Terror en las casas encantadas

Resultado de imagen de exorcismo

Contamos los sucesos ocurridos en una casa rural de la Sierra de Grazalema, en un hotel de Sevilla y en una casa del Aljarafe

JOSÉ MANUEL GARCÍA BAUTISTA  / El Correo de Andalucía
En no pocas ocasiones lo que podría preparar como un periodo de descanso y diversión de acaba convirtiendo en una pesadilla de la que, en pocas ocasiones, se logra entender nada o quedamos convencidos que algo muy extraño, muy misterioso, ha ocurrido.

Son los tres casos que le quiero comentar: en una casa rural, en un hotel y en un domicilio particular; todo pudiera parecer normal pero en su interior de manifiesta lo imposible.

Terror en Grazalema
Seguramente haya pensado en hacer algo diferente estas fiestas navideñas y ha optado por pasarlas, por ejemplo, en la costa o retirados en algún refugio rural de la Sierra, si es así permítame que le cuente una interesante experiencia en la zona de la Sierra de Grazalema, en Cádiz.

Contamos con el testimonio de un sevillano llamado Esteban R.: “Cogimos una casa de dos plantas en pleno centro del pueblo, mobiliario viejo, ya antiguo pero tampoco era algo que nos extrañara, estas casas son las típicas que se tienen ahí como inversión y tampoco se le echa cuenta. Cogimos estos días de fiesta y decidimos un poco pasarlos fuera. La casa era muy fría y ni la chimenea lo calmaba pero podía ser que era fría. De broma dijimos: “¿No había una casa más fría para alquilar?” y pasó parte de la noche”.

En la parte alta comenzó a sentirse un sonido inquietante: “No subimos arriba hasta la hora de dormir y estando los seis abajo comenzamos a sentir pasos arriba. Mi novia, Marta, me dijo: “¿Quién hay arriba?“, y nadie contestó salvo yo: “Arriba no nadie”. Pero las pisadas seguían y también varios portazos. Con eso nos inquietamos y cogimos una garrota y fuimos arriba los chicos… Pero, con mucho miedo, comprobamos que no había nadie. Nos entró la risa nerviosa”.

No fue lo único que se vivió en esta casa en la Sierra de Grazalema: “A eso de las cuatro de la mañana comenzamos a sentir pasos en el pasillo de esa planta donde estábamos descansando cuatro personas, dos parejas, que estábamos despiertos. Comenzamos a sentir como si alguien pidiera ayuda, además de golpes. En el cuarto de baño se sentían sonidos sordos y como si alguien estuviera en apuros. Abrimos de forma violenta la puerta pero allí no había nadie”.

“Las chicas se pusieron muy nerviosas, además era un continuo de sentir como se sentían pasos por el pasillo y los amigos que estaban abajo sentían esas mismas pisadas y como algo bajaba las escaleras, ellos miraban esperando a alguno de nosotros, pero nunca vieron a nadie. Entonces, María José -otra de las chicas- dio una voz desde abajo y dijo que si pasaba algo arriba que abajo se escuchaban muchos ruidos y hasta una pelea de dos personas. Bajamos todos y dijimos que no pasaba nada y que nosotros mismos sentimos eso mismo. El miedo comenzó a apoderarse de nosotros”, decía Esteban.

Terror en las casas encantadas

El momento álgido fue en el que se comenzó a sentir una música de otro tiempo… “Era como música de los años 40 o 50… Era todo muy extraño. Entonces fue cuando de la zona de la escalera vimos una forma, una silueta negra que nos intimidó mucho y decidimos que era mejor irnos de allí cuanto antes…

No es el único caso, así encontramos en esta misma zona un relato de una familia que pasó otro mal momento en este lugar una noche del 24 de diciembre: “Serían las tres de la mañana cuando sentí perfectamente la puerta abrirse, creí que era uno de mis hijos pero no escuché pasos, mi mujer estaba dormida, estaba cansada de todo el día más los preparativos de esa noche que se lo trabajó mucho, así me levanté y vi en el salón la silueta, la sombra, de una niña con un vestido vaporoso. Le dije: “¿Quién eres? ¿Qué quieres?” y desapareció… No dije nada para no asustar, yo no bebo por lo que achacar esa visión a la bebida es imposible, me acosté y al cabo de la hora y algo los niños comenzaron a gritar, nos levantamos mi mujer y yo rápidamente y al preguntar a los niños, tras encender la luz, dijeron que habían visto a una niña muerta en el cuarto… La descripción era la misma que yo hice. Las luces comenzaron a encenderse y apagarse solas y las ventanas a resonar, mi mujer se inquietó, los niños lloraban. Les dije que nos calmáramos pero entonces mi mujer vio por una ventana una cara que se asomaba al cristal, describiéndolo como el de un niño o niña que aprieta la nariz contra el cristal y se le deforma la cara… Aquella visión espantosa motivó, junto con lo vivido, que recogiéramos rápidamente y nos fuéramos corriendo de madrugada”.

Noche de miedo, noche de pesadilla”, el tercer caso -que guarda un gran paralelismo con lo narrado en primer lugar-, así también lo narraron los protagonistas de una historia de terror sucedida en la Sierra de Grazalema, en el programa “Cuarto Milenio” con Iker Jiménez en el que se trasladaron a una casa en la zona un 28 de febrero (Día de Andalucía) y vivieron una noche de infarto… Así se puede encontrar en un programa de “Cuarto Milenio”y en la descripción del mismo se decía: “Dos familias se disponen a pasar un fin de semana en una casa Rural en Grazalema, Cádiz. Lo que viven en el interior del inmueble les obliga a huir despavoridos presa del pánico”. Los testigos, José Luis Gutiérrez y Jesús Martín, argumentaron -extremo por confirmar- que el pasado del pueblo es violento por ser zona de bandoleros o especialmente dura en época de la Guerra Civil, así como otras personas que alquilaron el sitio y que sabían que, a través de las redes, muchos decían haber vivido experiencias extrañas.

Lo que parecía un fin de semana de alegría y fiesta se convertiría en todo un fenómeno inexplicable, lo extraño, lo paranormal hizo acto de presencia…

Pánico en el hotel

Los edificios encantados suelen tener una particularidad a la hora de manifestar los prodigios imposibles que en su interior se producen: son atemporales. No tienen hora, ni tiempo, son imprevisibles y sorprenden a todos aquellos que son testigos de lo inexplicable.

Nuestro testigo trabaja en un hotel en Sevilla y nos hizo una confesión tras recurrir a nosotros para que tratáramos de explicar lo que había podido vivir: “Pues serían en torno las 4:00 am. cuando estaba realizando el servicio de entrega del Hotel M…, en unas dependencias que tiene el hotel en ese callejón, y por las horas que eran, siempre hacíamos el servicio con el mayor sigilo posible para no molestar” comenzó nuestro protagonista a relatarnos.

Recordando aquel momento refería: “Era una madrugada fría de invierno, de esas que caen “relentazos” fuertes y la neblina se veía alrededor de las farolas. Cuando estaba sacando un carro de dicho departamento a la calle escuché, en la calle, desde arriba una voz muy ronca que decía: “Fuera”.Como te figuraras, en el silencio de la noche y procurando yo hacer el mínimo ruido posible, miré como un rayo hacia arriba de dónde provenía la voz, y como era lo normal por las fechas y el frío, todo estaba cerrado y no había nadie en ninguna ventana”.

Cariacontecido trataba de explicar aquello: “Es de lógica pensar que si hubiese sido alguien que se hubiera molestado por algún ruido provocado por mi trabajo, al realizar el servicio, pues además de decir “Fuera”, estaría asomado a la ventana y me hubiera recriminado que, a lo mejor, se hubiese despertado o que lo dejase dormir con algún ruido involuntario, pero allí no había nadie.Desde luego el susto fue importante, y desde ese día cada vez que tenía ese servicio, casi siempre estaba mirando hacia arriba a las ventanas…”

El testigo afirma con rotundidad que “no cogí miedo ya que me gustan estos temas pero ese día, reconozco, que sí que me lleve un susto. Erauna voz muy ronca y no era una entonación normal, como se dice popularmente: como si le saliese del estómago, y era un tono, como solemos decir, “aguardentoso y fumador”, una cosa muy extraña”.

No se han descrito más casos en este hotel, al menos de forma pública aunque el misterio puede estar en su interior…

Miedo en el Aljarafe

En esta ocasión nos vamos a dirigir a un pueblo muy conocido de la provincia de Sevilla, en el corazón del denominado como “Triángulo Magnético”, conocido así por la incidencia de fenómenos ufológicos y alertas OVNI realizadas en la zona.

Este caso me llega merced a la investigación preliminar realizada por Miguel Ángel Paredes debido a la llamada de un íntimo amigo que le comienza a narrar que “en casa de mis suegros están empezando a ocurrir cosas muy extrañas”.

Terror en las casas encantadas

Según el testimonio del testigo “su suegra falleció allí después de una larga enfermedad, conllevada con mucho sufrimiento y dolor, al cabo de varios años dolorosos, para ella y toda la familia, murió”.

El testigo L.P. comentaba al investigador: “Después del fallecimiento de mi suegra, el padre de la mujer, su suegro, comienza lo que es una relación con otra persona y al cabo del tiempo se la lleva a vivir a la casa”. El testigo, cariacontecido, asustado, le pide “por favor que vaya allí para poder saber qué es lo que puede estar pasando y, en ese momento, comienza la investigación”.

Gozando de la soledad de la casa, ya que L.P. “se va casi todos los fines de semana con su mujer y sus hijos; la verdad es que, últimamente, están teniendo miedo con lo que pasa en la casa”. Con las expectativas altas, en cuanto a lo que pudiera suceder en el domicilio “notamos un ambiente extraño, como si algo nos estuviera observando, y en ese momento solamente estábamos nosotros en el lugar”.

Aprovechando que el suegro estaba de viaje se nos ofreció la casa para poder investigar. El investigador Miguel Ángel Paredes se quedó asombrado: “de buenas a primeras escuchamos como alguien susurrando y en ese momento nos comentó mi amigo que lleva varias veces escuchando este tipo de susurro y que no sabía de donde podía provenir. Cuando nos acercamos a una de la habitaciones, en la que duerme el matrimonio, me comenta que en varias ocasiones les ha desaparecido algún objeto tanto a él como a cualquiera de sus familiares”.

Estas desapariciones abarcan un amplio tipo de objetos como, por ejemplo, una de las zapatillas, tabaco, teléfono móvil o la cartera y, al cabo del tiempo, aparece en otro lugar diferente donde lo tenían colocado.

“Cuando nos dirigimos al salón de la casa se encendió, de repente, el televisor y empezó a cambiar de canales, nos dimos la vuelta ya que notamos como si alguien estuviera detrás pero no había absolutamente nadie, miramos a mi amigo pensando que él había encendido la televisión y me estaba gastando una broma pero no, el mando estaba a unos tres metros de nosotros y ninguno podía alcanzar el mando en ese momento como para realizar las opciones que estaba realizando el televisor. En ese momento nos comenta L.P. que eso mismo le ha ocurrido también a la novia de su suegro y algunas cosas más como encenderse las luces solas, portazos, sentir pasos e, incluso, nos llega a comentar que ha visto una especie de sombra por la casa”, narraba Miguel Ángel Paredes.

Surgen muchas preguntas: ¿Puede que sea la presencia que notamos la de la suegra fallecida? Desde que empiezan a ocurrir esos fenómenos la pareja del suegro tiene pánico a quedarse sola en la vivienda y siempre que puede sale al exterior para no permanecer sola en el interior de la misma.

¿Qué ocurre en la vivienda? ¿Qué o quién provoca esos fenómenos? ¿Será la suegra de L.P. para que la pareja del marido no esté allí porque está ocupando su lugar?

L.P. llamó hace unas horas: la vitrocerámica se encendió sola y los demás electrodomésticos también. El caso sigue abierto allá donde hay más preguntas que respuestas y la realidad supera a la ficción.

Tres casos que van más allá de lo que podríamos imaginar y donde la realidad, en todos los casos, superó a la ficción para sembrar el pánico, el miedo, el terror, entre los que fueron las víctimas del misterio. ¿Usted se atrevería?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s