizás contemplen un mundo que nosotros ya somos incapaces de contemplar.

Voces del Misterio ESPECIAL: 30 lugares de Sevilla donde pasar miedo

Ir a descargar

PULSA PLAY para escuchar y/o descargar el programa

“Voces del Misterio” especial con nuestro compañero Jose Manuel García Bautista en el que nos hablará de su último libro: “30 lugares de Sevilla donde pasar miedo“, experiencias increíbles, investigaciones y muchos pasos relacionados con el misterio en Sevilla que te dejarán asombrado. No os lo perdáis.

https://www.ivoox.com/voces-del-misterio-especial-30-lugares-sevilla-audios-mp3_rf_30492406_1.html

A %d blogueros les gusta esto: