RUTAS MISTERIOSAS DE LA SEMANA 26 y 27 de enero de 2019

❗👻Nuestros misterios en las RUTAS DE LA SEMANA 26 y 27 de enero de 2019:

👻26 enero (viernes): 👣Ruta misteriosa SEVILLA PARANORMAL con Naturanda y Jose Manuel García Bautista, en la puerta del Ayuntamiento de Sevilla, en Plaza Nueva.🙀, 22:00 h.

☠👹27 de enero (sábado): Ruta misteriosa por la SEVILLA MÁGICA, con Naturanda🍃 y Jose Manuel García Bautista,en la puerta del Ayuntamiento de Sevilla, en Plaza Nueva.🙀, 21:00 h.

👻👀27 de enero (sábado): Ruta PARANORMAL ACTIVITY 23.00 h. Vamos a buscar el fantasma de la pequeña Clara en el Sanatorio de los Muertos en Sevilla Este. Aparcamiento junto a la explanada del mercadillo de Alcosa en Avda. Emilio Lemos junto a C.C. Alcampo. 8 euritos Organiza MOLARTE .💢

No te pierdas nuestra semana de misterios, rutas y viajes. Reserva aquí, reserva en el ☎653 77 51 72 o pon un 📲Whatsapp. el mejor plan del invierno y PÁSALO DE MIEDO👻!

Anuncios

Voces del Misterio nº.643:POLTERGEIST, CASAS ENCANTADAS con Paco Pérez Abellán (Homenaje)

Ir a descargar

https://www.ivoox.com/voces-del-misterio-n-643-poltergeist-casas-encantadas-paco-audios-mp3_rf_31740122_1.html

Voces del Misterio nº.643:POLTERGEIST, CASAS ENCANTADAS con Paco Pérez Abellán (Homenaje)

El misterio de las Luces de Marfa

La localidad texana ha convertido sus luces en una rentable atracción turística. / ap
La localidad texana ha convertido sus luces en una rentable atracción turística. / AP

A. CORBILLÓN

El fenómeno paranormal más longevo y famoso de Estados Unidos y tal vez del mundo es caprichoso. Se trata de unas luces del tamaño de un balón de baloncesto que, de vez en cuando, realizan una danza lumínica en los alrededores de Marfa (Texas). Sus brillos se dividen en dos, se fusionan, se ‘guiñan’ su foco el uno al otro. Y se van como han venido. Lo hacen con casi milimétrica periodicidad. Se hacen presentes casi siempre en invierno, entre 12 y 15 veces al año. Los vecinos de la zona dicen haberlas observado «un par de horas antes del atardecer o un par de horas antes del amanecer».

Las Marfa Lights (Luces de Marfa) son una atracción turística que ha ayudado a situar en los mapas a este pequeño pueblo de apenas 2.100 habitantes. Aunque ya era conocido por su condición de plató de cine. Aquí asentó su mito James Dean durante el rodaje de ‘Gigante’. También Javier Bardem, que rodó en Marfa ‘No es país para viejos’, la película que le dio su Oscar.

El mito de este pueblo con aires de ‘western’ varado en el tiempo y el espacio arranca de 1883. Un vaquero llamado Robert Reed Ellison afirmó haber visto luces parpadeantes mientras conducía una manada de ganado cerca de Mitchell Falt, la zona del condado donde se han hecho más avistamientos.

Otros colonos de la zona confirmaron las mismas experiencias que Ellison, pero las investigaciones de la Texas State Historial Association no encontraron evidencias de cenizas o fogatas. El primer impulso fue achacarlo a las fumarolas que usaban los indios apaches de la zona para comunicarse. Por su parte, las tribus indígenas aplicaban su propia explicación: debían ser los restos de estrellas caídas del cielo.

Ver imagen en Twitter

Saber o no saber

Durante años, los vaqueros montaron expediciones en las montañas de la zona en busca de la fuente de aquellas visiones. Nunca avanzaron nada. También los pilotos de la Segunda Guerra Mundial que entrenaban en la cercana pista aérea de Midland buscaron muchas veces la fuente de las esquivas luces sin éxito.

Más de un centenar de años después, da la sensación de que en el pueblo prefieren la fama del misterio a la confirmación de una causa real que cierre el debate. Algunos vecinos siguen especulando con que podrían ser las luces de los coches que atraviesan el condado de Presidio por la autopista 67. Otros se decantan por los helicópteros de las patrullas fronterizas que vigilan la cercana frontera mexicana con el desierto de Chihuahua. «Son reales porque la gente que lo denuncia es de fiar. Y esos focos aún están ahí afuera», explicaba hace unos días el locutor de la Marfa Public Radio.

Tantos años de misterio han creado sus adictos. Como el ingeniero aeroespacial jubilado James Brunnell, que lleva escritos tres libros sobre las misteriosas visiones. Él mismo ha sido testigo de ellas. Incluso colocó cámaras que barrían los cielos las 24 horas del día. Ahora tiene la mejor colección visual y probatoria del misterio. Su teoría para resolver este rompecabezas científico es que los destellos son producidos en una zona hoy muerta pero de gran poder volcánico hace miles de años, donde la presión de materia sólida como minerales, cristales o cerámica crearía una potente carga eléctrica.

La suya es una más de las múltiples teorías con que se ha especulado a lo largo de los años. Entre ellas vencen por goleadas las que hablan de una vigilancia extraterrestre. Hasta se cuentan pequeños milagros de gente a la que ‘iluminaron’ su conducción por la autopista 67 en días de tormenta. «Es todo un espectáculo -afirma Brunnell-. Una vez que lo ves, ya no lo olvidas».

Prada Marfa.

Prada Marfa

Pero Marfa no sólo es famosa por las luces, es un icono artístico en pleno desierto. Uno de sus mayores atractivos es la instalación permanente ‘Prada Marfa’. A 64 km al oeste de la ciudad, junto al pequeño pueblo de Valentine, se encuentra esta obra escultórica creada por los artistas Elmgreen and Dragset. Muchos visitantes accidentales la confunden con una tienda real de Prada, ya que cuenta con bolsos y zapatos de la marca de lujo. En realidad es una obra de arte con cierta popularidad. Miles de estadounidenses visitan el lugar para fotografiarse frente a la construcción.

Los Simpson, en Marfa.

Tanto es así, que aparece incluso en la serie de televisión de Los Simpson. En el capítulo, la familia Simpson, de viaje por Texas, divisa a lo lejos la falsa tienda de Prada. Marge se lanza del coche en marcha y exclama: «¡Prada! ¿En medio de la nada?». Su hija Lisa le hace saber que no se trata de una tienda de verdad sino de una instalación artística.

Resuelto el misterio de las nubes de polvo en la Luna

Un grupo de científicos concluye que un meteoroide de gran tamaño y en rápido movimiento habría impactado en el satélite, elevando dos nubes de composición desconocida.

Imagen captada por la NASA que muestra una nube de polvo cuando atravesando la costa de Senegal y Cabo Verde. / NASA

Físicos han identificado un mecanismo que explica la aparición de dos nubes de plasma polvorientas resultantes de un meteoroide que impactó la superficie de la Luna. La colisión de un meteoroide con la superficie de la Luna cambia enormemente las propiedades del sistema de plasma polvoriento circundante al arrojar una gran cantidad de residuos del regolito del suelo lunar -partículas de polvo que miden entre 10 y 100 micrones- en la exosfera, por lo demás, relativamente limpia.

En 2015, los astrónomos del Garden Observatory en Gordola (Suiza) observaron un fenómeno similar cuando registraron un flash óptico resultante de un meteoroide que impactó en la Luna. Un grupo internacional de científicos que utilizaron datos de observaciones astronómicas concluyó que un meteoroide bastante grande y en rápido movimiento había impactado la Luna, elevando dos nubes de composición desconocida.

Esos fragmentos y gotitas fundidas endurecidas se elevan sobre la superficie de la Luna, interactúan con los electrones del viento solar y la radiación solar y adquieren una carga eléctrica. Como resultado, se forman dos nubes de plasma polvorientas: una compuesta de fragmentos de regolito y una segunda de gotitas endurecidas de material fundido. Las diferentes características de las dos nubes permiten observarlas por separado.

“El polvo lunar es un factor de riesgo importante para las naves espaciales, el equipo y la salud de los astronautas”

Los científicos han calculado las principales características de las nubes: la velocidad a la que se expanden, el tamaño, la densidad numérica y la carga eléctrica de las partículas en cada una, y así sucesivamente. Los cálculos y datos observacionales coinciden. Se encontró que una nube formada por gotitas endurecidas de material fundido se expande significativamente más rápido que una nube formada por fragmentos de regolito.

“El polvo lunar es un factor de riesgo importante para las naves espaciales, el equipo y la salud de los astronautas”, explicó el coautor del estudio, el profesor de la Facultad de Física HSE y el jefe del laboratorio del Instituto de Investigación Espacial Sergey Popel. “El equipo cubierto con polvo puede funcionar mal. Los astronautas llevan polvo en sus trajes espaciales al módulo lunar, donde se suspende sin peso en el aire, lo que hace que inhalen las partículas durante todo su viaje de regreso a la Tierra –explicó en un comunicado-. Por lo tanto, comprender el mecanismo por el cual se forman las nubes de plasma polvoriento es importante para garantizar la seguridad de los vuelos espaciales a la Luna”.

Desvelan el misterio del jerarca nazi que traicionó a Hitler: ¿Evitó Hess la muerte con un doble?

Un nuevo estudio de ADN confirma que Rudolf Hess, alto cargo del Tercer Reich, falleció en la prisión de Spandau. Así se pone fin a uno de los grandes enigmas de la Segunda Guerra Mundial.

Manuel P. VillatoroManuel P. Villatoro / ABC

Corría el 11 de mayo de 1941, en plena Segunda Guerra Mundial. Aquella tarde, ataviado con un cómodo batín, el Primer MinistroWinston Churchill disfrutaba de la película «Los Hermanos Marx en el Oeste» cuando le comunicaron a voz en grito la noticia. «¡Hess se ha lanzado en paracaídas sobre Escocia!». El «premier», un perro viejo acostumbrado a los trucos, no creyó ni una palabra. ¿Qué diantres podía hacer uno de los lugartenientes más cercanos a Adolf Hitler en territorio británico? Escéptico, volvió a sentarse y siguió disfrutando del largometraje. La realidad, sin embargo, superaba a cualquier ficción: en efecto, el jercarca nazi Rudolf Hess se había arrojado sobre territorio aliado.

Su objetivo era delirante. Tanto, que el propio Hitler decidió enviar un comunicado en el que corroboraba que estaba loco. Hess pretendía, azuzado por los ánimos y desvaríos de sus astrólogos personales, concertar una entrevista con Churchill o el monarca Jorge VI para negociar la rendición de la Alemania nazi. Lo cierto es que nadie le tomó demasiado en serio. Ni siquiera el «premier» británico quien, tras cerciorarse de que no le estaban tomando el pelo, le declaró prisionero de guerra y se negó a recibirle. Tras un sin fin de juicios, el alto mando fue abandonado a su suerte en la 7prisión de Spandau(Berlín), donde se suicidó en 1987, cuando había pasado los noventa años de edad. Así fue como, en principio, terminó uno de los aliados más cercanos del « Führer».

O eso se creía. Poco después, la prensa internacional se hizo eco de una investigación más extraña si cabe que el propio vuelo. El trabajo de un reputado médico inglés que afirmó que el reo de Spandau no era realmenet Hess. La noticia caló en la sociedad. ¿Era aquel sujeto un doble? ¿Logró escapar el verdadero lugarteniente? Ha sido necesario esperar casi tres décadas para que, en pleno 2019, un análisis de ADN haya conseguido confirmar que el cuerpo de aquel reo de Spandau era, en efecto, el de uno de los líderes más destacados de Alemania durante los años 30. El enigma, así pues, parece tener punto y final.

Nuevas investigaciones

La teoría de la conspiración ha tocado a su fin gracias a la investigación de un equipo de la Universidad de Salzburgo. Según han desvelado varios medios como el « The Guardian» o el «Daily News», la principal arma que han utilizado para desvelar este misterio ha sido una muestra de sangre tomada al presunto Hess en la prisión de Spandau poco antes de su fallecimiento. La suerte que han tenido los expertos es que el mencionado vial fue guardado y sellado con fines científicos. Tras corroborar que se correspondía con fluidos del reo, el grupo comparó el ADN que extrajeron de uno de los descendientes de Hess (quien ha preferido mantener el anonimato por razones obvias). Ambas coincidieron.

Así lo ha confirmado el profesor Jan Cemper-Kiesslich (coautor de la investigación) en declaraciones al «The Guardian». En sus palabras, ningún resultado hubiera apoyado la teoría del doble, pero han tenido la suerte de que han obtenido «esta coincidencia».

Rudolf Hess, durante los juicios
Rudolf Hess, durante los juicios

El experto ha señalado en la revista « Forensic Science International Genetics» que todas sus conclusiones se basan en la muestra de sangre tomada al reo durante el año 1982. Un vial que fue guardado y archivado hermáticamente por Rick Wahl (ex patólogo del Ejército de los Estados Unidos) con fines educativos. Lo cierto es que la diosa Fortuna les ha bendecido, pues el cuerpo del jerarca nazi fue sacado de su féretro en 2011 e incinerado para evitar que su tumba se convirtiera en un templo de peregrinación para los neonazis.

El experto también ha señalado a «The Guardian» que han logrado hallar una coincidencia en el ADN a pesar de que los marcadores que se utilizan para las pruebas de paternidad no funcionan con parientes lejanos. Con todo, tenían un cromosoma en la manga que les permitió hacer la esperada comparación. «Las personas con una línea paterna ininterrumpida muestran el mismo conjunto de marcadores de ADN en el cromosoma Y», ha afirmado Cemper-Kiesslich.

«Estamos extremadamente seguros de que ambas muestras [vienen] de la misma línea paterna. La persona de la que se tomó la muestra fue Rudolf Hess»

Así pues, los autores, que han incidido en que los investigadores que llevaron a cabo el análisis no conocieron la historia de las muestras hasta después de los resultados, han corroborado que los dos personajes tienen un 99,99% de posibilidades de ser parientes. «Estamos extremadamente seguros de que ambas muestras [vienen] de la misma línea paterna. La persona de la que se tomó la muestra fue Rudolf Hess», ha confirmado Cemper-Kiesslich.

Una extraña teoría

La teoría de la conspiración sobre Rudolf Hess comenzó en la misma prisión de Spandau, la cárcel controlada por la Unión Soviética en la que pasó los últimos 40 años de su vida tras ser condenado en los juicios de Núremberg. Fue allí donde Hugh Thomas, uno de los médicos que había auscultado al nazi en varias ocasiones, publicó un libro en el que afirmaba que las características físicas del fallecido no se correspondían con las del jerarca capturado décadas antes.

Así informó el diario ABC de esta curiosa tesis en 1979 en un reportaje titulado «Un médico inglés pone en duda que el solitario habitante de Spandau sea Rudolf Hess»: «Hugh Thomas, antiguo médico militar británico que estuvo destinado en Berlín, afirma en el libro que el “verdadero” Hess fue herido en 1917 de un disparo en los pulmones y que el prisionero no tiene ninguna herida de este tipo, ni en sus radiografías se puede apreciar que hubiera sufrido esa lesión en el pulmón».

Extracto del diario ABC en el que se narra la teoría sobre el doble de Hess
Extracto del diario ABC en el que se narra la teoría sobre el doble de Hess

En el mismo libro, el médico apoyaba su teoría en otras tantas diferencias físicas y en el extraño comportamiento que el reo había mantenido hasta el final de sus días. No en vano se había negado a ver a sus familiares hasta 1969 y afirmaba que padecía una severa amnesia que le impedía recordar su pasado en el equipo de gobierno de Hitler. El diario se hacía eco también de que el abogado del antiguo jerarca había solicitado que se hiciera un reconocimiento a su defendido «en el que participaran médicos alemanes» para solventar estas y otras tantas dudas. Algo que, al menos según la prensa española, le fue negado.

Desde el mismo momento en el que la teoría salió a la luz, la familia de Hess negó que el jercaraca hubiera sido suplantado por un doble y criticó duramente al doctor Thomas. Algo que también quedó recogido en las páginas de ABC: «La esposa y ei hijo de Rudolf Hess, lugarteniente de Hitler, se encuentran “preocupados” por las declaraciones hechas por el autor inglés en el sentido de que el prisionero encerrado en la cárcel berlinesa de Spandau no es el verdadero Rudolf Hess». Con todo, al final su propio hijo terminó solicitando una pruena que esclareciera las dudas. «Wolf Ruddger Hess, hijo del ex lugarteniente de Hitler, a pesar de afirmar que “no tenía ninguna duda de que el prisionero de Spandau fuera su padre”, ha dicho que deseaba que una comisión internacional de médicos observara a Rudolf Hess».

Hess, durante los juicios de Núremberg
Hess, durante los juicios de Núremberg

Aunque que la teoría fue recibida con escepticismo, al final terminó calando en la sociedad. De hecho, el mismo presidente de los Estados Unidos, Franklin Roosevelt, llegó a afirmar que estaba seguro de que el «Prisionero 7» (como se conocía a Hess dentro de Spandau) no era en realidad Rudolf Hess.

El vuelo del traidor

El cómo llegó Hess a pisar territorio inglés constituye la tercera pata de este misterio. El que fuera la mano derecha del «Führer» había nacido en Alejandría (Egipto) y se unió al partido nazi allá por 1920. Poco después conoció a Adolf Hitler mientras ambos compartían prisión tras el fallido Putsch de la Cervecería acaecido en noviembre de 1923. Durante aquella estancia entre rejas el líder germano vio en este curioso personaje a un leal compañero dispuesto, según creía, a dar la vida por la causa. Por ello, y por su buena capacidad de redacción, le encomendó a su nuevo acólito la tarea de aunar sus memorias y mecanografiarlas para elaborar una obra magna. El resultado fue el tristemente popular «Mein Kampf».

Hess se convirtió después en la mano derecha de Hitler. Tanto que, cuando los nazis subieron al poder en 1933, fue nombrado «Adjunto al “Führer”» y ministro sin cartera. Fue, a todos los efectos, el segundo al mando del Reich durante la década de los treinta. Un hombre de confianza al que Adolf otorgaba las tareas más delicadas. Sin embargo, poco a poco su poder fue decayendo en favor de otros personajes como Hermann Göring. Y no por falta de ideología nazi, pues se destacó como uno de los altos cargos más visceralmente anti judío.

En triste decadencia, Hess tomó una extraña decisión en mayo de 1941, poco antes de comenzara la Operación Barbarroja. Azuzado por sus astrólogos (dato que confirma Antony Beevor en su obra « La Segunda Guerra Mundial») Hess se hizo con un Me-110 el día 10 de ese mismo mes y puso rumbo a Gran Bretaña. Su destino era un pequeño aeródromo privado de Escocia y, aunque parezca increíble, su objetivo era rendir Alemania ante Jorge VI o Winston Churchill. Todo ello, tras haber contactado con el duque de Hamilton, personaje al que había conocido durante los Juegos Olímpicos de Berlón de 1936.

Restos del aeroplano de Hess
Restos del aeroplano de Hess

Este rocambolesco plan fue un desastre. Para empezar, no pudo aterrizar en su destino por culpa del mal tiempo y se vio obligado a lanzarse en paracaídas. Una vez en Escocia, tras ser descubierto por un campesino local y ser llevado ante las autoridades, solicitó entrevistarse con el duque de Hamilton. A él le propuso una paz pactada: Alemania no atacaría a Gran Bretaña siempre que los ingleses abandonaran sus pretensiones en Europa y dejasen las manos libres al nazismo. A sabiendas de que Churchill estaría en contra, insistió en que era obligado terminar con el gobierno del «premier» para llegar a un acuerdo.

Los ingleses se limitaron a interrogarle y, después, le enviaron a la Torre de Londres. Allí, Hess tuvo que leer un comunicado en el que Hitler le declaraba loco y afirmaba que había atravesado el Canal de la Mancha sin su permiso: «El Partido Nacionalsocialista ha anunciado oficialmente que el miembro del Partido Rudolf Hess, a quien el “Führer” había prohibido estrictamente que realizase actividades de vuelo debido a que padecía una enfermedad degenerativa desde hace años […] emprendió un vuelo […] del que todavía no ha regresado. Dejó una carta en la que desgraciadamente se aprecian claros indicios de un trastorno mental».

Olvidado por unos y otros, afirmó padecer una amnesia que le impedía recordar nada. Aunque recuperó la memoria durante los juicios de Núremberg en 1946… Fue condenado a cadena perpetua y encarcelado en Spandau, a cargo de los soviéticos. Allí pasó cuarenta años en los que los aliados solicitaron su liberación. No lo lograron. Fue el último reo de aquella prisión y de la Segunda Guerra Mundial. Un final curioso para un personaje no menos llamativo.

 

Voces del Misterio nº.643:POLTERGEIST, CASAS ENCANTADAS con Paco Pérez Abellán (Homenaje)

Ir a descargar

https://www.ivoox.com/voces-del-misterio-n-643-poltergeist-casas-encantadas-paco-audios-mp3_rf_31740122_1.html

Voces del Misterio nº.643:POLTERGEIST, CASAS ENCANTADAS con Paco Pérez Abellán (Homenaje)

A %d blogueros les gusta esto: