Ruta: 👻MACARENA PARANORMAL, 20 de junio (Jueves), 21:00 h.

🍃🍃Ruta: 👻MACARENA PARANORMAL, 20 de junio (Jueves), 21:00 h.

👻El Barrio de La Macarena guarda muchos misterios. Misterios eternos que han sido e investigados por Jose Manuel García Bautista, gran conocedor de todo lo que de misterioso tiene esta zona de Sevilla y el principal narrador de ellos en comunicación nacionales,autonómicos y locales. Ahora os invitamos, desde Naturanda, a dar un paso más y a contaros nuevos datos de sus apariciones más terroríficas, de su fantasmas, de sus edificios encantados, de sus enigmas más insondables.

👻Comenzaremos con el Hospital de las Cinco Llagas hasta perdernos por las calles del popular barrio narrando experiencias y casos en calle San Luis. Sor Úrsula estará presente, los fantasmas de la calle San Luis, de los lugares malditos y una doble opción final que le dejará sin habla. Para morirse de miedo… MACARENA PARANORMAL.653775172

Horarios RUTAS:

👻*APARICIONES, FANTASMAS Y MALDICIONES EN LA MACARENA.Jueves 20 de junio, 21:00 h. Puerta de los Jardines del Parlamento de Andalucía frente a la Muralla de La Macarena en C/Resolana.😱😲 ATERRADORA.

😲 OFERTA:7,5 euros/persona.

Te esperamos LO PASARÁS DE MIEDO…👺

Ruta Macarena Paranormal, fenómenos paranormales y misterios.

Anuncios

Geografía mágica y misteriosa de Sevilla

JOSÉ MANUEL GARCÍA BAUTISTA  / El Correo Andalucía
Resultado de imagen de dolmen montelirio Alcalá de Guadaíra es otro de esos lugares donde encontramos muchos puntos que desprenden y del que brota mucha de esa energía natural de Gaia… Crisol de culturas fue fundada en la época de los Turdetanos, en un lejano pasado por sus calles pasaron griegos, los romanos y los árabes, hasta que en 1248, como en tantos pueblos de esta tierra, el rey santo -Fernando III- tomó la ciudad. Entre sus lugares destacados encontramos su evocador castillo y la llamada “Sima del Castillo”. Un lugar que da miedo… Es un lugar excavado en la roca, se cree que se trata de un depósito de agua del castillo… pero parece no tener fondo, se pierde en una caída eterna… para unos se trataría del inicio de una red de túneles para otros un pozo de abastecimiento de agua para épocas de guerra ante asedios invasores. Hoy día se cree que escondería algún tesoro, podrá ser el refugio de los antiguos druidas o indicarnos que tras su construcción este misterio esconde algo más…

Pero entre sus lugares más destacados, más revitalizadores, se encuentra la llamada “Mesa de Gandul”, en Alcalá de Guadaíra, encuadrado dentro del Yacimiento de Gandul, uno de los más importantes de la provincia de Sevilla. Se trata de un yacimiento muy amplio que se fecha en el Paleolítico y que encontramos entre Mairena del Alcor y Gandul. De importancia son sus restos romanos que nos indicarían la presencia de un anfiteatro en una vaguada y de una cantera. El despoblado de Gandul conserva una ermita mudéjar, una docena de casas, un una torre medieval y un palacio renacentista usado por la marquesa los fines de semana.

Los monumentos megalíticos están muy extendidos por la provincia, se calculan en más de 90 dólmenes los que encontramos siendo el de Gandul uno de los más importantes junto con el de Valencina de la Concepción. Expertos en esta materia como los profesores Amores y Temiño indica la curiosa distribución al poblar la comarca de forma estable desde el Calcolítico hasta la Edad Media, teniendo como puntales las localidades, o asentamientos, de Gandul, Carmona y Cerro de San Pedro,) curiosamente próximos y alineados en la llamada cornisa de los Alcores.

Su riqueza arqueológica la encontramos en sus túmulos funerarios, igualmente alineados con otros de la comarca. También la mesa de Gandul indica la sucesiva construcción sobre ella de edificaciones y asentamientos, a raíz todo ello de los estratos estudiados de su subsuelo. En estos estratos es posible encontrar restos de edades tan tardías como del Calcolítico, el Bronce Final, restos tartésicos e íberos. Los restos romanos comienzan a aparecer en una datación que nos llevarían hacía finales del tercer milenio a. C., encontrándose ya vestigios de viviendas con base de piedra dispuesta entorno a un hogar, y unos más que curiosos ídolos calcolóticos cuya característica principal es estar dotados de grandes ojos análogo a los encontrados en el “tholos” de Las Canteras.

Hemos de destacar el columbario que fue sorpresivamente descubierto Víctor Hurtado y por Fernando Amores en 1982. Una construcción del siglo I, de estructura turriforme cilíndrico muy tradicional. Tiene unas dimensiones 8,20 metros de diámetro y está formada por sillares en cuña en torno una fosa circular excavada a la que se accede por una escalera de acceso y dos hileras de nichos de los que aún se conservan más de media docena de ellos. En torno a este columbario tenemos una serie de tumbas anexas, muy al estilo de lo que podemos encontrar en los dólmenes de la provincia.

La zona conocida como “Cuevas de El Vaquero” fue hallada en la década de los años 40 por el matrimonio Lainer. De suma espectacularidad –para los amantes de este tipo de construcciones en su marco histórico- destaca el pasillo forrado de lajas de pizarra con forma trapezoidal que desemboca en una cámara circular con otra más pequeña anexa a ella. Posiblemente el revestimiento de pizarra de debe a algún ritual mágico o a un culto devocional, todo ello derivado de que los ídolos encontrados o sus representaciones se hallan realizados igualmente en pizarra.

El “Tholos de las Canteras” fue ampliamente estudiado y excavado por Víctor Hurtado y Fernando Amores en 1982. Está formado por una cámara circular de unas dimensiones cercanas a los 2 metros de diámetro, está recubierto con lajas de pizarra su pasillo y su techo. Una pequeña escalera nos facilita el acceso a su interior encontrándonos con el pasillos y dos accesos más, uno de ellos con la entrada del pasillo y el otro con entrada a la cámara. Un monumento al Saber megalítico que esconde mucho más de lo que podemos ver o simplemente intuir.

La zona del Yacimiento de Gandul también recibe el nombre de “La Ciudad Perdida de Gandul”. Para mucho era sólo mitología, pero los últimos descubrimientos arqueológicos nos dicen que una de una antigua civilización se asentó en la vieja tierra de Alcalá de Guadaíra.

Le recomendamos visitar Almadén de la Plata, esta localidad conserva en su pedigrí dentro del megalitismo rezumando el sabor añejo del neolítico. Para los amantes de la arqueología, pueden visitar aquí una Necrópolis de la edad del bronce llamada “La Traviesa” que nos vamos a permitir enseñarles…

Ubicada junto a la ribera Cala, está considerado como Necropolis-Museo del Bronce “La Traviesa”, es de especial interés debido a que se puede visitar el poblado y la necrópolis, ambos de las edades del Cobre y del Bronce, distante entre si apenas 1 kilómetro. La necrópolis cuenta con 26 enterramientos, uno de los mayores del suroeste peninsular. En la necrópolis destaca el enterramiento del líder de la comunidad donde podremos encontrar diferentes enseres tales como una alabarda dé bronce y otros recipientes.

En Almadén de la Plata también les recomendamos visitar el llamado Cerro de los Covachos, dedicado a la extracción del mármol en sus canteras. Destaca su laberinto de 520 metros, llegaremos a él atravesando parte del Camino Mozárabe de Santiago.

Una vez en la cueva encontraremos los vestigios del hombre primitivo a través de los restos arqueológicos la época Calcolítica (3.000 a.C.), del Neolítico reciente (6.000 a.C.), hasta llegar a el Bajo Imperio Romano (S.IV-V d.C.). La riqueza decorativa es altísima, hallaremos más de 150 puntos de arte rupestre y, según la Sociedad Espeleologíca Geos, podremos hallar “grabados con dominio de líneas y retículas, y pinturas esquemáticas con puntos de color rojo y trazos en negro”.

En Almadén de la Plata destaca el observatorio de Sevilla que tiene en la limpieza celeste, y la poca contaminación luminosa, de la zona tiene su ubicación oficial. Es sin duda uno de los grandes lugares de Sevilla, y también de los más desconocidos.

La siguiente parada se la proponemos en la localidad de El Ronquillo, que se encuentra a 43 kilómetros de la capital hispalense, en plena “Ruta de la Plata” y de claras, y evocadoras, reminiscencias templarias. Allí podremos asistir a un ceremonioso ritual que se celebra la “Noche de San Juan”, noche de brujas, de una manera ancestral, en dicho ritual se unen el embolismo y la naturaleza, tal como lo hicieron sus antepasados conocedores de las leyendas y tradiciones que nos unen a la Madre Tierra, la misma Madre Tierra de los estudios geobiológicos.

La Luisiana está separada de Sevilla por 69 kilómetros de distancia mediando la misma Historia entre ellos. Es Carlos III quien mandó traer a gentes de Alemania para colonizar esta localidad en un proyecto que ocupaba toda la Sierra Morena. Existen unos baños romanos de importancia para visitar, ya que sus aguas tienes fama de curativas.

Del periodo paleolítico y Neolítico, ubicados entre la época del Bronce y la Tartésica encontramos numerosas piezas en la zona, piezas que nos habla de un pasado ligado a la civilización tartésica. Del período Íbero-Tartésico tenemos piezas pequeñas pero relativamente abundantes, que dan idea de aglomeración rural en la época. Del período romano encontramos más de una treintena de yacimientos registrados indicándonos una gran importancia económica la de La Luisiana. Esta importancia económica se derivaba de las explotaciones de uso agrícola, dedicadas al cultivo y producción de aceite de oliva, el llamado “Granero de Roma” seguía teniendo una gran importancia para el Imperio, además estaba ubicada cerca de la “Vía Augusta” y próxima a las colonias romanas de Obúlcula (La Monclova) y Astigi (Écija). Aún se conservan los “Baños Romanos” de La Luisiana, la estela funeraria de “Rústica Caccosa” y el miliario de Constantino el Grande, que pueden contemplar (y admirar) en el Museo Arqueológico de Sevilla.

Morón de la Frontera está a 65 kilómetros de Sevilla, su origen como asentamiento se remonta a la época del Calcolítico, en esta bella localidad sevillana encontramos nuevamente las huellas del pasado más remoto, más olvidado…las huellas de los lugares cargados por la energía de Gaia y que estos habitantes del planeta Tierra parecen haber olvidado. Sus dólmenes son visitables y sin duda componen un lugar de Poder. Se les llaman “Dólmenes del Hoyo Gigante”.

Estos dólmenes son especialmente significativos ya que demuestran el activo pasado calcolítico de la zona. Se encuadran dentro del Paleolítico Medio (cerro de Santiesteban), y la “joya de la corona” la componen los restos hallados en los dólmenes de la Morona (Hoyo del Gigante), Armijo, Las encarnaciones. Igualmente importantes son los ídolos íberos factura ibérica encontrados en el Lucurgentum, hoy en las cercanías de la Base Aérea de dicha localidad. Igualmente encontramos restos de la cultura romana, visigoda y musulmana.

Más adelante, por esta misma carretera de Morón que nos llevaría irremediablemente a ese gran Lugar de Poder que es la malagueña Antequera nos encontramos con la localidad de Osuna, es otro de esos pueblos con una historia y un especial encanto. Su pasado se remonta al año 1000 antes de Cristo. Turdetanos y romanos la hicieron grande, convirtiéndola en una gran ciudad museo. Debe visitar su Museo Arqueológico, y deténgase a admirar las reproducciones de “Las Tablas de Osuna” o el “Toro de Osuna”, datados del siglo V a.C. Pero es sin dudas la necrópolis de las Cuevas la que centra nuestra atención y tiene un interesante bagaje en la muestra de su pasado turdetano.

La riqueza del yacimiento de las Cuevas reside en ser de los pocos que se conservan teniendo sus enterramientos agrupados en cuevas artificiales. Igualmente se han conservado restos pictóricos datados entre el siglo I y II d.C. En estos enterramientos destaca sobre todo las prácticas funerarias, varios enterramientos siguen el rito de la inhumación, y se tiene la sospecha que se practicó la cremación. El yacimiento de las Cuevas es parte del Legado Andalusí, Artealia, Caminos de Pasión y Ruta del Flamenco.

Si tiene la ocasión no deje de visitar la “Petra” de Osuna, un monumento excavado en la roca que nos recuerda indefectiblemente a la ciudad nabatea de Jordania. Su nombre: el Coto de las Canteras.

Más allá de Morón de la Frontera y Osuna está la localidad de Pedrera, casi en los límites de la provincia, a unos 120 kilómetros de Sevilla. Conocidas, y célebres, son las apariciones de la No-Virgen de la Bola; pero tiene Pedrera un lugar mágico, un lugar mágico y revitalizante: el Arroyo del Búho, cuyas aguas tienen el poder y la energía, gozando de propiedades curativas muy recomendables para la salud humana y las afecciones de la piel.

Si subimos a la Sierra Norte sevillana hemos de hacer parada en San Nicolás del Puerto, no tiene pérdida ya que su puente de piedra romano sobre el río Galindón le guiará. En verano una compuerta retiene el agua y crea artificialmente una zona de baño pública que se denomina “La Playa de San Nicolás” de la cual hemos disfrutado en numerosas ocasiones. En San Nicolás del Puerto hemos de buscar la “Cuevas de los Tobales” –en el curso del Hueznar- que destaca por estar bellamente “adornado” –naturalmente- de estalactitas y estalagmitas, es un lugar de corrientes telúricas que harán las delicias de los amantes de las cuevas y cuya energía nos renueva.

En las proximidades de Sevilla está la siempre bella localidad de Utrera, a 33 kilómetros, en ella todas las culturas se detuvieron y de todas tenemos vestigios. Contemple en ella su Madonna del siglo XVI que dicen de factura del propio Leonardo Da Vinci. Pero busquemos sus lugares de poder y busquemos su necrópolis romana llamada Oliver Alto, donde se encontró un centenar de enterramientos o los enterramientos de la Parroquia de Santiago el Mayor, en cuya cripta se conservan milagrosamente algunos cuerpos momificados.

Cómic nº135, junio 2019, “Voces del Misterio”: TASSILI

Antonio Gago nos obsequia con un nuevo cómic, el número 135, para “Voces del Misterio”, sobre todos los temas que tocamos en el programa, hoy con “TASSILI” . Además recuerda que tienes disponible en LIBRERÍAS el libro “LAS VIÑETAS DEL MISTERIO” (Ed.Samarcanda, Antonio Gago, 2017), CÓMPRALO.

Puedes descargarlo en pdf de: Comic 135 – Tassili

Resultado de imagen de las viñetas del misterio

 

Jose Manuel García Bautista: «El misterio se vive intensamente en Sevilla»

Hablar de Jose Manuel García Bautista es hablar de uno de los rostros y firmas más reconocidas y prestigiosas de España en cuando a la divulgación del misterio y la Historia heterodoxa se trata, de una persona que aúna su experiencia al periodismo para, cargado de argumentos, hacernos ver que “hay otros mundos pero están en este”. Hoy descubrimos, de la mano de la periodista Laura Montes, al otro Jose Manuel García Bautista.

Llevas más de 20 años en la profesión, ¿cuál es la clave para mantenerse?

En cierta ocasión un buen amigo, mi querido Juan Antonio Cebrián, director y alma de “La Rosa de los Vientos”, me dijo que la constancia era la clave de todo. Constancia, perseverancia, perseguir los sueños y hacerlos realidad. El ánimo por divulgar, por comunicar, por hacer llegar la esencia del misterio, de todo lo que desconocemos a las personas que se interesan por estos temas.

Otro buen amigo, Alejandro Rubio, me decía aquello de “lo difícil no es llegar sino mantenerse”; para mí cada día es un examen en el que yo mismo me evalúo, no hay un pasado ni un mañana, sólo un presente que es hoy y sólo me cuenta lo que hago hoy y hoy trato de dejarme el alma en ese mismo empeño, aunque muchas veces te dejes el alma y una vida en ello.

Quizás el secreto, la clave, sea esa constancia y mantener viva la llama de la pasión por todos estos temas, aunque yo soy un curioso de la vida, no sólo del misterio.

¿Cómo empezó tu interés por el misterio?

Resultado de imagen de misterioPues hace ya mucho tiempo, demasiado, más de 30 años, cuando en el pueblo de mi madre, en Constantina, en plena Sierra Norte de Sevilla, nos contaban historias de fantasmas, de OVNIs, del tesoro perdido de los tartésicos en aquella zona, de la Santa Compaña, del juego del vaso, la ouija, y muchas más cosas que a un niño le abría los ojos, como platos, que luego le quitaban en sueño y no se atrevía a ir a un “lejano” aseo pero que, con el tiempo, aquella semilla sembrada germinaría en alguien que adquiriría un compromiso con todos estos temas, más allá de cualquier consideración y libre de los siempre malos prejuicios.

Ese fue el momento en el que comenzó el “veneno” del misterio a hacer su efecto, bendito veneno que tantas satisfacciones (y algún disgusto) me ha proporcionado.

¿Quién o quiénes te dieron la primera oportunidad para empezar en este mundo de la divulgación y la comunicación?

Tendríamos que viajar muy atrás en el tiempo, mediados de la década de los 90 cuando llegó a mis manos un caso y me contestó, en aquella época, un redactor de la revista “Más Allá”, llamado Javier Sierra y sería él quién me orientara en saber con quién podría hablar e, incluso, algunos contactos de interés como sería Ignacio Darnaude (que sería luego un buen amigo y que falleció hace no demasiado). Al fin y al cabo sería algo más que un inicio, él me enseñó el valor del compromiso y el espíritu de ayuda, desinteresada.

Con el tiempo escribiría en aquella mítica “Más Allá” y mi camino estaría hecho como lo está ya, hoy creo que tuve suerte que alguien como él –al que considero un amigo- se pusiera a contestarme y aconsejarme, a llamarme por teléfono y hablar con aquel sevillano que llevaba ya pasos dados pero que él se encargó de dar el empujón definitivo.

¿Hay alguna historia de misterio que te haya marcado especialmente?

Hay varias, sobre todo aquellas que he tenido la oportunidad de vivir más de cerca como el caso del restaurante “Viandas” donde estuvimos un año y ocho meses investigando y nos pasó de todo. Algunos dijeron que se trataba de un fraude pero los que allí investigamos somos los que podemos hablar de su realidad o no y a mi aquello me impresionó, desde los testigos que prestaron testimonio hasta nuestras propias vivencias en un lugar en el que decían que se aparecía un fantasma y dejaba sentir sus efectos en todo aquel que trabajaba o visitaba aquel lugar de restauración. Su grado máximo de apogeo fue cuando en el transcurso del programa “Milenio3” –del cual era jefe de corresponsales- se desató todo en directo. Fue muy impresionante el caso y guardo muy buenos recuerdos de él y de todos los amigos que participamos en aquella aventura maravillosa.

Hay otros casos como el de la Facultad de Bellas Artes o el Sanatorio de los Muertos, de Tiro de Pichón en Huelva o los casos que, actualmente, estoy investigando junto a mi gente de confianza y que, desde luego, no nos deja indiferentes.

Quizás los casos privados en domicilios particulares son los que más inquietud provocan por el ambiente familiar crispado, por las confidencias, por la privacidad propia y por qué se viven, en directo, hechos a los que nos cuesta mucho trabajo encontrar explicación racional, que son siempre las primeras que barajamos.

Cuando tratas casos paranormales, ¿pasas miedo o para dedicarse a esto no se pueden tener temores de ningún tipo?

Si te digo que no paso miedo te estaría mintiendo, se pasa miedo, claro que sí. Nunca se sabe dónde te estas metiendo ni donde te metes, quién –físico y no un fantasma- te puede sorprender o si, llegado el caso, ese mismo suceso inexplicable te puede afectar o atacar. Todo es posible.

Siempre se debe tener miedo pues el miedo protege, es un mecanismo de defensa, es una herramienta que tenemos para no ser inconscientes, para no arriesgar de forma alocada. El pellizco, como se dice, siempre se lleva dentro, es ineludible no tenerlo. Cuando vas pasando más tiempo en un sitio se va aplacando todo, se va calmando todo, pero cada nueva investigación supone reiniciar ese mismo estado.

Si tenemos, o tengo, la suerte de vivir algo ya es difícil de describir lo que se siente, es un disparo de adrenalina fortísimo que te pone en contacto con emociones que, seguramente, jamás soñaste en tener pero que ahí estás… Sintiendo, viviendo. Es la grandeza del misterio: por muy mal que lo pases siempre quieres volver a encontrar respuestas.

¿Por qué la información de misterio genera tanto interés entre la audiencia?

En los últimos años ha cobrado un gran auge, mucha fuerza. Si hace unas décadas (no hace tanto) estos temas eran minoritarios, casi marginales, dedicados a un sector mínimo, donde ver un documental de Fernando Jiménez del Oso o Juan José Benítez parecía relegado a unos pocos hoy, hoy día, se ha constituido como uno de los nichos de audiencia con mejores resultados más allá de la información general. Un nicho de audiencia, de radio o televisión, que viene formada de un trabajo hecho años atrás en radio y en prensa que con el salto a televisión, con programas como “Cuarto Milenio” o todas las series que implican un punto de misterio, han hecho que los resultados en los índices de audiencia sean más que dignos y destacados.

Hay un cambio de mentalidad, los jóvenes de ayer interesados en estos temas son los adultos de hoy y eso arrastra a muchas personas que han dado un relevo generacional en los gustos. Es muy curiosa la sociología de todos estos temas a nivel de medios de comunicación, digna de estudio, donde todo es un compendio de factores que van más allá de la simple curiosidad por ver un programa (o escuchar) de estos temas, ya es seguir todo lo que se pueda aportar en una Era, la de la Comunicación, en la que tenemos canales en la red y las redes sociales, para debatir y cansarnos de leer, escuchar y ver.

Es una suma de todo, todo ha ayudado, desde aquellas primeras semillas que pusimos desde la radio hasta el germinar de esa flor que es el resultado que estamos viviendo hoy.

¿El periodismo es un buen vehículo para contar y transmitir la historia?

El mejor, por qué tenemos la capacidad de saber contar esas mismas historias desde muchos puntos de vista, desde la asepsia del periodista, la subjetividad de un testimonio, la reserva escéptica del que duda, la credulidad del que se deja llevar, el espíritu científico del que trata de encontrar respuestas racionales. Tenemos una “atalaya” incomparable.

No se trata de escribir, se trata de transmitir, de comunicar, de expresar, de hacer sentir, de emocionar… Eso lo da los años de oficio y escribir con el alma, más aún si el que lo narra lo ha vivido con años de experiencia a su espalda. No hay mejor vehículo que esta bendita profesión a la que nos dedicamos, dura, ingrata a veces, pero que tiene sus recompensas.

Sabes que yo me dedico durante mi día a día a ser redactor de temas propios de una redacción y luego, cuando me quedo libre, llega el momento de contar –si la hay- una buena historia donde lo inexplicable esté presente y hacer efectivo aquello de “la realidad siempre supera a la ficción”.

¿Sevilla es una ciudad enigmática?

Sevilla es ciudad de misterios, de leyendas y de historias secretas. Es algo que me llamó mucho la atención en su día. Con motivo de escribir mi primer libro, fíjate que fue por qué no encontré ninguno que hablara de misterios, eso que dejó anonadado y me dije aquello de “esto hay que arreglarlo” y me puse a ello. No quedaba otra.

Sevilla tiene una gran cantidad de hechos sobrenaturales, en su Historia, documentados, y luego los que hemos ido sumando los que hemos dedicado parte de nuestro tiempo a investigarlos, que parece que no pero hay muchas personas dedicadas a ello.

Los misterios de hoy pueden ser las leyendas del mañana, como la eterna de Susona en el Barrio de Santa Cruz u otras muchas que podemos “coleccionar” al pasear por Sevilla.

Yo le pediría al sevillano, o al que visita nuestra ciudad, que se deje llevar por las callejuelas perdidas y que respire hondo… Huele a azahar y tras ese aroma puede estar Ithimad o una “dama de blanco” que pasea agarrada a una barandilla de una desvencijada casa… ¿Quién sabe? Sevilla tiene esas cosas, esa magia.

Jose Manuel García Bautista: «El misterio se vive intensamente en Sevilla»

Si tuvieras que quedarte con algún personaje de la historia de Sevilla, ¿cuál elegirías? ¿Por qué?

Si dudarlo con Miguel Mañara, para mi resume a la perfección la idiosincrasia del sevillano, la picaresca, lo truhan, lo desvergonzado, el libertinaje pero, por el contrario, también el caballero, la honradez, la humildad, la ayuda, el socorro, la transmutación misma no del alquimista sino de la persona, la metamorfosis interna que todos sufrimos alguna vez, a la que nos lleva la vida misma.

En su caso, por tener también su misterio, por haber visto su propio entierro, su propia muerte, quizás una quimera, quizás una metáfora de lo que es estar muerto en vida cuando se tiene una vida vacía. No hay personaje más fascinante y más decisivo en Sevilla que él.

¿Crees que los sevillanos conocen bien las historias que esconde su ciudad?

No, mi querido sevillano desconoce tanto de su ciudad que cuando explico algo a un grupo, en mis guías, se quedan perplejos de las cosas que aprenden y que desconocían. Ese es el mejor pago que se puede tener: irte a casa sabiendo que has enseñado cosas nuevas, que le has mostrado otras historias desconocidas, y reales, a uno de aquí… Eso no tiene precio.

Al sevillano hay que formarlo desde pequeñito, hay que ir enseñando no que Sevilla es una ciudad de misterios sino que es una ciudad de historias eternas, yo lo hago altruistamente en los colegios y me fascina ver la carita de los niños, asombrados, cuando le hablas de Tartesos, de Hércules, de Julio César… No como un catedrático sino como aquel que quiere que esos hombres del mañana te entiendan, no hay nada más bello.

A lo largo de todos estos años, ¿has notado un mayor interés de los lectores por estos temas de misterio?

Si, inexcusablemente es así, fíjate que hace años era impensable el florecer de estos temas en diarios prestigiosos de la ciudad, eran vistos como temas curiosos pero nada más, quizás no lo veían –hace años- serio. Pero esas taras quedaron eliminadas cuando comprobaron que hay profesionales muy buenos tras estos temas, que no sólo investigaban sino que escribían y lo hacían muy bien y, para colmo, sus artículos se leían y eran demandados por los lectores, era la época del cambio. Mucho ha pasado desde aquellos tiempos en los que nos matábamos con convencer que estos temas se leen… Hoy ya saben que se leen y te buscan y es un placer y un privilegio poder compartir tanto con tantos y comprobar como en ese ranking de lecturas del día el tuyo, tú artículo de misterio, está entre los destacados y preferidos.

Es la cultura del misterio pero sobre todo es la Cultura. Todo lo que implique leer, lo que implique adquirir conocimientos, es una labor gratificante que estos años a eclosionado como una flor en primavera, el misterio vive su particular primavera como todos estos temas.

Con tantos trabajos y proyectos en los que te encuentras inmerso, ¿te queda tiempo para investigar nuevos casos?

Tiempo tengo muy poco pero procuro siempre sacar algo de tiempo para ir a un sitio al que nos han llamado y en el que han depositado la confianza para que les ayudemos o, simplemente, un sitio del que nos han contado una historia sorprendente y vamos a investigarla.

Le robo horas al sueño, mi mejor amigo es mi anti ojeras –sí, el anti ojeras- con el que luego, en televisión o en la vida, disimular el cansancio, unas veces más patente que otras. Pero siempre hay que estar en contacto con la materia que forma mi sueño de misterio. Eso me da vida.

Porque… ¿está todo ya investigado y contado o queda mucho por conocer?

Queda muchísimo por conocer y yo sólo tengo una vida para hacerlo y poder compartirlo. Hay muchos casos que no salen a la luz pública y son muy interesantes, casos secretos o confidenciales que investigamos y que quedan sólo con la satisfacción de haber ayudado a alguna persona, eso es muy satisfactorio pero frustrante –también entendible por el compromiso con el testigo-.

Los mejores casos los que tienen Policía Local, Policía Nacional, Guardia Civil o el Ejército, y te garantizo que son muchos y muy buenos, pero eso es otro nivel que yo, aunque conozco y he investigado –o investigo con ellos- no estoy autorizado a divulgar, pero habrá novedades…

Queda mucho por conocer.

Jose Manuel García Bautista: «El misterio se vive intensamente en Sevilla»

Si no te hubieras dedicado a esto, ¿dónde crees que trabajarías?

La verdad es que uno acaba donde le pone la vida, a mí me puso en el periodismo pese a haber estudiado otras cosas… Fíjate que durante años fui jefe de un servicio relacionado con los medios de pago en una Caja de Ahorros de Sevilla y, por lo que dicen, era muy bueno en lo mío. No sé, más bien me dedicaba a otra cosa, a los “Medios de Pago”, que era mi ocupación principal y fue el periodismo el que llamó a mi puerta hace más de 20 años y me cambió todo.

¿Qué es lo mejor y lo peor de la investigación de casos paranormales y el misterio?

Lo mejor la experiencia y la de amigos que haces en este camino, duro, del misterio. Eso es lo mejor, sin duda alguna: experiencias y amistad.

Lo peor son los egos, las habladurías, los comentarios malintencionados, el daño, las apariencias, las guerras internas… El “yo soy más que tú” o “ese caso es mío por qué yo lo vi antes”… Yo vivo aislado de eso, trato de llevarme bien con todos y mi camino es la divulgación y no estar quemado tras un teclado criticando a unos y otros. Creo que no debemos malgastar el tiempo en batallas absurdas o en envenenarnos con las redes sociales (en todos los ámbitos, con su parte mala). La vida y el misterio son maravillosos como para desperdiciarla.

¿Quién es Bauti y quién Jose?

Bauti es el “personaje” público, el divulgador, el periodista, el que pone cara y datos a los casos inexplicables que narra, el guía con desparpajo, con “cara”, con simpática desvergüenza como lo hace delante de un micrófono o de una cámara o en blanco sobre negro, el que disfruta contando cosas “raras”, el que parece que no tiene miedo a nada, el que pasea por Sevilla y le detienen a decirle lo que le gusta lo que escribe o lo que habla, a firmar un autógrafo, una fotografía, o agradecer el cariño de las personas, con la amabilidad y respeto que todas merecen.

Jose es el auténtico, el que sufre y las pasa moradas a diario con su trabajo, con el día de mañana, el hoy, el que trata de vivir el momento, el que es muy tímido, muy reservado, el que prefiere pasar desapercibido, al que le gusta más observar y escuchar que hablar, el que sufre miedo escénico, fotofobia, el que prefiere la tranquilidad a la luces de neón, el que disfruta con sus amigos, con una buena lectura o con una película de amor en buena compañía, el que pasea por Sevilla y se deja llevar por la ciudad allá donde sus pasos le lleven. El que prefiere dar a recibir y el que siempre estará en deuda con el cariño que recibe.

¿En qué proyectos te encuentras sumergido en la actualidad? ¿Puedes adelantarnos algo de tu próximo libro? ¿Cuándo saldrá a la venta?

Bueno, lo siguiente será un viaje lleno de Historia, de Enigmas y de Leyendas en tierra de arenas eternas (perdona que sea tan críptico pero muchos ya sabrán por donde voy…). Era un reto desde hace años acariciado por mí y al que le ha llegado la hora. Luego vendrán dos proyectos más, entregados ya, en el que mi registro cambiará y en el que no tendrá como eje el misterio, es diferente aunque la vida misma, en sí, es un misterio.

¿Un sueño por cumplir?

Ser feliz siempre y hacer feliz a los demás.

Cómic nº135, junio 2019, “Voces del Misterio”: TASSILI

Antonio Gago nos obsequia con un nuevo cómic, el número 135, para “Voces del Misterio”, sobre todos los temas que tocamos en el programa, hoy con “TASSILI” . Además recuerda que tienes disponible en LIBRERÍAS el libro “LAS VIÑETAS DEL MISTERIO” (Ed.Samarcanda, Antonio Gago, 2017), CÓMPRALO.

Puedes descargarlo en pdf de: Comic 135 – Tassili

Resultado de imagen de las viñetas del misterio

 

A %d blogueros les gusta esto: