Sorpréndete con la ruta misteriosa por la Sevilla Paranormal, viernes 14 de junio

LA SEVILLA PARANORMAL

Los VIERNES vente a conocer el lado más misterioso de Sevilla con NATURANDA y la SEVILLA PARANORMAL.

Banner Naturanda 1

Visita la SEVILLA PARANORMAL con Naturanda

Descubre cada fin de semana, la Sevilla paranormal, de la mano de Naturanda y Jose Manuel García Bautista, hacemos un viaje al corazón de la Sevilla mágica y desconocida. Algo más de dos horas de ruta en la que tendrás la oportunidad de conocer los casos paranormales de varios edificios de la ciudad, acompañados de psicofonías e imágenes de los mismos. Una ruta no apta para cardíacos y que no te puedes perder si te gusta el mundo de los sucesos paranormales. Te aseguramos un clima de tensión e intriga que te atrapará.

sevillaparanormal@naturanda.com

Horarios RUTAS:

Viernes: 22:00 h.

Duración: 120 minutos / Precio: 10 €.

Lugar: Puerta del Ayuntamiento de Sevilla, Plaza Nueva.

Sumérgete en los misterios más ocultos de Sevilla, desde el ayuntamiento de la ciudad, pasando por los estrechos callejones del centro hasta llegar a la calle Laraña.
Una ruta de alto contenido en misterios y paranormal, donde el interés y la intriga de los  casos que contamos se van descubriendo poco a poco.
Escucharás historias y psicofonias inéditas, conoce la SEVILLA PARANORMAL de la voz de un narrador que vivió e investigó las mismas, historias acompañadas de las psicofonias e imágenes de esos casos… Quedarás impactado con el material audiovisual que mostramos.
Más de dos horas por los rincones más misteriosos e inquietantes de la ciudad. No te lo pierdas, este Viernes SEVILLA PARANORMAL que es el auténtico evento paranormal de Sevilla. ÚNETE A NOSOTROS, amante de lo desconocido.
Precio: 10 €/persona
Más info y reservas en:
NATURANDA
y también en:
Jose Manuel García Bautista
Anuncios

Pilotos de EE.UU. captan OVNIs ‘supersónicos’ que desafían la física

Un grupo de pilotos de combate de Estados Unidos informaron al Pentágono y al Congreso de avistamientos diarios de objetos voladores no identificados (ovnis) durante el 2014 y 2015.
El teniente Ryan Graves afirmó que vio “objetos extraños” sin “motores visibles o sistemas de escape” que se elevaban al menos sobre 30,000 pies (un poco más de nueve kilómetros) y volaban a velocidades hipersónicas mientras entrenaban en torno al portaaviones Theodore Roosevelt.
El Departamento de Defensa de EE. UU. difundió dos videos en que los pilotos relatan lo que observan en ese momento. En ambas ocasiones, los objetos se mueven a velocidades increíblemente rápidas, girando y frenando bruscamente por momentos, algo que no sería posible en una nave tripulada, debido a que el ser humano no es capaz de resistir esos cambios de velocidad.
“Mantener un avión en el aire requiere una cantidad significativa de energía. Con las velocidades que observamos, 12 horas en el aire son 11 horas más de lo que cabría esperar”, dijo Graves a The New York Times.
Graves es piloto del Super Hornet F / A-18 que ha estado con al Armada de EE. UU. Durante 10 años.
“Estas cosas estarían allí todo el día”, manifestó.
Inicialmente, los pilotos creían que se trataba de un programa secreto de drones. Sin embargo, al estar cerca de colisionar con los objetos, se dieron cuenta de que no se tenía conocimiento de estos, ya que el gobierno estaba al tanto del área donde circulaban los pilotos, y no pondrían objetos para ocasionar un accidente. Todo apuntaba a que se trataba de ovnis.
Estos avistamientos se informaron al Programa de Identificación de Amenazas Aeroespaciales del Pentágono, que confirmó a principios de mayo que aún investigan los avistamientos de naves espaciales alienígenas.
El portavoz de la Armada, Joseph Gradisher, anunció que no está claro qué causo los avistamientos mencionados.
(FUENTE: larepública.pe)

Antrum: la película maldita que provoca la muerte a quien la ve

¿Pero existen de verdad las películas malditas? Lo primero que nos viene a la mente es “The Ring”, la cual gira en torno a una cinta de video que quien la vea recibirá una llamada telefónica que le dirá que morirá exactamente en 7 días.
Si bien “The Ring” solo es una película de terror, ahora se ha descubierto una película maldita que puede provocar la muerte a quien la vea. Y lo peor de todo es que será reestrenada este año en todos los cines.
La película en cuestión se llamada “Antrum: The Deadliest Film Ever Made” y fue dirigida por David Amito y Michael Laicini. Filmada en la década de 1970, la película desapareció poco después de estrenarse antes de volver a reaparecer en 1988.
Después de proyectarse en un festival de cine en Budapest, los teatros se incendiaron y varios de los presentes murieron en circunstancias misteriosas. Unos años más tarde, hubo una especie de rebelión en un teatro en San Francisco donde se proyectó Antrum, y en el caos la única copia física desapareció.
La película trata sobre un hermano y una hermana (Rowan Smyth y Nicole Tompkins) que se aventuran en el bosque para buscar su camino hacia el infierno para poder salvar el alma de su perro recientemente fallecido.
Además de la trama, la película también cuenta con declaraciones de estilo documental e información sobre los misteriosos eventos que han ocurrido en relación con la historia de la película, así como debates sobre ocultismo.
Pero la película, después de años desaparecida, ha sido redescubierta por el escritor, director y productor Eric Thirteen, quien la encontró en octubre pasado mientras asistía al Festival de Cine de Horror de Brooklyn.
“Aquí estaba en el festival donde se está reproduciendo esta película”, dijo Thirteen a Forbes. “Normalmente, todos están promocionando sus proyectos, es muy fácil hablar con la gente sobre lo que se está mostrando y, sin embargo, no puedo hacer que nadie me dijera qué diablos sucedió con esta película de la que todos hablan. Ahí fue cuando tuve que verla, una película que no se está proyectando en ningún otro lugar, que no tiene registros en Internet, una peli que no se puede encontrar en ningún sitio.”
Pero lo más misterioso de todo es que durante el tiempo en que Antrum desapreció, se agregaron todo tipo de cosas extrañas, como símbolos extraños e imágenes fantasmales indescriptibles.
“Originalmente, estaba en árabe y luego se perdió durante años y se volvió a recuperar, tiene todas estas notas donde alguien intentó traducirlo, pero tal vez fue un intento desafortunado porque murieron en el proceso”, contina explicando Thirteen. “Hay notas garabateadas en los márgenes y cada vez que la película se pierde y se recupera, se le agregan nuevas piezas de mosaico.”
Thirteen describe como la película nos podría hacer sentir: “Hay ciertas personas que dicen: ‘Ok, una película maldita. Oh no, ¿voy a ser maldecido?’ Y luego hay otros que dice: ‘Por supuesto que no serás maldito por una película, no seas ridículo’. Y luego hay quien pensará en los días posteriores de ver la película..
..Quieres mostrárselo a tu amigo, y cuando lo muestres a tu amigo, ¿les dices que es una película maldita? ¿De alguna manera haces una broma al respecto? Está en tu vida ahora, estás hablando de eso, estás tomando decisiones al respecto. La forma en que la película te sigue en el mundo real, esa es la verdadera maldición.”
Antrum será presentada en el Festival Internacional de Cine Fantástico de Bruselas a finales de este mes y se estrenará en los cines a finales de este año en algunos países, y a nivel internacional en 2020.
Y si pensar que la película podría provocarte la muerte no es lo suficientemente aterrador, hay una breve introducción que incluye un descargo de responsabilidad legal para aquellos que sean lo suficientemente valientes como para verla..
¿Te atreverás a ver la película, pudiendo ser una víctima de la maldición? ¿Qué opinas? Mira el video a continuación y déjanos tu comentario más abajo.
(FUENTE: ufo-spain.com)

Leyendas imposibles de Sevilla

Algunas casi que parecen más ficción que realidad y, sin embargo, sucedieron.

Leyendas imposibles de SevillaSevilla es una de las ciudades que más leyendas e historias imposibles genera, algunas casi más parecen ficción que realidad y, sin embargo, sucedieron… ¿O no? Son tan hermosas que se prefieren creer que sean reales, quizás por todo lo que evocan y la moraleja que nos dejan. Quiero mostrarles tres ejemplos de ello.

La anécdota de Diego Velázquez

Uno de los pintores más famosos y queridos que ha dado Sevilla ha sido, sin dudas, Diego de Silva y Velázquez, más conocido por éste último apellido. Formado en Sevilla, en los talleros del maestro Pacheco, buscó en Madrid y oportunidad de encontrar fortuna y darle linaje a su nombre. Así entró en la corte de Felipe IV, de los Austrias, y fue su pintor de cámara.

A Velázquez se le llamaba «El pintor del Aire», era capaz de hacer pinturas de gran realismo, de reproducir con maestría lo que deseaba, dotar de luz y sombra e incluso atmósfera sus cuadros. Famosas fueron sus obras «La Rendición de Breda» o «Las Lanzas».

Cierto día, contando ya el pintor sevillano con cuarenta años. Acabó su cuadro «Las Meninas», una obra grandiosa de composición exquisita… Entró en su estudio el rey Felipe IV y Velázquez le dijo: «Seños, ya está acabado» y el rey le dijo con tono serio: «Le falta algo»…

Velázquez quedó impactado por aquella afirmación real y repaso en un segundo todo el cuadro buscando la pieza que faltaba pero no encontró nada y contrariado le dijo: «¿Qué le falta al cuadro, señor?, decídmelo».

El rey, lenta y parsimoniosamente, todo un pincel y le dijo: «Prefiero ser yo mismo quién lo pinte». Mojó levemente la punta de éste en la pintura roja, se acercó al cuadro a la figura que representa a mismo Velázquez y dibujó sobre su pecho la cruz de la Orden de Santiago. Así Felipe IV concedía al pintor este gran honor que llevaba tiempo ansiando.

La leyenda de la Casa de Pilatos

Su construcción data del, aproximadamente, año 1483, era el palacio de los Duques de Medinaceli pero es llamada popularmente como «Casa de Pilatos» en «honor» al gobernador romano que rigió los destinos de Israel en tiempos de Jesucristo y el siglo I d.C. Fue la residencia de don Pedro Henríquez y doña Catalina de Ribera.

Se dice que al regresar de un viaje por Jerusalén, sobre el año 1518, don Fadrique Henríquez Ribera importó a Sevilla la distancia del Vía Crucis, se preocupó mucho el hijo de los dos personajes de Sevilla en tomar las medidas exactas desde el Pretorio hasta el monte Gólgota donde fue crucificado Jesús de Nazaret. Al llegar a Sevilla se encargó de trasladar esa distancia al suelo de Sevilla teniendo su nacimiento en el mismo palacio y su final pasado el campo de Nervión, allí donde hoy está el monumento llamado como la Cruz del Campo, por la ubicación donde se encontraba.

Eso nos cuenta la tradición más piadosa acerca de la Casa de Pilatos y el Templete de la Cruz del Campo, otra cosa es que esta bella historia tenga sus visos de realidad.

La sentencia contra el clérigo

En cierta ocasión, en la collación de San Gil, en el barrio de la Macarena, falleció un hombre. Eran tiempos de epidemias y de pobreza en los barrios más extremos de la ciudad lindando con las murallas. Aquel cuerpo debía ser enterrado pero el párroco se negó al carecer de recursos económicos el difunto o sus familiares pese a que ellos imploraron su entierro en lugar sagrado…

No sólo no le dio cristiana sepultura que además, con sorna, les hizo mirar al prado que se extendía frente a las murallas y les dijo: «mirad la de terreno que tenéis ahí para sepultar su cuerpo».

La familia regresó desconsolada a casa sin saber bien que hacer, pero el rey se enteró de lo sucedido y temió que en una ciudad donde convivían tres religiones como la cristiana, judía y musulmana los cristianos abandonaran su fe al saber del mal ejemplo del clérigo.

Así las cosas el rey mando dar ejemplo y condenó a muerte al párroco mandándolo enterrar vivo en el lugar donde debía recibir cristiana sepultura el feligrés… El párroco recibió «cristiana sepultura» en el antiguo cementerio de San Gil, donde hoy se alza la basílica de la Macarena.

Y es que Sevilla es todo esto y mucho más, la Sevilla eterna de eternas leyendas.

 

La Sevilla desconocida

Es Sevilla una gran desconocida, sabedora de sus secretos insondables juega con su visitante a mostrarle sus encantos más superficiales guardándose para si aquello que realmente no desea mostrar…

La Sevilla desconocidaSevilla, perla del Guadalquivir, crisol de culturas, de rancios defensores de la fe y enriquecedores pobladores árabes que tanto dieron y dejaron a una tierra que jamás podrá pagar su deuda con el saber de aquellos musulmanes más preocupados de dar cultura que de hacer la guerra.

Sevilla, flor de primavera de una piel de toro hastiada de la desidia del ibero que transforma su mundo gracias a la fuente de la eterna juventud que baña sus riberas… Eterna juventud que sigue y persigue a aquellos que dejaron un legado de muerte, desolación, tragedia o amores mal pagados tras de sí… Y son ellos los que constituyen los llamados como lugares malditos y embrujados de esta ciudad eterna que recela del curioso y veta al que quiere descubrir estos secretos de su corazón misterioso. Allá donde el tiempo parece haberse detenido para revivir una y otra vez estas historias personales evocadoras de recuerdos que hoy desafían a la lógica trasgrediendo con sus evanescentes tragedias las barreras del espacio y del tiempo. Son los lugares malditos y embrujados de una ciudad hechizada por sus apariciones, por el recuerdo que reverdecen cada día los lúgubres espectros que se aparecen para pedir ayuda, para indicarnos un camino o que en su desesperanza ya se limitan a pasear, sin más, por aquellos mismos lugares por los que lo hicieron en vida. Lugares malditos embriagados del sabor de un romance trágico, de doncellas moribundas por un amor falsamente correspondido, de ilustres fantasmas que pagan la culpa de una vida oculta tras las cortinas de la ejemplaridad… Fantasmas de otro tiempo que hoy nos dejan un mensaje de esperanza y sorpresa.

Comenzamos a caminar por esta Sevilla nuestra, esta vez cediendo el peso y el protagonismo a los testigos y víctimas del misterios, a aquellos que vivieron para contarlo, a aquellos que supieron sobreponerse a una experiencia paranormal o a aquellos que fueron testigos de lo imposible. Este paso por los lugares maldito y embrujado será un paseo por las historias ya no anónimas de esos muchos sevillanos que un día nos las quisieron contar, que un día lo quisieron compartir, este es un camino dedicado a ellos por qué es un camino de testimonios donde el investigador es un mero cronista que no se vincula emocional o afectivamente con ninguno de los casos, es un camino aséptico donde los protagonistas son los propios testigos con sus vivencias y testimonios reales. Comenzamos a caminar retomando un camino iniciado por aquellas casas y edificios encantados para fascinarnos con el legado maldito de aquellas brujas que en sus aquelarres sevillanos o en la purificadora llama de la hoguera profirieron contra sus delatores o contra su lugar de morada... Retomamos aquel primer viaje para seguir mostrando al sevillano, al visitante o al ciudadanos del mundo aquellos otros lugares que debe visitar pero en compañía… Comenzamos a caminar por esos edificios y casas encantadas, embrujadas o malditas que esta ciudad y estos autores intencionadamente olvidaron pero que no quisieron dejar atrás. Vayamos juntos en busca del misterio y descubramos juntos lo mucho que Sevilla tiene que mostrarnos de su historia oculta, de sus espectros olvidados y reales como la vida misma.

Sevilla no sería nada sin estas historias reales que vuelven a visitarnos y a hacernos compañía mientras visitamos viejas casas solariegas, vetustos palacios que nos muestran el esplendor de otra época o modernos edificios asentados sobre terribles maldiciones… ¿Qué sería de cualquier ciudad sin estas historias que nos llenan de temor y alimentan nuestra imaginación?

Es la Sevilla maldita, la Sevilla hechizada, la insondable, la más desconocida, la más añeja, la más añorada. Aquélla a la que aún no se le ha ido el aroma eterno a azahar, el polvo de los canteros que tallan cada palmo de piedra catedralicia, aquella a la que aún no se le olvida las llamaradas de la hoguera, aquella de los grandes descubridores y conquistadores cuyos cascos ecuestres aún resuenan sobre el pavimento adoquinado, aquélla de los mil rezos arzobispales en viejas capillas o de visitantes de ultratumba con un secreto que mostrar…

Sevilla, la perla del Guadalquivir, rincón de vida, cuna de emperadores, paladín del Descubrimiento, cónclave de la Inquisición, rebelde en la invasión, la de los señoritos y los “señoritos”, la de la modernización y hoy la pretendida Sevilla futurista por llegar… Algunos nos quedamos con los recuerdos del pasado de un ciudad que nos los sigue mostrando en el presente…en un evanescente presente…

¿Recuerdan aquel primer suceso recogido en los anales históricos de esta ciudad sobre la aparición espectral en la Capilla de San Onofre? Aquel primer hecho fantasmal recogido en la Historia de Sevilla, y ciertamente real, tuvo como protagonista al noble Juan de Torres en esta capilla ubicada en la Plaza de San Francisco junto a nuestro particular ayuntamiento. Corría el año 1600 y quedó reflejado en la crónica del convento, aquella aparición del más allá, de ese temido otro lado se despidió de nuestro sorprendido protagonista diciéndole: “Gracias, hermano, por el gran favor que habéis hecho a mi alma. Yo soy fraile de este mismo convento, que por negligencia dejó de oficiar una misa de difuntos que me habían encargado, y habiéndome muerto sin cumplir aquélla obligación, Dios me había condenado a permanecer en el purgatorio hasta que satisficiera mi deuda. Pero nadie hasta ahora me ha querido ayudar a decir misa, aunque he estado viniendo a intentar decirla, durante todos los días de Noviembre, cada año, por espacio de más de un siglo…”

Pero Sevilla es una suerte, un azar cual sorprendente caja de Pandora y nos da otra perla de su pasado, de los fantasmas de su pasado reflejados en olvidadas crónicas que nos advierten de su existencia nuevamente deslizándose a nuestro presente desde su alejado pasado… A aquella alejada aparición en la Capilla de San Onofre le seguiría otra no menos sorprendente en 1693, recogida en el tomo 1 del Archivo Histórico Municipal y que nos dice: “Testimonio de una extraña aparición recogidos de los propios testigos del suceso ocurrido en el año 1693”. Y este apasionante documento sigue su relato espectral de esta forma: “Testimonio: Pedro Erinel, vecino de Sevilla, dijo que estando en casa de don Luis de Marín oyó dos noches consecutivas un ruido grandísimo en el jardín de la casa, tanto que parecía perderse todo, y este ruido lo oyó también Francisco Pérez, paje. Y me dijo que parecía una gallina alborotando, o cosa de duendes y yo le dixe que aunque fuera duende, cosa de la otra vida o del infierno, que yo con cualquiera hablaría, teniendo fe en Dios y en su Santísima Madre, y con la Santa Cruz con unas reliquias que conmigo tenía. Y así me subí a la azotea para ver el jardín, y lo vi y las partes más avanzadas de la casa. A la segunda noche se repitió y bajándome de la azotea a la cocina me senté solo en ella a beber un cuenco de agua, y me pareció que se me vandaba la vista y me oprimía y me apretó tanto que me llenó de miedo y lanzando un grito salí de la cocina llamando Jesús y María. Esa misma noche oí desde mi cama varias voces, y golpes muy parecidos a la cabada del patio”. Este fascinante relato prosigue añadiendo: “Y otra noche sentí afuera de la sala muy parecido al de las tres anteriores, y golpes en la puerta, las cuales don Domingo Aldana Criado me dijo que también había oído con algunos golpes. El sábado 2 de Mayo de 1693 a las nueve y media de la noche estando ya acostado sin que dejara caer la cabeza en la almohada oí la en la puerta unos golpes muy rezios, y sentí un viento muy fuerte, como un huracán desesperado y entonces me senté en la cama y vi una mujer con un hábito negro que se traslucía otra cosa blanca que había detrás de la cabeza, con puntos sobre la frente, la cara redonda, muy triste y afligida, que se paseada por la sala, y llegando cerca de los pies de mi cama, y estando cara a cara conmigo la vi clara y distinta con la luz que tenía detrás del velo, como de cristal, y le dije: “Si vienes de parte de Dios dime qué quieres”. Y entonces ella me respondió con viva voz: “Dile a Luis que soy la madre, que mande a decir cincuenta misas para salvar mi alma. Y que si tú no haces esta diligencia o él no manda decir las mismas viviréis muy poco”. Cuando desapareció sentí un gran escalofrío, y se lo dije a Don Domingo Aldana. Y yo José de Aldana Criado digo que es verdad todo lo que aquí dice es cierto y así me lo dijo y por verdad de su declaración lo firmo: Firmado Francisco José Aldana Criado”.

La impresión de aquel encuentro y la maldición que pesaría sobre nuestro histórico testigo fue suficiente para que se celebraran aquellas cincuenta misas por el alma de la aparecida, pero aún tenemos un segundo testimonio que añadir a este curioso suceso de 1693, dice así: “Testimonio II: Fray Diego Diego Pérez, digo que paro en casa de don José Aldana, y la noche del sábado 3 de Mayo al tiempo de acostarme en la sala oí un gran ruido, y sentí pisadas, y saliendo al comedor vi una mujer al mirar el balcón, y la vi solo de la cintura para arriba vestida como un ángel, con una toca de cristal la cara más redonda que larga, con las manos como dos fundas, la cual como si vigilara me estuvo mirando, desapareció, y vi entonces tres fantasmas, y para examinar lo que era fui a la sala y tomé un espadín y fui al balcón y no halle cosa ninguna; como sería de diez a once de la noche me acosté y no vi más. La noche del día 10 de Mayo al tiempo de irme a acostar no habiendo perezón alguno con la puerta de la sala oí un golpe en la puerta misma tan grande que me he desmayado y no oí más. Por verdad lo juro por Dios y esta cruz, y para que de ello conste lo firmo de mi nombre. Sevilla 12 de Mayo de 1693. Firmado: Fray Diego Pérez”.

Si alguna vez pasean por el centro de Sevilla, sin nuestra compañía, y se sumerge en el interior del Barrio de Santa Cruz y se deja llevar por sus callejuelas sin fin en un laberinto tan intrincado como la propia vida tenga cuidado…Allí se enclava este edificio que guarda en sus entrañas el espectro de una vieja dama, de una vieja religiosa que paga la osadía con su traslúcida manifestación a aquellos que no han acabado de creer en ese temido otro lado…

Por las viejas galerías de nuestra Catedral, de nuestra “montaña de piedra” como la llamaban en la antigüedad, también se puede tropezar con la sombría figura de un canónico casi identificado…para unos se trata el espectro de Baltasar del Río y para otros del cardenal Cienfuegos, sea como fuera, si lo ve por aquellas sombrías estancias o el algunas de sus capillas saliendo de una espesa y fría bruma, no lo moleste, incline su cabeza en señal de respeto y déjele caminar en sus tribulaciones por qué lo que ve pertenece a otro mundo que no es el de los vivos…