Fenómenos paranormales en Triana: el ‘ente’ protector

Un mensaje de alerta de inexplicable procedencia causó pánico a un joven sevillano

En una casa del popular barrio sevillano de Triana sucedió algo que estremeció a propios y extraños del lugar. Los testigos aún están impresionados por el singular hecho y siguen sin poder creer lo sucedido.

Y es que, a veces, lo paranormal nos asalta y nos propone un nuevo reto en esta guía alternativa de conocer nuestra ciudad y su provincia desde el misterio, lo oculto y lo imposible.

Nuestro nuevo testigo vive en la calle San Jacinto, se llama Ismael y ha sido la víctima propiciatoria del misterio. Nos narra como una noche empezó a sentir mucho frío en su cuarto y empezó a mirar ventanas, puertas y cualquier hueco que hubiese y pudiera causar esa desapacible temperatura. «No encontré nada que aparentemente estuviera abierto o roto», recuerda.

A la mañana siguiente se dio cuenta de que en su mesita de noche había una fotografía de un niño montado en un caballo de juguete. Extrañado, le pregunta a su madre sobre la identidad del retratado y por cómo ha llegado a su dormitorio. Marisa, su madre, se sienta y le dice que era un primo suyo y que se la puso allí esa misma noche pues se parecía a él. Le resultó -simplemente- curioso.

Nunca pensó que pudiera traer «alguna consecuencia paranormal, pues de haberlo sabido jamás habría ni sacado la fotografía del paquete donde la guardaba, ni la habría puesto donde la puse».

A la noche siguiente, nuestro protagonista se despertó con un frío terrible y pudo ver como «una sombra pequeña se me acerca y me toca la cara con una mano gélida». Era la silueta de un niño, que se acercaba decidido a él. Aterrado enciende rápidamente la luz y comprueba que no hay nadie, piensa que pudo ser una pesadilla o una de las llamadas «parálisis del sueño» de las que ya había oído hablar.

Pero hubo algo que llamó poderosamente su atención: huellas de pies mojados y descalzos sobre el suelo de su dormitorio… Aquello sí era imposible.

Asustado se levanta y va al salón, con el corazón galopando al mil por hora. Estaba amaneciendo, y en la mortecina luz del día todo lo parecía fantasmagórico. Despertó a su madre y le contó lo que le había pasado, pero ella creyó que se debía tratar de una pesadilla o algo similar.

Llega una nueva noche e Ismael se acuesta con un jersey de lana y una linterna. Se queda profundamente dormido y, en sueños, ve a un niño de unos seis años mirándolo fijamente y gritándole, pero Ismael no puede escuchar lo que dice. Alterado se despierta y enciende su linterna y el niño está ahí mirándolo y gritándole. Su corazón late estrepitosamente y se siente desfallecer.

A la mañana siguiente, Marisa entró en el dormitorio de su hijo y vio la linterna y una fotografía con una nota en la que decía: «¡no vayas!».

Al despertar el chico, le pregunta si su primo se había ahogado en el lago donde la familia veraneaba. Ella se quedó conmocionada, pues ¿cómo podía saber esos detalles?. «Me lo dijo el niño de mis sueños, mi primo», explicó Ismael. Entonces Marisa sacó de su bolsillo la nota que había encontrado y le preguntó que a donde pensaba ir.

Ismael le dice que el fin de semana pensaba ir a una cabaña en la sierra con sus amigos, en una localidad conocida por sus lagos. La madre le convence para no hacerlo, sugestionada por el mensaje. A regañadientes el joven obedeció y se quedó aquel fin de semana en Sevilla.

El domingo, sobre las nueve de la noche sonó el teléfono. Sus amigos, que sí pasaron el fin de semana en la cabaña, habían tenido un accidente en los lagos. La barca en la que iban volcó y una corriente se los llevó estando a punto de morir.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s