Experiencias extrañas y fenómenos paranormales

Experiencias extrañas y fenómenos paranormales

«Comencé a ver a una niña de unos 5 añitos a los pies de la cama», se quedó paralizado, cuando volvió a mirar, ya no estaba…

JOSÉ MANUEL GARCÍA BAUTISTA  / El Correo de Andalucía 
Las experiencias paranormales, en muchas ocasiones, puede parecer un hecho subjetivo en tanto en cuanto son impresiones o vivencia personales y como tal debemos entenderlas atendiendo a la veracidad que ofrece al testigo.

Y esas experiencias, en ocasiones, están relacionadas con edificios, casas o lugares encantados, en otras -por contra- no.

Javier es nuestro primer protagonista y comenzó a tener experiencias que a él le aterraban: “Hará unos tres años comencé a ver a una niña de unos 5 añitos, rubia y con una bata blanca“. Así de categórico era en su afirmación.

La primera vez se le apareció a los pies de la cama, en una casa donde vivía con su anterior pareja, pero sólo la vio él. Se asustó, se quedó paralizado hasta que se volvió a echar en la cama, y cuando volvió a mirar, ya no estaba.

Esto sucesos se le ha repetido en varias ocasiones y en su vivienda actual también. Pero la “costumbre” hace que haya perdido el miedo, es como si algo “paranormal” lo acompañara pero se hubiera acostumbrado a su presencia. Ya no le da miedo, le transmite mucha calma. Le ha preguntado qué es lo que quiere, pero la niña no le responde, simplemente se limita a mirarlo, siempre igual.

Hace un tiempo que no se le aparece, lo cual coincide con que las cosas en su vida van mejor ya que ha tenido problemas estos últimos años. Antes de que se le apareciera la niña no recuerda que le hubiese ocurrido nada extraño, pero a raíz de esta aparición siente otras cosas…

Su actual pareja lo llevó a una echadora de cartas, fue engañado por ella porque a él no le hacía mucha gracia ni creía en esas cosas, pero se quedó sorprendido, sobre todo cuando la mujer le habló de esta niña, que le acompaña y protege.

A veces hay personas que están en conexión con esa otra realidad que tanto nos turba.

Mayte es nuestra siguiente testigo y desde hace un tiempo viene siendo testigo y víctima de una serie de experiencia que le llaman la atención e inquietan por partes iguales. “No sé si he hecho algo que no debía o he permitido entrar a “alguien”, pero hay “algo” que viene a mi habitación, y creo que tiene que ver con una sombra que vi en mi habitación observándome inclinada sobre la cama. Hace justo una semana, al acostarme, escuché un ruido extraño, seco, como si algo se rompiera o hiciera un chasquido, no puedo definirlo bien pero tras el sonido -raps- se oía como si algo se fuera arrastrando por el suelo. Dos o tres minutos después volví a oír lo mismo, el crujido o chasquido, y acto seguido el arrastrar de pasos. Sentí miedo, pero volví la cara hacia el lado contrario de donde venía el ruido, y volvía oír el ruido seco en el otro lado de la habitación, en la dirección hacia donde había vuelto la cara, me quedé esperando a escuchar el arrastrar, pero ya no lo oí, y en lugar de ello me tocaron la pierna, e instintivamente quise agarrar con mi mano lo que me había tocado, pero no cogí nada, y descubrí que me habían tocado justo la zona de la pierna que no tenía tapada con la sábana”.

Nuestra testigo se asusté y gritó, le preguntó su marido sobre lo que le pasaba “y como ya me imaginé, no me había tocado él. Sentí mucho miedo, hasta que me quedé dormida. Antes de que empezaran los ruidos esa noche, una de las perras empezó a llorar y arañar la puerta de la cocina, que es donde duerme, como queriendo salir de allí, pero no le di importancia. Después pensé que, como en otras ocasiones, las perras me habían avisado de que algo ocurría. Hace unas semanas me desperté sobresaltada porque me habían quitado las sábanas bruscamente, quedando totalmente destapada, mi marido no notó nada porque no duerme con las sábanas en esta época”.

En la casa han comenzado a suceder cosas extrañas, Mayte, residente en una localidad dormitorio de Sevilla nos decía: “En la pared de la habitación de los niños apareció hace unos meses una marca, justo sobre el cambiador, con la forma que dejarían unos nudillos al dar un puñetazo. Uno de mis hijos, que aún no había cumplido los tres años, el mismo día que apareció la marca me dijo: “Mamá, han roto la pares”. El otro día con una amiga en casa, y hablando de estos temas, se encendió sola la radio. Otro día al entrar en casa olía fatal, un intenso olor a rancio, a viejo, que no se iba ni abriendo las ventanas, hasta que de repente desapareció. Eso ya lo había olido en otras ocasiones, pero nunca en casa. Y así algunas cosas más”.

Experiencias extrañas y fenómenos paranormales

En el inmueble vivían antes dos mujeres, pero murieron y los herederos vendieron la propiedad. Mayte se quedó con tres armarios que había en la casa y los tiene en su habitación, igual aquellos objetos aún tiene impregnado las vivencia de otra época.

Experiencias extrañas, fuertes sensaciones que difícilmente podrán olvidar a nivel personal y que, de momento, son inexplicables. Y sólo cabe rescatar aquí aquella pregunta que se hacía el padre Pilón en una de sus obras: “Lo Paranormal, ¿existe?” Pues parece que sí.

Me llevo un fantasma a casa

A veces no llegamos a comprender la magnitud de un suceso que puede marcar nuestra vida cuando, en pro de la aventura paranormal, nos metemos en un edificio con el marchamo de estar encantado. En esa dicotomía, vivir el misterio o no a veces nos podemos encontrar que uno de los incómodos visitantes del otro lado se pueda venir con nosotros unas horas.

Es el caso de un buen amigo que, llamado por la popularidad del denominado “restaurante de los fantasmas”, pasó allí unas horas de investigación que tuvo una inquietante prolongación.

Había estado en “Viandas” investigando, una horas, en la noche, y quiso vivir aquello que había escuchado tanto en la radio y en los medios de comunicación. Cuando finalizó recogió su equipo y se marchó llagando a casa pasadas las 3 de la madrugada.

Estaba cansado, habían sido muchas emociones. Se acostó directamente sin hacer ruido para no despertar a su esposa que estaba dormida.

Sobre las 4 de la madrugada sintió sed y se levantó a beber agua. Marco la clave de la alarma que gestiona la seguridad de la casa y entró en la cocina. Abrió el frigorífico y sintió como alguien estaba tras de él, pensó que eran imaginaciones suyas y bebió, pero no pudo reprimir su instinto de curiosidad y se dio la vuelta. Allí, tras él, estaba una mujer, en camisón, pelo largo mal cuidado, pelirroja, con cara mortecina que lo miraba fijamente.

Se quedó sin habla, impresionado, pero un resorte saltó en su cabeza que le dijo: “esto no puede ser real, debe ser o producto de tu imaginación, o que estás dormido o que te has traído a casa un fantasma del restaurante”.

Sin perder los nervios cerró el frigorífico, activó la alarma y se acostó. Ya con un ojo en la puerta del pasillo ya que tenía miedo. No podía dormir y le daba vueltas a que podía ser.

Sobre las 7:30 sintió curiosidad y volvió a levantarse, volvió a marcar el número de la alarma y en la penumbra notó aquella presencia, se acercó y nuevamente vio a aquella figura espectral que él veía como una persona normal pero que no debía estar allí.

Sobresaltado activó la alarma abandonando la cocina y se quedó vigilando.

A las 9 de la mañana se levantó por última vez antes que su esposa despertara, pensó: “como este fantasma siga aquí cuando mi mujer se levante va a ser un shock”. Pero al desactivar la alarma y entrar en la cocina, con las claras del día, ya no estaba aquella presencia. Respiró aliviado.

Muchas veces, tras una investigación paranormal, una entidad puede acompañarnos, los parapsicólogos lo denominan “quedarse pegados a nosotros”; y no es una experiencia extraña ya que en otras ocasiones ya ocurrido situaciones similares en las que un ente vinculado emocionalmente a un lugar nos acompaña por unas horas para desaparecer después.

No volvió a repetirse, parece que es el justo tributo al profanador que pretende llevarse los secretos de aquel que los guarda celosamente por toda la eternidad.

Misterio en el Astillero

Sevilla, como todas las grandes ciudades metropolitanas, está llena de edificios abandonados o semiabandonados, fruto en algunos casos de la expansión de estas ciudades y por lo tanto, al traslado de empresas a otros sectores y en otros casos, debido a esta crisis económica que ha hecho estragos en todos los estamentos de la sociedad.

Una de estas empresas que se vio abocada a su cierre, fue la popular “Astilleros de Sevilla”.Esta empresa se funda en el año 1944. Sevilla tenía una tradición naval muy importante a lo largo de su historia. Ya en el año 1252, el rey Alfonso X crea las Atarazanas Reales para la producción de barcos.

Como decimos, en 1944 se funda Astilleros de Sevilla, colocándose la primera piedra de esta gran industria en el año 1945 y botándose el primer barco 10 años después. En 1966 se fusiona con los Astilleros de Cádiz y tras varios años de subidas y bajadas, en el año 2010 entra en concurso de acreedores, cerrando sus puertas definitivamente en el año 20f11.

Hasta aquí, a muy grandes rasgos, la historia de una de los que fuera motores de la economía de la ciudad de Sevilla. Pero tras sus puertas, existe otra historia que muchos sevillanos desconocen y que gracias a nuestro amigo Miguel Ángel Paredes y las investigaciones realizadas por el equipo de Voces del Misterio, hoy os la damos a conocer.

No son pocos los empleados que trabajaban en las oficinas de Astilleros de Sevilla, así como el personal de seguridad del recinto, que nos han hablado de diversos fenómenos extraños que se producían en este lugar (aún hoy en día hay quien habla de que sigue ocurriendo).

A.S.G. seguridad durante muchos años en Astilleros de Sevilla nos contaba lo siguiente: “estando realizando una ronda, notaba como si alguien me estuviera siguiendo todo el rato. Yo miraba hacia atrás, pero no veía a nadie. De pronto, al entrar en una de las salas de la primera planta, junto al plotter, pude ver como si alguien estuviera esperando a que este imprimiera un trabajo. Pensando que pudiera tratarse de algún empleado que estuviera echando horas extras, le di las buenas noches y de pronto, como si fuera una pompa de jabón, desapareció…”

Esta es solo una de las muchas historias que hemos podido recopilar de este lugar. Empleados como decíamos, hablan de la silueta también de una niña ectoplasmática, de unos 80 – 100 cm de altura, que se pasea por las oficinas, y que provocaba el miedo en ellos, llegando incluso a negarse a trabajar en horas fuera de la jornada laboral.

Nuestro testigo, como muchos miembros de los cuerpos de seguridad privados, está acostumbrado a realizar horarios nocturnos. Sin embargo, nos confesaba que nunca te acostumbras a este tipo de fenómenos: “en muchas ocasiones, incluso en épocas de mucha calor, había momentos en los que la temperatura en alguna de las estancias era tal que parecía que estuviera encendido el aire acondicionado. Otras veces, sentíamos como una ráfaga de aire muy frío nos rozaba, sin embargo, no se movía ni un papel en el suelo. Y para colmo cuando empezabas a oír ruidos raros y cuando mirábamos a ver que los producía, no había nada”.

Algunos compañeros de A.S.G., no soportando más aquello que allí ocurría, pidieron el traslado a otros lugares lejos de Astilleros de Sevilla. Incluso algunos se dieron de baja por estrés.

Dentro del recinto de Astilleros, existe una enfermería en la cual se llegaron a registrar fenómenos igualmente inexplicables. Los intercomunicadores que usaban los miembros de seguridad (walkies), estando apagados comenzaban a funcionar y viceversa: “En ocasiones teníamos los walkies todo el día cargando y al entrar en este lugar, de pronto se quedaban sin baterías. Otras veces, los llevábamos apagados y de repente comenzaban a sonar como si alguien pulsara al otro lado para comunicarse con nosotros”.

Sonidos extraños, fenómenos poltergeists, apariciones de seres espectrales… todo un cúmulo de acontecimientos que para los Investigadores, lo convierten en uno de los lugares encantados con mayor fenomenología de esta ciudad.

Continuaremos con la investigación y estamos seguros, que podremos ofreceros nuevos datos y resultados de la misma en breve.

http://elcorreoweb.es/extra/experiencias-extranas-y-fenomenos-paranormales-BA5002355

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s