El enigma de los OSNIs en Andalucía y España

JOSÉ MANUEL GARCÍA BAUTISTA  / El Correo de Andalucía

El término OSNI es una clara referencia al fenómeno OVNI pero localizado en el mar. Un OSNI sería el acrónimo de Objeto Submarino No Identificado y serviría para definir a un objeto desconocido que aparece o se sumerge en el agua.

Resultado de imagen de osnisSería difícil definir cuando surge la primera observación de un objeto desconocido bajo la superficie del mar que fuera observado por testigos aunque ya en las crónicas de los viajes de Cristóbal Colón se habla de extrañas luminiscencias bajo la superficie del mar.

A lo largo de tradiciones y leyendas en todo el mundo hay numerosas descripciones de tan increíbles objetos que tienen la capacidad de entrar o salir del agua, emanar una extraña luz o moverse a gran velocidad y maniobrabilidad.

Referencias legendarias podemos encontrar en pasajes sumerios, babilónicos o en las culturas mesoamericanas.

Igualmente son numerosas las bitácoras de barcos que desde la historia moderna de la navegación dejan reflejados incidentes con tan enigmáticos y desconocidos objetos.

Por el desconocimiento de su propia naturaleza, el fenómeno OVNI es desde mediados del siglo XX uno de los enigmas y misterios más apasionantes que nos rodean. Desde 1947, fecha en la que Kenneth Arnold divisó una formación de “platillos volantes” sobre Monte Rainer (EE.UU.), este fenómeno ha evolucionado desde vertientes que contemplan los encuentros cercanos, avistamientos, abducciones, VdD (visitantes de dormitorio), implantes, mutilaciones, experiencias de laboratorio e incluso algún que otro crimen al más puro estilo de las novelas negras…

Es un fenómeno complejo de estudiar debido a la amplitud del mismo y a las muchas teorías que sobre los mismos existen y que son ampliamente desarrolladas por cada ideología investigativa (errores de percepción, sociología, psicología, anomalías, fraudes, etc…).Sin embargo y con rotundidad se puede afirmar, sin reservas, la indudable realidad del fenómeno OVNI. Atendiendo a su propia literalidad podemos decir que este fenómeno como tal es REAL.

Con frecuencia hablamos del fenómeno OVNI refiriéndonos siempre a visitantes que provienen del exterior, de algún punto de nuestro infinito universo. Visitantes de lejanos mundos interesados en nuestro planeta. Colonizadores espaciales con escala en el planeta azul… Sin embargo son pocos los que se han parado a estudiar el fenómeno como inherente de nuestro propio planeta: ¿y si ya estuvieran habitando entre nosotros y en nuestro planeta? Sin dudas sería una posibilidad contemplada pero no profundamente estudiada. El lugar idóneo para habitar nuestro planeta y pasar “desapercibido” lo tenemos en un 70% del mismo: EL MAR.

Las grandes masas acuáticas que pueblan y cubren gran parte de nuestro planeta constituye el marco idóneo para asentar bases submarinas de visitantes exteriores que a estas alturas pueden estar poblando las mismas desde mucho antes de la existencia de nuestra civilización.

En antiguas y viejas epopeyas y leyendas sumerias e indias ya se habla de extraños visitantes surgidos del medio acuático y convertido en dioses para los nativos por su espectacularidad. En la leyenda de Gilgamesh -el hombre -pez- tendríamos una buena muestra de un ser surgido del agua de extraña apariencia (¿podrían confundir su apariencia con trajes similares a los de buceo, todo llenos de tubos y especies de neoprenos?).El Mahabharata también relata extraños artefactos e ingenios que emergían y sumergían del agua a voluntad y total control, naves denominadas “vimanas” que en la antigüedad o épocas pasadas realizaban proezas envidiables para nuestros modernos aparatos de combate…E incluso se describe lo que para muchos es una guerra nuclear entre pueblos enemigos y de los que habría “pruebas” a tenor de los enigmáticos suelos cristalizados por la acción de las altas temperaturas que fundieron la arena hasta convertirla en una superficie de cristal. Hasta ahora, ese efecto sólo se ha conseguido en las pruebas atómicas realizadas en Alamogordo en los EE.UU…

Muestras como estas abundan en nuestro panorama ufológico y paranormal pero no sólo los OVNIs son vistos en nuestros cielos también en ufología se estudian los denominados OSNIs u Objetos Submarinos No Identificados, éstos últimos constituyen el complemento en el medio acuático. Es decir, los OSNIs son al agua lo que nos OVNIs son al cielo.

Los OSNIs han sido un tema de frecuente controversia en los debates de nuestra sociedad en cuanto son muchos los objetos submarinos que recorren las aguas de nuestro planeta y se prestan a confusiones. Naves de guerra, de reparaciones, de cableado transoceánico, etc…,realizan múltiples trabajos de diferente índole bajo nuestras aguas, no obstante hay otras observaciones que no tienen una explicación razonable y que constituyen un misterio acuático…Extrañas formaciones nubosas que descienden del cielo para sumergirse posteriormente en el agua, extrañas luces y esferas luminosas que tras un espectacular vuelo sumergen en el agua, misteriosas luces que recorren a gran velocidad las entrañas marinas, enigmáticas estelas luminosas que son observables bajo el mar por incrédulos espectadores terrícolas al más puro estilo de Julio Verne en la observación de los ataques del “Nautilus” en su obra “20000 leguas de viaje submarino”, extrañas formas detectadas por los sonar bajo el mar, increíbles persecuciones marinas tras la huella y estela de luces bajo el mar, escondites OSNIs y extrañas perturbaciones electromagnéticas en nuestras aguas forman el misterio OVNI-OSNI de nuestro mundo en el medio marino.

No nos tenemos que ir a los lejanos países escandinavos para encontrar estos misterios, también en nuestro Mediterráneo tenemos unas buenas muestras de todo ello. Fue el genial D. Antonio Ribera el que en su libro “Los Doce Triángulos de la Muerte” nos pone al corriente del significado y realidad de los Objetos Submarinos No Identificados (OSNIs).En nuestro mar Mediterráneo se produjeron choques con misteriosos objetos submarinos no identificados allá por la década de los 70. El buque tunecino “Tabarca” y el italiano “Angelino Lauro” sufrieron en sus cascos el ataque de esta versión submarina de los Ovnis. En España se tiene registrados varios casos oficialmente, uno de ellos es el que se produjo en la localidad de Alcocebre (Castellón) en este bello lugar un pescador pudo ver el 26 de Julio de 1970 (Domingo) un gran objeto alargado que descansaba sobre el fondo marino. Completamente metálico sin soladuras ni remaches llamó poderosamente la atención del testigo, al día siguiente había desaparecido…

Otro caso registrado se produjo en aguas murcianas, el tarraconense –afincado en Murcia- D. Francisco Simó Orts, más conocido como “Paco el de la Bomba” por ser la persona que señaló el lugar donde se podía ubicar -aproximadamente- la cuarta bomba H perdida en la colisión aérea en el B52 y la nave KC135 sobre la localidad de Palomares el 17 de enero de 1966.

La historia de D. Francisco Simó en sencilla, se encontraba en Cabo Cope faenando el 12 de Octubre de 1967 con su embarcación “Agustín y Rosa” -de unos 20 mts. de eslora y 70 toneladas- cuando atraparon en sus redes lo que en un principio creyeron que podía ser un extraño animal que tiraba con fuerza de ellos hacia aguas argelinas. Al no poder liberarse de él y existir un calado de 900 metros de profundidad, nuestro protagonista que desde el acontecimiento de la temida bomba atómica perdida había conservado buenas amistades entre los cargos de la Armada Española, decidió llamar por radio en solicitud de ayuda. De inmediato de desplazó un dispositivo militar de considerables proporciones en auxilio de la embarcación de pesca en peligro. Tras poder liberarse de su “lastre” se comprobó como las redes aparecían (aparejos) cortados como por unas tijeras gigantes de forma limpia y todos se preguntaron cómo y que había podido tirar de su embarcación con tanta virulencia y cortar las redes de forma tan magistral… La historia de D. Francisco Simó pasará a los anales de la ufología como uno de los primeros encuentros cercanos con los denominados OSNIS.

En nuestro litoral gaditano-onubense también tenemos claros ejemplos de este fenómeno ufológico. Los OSNIs han sido divisados desde nuestras costas entre la sorpresa e incredulidad de los testigos. El pasado año fue vista en la playa de Matalascañas (Huelva) -a primeros de Septiembre de 1998 y al anochecer- una extraña formación luminosa compuesta por tres esferas luminosas que dejaban visible su estela submarina luminosa bajo el agua para ir poco a poco y separadamente emergiendo hasta quedar elevada sobre la superficie ,posteriormente F.J.G. e I.D.S. pudieron ver como las tres extrañas esferas se elevaban sobre el mar y con una bella alternancia de colores se dirigían hacia Huelva y Portugal al Oeste de nuestra Península…

Mirando atrás en el tiempo estas intrigantes luces han podido ser vistas en varias ocasiones misteriosas formaciones de nubes lenticulares que en formación surcaban nuestros cielos de forma antinatural al ir en sentido inverso a la dirección del viento… Caso como el registrado en Punta Umbría (Huelva) el día 18 de Agosto de 1999 por la familia de Agustín López. También Cádiz -según informó Federico Neddermann- se pudieron ver estas extrañas formaciones e incluso en la gaditana localidad de Sanlúcar de Barrameda.

También hemos tenido constancia de dos acontecimientos que están relacionados directamente con estos hechos y los misteriosos OSNIS. El primero de ellos lo tenemos el pasado día 25 de Agosto de 1999 (Miércoles) sobre las 14´15 h. Cuatro jóvenes sevillanos habían alquilado en la localidad gaditana de Chipiona una embarcación de recreo a pedales durante una hora .Se alejaron bastante de la costa y comenzaron a jugar en el agua teniendo a mano siempre la embarcación. Diego Moreno, Elena Delgado, Rafael Domínguez y Paula Gómez disfrutaban del día de playa (se encontraban de vacaciones la segunda quincena de Agosto en esta localidad) cuando bajo sus piernas vieron una extraña e intensa luz, alertados el grupo de jóvenes subieron a la embarcación y desde ella contemplaron la superficie como había algo que se movía bajo ellos de gran tamaño y que según nuestros testigos no podía ser ni el reflejo del sol ni ningún buzo con equipo de iluminación. Aquel objeto iba y venía y pasaba una y otra vez bajo la embarcación de pedales asustando a nuestros testigos que vieron como esta extraña luz iba de un lado a otro, daba vueltas en torno a ellos y les acosaba. Su susto concluyó cuando escucharon a una motora-zodiac de la Cruz Roja inquiriéndolos a acercarse a la línea de playa. En esos momentos la luz pareció esfumarse y concluyó el acoso a nuestros protagonistas. Al llegar a la playa pisaron tierra firme y dejaron el agua para otro día en el que tuvieran menos sobresaltos…

El segundo avistamiento-encuentro OSNI se produjo en la localidad de La Jara cerca de Chipiona y Sanlúcar de Barrameda sobre las 20´40 he esta ocasión dos jóvenes que se encontraban paseando por la playa al atardecer vieron como una extraña esfera luminosa descendía lentamente y alternando sus colores al agua para sumergirse y bajo la superficie acuática comenzar a moverse en dirección y diagonal mar adentro por Chipiona. Amparo y José Joaquín Hidalgo aún no saben que pudo ser aquello que viniendo del cielo se sumergió bajo el mar para dirigirse -Dios sabe dónde- a algún punto oculto bajo aguas gaditanas…Dos nuevas pruebas de la real existencia bajo nuestras y en nuestras aguas del misterio de los OSNIs u Objetos Submarinos No Identificados.

En la noche del lunes 4 de Junio del 2001 se vio una extraña forma ovoide luminosa en las proximidades del Embalse de Bembezar, cerca del ufológico embalse del Retortillo. El testigo bajaba procedente de San Calixto en dirección a La Sevillana (localidades-pedanías de la Sierra Norte de Sevilla) cuando sobre las 21:50 h. pudo ver hacía el extremo sur del embalse una misterioso forma ovoide muy luminosa, de un color anaranjado-amarillento intenso. Joaquín R. D. pudo observar la evolución y trayectoria (sur -norte) del objeto durante unos segundos (30 seg. aprox.) para desaparecer de su visión. La misteriosa forma luminosa se movía de forma rápida y provocó interferencias en la radio del auto cuando –en cierta forma- sobrevoló el vehículo. En la fecha, hora y zona señalada no se produjeron vuelos ni experiencia militares. Se descarta tan inusual fenómeno como un caso de rareza metereológica.

Estudiando los numerosos casos de avistamientos registrados en las provincias andaluzas de Cádiz y Huelva, pude comprobar como el litoral de éstas es lugar habitual de una alta incidencia OVNI, como Objetos Voladores No Identificados. Desde hace décadas , el litoral gaditano-onubense es “visitado” de forma asidua por extrañas luces, objetos luminosos y formas voladoras de carácter y origen desconocido, al menos para nosotros…El lugar reúne una serie de características muy llamativas como pudieran ser la ubicación estratégica entre dos continentes, el paso del Estrecho de Gibraltar, bases extranjeras en “territorio español” (Gibraltar, Rota, Morón y la proximidad de Portugal) , campo habitual de experiencias con prototipos aéreos de aviones espías, numerosas instalaciones de generación eléctrica de muy diverso carácter (desde simples embalses a centrales hidráulicas o las energías alternativas como la eólica en Tarifa, centrales térmicas, etc…) , el entorno de protección mundial del Parque Nacional de Doñana, importantes instalaciones mineras en la zona (río Tinto -de auge y fama en la actualidad dadas sus condiciones de vida microbiológica en las proximidades del río según la NASA – o Aznalcóllar -“Boliden-Apirsa” de triste recuerdo-) ,la línea ortoténica que parte desde el entorno de Cádiz (según los estudios del francés Aimé Michel) y que recoge una alta casuística OVNI, la relevancia histórica de éstas dos provincias andaluzas y su posible relación con la mitológica Tartessos -que relacionan con la perdida Atlántida- en la desembocadura del Guadalquivir. Serían una serie de factores a analizar ya que los Objetos Volantes No Identificados “sienten” especial predilección a manifestarse cerca de éstos lugares…

Avistamientos como los observados cerca de nuestras costas o relativamente cerca como los son los recientes casos de Lora del Rio, Carmona, Cornisa del Aljarafe, Chipiona, Lebrija-Trebujena, Sanlúcar de Barrameda y otros tantos pueden tener un origen más cercano a nosotros de lo que en un primer momento podíamos imaginar. Tal vez nuestras aguas no sólo estén habitadas por peces…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s