BONO RUTA Especial SAN VALENTÍN 2019: Regala momentos inolvidables

En SAN VALENTÍN regala momentos inolvidables: BONO RUTA por la Sevilla más misteriosa. Para dos personas y al mejor precio… ¡Sólo 15 euros!

Pon un correo electrónico a correo@garciabautista.net o un Whatsapp al 653775172 y consíguelo. EL MEJOR REGALO.

Anuncios

Este SAN VALENTÍN demuéstrale cuanto lo amas con libros: OFERTA SAN VALENTÍN 2019 con Misterio e Historia

OFERTA SAN VALENTÍN 2019

Este SAN VALENTÍN regala libros, y si son de misterio mejor, así te proponemos una oferta sin igual, económica al bolsillo y tan sugerente que no podrás rechazarla –EL REGALO PERFECTO PARA TU AMADO O AMADA-y, además, será un gran regalo para esa persona en la que has pensado.

Nuestra oferta:

PACK SEVILLANO

“SEVILLA SOBRENATURAL” y “CURIOSIDADES DE SEVILLA” por sólo 20 euritos.

 

 

 

 

 

 

 

 

PACK ENIGMAS

“MISTERIOS Y ENIGMAS DE LA ARQUEOLOGÍA” y “NAZIS EN SEVILLA” por sólo 20 euritos.

 

 

 

 

 

 

 

 

Pon un correo electrónico a correo@garciabautista.net o un Whatsapp al 653775172 y consíguelo dedicado, personalmente, por el autor.

*Entrega a domicilio, si se es de otra provincia diferente a Sevilla consultar opciones y precios de envío.

Pon un correo electrónico a correo@garciabautista.net o un Whatsapp al 653775172 y consíguelo dedicado, personalmente, por el autor.

*Entrega a domicilio, si se es de otra provincia diferente a Sevilla consultar opciones y precios de envío.

Miedo por el fantasma de Isabel

¿Podemos crear un espíritu que se manifieste? Contamos el caso de José Antonio. Vivía en Dos Hermanas y «fabricó» un recuerdo que…

JOSÉ MANUEL GARCÍA BAUTISTA  / El Correo de Andalucía

¿Podemos crear un espíritu que se manifieste? En colaboración con mi compañero Jesús Garcíaimagino que a muchos de los lectores le llamará la atención esta pregunta por razones bien distintas. Para unos, la creación de un supuesto ente energético que no responda a los patrones físicos reguladores de nuestra existencia dentro de este plano se le antojará sumamente difícil, pero teniendo en cuenta la obra que tiene en sus manos, correspondiente a sus gustos, aficiones o inquietudes, una posibilidad más.

Para otros, conocedores de las maravillas del ser humano en cuanto a su vertiente energética, los cuales se zambullen frecuentemente en textos que hablan de la trascendentalidad del espíritu contenido en este envase físico, nuestro cuerpo, les parecerá que esta posibilidad es posible. De todas formas, y a modo de introducción, no estaría de más hablar sobre los tulpas.

Para el budismo tibetano, y más concretamente, para los yoguis de esta zona, la creación de un tulpa responde a una fase del aprendizaje dentro de esta corriente mística, y respondería a una construcción de una entidad energética hasta su proyección hacia el exterior. O sea, la “fabricación” de un fantasma o espíritu, el cual tendría cierta voluntad y, en algunos casos, cierta consistencia física.

La creación de este tipo de entidades espirituales no es sencilla; la mente del monje o iniciado debe estar suficientemente entrenada para este fin, saber del potencial y limitaciones que alberga su mente, así como controlar debidamente sus emociones con el fin que nada negativo o contraproducente pueda formar parte de su “creación”.

Este tipo de entidad creada tendría una vida corta, en algunos casos no iría más allá del momento de su creación, o unos minutos más, dependiendo eso sí de la voluntad puesta por el iniciado, o bien de la finalidad para la cual crea dicha entidad energética. Cabe la posibilidad de crear un tulpa algo más prolongado en el tiempo, para lo cual haría falta una cantidad de información en forma de emoción y energía que en muchos casos debilitaría a su creador, pudiendo llegar a tener consecuencias graves.

Pero lo que todavía no se ha demostrado es que, realmente, después de pasado un tiempo determinado, este tipo de entidad creada finalice su existencia tal y como la inició. Por lo tanto, y en vista de lo expuesto, cabría hacerse una pregunta la cual podríamos ampliar durante la exposición del caso que a continuación les ofrecemos: ¿estamos seguros que todas las entidades energéticas estudiadas por la parapsicología, durante las investigaciones que se llevan a cabo, son sólo pertenecientes a otros planos de existencia, y su manifestación responde sólo a una extraña “ruptura” de las fronteras físicas entre esos planos?

José Antonio, un chico normal…

Durante mi jornada laboral, y desde hace ya muchos años, he de enfrentarme a diario con acontecimientos que rozan la incomprensión más absoluta, si los tenemos que “medir” bajo los patrones de la física, las limitaciones del ser, y la lógica de nuestra psique. Este caso sería algo diferente, aunque no más espectacular que los ya conocidos y tratados.

Era una mañana de otoño, algo nublada. Un joven entra y espera a su turno para ser atendido, mientras observa lo que hay a su alrededor, sin que parezca más o menos nervioso que el resto de clientes. Cuando llega el momento, se acerca y solicita información sobre otros temas que no vienen al caso de este artículo. Esa fue la primera toma de contacto, la cual parecería más una especie de “prueba” por su parte, llevado por la necesidad de saber si cuando realmente quisiera exponer su extraño caso, sería comprendido por mi parte. Parece que la prueba no la superé del todo, pero por contra nos pudimos conocer algo más, ya que accedió a realizar uno de los talleres que frecuentemente organizamos. Lo hizo de buen grado, además muy interesado por lo que en el mismo se exponía. En el transcurso del segundo día de este taller, comenzó a realizar una serie de preguntas, en las cuales se notaba que deseaba expresar algo que, estaba encaminado a su experiencia, las vivencias prácticamente diarias.

Al finalizar estos talleres, ya teníamos la suficiente confianza a nivel persona como para exponer lo que realmente le inquietaba. Momentos antes de abandonar el lugar donde estábamos, me invitó a su casa, para que pudiéramos hablar con tranquilidad de un tema del cual “quería aprender algo más”, aunque seguía diciendo que le servía lo aprendido hasta el momento.

El comportamiento de José Antonio durante el taller fue de lo más normal. En ningún momento detecté que su mente tuviera la más mínima perturbación que hiciera posible dar una explicación más psicológica a lo que a continuación les vamos a exponer. No tenía pretensiones extrañas, y sus comentarios eran de lo más coherentes, aun estando en el ambiente que se encontraba, propicio para que ciertas debilidades mentales ocultas puedan aflorar, apareciendo en ocasiones la verdadera forma de ser del sujeto.

La primera entrevista sobre el caso

Llegué un sábado por la tarde a su casa. Una barriada situada en Dos Hermanas, toda de casas. La suya era de planta baja, aunque flanqueada por otras que tenían dos plantas. Se notaba que era una construcción normal. En su puerta había un antiguo aldabón, el cual golpeé para que me abrieran. Al poco, salió José Antonio y me recibió cordialmente. Pasamos al interior donde tenía preparada la mesa con unos cuantos dulces y café, como queriendo que el ambiente fuera distendido durante el rato de charla que prometíamos mantener.

La casa era sencilla, y sobre todo se notaba que estaba habitada por él sólo. No por el desorden ni la dejadez, ya que todo estaba perfectamente colocado, limpio y bien distribuido, sino porque aparecían pocos objetos que hicieran pensar en una posible compañía dentro de esa vivienda. No había apenas marcos con foto, algo que me llamó la atención, así como tampoco había apenas sillas. Un sillón frente a una televisión plana, una mesita de centro sin cenicero ni otro adorno, un mueble-librería en un lateral, eso sí, lleno de libros muy interesantes…

La cocina era pequeña, con pocos muebles y menos electrodomésticos de lo habitual y estrictamente necesario. La mente de investigador (y los ojos, claro) se pusieron inmediatamente en funcionamiento. Buscaba algún tipo de señales que pudieran evidenciar una supuesta actividad poltergeist…pero al menos en lo que estaba a mi disposición visual, no encontraba nada. Durante un momento en el que se ausentó para traer algo a la mesa, flanqueada por sólo dos sillas, me fijé en los títulos de los libros, pensando que habría un patrón del cual deducir qué estaba buscando entre tanta literatura… pero tampoco. Además, los libros no hacían sospechar que su mente estaba encaminada hacia un tipo de creencia determinada, o bien hacia una obsesión. Eran libros de autores conocidos, sobre temáticas de lo más variada dentro de la investigación paranormal. Eso me hizo agudizar mi mente, ya que tendría que dar respuestas complejas a sus preguntas, a tenor de la información que habría recopilado de los libros que allí tenía… vamos, que me vería obligado a tirar de cabeza y exponer las cosas de forma un poco técnica.

En un principio, la conversación se dirigió hacia terrenos más cercanos al esoterismo, la magia y la alquimia. Pero poco después, derivó hacia terrenos paranormales. Ahí comenzó a cambiar su rictus hacia un interés sobre los temas que comenzábamos a tratar.

Llegado un momento de la conversación, hizo una breve pausa, y me preguntó:

-Entonces, ¿tú crees en los espíritus, no?

Por la expresión que puse, seguro que no le hizo falta la respuesta posterior. – Me dedico a la investigación de este tipo de fenómenos, le respondí.

Desde ese instante, me expuso un caso que estaba viviendo desde hace un tiempo, y que le inquietaba porque no había aparecido respuesta alguna en la documentación que, a través de Internet y mediante libros que había comprado, estaba buscando para comprender hasta qué punto aquello era real. Se sinceró bastante más, sabiendo que ese extremo era necesario para poder así emitir una conclusión a los fenómenos que estaba viviendo, y relató la siguiente historia.

La soledad, a veces, mala consejera

Comenzó haciendo una pausa valorativa, durante la cual bajó la mirada hacia el café que tenía en la mano, y esta comenzó a mover la cuchara de forma lenta, claro síntoma de que hablaría sobre un recuerdo poco agradable… como así fue.

Su infancia estaba marcada por la tragedia a temprana edad, ya que quedó huérfano a la edad de 5 años. Sus padres y abuelos murieron en un triste accidente de tráfico mientras volvía den un sepelio, allá por la sierra norte de Sevilla. El resto de su vida, hasta los 19 años sería un miembro más de una familia con otros 5 miembros: su tío, tía y tres primas. Se sentía en todo momento poco apreciado, aunque eso no le importaba demasiado, ya que su estructura mental tuvo que adaptarse a vivir sin la referencia de unos padres, para servir como punto de aprendizaje unos cuidadores. A los 18 años, sus tíos intentaron hacer una extraña y vil maniobra, intentando quedarse con la vivienda donde actualmente estábamos, y que le correspondía por herencia directa. No tuvo más remedio que emanciparse, y desde ese instante, vivió sólo y aislado del resto de la familia, ya que estos tíos se habían encargado de contaminar su imagen frente al resto. Eso no le importaba demasiado.

Pues bien. Parece que durante los momentos de soledad, ya que su carácter es más bien reservado y hogareño, después de las jornadas laborales en distintos trabajos (muchos de ellos temporales), le esperaba su vivienda y la soledad. En esos días, su mente empezaba a jugarle una mala pasada, pero que él lo tomaba como un juego inocente. Se empezó a crear el recuerdo de una esposa, una mujer de bellas características, a su propio gusto, con el pelo moreno y largo, ojos oscuros, de mediana estatura y esbelta figura. Al poco tiempo, se comenzó a dotar de una serie de características vitales y razones por las que no estaba presente de forma física: el mismo “fabricó” un escenario donde esa mujer que estaba en su mente habría perdido la vida, formando parte sólo de un recuerdo. Esta circunstancia sería un mortal accidente de tráfico, en moto, falleciendo en el acto.

Por lo tanto, lo que empezó siendo una simple imagen mental de una figura femenina, terminó contando con características propias de un ser que existió en la realidad y que tuvo una vida plena hasta el fatal desenlace. En esos días, durante esa “creación”, José Antonio notaba una emoción extraña: durante su jornada laboral, deseaba volver a casa con premura para poder “charlar” un poco con lo que él ya consideraba el “espíritu” de su amada, a la que llamó Isabel (el mismo nombre de su madre fallecida junto al resto de su familia).

Durante unos meses parecía encontrar consuelo y confort en su vivienda, charlando amablemente con Isabel, aunque en todo momento sabía que se trataba de una especie de juego.

Ese detalle me resultó, llegado este momento de la conversación, muy curioso. Hasta el momento parecería que su mente se habría visto perturbada por la soledad, como le ocurriría a Tom Hanks durante la película “Náufrago”, pero al igual que él, todo esto le serviría para mantener una cierta esperanza en la vida, sin que fuera más allá (aunque todos sabemos cómo acaba ese film…). Mi mente se puso en guardia: aunque no había notado nada que hiciera sospechar a priori que estaba ante una persona con una ligera perturbación, el detalle del “deseo de volver” daba vueltas por la misma. Aun así, no interrumpí para que continuara con la explicación, y ver hasta dónde llevaba todo aquello.

Parece que se dio cuenta de lo que pensaba, porque en un instante paró la historia para decir:

-Parece que estoy loco, ¿no?

Simplemente sonreí, y traté de calmarlo:

-No tiene por qué ser así. Todos tenemos voces en nuestro interior, que en algunos casos ni corresponde con la nuestra. Se llama “imaginación”, y no es un problema psiquiátrico.

Parece que eso volvió a relajar el ambiente, y continuó con la narración de su historia.

Durante algo más de dos meses, Isabel era el motivo de su consuelo, y la razón de su feliz vuelta a casa. Incluso parecía que había una cierta interacción mental que él (repetía una y otra vez) lo tomaba sólo como un juego que le divertía, y le mantenía ocupado de forma positiva.

Pero nuestro viaje no ha terminado y tiene un giro inexplicable que pronto le descubriré, eso será la próxima semana.

Voces del Misterio nº.644:Misterios en la lado oculta de la Luna,Papeles secretos del Pentágono,Cementario Greyfriars,santurarios templarios,Amuletos, Epístola de Plinio el Joven

Ir a descargar

PULSA PLAY para escuchar y/o descargar el programa

“Voces del Misterio” nº.644 en el que tocamos tema muy especiales, con Héctor Montoya hablamos de los MISTERIOS DE LA CARA OCULTA DE LA LUNA, con Sergio Ruiz de los PAPELES SECRETOS DEL PENTÁGONO, con Álvaro Martín de los FENÓMENOS EXTRAÑOS EN EL CEMENTERIO DE GREYFRIARS, con Selena Grimes de AMULETOS Y TALISMANES, con José Manuel García Bautista de SANTUARIOS TEMPLARIOS EN EXTREMADURA, con Fran Abad y José Villalón de la EPÍSTOLA DE PLINIO EL JOVEN. Todo esto en “Voces del Misterio”, en SFC Radio 91.6 fm.

*Presentado por José David Flores.

https://www.ivoox.com/voces-del-misterio-n-644-misterios-lado-oculta-audios-mp3_rf_32149187_1.html

 

Los fantasmas de ‘El Torbiscal’

Viajamos a unos de los últimos enclaves fantasmas desconocidos de nuestra geografía para desvelar las experiencias paranormales que han tenido vecinos del lugar e investigadores: El misterio de El Torbiscal

JOSÉ MANUEL GARCÍA BAUTISTA  / El Correo de Andalucía

A veces hay lugares que, por su historia y extrañeza, se ganan la fama de estar encantados. Si para colmo, en nuestra geografía más cercana nos encontramos con un lugar fantasma, despoblado, como si aún aguardara que sus habitantes regresaran, todo se vuelve aún más victoriano, aún más embriagador, aún más espectral.

Resultado de imagen de el torbiscal

Muchos fueron los poblados de trabajadores que se habitaron para zonas de alta concentración de recogida de grano y cereal en tiempos en los que la maquinaria no se utilizaba y se seguían métodos artesanales, manuales; el tiempo hizo que las tornas se invirtieran y la mano de obra no fuera tan necesaria con lo que apartadas poblaciones dedicadas a estos fines o poblados creados exprofeso carecían ya de su función inicial y quedaron despoblados.

La finca
El Torbiscal es una enorme explotación agrícola situada en el punto donde se unen la carretera nacional IV, entre Sevilla y Jerez, con la localidad sevillana de Las Cabezas de San Juan. Así nuestra “aldea fantasma” tiene una larga historia que la ubica en la dehesa del Torbiscal, que pertenece a las tierras de Utrera.

Nuestra aldea fantasma es un cortijo de grandes dimensiones, de aproximadamente 2.800 hectáreas, la mayoría de ellas puestas en regadío.

Su tipología arquitectónica es deudora de las construcciones de la década de los cincuenta, contando con numerosas dependencias, pero estrechamente vinculado a un poblado, en este caso del Torbiscal.

De su arquitectura urbana destacan, como áreas significativas con dedicación agrícola los graneros, almiares y naves de comercialización; y entre los espacios reservados a la ganadería, las cuadras.

El Torbiscal tiene oficinas y su poblado está muy vinculado a la finca, que cuenta con un equipamiento, como tiendas, iglesia con espadaña de la misma época del cortijo, escuela, viviendas, consultorio médico, todo lo necesario para qué esta ciudad funcionara.

Aproximadamente cien familias trabajaban de forma fija en la finca y todo debía tener su comodidad y su hábitat. En los momentos más álgidos de El Torbiscal llegó a albergar a casi 500 personas. Hasta hace tres años el poblado vio como allí vivían once personas, ahora mismo deshabitado, fantasma…

Su historia

En la década de los años 50 se realizó una transformaciónque tuvo como resultado final la puesta en regadío de la zona.

Haciendo un poco de historia se conoce que el sector productivo se componía (y compone aunque en desuso) de un núcleo cerrado, marcado por una tapia y diversas puertas de acceso, que se articula mediante patios, y diversas unidades repartidas por las inmediaciones. Desde la carretera se llega al cortijo a través de dos caminos, uno que conduce directamente al señorío -y es de acceso restringido- y otro que concluye, tras pasar por delante de la vivienda, frente al área productiva.

Los fantasmas de ‘El Torbiscal’

Apariciones y espectros

Es el investigador José David Flores quién primero tiene informaciones que hablan sobre apariciones y espectros en el interior del poblado fantasma. En tan tétrico lugar se dispone a realizar una investigación y documentación gráfica del mismo quedando impresionado por la grandiosidad de lo que allí se encuentra.

En una segunda investigación acude acompañado por los miembros del grupo de investigación de Sevilla “G.P.S.” y los miembros del programa radiofónico “Voces del Misterio” con los que realizó una investigación in-situ.

Del lugar se han recogido diferentes testimonios de personas, testigos, que afirman ver una aparición en el poblado y también en la carretera, igualmente un buen número de leyendas que recorren sus calles vacías narradas por antiguos vecinos y personal que antaño vivían en el poblado, estaban en sus calles y trabajaban sus campos.

Así, tanto Lorenzo Cabeza como Carmen Bravo relataban que: “En la carretera que pasa a escasos cinco metros de la entrada del poblado, un lugar que esté considerado uno de los puntos negros con más accidentes de la provincia, en esa carretera murió hace varios años un matrimonio que venia del norte de España y que estaba compuesto una pareja joven y una niña pequeña de seis añitos”, una tragedia que, sin dudas marcó el lugar eternamente. Nuestros investigadores prosiguen: “tuvieron un choque frontal con una camión prácticamente en la misma puerta del poblado, muriendo en el acto, y desde entonces no son pocos los vecinos, camioneros y demás usuarios de esa vía y alrededores que dicen haber visto a una pequeña vestida de blanco deambulando por el arcén a altas horas de la madrugada”.

Otros vecinos han relatado que son muchos los que cuentan haber visto a una muchacha vestida de blanco a unos pocos metros de la entrada del poblado, cual aparición legendaria de la curva por su similitud, con la diferencia que esta joven aparecida no te para el vehículo.

En este sentido otros vecinos argumentan que hay personas que la han recogido y a los pocos metros dice que ella ha fallecido en ese lugar y desaparece… Esta aparición de carretera está inmóvil y cuando el vehículo pasa ella mira fijamente aterrorizando al conductor por la visión, intenta buscarla por el espejo retrovisor ya ha desaparecido.

Curiosamente, en el transcurso de la investigación realizada, los miembros de “G.P.S.” pudieron captar en sus videos como resonaba una campana… Lo significativo es que en el lugar hay un campanario pero no tiene campana, ¿de dónde venía ese peculiar y cercano sonido? No se ha podido explicar.

Este “sonido del más allá”, extraño e inquietante, no sólo sería escuchado por nuestro equipo de investigadores, una pareja de amantes del misterio tuvieron conocimiento de este caso a través del programa de radio “Voces del Misterio”, SFC Radio (91.6 fm). Se llaman Francisco J. Fernández y Elena Marín.

Ambos acudieron a este lugar por la fascinación de la investigación que habían escuchado. Llegaron al lugar y encontraron mucho más de lo que se había narrado. Les sobrecogió sobremanera que al llegar al poblado encontraron en medio de la calle, sentada, una vieja y raída muñeca, descolorida por el tortuoso sol sevillano y sin expresividad… Estuvieron curioseando por las calles hasta llegar al teatro, pero tuvieron una experiencia acústica que no se correspondía con nada que hubiera en el poblado.

Nuestro testigo lo contaba así: “Llegamos al poblado y nos llamó mucho la atención, era como si como si hubiese habido una evacuación de repente y hubieran dejado allí las cosas a medio recoger. Nosotros llegamos y aparcamos el coche. Cogimos la calle que está a la derecha de la iglesia y comenzamos a caminar entre los yerbajos que crecen de la misma carretera. Era más sobrecogedor de lo que habíamos escuchado en la radio pero estábamos lejos de impresionarnos o intimidarnos por ello. A las casas les faltaban azulejos y entramos a una accediendo al patio interior. Fue en ese momento cuando nos quedamos helados porque escuché una campanita, una campanita que era imposible que estuviera sonando, allí no había nada que pudiera originar ese sonido. No le comenté nada a mí compañera, pensé que podía haber sido un error mío o quién sabe… Le dimos la vuelta a ese bloque de casas y fue entonces cuando escuché de nuevo la campanita, fue al darle la vuelta al bloque”.

Tras escuchar inequívocamente ese sonido la joven, movida por la curiosidad de aquel sonido preguntó: “¿Has oído ese sonido?” y Francisco J. respondió: “pensaba que era tu móvil. Entonces volvió a sonar por tercera vez…” Era como si un “algo invisible quisiera decirles algo.

Llegaron a la zona del viejo teatro abandonado y allí vieron una “evanescencia” entre el patio de butaca, era algo “muy extraño” según relataban ambos testigos.

En la zona del teatro hubo más detalles y experiencias que llamaron su atención, así lo narraba Francisco J. Fernández: “entramos dentro del teatro, bajamos y vimos el cartel de la “niña” y entré el primero en una habitación de la cual la puerta estaba encajada y eche un vistazo. Allí, en aquella habitación, encontramos unas zapatillas de mujer y había una ventana que daba a una especie de patio interior. Salí y después entró Elena en esa habitación…
Justo al entrar se cerró la puerta, y no había nada (corrientes de aire o resorte) que pudiera haber provocado que aquella puerta se cerrara”, como si unas manos invisible, una presencia que les acompañaba, hubiera decidido cerrar y echar a aquella incómoda visita de amantes del misterio.

En días posteriores a la emisión del programa con nuestra investigación recibimos un correo electrónico de un vecino, llamado Pedro López de la zona que nos comentaba: “amigos, he escuchado atentamente el programa y os felicito por vuestra labor. Os escribo para contaros mi experiencia en El Torbiscal. Estaba una tarde con unos amigos y entramos en el teatro, buscábamos el misterio, un poco “jugar” a ser los Iker Jiménez del pueblo. La cosa es que fuimos allí y estando en el teatro notamos que la temperatura bajó de forma repentina, entonces sentimos unos pasos, como si alguien se acercara. Caía la noche y sentimos miedo. Entonces fue cuando una voz surgió de la nada que nos dijo claramente “marchaos”, de forma muy seca, rotunda, tajante, nos fuimos corriendo de allí, doy fe que lo que contasteis es cierto, lo hemos vivido”.

Realizamos varias horas de grabación en el lugar, video y audio, incluso varias sesiones de psicofonías en diferentes puntos del poblado. Inclusiones que se está determinando su posible origen (explicado o inexplicado). Barrido de fotografías de todo tipo y mediciones de campos electromagnéticos, infrasonidos, ultrasonidos, una investigación aséptica y multidisciplinar para determinar aún más todos los sucesos extraños que ocurren en este apartado y fantasmagórico lugar.

Igualmente en las localidades cercanas a El Torbiscal se comenta por parte de los vecinos de localidades cercanas que se puede ver a una sombra espectral, oscura que vaga en la zona y aterroriza a quién se atreve a cruzar una zona prohibida y deambular por sus calles vacías carentes de la vida rebosante que antaño albergó.

La investigación sigue su curso, experiencias psicofónicas, fotografías, narraciones que albergan la esencia misma del misterio y los testigos de lo insólito que aún no pueden creer todo lo que sucede en el poblado fantasma de El Torbiscal. En la casa del cura del pueblo se puede leer en sus paredes: “Nunca se fueron de aqu픓Esta es la casa del terror, el que entra no sale”…

Precisamente en dicho lugar se han encontrado varias improvisadas ouija en trozos de cartón, señal delatora de aquellos que tratan de contactar con el más allá a través del mal llamado juego del vaso o de la copa. Igualmente hay restos de estas mismas “tablas” prendidas o calcinadas, tratando de borrar todo vestigio de su uso en el teatro, la viaje iglesia o la escuela. Lugares todos ellos donde se han realizado experiencias psicofónicas de suerte dispar y donde las más impresionantes dicen un “marchaos” lacónico y de ultratumba que invita al investigador, o al curioso, a dejar aquel lugar.

Los fantasmas de ‘El Torbiscal’

En el teatro

José es un antiguo guardés de aquel lugar, no quiere que haya mayores datos sobre su persona, pero accedió a contarnos varias experiencias que tuvo en sus calles, al calor de la tarde nos decía: “una noche estaba dando una vuelta por las calles, me había parecido ver unas luminarias y me acerqué para ver si no se había colado nadie y estaban curioseando por aquí. Entonces al entrar en el teatro vi como aquellas luminarias eran dos bolas de luz que se elevaban y se perdían por la parte alta del teatro, yo vi el reflejo por los huecos de las ventanas y creí que eran linternas, me dio miedo y me fui del lugar, fue muy raro”. Y no detiene ahí su relato pues prosigue: “lo más raro que me ha pasado aquí, que han sido muchas cosas raras, ha sido estar en la casa del cura, donde me pareció ver entrar a algo y cuando entré allí sorprendí a una forma oscura, como una silueta, en el interior, entonces se dirigió a mí y como que me empujó o mi cuerpo lo repelióy caí… Sentía perfectamente ese contacto y como resonaban sus pies en el suelo, mientras sentí aquello me entró mucho frío, era como si la temperatura bajara de repente”.

Seguimos entrevistando a nuestro testigo y le preguntamos: “¿sabe usted a qué pueden ser debidos estos fenómenos?” Y José nos respondía: “mira, yo de estas cosas no entiendo pero si te puedo decir que son reales, aquí pasan cosas raras. Murieron personas cerca, eran tiempos difíciles. La tía Angelita decía que eran los espíritus de los muertos que pedía que se les dejara en paz o que se les hiciera misas para llegar a conseguir esa paz. No lo sé. Yo te puedo decir que aquí se escuchan campanas y ya ves: no hay campanas. Pero también se escuchan pasos cuando no había nadie y estaba yo sólo o se sentía respirar y no era ningún animal, o se veían bolas de luz o se ve la sombra de una persona pero sin haber persona, como si este poblado le perteneciera. Yo, te lo contaba antes, me encontré con él y no quisiera encontrármelo más”.

Mientras realizábamos la investigación comprobamos como realmente la temperatura bajaba abruptamente en determinados lugares o de como en el teatro se escuchaba respirar, quizás producto de la misma sugestión, de un animal en su interior o, tal vez, porqué un algo invisible se encontraba entre nosotros vigilando nuestros movimientos.

Otro detalle macabro que nos llamó la atención fue la presencia de un osito de peluche en una especie de altar con un pentagrama y restos de velas negras a su alrededor, como si alguien hubiera querido invocar al espíritu de un niño muerto… Como esperando…

El Torbiscal es uno de los lugares que más accidentes de tráfico registra en la zona, accidentes terribles. Pero es que en su interior se registra la muerte de un anarquista llamado Manuel Palma Mesa, alias “El bigotes”, que vende a sus compañeros a la Guardia Civil, e incluso mata a uno de ellos de un disparo en la cabeza con una escopeta. Se fue a vivir a El Torbiscal muriendo en este lugar al romperse el cuello…

¿Qué ocurre en su interior? Hechos de difícil explicación: psicofonías, sonidos imposibles, presencias extrañas, seres sombríos, leyendas… La historia de un lugar siempre está ligado en su presente y su futuro a la sombra de su pasado, es en el pasado donde encontraremos las respuestas de este lugar, el poblado fantasma de El Torbiscal, que a día de hoy se niega a entregar su secreto, el secreto que lleva a los investigadores de lo paranormal a investigar entre sus oscuros rincones y ecos del más allá.

Voces del Misterio LEGENDARIOS 017: LA MALDICIÓN DE OCHATE

Ir a descargar

PULSA PLAY para escuchar y/o descargar el programa

Intervención de nuestro compañero José Manuel García Bautista en el programa “El gallo que no cesa” RADIO NACIONAL DE ESPAÑA (Rne), dentro de la sección “LEGENDARIOS”, con la leyenda de LA MALDICIÓN DE OCHATE, un espacio dirigido por Chema García y en el que las historias heterodoxas son las protagonistas.

https://www.ivoox.com/voces-del-misterio-legendarios-017-la-maldicion-de-audios-mp3_rf_32094641_1.html

Voces del Misterio LEGENDARIOS 017: LA MALDICIÓN DE OCHATE

Terror en las casas encantadas

Contamos los sucesos ocurridos en una casa rural de la Sierra de Grazalema, en un hotel de Sevilla y en una casa del Aljarafe

En no pocas ocasiones lo que podría preparar como un periodo de descanso y diversión de acaba convirtiendo en una pesadilla de la que, en pocas ocasiones, se logra entender nada o quedamos convencidos que algo muy extraño, muy misterioso, ha ocurrido.

Son los tres casos que le quiero comentar: en una casa rural, en un hotel y en un domicilio particular; todo pudiera parecer normal pero en su interior de manifiesta lo imposible.

Resultado de imagen de casa encantada

Terror en Grazalema

Seguramente haya pensado en hacer algo diferente estas fiestas navideñas y ha optado por pasarlas, por ejemplo, en la costa o retirados en algún refugio rural de la Sierra, si es así permítame que le cuente una interesante experiencia en la zona de la Sierra de Grazalema, en Cádiz.

Contamos con el testimonio de un sevillano llamado Esteban R.: “Cogimos una casa de dos plantas en pleno centro del pueblo, mobiliario viejo, ya antiguo pero tampoco era algo que nos extrañara, estas casas son las típicas que se tienen ahí como inversión y tampoco se le echa cuenta. Cogimos estos días de fiesta y decidimos un poco pasarlos fuera. La casa era muy fría y ni la chimenea lo calmaba pero podía ser que era fría. De broma dijimos: “¿No había una casa más fría para alquilar?” y pasó parte de la noche”.

En la parte alta comenzó a sentirse un sonido inquietante: “No subimos arriba hasta la hora de dormir y estando los seis abajo comenzamos a sentir pasos arriba. Mi novia, Marta, me dijo: “¿Quién hay arriba?“, y nadie contestó salvo yo: “Arriba no nadie”. Pero las pisadas seguían y también varios portazos. Con eso nos inquietamos y cogimos una garrota y fuimos arriba los chicos… Pero, con mucho miedo, comprobamos que no había nadie. Nos entró la risa nerviosa”.

No fue lo único que se vivió en esta casa en la Sierra de Grazalema: “A eso de las cuatro de la mañana comenzamos a sentir pasos en el pasillo de esa planta donde estábamos descansando cuatro personas, dos parejas, que estábamos despiertos. Comenzamos a sentir como si alguien pidiera ayuda, además de golpes. En el cuarto de baño se sentían sonidos sordos y como si alguien estuviera en apuros. Abrimos de forma violenta la puerta pero allí no había nadie”.

“Las chicas se pusieron muy nerviosas, además era un continuo de sentir como se sentían pasos por el pasillo y los amigos que estaban abajo sentían esas mismas pisadas y como algo bajaba las escaleras, ellos miraban esperando a alguno de nosotros, pero nunca vieron a nadie. Entonces, María José -otra de las chicas- dio una voz desde abajo y dijo que si pasaba algo arriba que abajo se escuchaban muchos ruidos y hasta una pelea de dos personas. Bajamos todos y dijimos que no pasaba nada y que nosotros mismos sentimos eso mismo. El miedo comenzó a apoderarse de nosotros”, decía Esteban.

Terror en las casas encantadas
El primer suceso trata de lo ocurrido en una casa rural de la Sierra de Grazalema. / El Correo
El momento álgido fue en el que se comenzó a sentir una música de otro tiempo… “Era como música de los años 40 o 50… Era todo muy extraño. Entonces fue cuando de la zona de la escalera vimos una forma, una silueta negra que nos intimidó mucho y decidimos que era mejor irnos de allí cuanto antes…

No es el único caso, así encontramos en esta misma zona un relato de una familia que pasó otro mal momento en este lugar una noche del 24 de diciembre: “Serían las tres de la mañana cuando sentí perfectamente la puerta abrirse, creí que era uno de mis hijos pero no escuché pasos, mi mujer estaba dormida, estaba cansada de todo el día más los preparativos de esa noche que se lo trabajó mucho, así me levanté y vi en el salón la silueta, la sombra, de una niña con un vestido vaporoso. Le dije: “¿Quién eres? ¿Qué quieres?” y desapareció… No dije nada para no asustar, yo no bebo por lo que achacar esa visión a la bebida es imposible, me acosté y al cabo de la hora y algo los niños comenzaron a gritar, nos levantamos mi mujer y yo rápidamente y al preguntar a los niños, tras encender la luz, dijeron que habían visto a una niña muerta en el cuarto… La descripción era la misma que yo hice. Las luces comenzaron a encenderse y apagarse solas y las ventanas a resonar, mi mujer se inquietó, los niños lloraban. Les dije que nos calmáramos pero entonces mi mujer vio por una ventana una cara que se asomaba al cristal, describiéndolo como el de un niño o niña que aprieta la nariz contra el cristal y se le deforma la cara… Aquella visión espantosa motivó, junto con lo vivido, que recogiéramos rápidamente y nos fuéramos corriendo de madrugada”.

Noche de miedo, noche de pesadilla”, el tercer caso -que guarda un gran paralelismo con lo narrado en primer lugar-, así también lo narraron los protagonistas de una historia de terror sucedida en la Sierra de Grazalema, en el programa “Cuarto Milenio” con Iker Jiménez en el que se trasladaron a una casa en la zona un 28 de febrero (Día de Andalucía) y vivieron una noche de infarto… Así se puede encontrar en un programa de “Cuarto Milenio”y en la descripción del mismo se decía: “Dos familias se disponen a pasar un fin de semana en una casa Rural en Grazalema, Cádiz. Lo que viven en el interior del inmueble les obliga a huir despavoridos presa del pánico”. Los testigos, José Luis Gutiérrez y Jesús Martín, argumentaron -extremo por confirmar- que el pasado del pueblo es violento por ser zona de bandoleros o especialmente dura en época de la Guerra Civil, así como otras personas que alquilaron el sitio y que sabían que, a través de las redes, muchos decían haber vivido experiencias extrañas.

Lo que parecía un fin de semana de alegría y fiesta se convertiría en todo un fenómeno inexplicable, lo extraño, lo paranormal hizo acto de presencia…

Pánico en el hotel

Los edificios encantados suelen tener una particularidad a la hora de manifestar los prodigios imposibles que en su interior se producen: son atemporales. No tienen hora, ni tiempo, son imprevisibles y sorprenden a todos aquellos que son testigos de lo inexplicable.

Nuestro testigo trabaja en un hotel en Sevilla y nos hizo una confesión tras recurrir a nosotros para que tratáramos de explicar lo que había podido vivir: “Pues serían en torno las 4:00 am. cuando estaba realizando el servicio de entrega del Hotel M…, en unas dependencias que tiene el hotel en ese callejón, y por las horas que eran, siempre hacíamos el servicio con el mayor sigilo posible para no molestar” comenzó nuestro protagonista a relatarnos.

Recordando aquel momento refería: “Era una madrugada fría de invierno, de esas que caen “relentazos” fuertes y la neblina se veía alrededor de las farolas. Cuando estaba sacando un carro de dicho departamento a la calle escuché, en la calle, desde arriba una voz muy ronca que decía: “Fuera”.Como te figuraras, en el silencio de la noche y procurando yo hacer el mínimo ruido posible, miré como un rayo hacia arriba de dónde provenía la voz, y como era lo normal por las fechas y el frío, todo estaba cerrado y no había nadie en ninguna ventana”.

Cariacontecido trataba de explicar aquello: “Es de lógica pensar que si hubiese sido alguien que se hubiera molestado por algún ruido provocado por mi trabajo, al realizar el servicio, pues además de decir “Fuera”, estaría asomado a la ventana y me hubiera recriminado que, a lo mejor, se hubiese despertado o que lo dejase dormir con algún ruido involuntario, pero allí no había nadie.Desde luego el susto fue importante, y desde ese día cada vez que tenía ese servicio, casi siempre estaba mirando hacia arriba a las ventanas…”

El testigo afirma con rotundidad que “no cogí miedo ya que me gustan estos temas pero ese día, reconozco, que sí que me lleve un susto. Erauna voz muy ronca y no era una entonación normal, como se dice popularmente: como si le saliese del estómago, y era un tono, como solemos decir, “aguardentoso y fumador”, una cosa muy extraña”.

No se han descrito más casos en este hotel, al menos de forma pública aunque el misterio puede estar en su interior…

Miedo en el Aljarafe

En esta ocasión nos vamos a dirigir a un pueblo muy conocido de la provincia de Sevilla, en el corazón del denominado como “Triángulo Magnético”, conocido así por la incidencia de fenómenos ufológicos y alertas OVNI realizadas en la zona.

Este caso me llega merced a la investigación preliminar realizada por Miguel Ángel Paredes debido a la llamada de un íntimo amigo que le comienza a narrar que “en casa de mis suegros están empezando a ocurrir cosas muy extrañas”.

Terror en las casas encantadas
En el tercer suceso sucedió en una casa del Aljarafe sevillano. / El Correo
Según el testimonio del testigo “su suegra falleció allí después de una larga enfermedad, conllevada con mucho sufrimiento y dolor, al cabo de varios años dolorosos, para ella y toda la familia, murió”.

El testigo L.P. comentaba al investigador: “Después del fallecimiento de mi suegra, el padre de la mujer, su suegro, comienza lo que es una relación con otra persona y al cabo del tiempo se la lleva a vivir a la casa”. El testigo, cariacontecido, asustado, le pide “por favor que vaya allí para poder saber qué es lo que puede estar pasando y, en ese momento, comienza la investigación”.

Gozando de la soledad de la casa, ya que L.P. “se va casi todos los fines de semana con su mujer y sus hijos; la verdad es que, últimamente, están teniendo miedo con lo que pasa en la casa”. Con las expectativas altas, en cuanto a lo que pudiera suceder en el domicilio “notamos un ambiente extraño, como si algo nos estuviera observando, y en ese momento solamente estábamos nosotros en el lugar”.

Aprovechando que el suegro estaba de viaje se nos ofreció la casa para poder investigar. El investigador Miguel Ángel Paredes se quedó asombrado: “de buenas a primeras escuchamos como alguien susurrando y en ese momento nos comentó mi amigo que lleva varias veces escuchando este tipo de susurro y que no sabía de donde podía provenir. Cuando nos acercamos a una de la habitaciones, en la que duerme el matrimonio, me comenta que en varias ocasiones les ha desaparecido algún objeto tanto a él como a cualquiera de sus familiares”.

Estas desapariciones abarcan un amplio tipo de objetos como, por ejemplo, una de las zapatillas, tabaco, teléfono móvil o la cartera y, al cabo del tiempo, aparece en otro lugar diferente donde lo tenían colocado.

“Cuando nos dirigimos al salón de la casa se encendió, de repente, el televisor y empezó a cambiar de canales, nos dimos la vuelta ya que notamos como si alguien estuviera detrás pero no había absolutamente nadie, miramos a mi amigo pensando que él había encendido la televisión y me estaba gastando una broma pero no, el mando estaba a unos tres metros de nosotros y ninguno podía alcanzar el mando en ese momento como para realizar las opciones que estaba realizando el televisor. En ese momento nos comenta L.P. que eso mismo le ha ocurrido también a la novia de su suegro y algunas cosas más como encenderse las luces solas, portazos, sentir pasos e, incluso, nos llega a comentar que ha visto una especie de sombra por la casa”, narraba Miguel Ángel Paredes.

Surgen muchas preguntas: ¿Puede que sea la presencia que notamos la de la suegra fallecida? Desde que empiezan a ocurrir esos fenómenos la pareja del suegro tiene pánico a quedarse sola en la vivienda y siempre que puede sale al exterior para no permanecer sola en el interior de la misma.

¿Qué ocurre en la vivienda? ¿Qué o quién provoca esos fenómenos? ¿Será la suegra de L.P. para que la pareja del marido no esté allí porque está ocupando su lugar?

L.P. llamó hace unas horas: la vitrocerámica se encendió sola y los demás electrodomésticos también. El caso sigue abierto allá donde hay más preguntas que respuestas y la realidad supera a la ficción.

Tres casos que van más allá de lo que podríamos imaginar y donde la realidad, en todos los casos, superó a la ficción para sembrar el pánico, el miedo, el terror, entre los que fueron las víctimas del misterio. ¿Usted se atrevería?

Voces del Misterio nº.644:Misterios en la lado oculta de la Luna,Papeles secretos del Pentágono,Cementario Greyfriars,santurarios templarios,Amuletos, Epístola de Plinio el Joven

Ir a descargar

PULSA PLAY para escuchar y/o descargar el programa

“Voces del Misterio” nº.644 en el que tocamos tema muy especiales, con Héctor Montoya hablamos de los MISTERIOS DE LA CARA OCULTA DE LA LUNA, con Sergio Ruiz de los PAPELES SECRETOS DEL PENTÁGONO, con Álvaro Martín de los FENÓMENOS EXTRAÑOS EN EL CEMENTERIO DE GREYFRIARS, con Selena Grimes de AMULETOS Y TALISMANES, con José Manuel García Bautista de SANTUARIOS TEMPLARIOS EN EXTREMADURA, con Fran Abad y José Villalón de la EPÍSTOLA DE PLINIO EL JOVEN. Todo esto en “Voces del Misterio”, en SFC Radio 91.6 fm.

*Presentado por José David Flores.

https://www.ivoox.com/voces-del-misterio-n-644-misterios-lado-oculta-audios-mp3_rf_32149187_1.html

 

Rutas misteriosas 1 y 2 de Febrero 2019: Sevilla Paranormal, Sevilla Mágica y Alameda Oculta

Resultado de imagen de sevilla misteriosa

🌙🧟‍Nuestras apasionantes RUTAS MISTERIOSAS👈 1 y 2 de Febrero de 2019:

😱1 de febrero (viernes): 👻Ruta misteriosa SEVILLA PARANORMAL con Naturanda🍃 y Jose Manuel García Bautista, en la puerta del Ayuntamiento de Sevilla, en Plaza Nueva., 22:00 h.

☠2 de febrero(sábado): 👀Ruta misteriosa por la SEVILLA MÁGICA🧙‍♂, con Naturanda🍃 y Jose Manuel García Bautista,en la puerta del Ayuntamiento de Sevilla, en Plaza Nueva., 21:00 h.

👧🏻👻2 de febrero (sábado): 😲Ruta ALAMEDA OCULTA. 23.00 h. Columnas Alameda junto a la comisaria de Policía en sector calle Calatrava. 8 euritos Organiza MOLARTE💢.

❗No te pierdas nuestra semana de misterios, rutas y viajes. Reserva aquí, reserva en el ☎653 77 51 72 o pon un Whatsapp📱. el mejor plan del otoño🍁

Iª. Jornada de Misterio ‘VILLA DE BORMUJOS’, 2 febrero 2019

Desde Asociación ISPAL Misterios y Leyendas, queremos invitar a todos nuestros amigos a esta Jornada Benéfica que estamos organizando en colaboración con el Ayuntamiento de BORMUJOS y su Delegación de Cultura y Patrimonio Cultural.

Os esperamos el próximo día 02 de Febrero, a las 17:30 horas, en el Centro Cultural La Atarazana, donde pasaremos una buena tarde con Sol Blanco Soler, Jose Manuel García Bautista, Andrés Nadal y Fede Padial.

Agradecer al consistorio de Bormujos y a todos los participantes por las facilidades que nos están dando.

Esta Jornada es solidaria en beneficio de Cáritas de la Parroquia de Nuestra Señora de la Encarnación.

Voces del Misterio LEGENDARIOS 017: LA MALDICIÓN DE OCHATE

Ir a descargar

PULSA PLAY para escuchar y/o descargar el programa

Intervención de nuestro compañero José Manuel García Bautista en el programa “El gallo que no cesa” RADIO NACIONAL DE ESPAÑA (Rne), dentro de la sección “LEGENDARIOS”, con la leyenda de LA MALDICIÓN DE OCHATE, un espacio dirigido por Chema García y en el que las historias heterodoxas son las protagonistas.

https://www.ivoox.com/voces-del-misterio-legendarios-017-la-maldicion-de-audios-mp3_rf_32094641_1.html

Voces del Misterio LEGENDARIOS 017: LA MALDICIÓN DE OCHATE