La historia del proyecto de control de la mente de la CIA: LSD, hipnosis y otras prácticas destapadas por un misterioso suicidio

En 1973, el director de la CIA, Richard Helms, ordenó que se destruyeran a toda prisa todos los documentos de un proyecto con más de 20 años: el MK Ultra. Un año después, el New York Times denunciaba en sus páginas que la CIA había estado realizando actividades ilegales dentro de Estados Unidos. Sí, se refería al proyecto que Helms intentó enterrar poco antes.
Bajo el nombre de proyecto MK Ultra, la CIA se dedicó durante 20 años a realizar pruebas y ensayos secretos e ilegales. El objetivo no era otro que entender y controlar la voluntad del ser humano. LSD, hipnosis, técnicas psiquiátricas, terapia electroconvulsiva, tortura… Los métodos empleados en el proyecto eran variados y muy alejados de todo lo que se considera ético actualmente.
El incidente de Pont-Saint-Esprit
La noche del 15 de agosto de 1951, el pequeño pueblo de Pont-Saint-Esprit se vio envuelto en uno de los episodios más raros de su historia: más de 250 personas fueron invadidas por la histeria colectiva. Al menos 50 de ellas terminaron en una residencia psiquiátrica. Otros siete tuvieron peor suerte y murieron, dos de ellos por suicidio. Tiempo después, el British Medical Journal informaba que el origen del brote se debía a la contaminación del pan por cornezuelo, entre cuyos componentes está el ácido lisérgico, precursor del potente alucinógeno conocido como LSD.
No es hasta mucho después que el descubrimiento de ciertos documentos lanzaron otra hipótesis a la palestra: ¿y si en vez de cornezuelo, el pueblecito francés hubiera sido objeto de un experimento con LSD y otras drogas? Un experimento de control mental llevado a cabo por la CIA más allá de suelo estadounidense. Aunque esto es solo la hipótesis sostenida por el periodista de investigación H. P. Albarelli, lo cierto es que el bioquímico e investigador Frank Olson fue uno de los hombres enviados a Pont-Saint-Esprit durante aquellas fechas. Curiosamente, Olson también estaba implicado en diversos proyectos secretos.
Este científico ingresó en la CIA y se unió al grupo MK Ultra un año antes del suceso de Pont-Saint-Esprit, según salió a la luz después de su muerte. Su presencia y la naturaleza del proyecto en el que participaba supone una tremenda e inquietante coincidencia que autores como Albarelli no han dejado pasar: Olson conecta a la CIA con el pueblo de Francia.
Una de las cosas que quedó patente en 1974 y en 1977, cuando se revelaron más de 20.000 páginas sobre el proyecto, es que la agencia de inteligencia buscaba una sustancia química con la que influir en la voluntad de las personas: controlar, hacer más dóciles, conseguir confesiones y arrancar secretos… Las aplicaciones eran muchas y en la gran mayoría de procedimientos se utilizaba algún tipo de droga alucinógena con el objetivo de doblegar la voluntad. Aquí va otra coincidencia: Olson, que estuvo en Pont-Saint-Esprit, y que participó en MK Ultra de forma muy activa, saltó desde la ventana de su hotel dos años después del incidente.
Frank Olson, el científico que saltó desde la ventana de un hotel
Según el informe, Frank Olson saltó una madrugada de 1953 desde la ventana de la habitación 1018A, en el decimotercer piso del Statler Hotel, en pleno Manhattan. No sobrevivió. Su compañero, Robert Lashbrook, dijo despertarse poco después de que se lanzara, sin poder hacer nada. Si retrocedemos apenas unas semanas antes, Olson junto a varios de sus compañeros, fueron objeto de un extraño experimento. No en el sentido técnico, probablemente, pero un experimento al fin y al cabo.
En pleno apogeo del programa secreto, el equipo científico del MK Ultra fue invitado a un retiro de trabajo en una cabaña junto a un lago. Allí, en la segunda noche, fueron drogados con LSD sin que lo supieran. Por desgracia, no ha trascendido la intención del acto (aunque el Gobierno de Estados Unidos admitió en 1970 el suceso), pero lo que queda claro es que supuso un antes y un después en la vida de Olson. Desde ese momento comenzó a plantearse seriamente dejar el proyecto y la CIA. Olson era un bioquímico reputado, militar y con muchas décadas de servicio en los servicios militares de investigación, especialmente en la guerra biológica. Su especialidad eran los aerosoles y armas aéreas.
Según la investigación realizada por su familia, décadas después de su muerte, y con la ayuda de detectives y documentalistas, Olson había presenciado todo tipo de cosas en la CIA, especialmente en sus viajes a Europa. Por ejemplo, Olson contó en sus notas privadas como vio a un soldado voluntario morir echando espumarajos por la boca y convulsionando tras haberle administrado gas sarín. Los informes leídos tras su muerte muestran que el investigador había mostrado su incomodidad ante este tipo de experimentos en varias ocasiones. Sus viajes a los centros secretos de detención en Alemania y otras partes de Europa eran relativamente frecuentes y allí, según afirma su familia, quién ha tenido acceso a documentos personales de Olson, pudo ver escenas similares a la del soldado en muchas ocasiones. Gran parte de los documentos recopilados están ahora disponibles para su revisión en un proyecto fundado por la propia familia.
Sin embargo, fue a partir del momento en el que su superior le administró LSD que Olson pareció querer retirarse de la acción de forma definitiva. En 1953 solicitó su destitución como jefe de operaciones. Sin embargo, sus superiores “le obligaron a rebajar la presión psicológica que sufría” con la ayuda de un psiquiatra, el Dr. Harold Abramson, íntimamente ligado al proyecto. En las últimas conversaciones con el Dr. Abramson aconsejó el internamiento de Olson en un psiquiátrico de forma inmediata. Frank Olson aceptó, al parecer, de buena gana, por lo que fue trasladado a un hotel, junto Robert Lashbrook, quien lo acompañaba durante el proceso de tratamiento. Poco después, Olson y Lashbrook se encontraban en el Statler alojados, esperando a la hospitalización del primero. Esa misma noche, Frank saltó.
El eco de una caída
El salto de Olson tuvo mucho más impacto del esperado. En primer lugar, propició una sanción al proyecto MK Ultra que lo ralentizó profundamente. Aun así, la iniciativa continuó operando hasta 1964, momento en el que probablemente la falta de resultados y las condiciones más transparentes de la administración pública americana comenzaron a hacer mella y MK Ultra comenzó su desmantelamiento paulatino. MK Ultra fue clausurado, y la gran mayoría de sus documentos destruidos, en 1973, tras la decisión de Helms, que se temía una inspección interna por parte del Gobierno.
Lo que le ocurrió a Olson, casi 20 años antes, fue parte de un efecto dominó cuyo eco comenzó lento y continuó aumentando hasta la década de los 70. Efectivamente, por entonces, algunos periodistas habían comenzado a desenterrar historias sobre la iniciativa, lo que había puesto sobre aviso a Richard Helms. En 1975, un chivatazo de NYT provocó la formación de las conocidas como Comisión Church y Comisión Rockefeller. Estas se dedicaron a diseccionar las actividades de la CIA en busca de irregularidades. Las investigaciones demostraron que la Agencia de Inteligencia Americana, junto al Departamento de Defensa, había llevado a cabo experimentos ilegales y que implicaban a seres humanos.
A pesar de los esfuerzos de las comisiones encargadas, la destrucción de la gran mayoría de papeles durante los años anteriores supuso un problema enorme. De todos los subproyectos, acuerdos y operaciones no quedan más que los testimonios de algunos de los afectados recogidos por la comisión. Según estos, eran drogados sin saberlo y sometidos a diversos tipos de interrogatorios y pruebas. ¿Y dónde están todos esos sujetos de pruebas supuestamente muertos? ¿Qué relación hay con sucesos como el de Francia? ¿Qué sabía Olson? Todo ha quedado en un profundo oscuro.
La familia de Olson comenzó una investigación por su cuenta una vez que empezaron a salir las “irregularidades” del caso. Investigadores como Jon Ronson, que siguió este y otros casos de índole militar, afirman que el forense encontró pruebas de golpes en el cráneo diferentes a los de la caída. Golpes que podrían haber dejado a Olson inconsciente antes de ser arrojado por la ventana. No obstante, oficialmente nunca se aceptó tal hecho, aunque se indemnizó a la familia por una cuantiosa suma con la excusa de que su marido había sido drogado (sin su consentimiento) en el retiro al que fue invitado por su superior.
A estas alturas, la muerte de Olson, protagonista involuntario de la historia, queda en la niebla tanto como muchos de los objetivos del proyecto MK Ultra. Todo lo que nos quedan son numerosos restos de informes (que están disponibles) y un laborioso trabajo de investigación realizado por periodistas, investigadores particulares y la propia familia. Según estos informes existían, al menos, 149 subproyectos en los que participaron varias universidades, fundaciones dedicadas a la investigación e instituciones similares. Al menos 80 instituciones y 185 investigadores privados fueron parte de MK Ultra, aunque muchas de ellas no sabían, ni sabrán jamás, para qué o quién lo hacían y qué consecuencias tendrían sus actos.
Y si te gusta el misterio y te gusta Sevilla haz nuestras rutas de misterio, con Naturanda

Rutas misteriosas de la semana: BARRIO DE SANTA CRUZ MISTERIOSO, SEVILLA PARANORMAL y SEVILLA SOBRENATURAL

A vista de Pájaro.. | Sevilla, Lugares de españa, España👍🙋‍♂👻Rutas misteriosas de la semana, no te las pierdas:

DESCUENTOS IMPORTANTES

👻Jueves 16 de julio de 2020,2×1 MISTERIOS DEL BARRIO DE SANTA CRUZ, 21:30 h. Monumento a la Inmaculada entre la Catedral y Alcázar, frente a la Casa de la Provincia. Una ruta apasionante. 10 euritos/persona.😱. (Oferta 2×1 sale a 5 euritos/persona).

👻Viernes 17 de julio de 2020, SEVILLA PARANORMAL, 22.00 h. Puerta del Ayuntamiento. Casas encantadas y fantasmas. Lo pasarás de miedo. 10 euritos/persona.😱. (se hace un 20% de descuento y se queda en 8 euritos/persona).

👻Sábado 18 de julio 2020, SEVILLA SOBRENATURAL, 21.30 h. Plaza Nueva, bajo la estatua del Rey San Fernando. 10 euritos/persona.😱. (se hace un 20% de descuento y se queda en 8 euritos/persona) Organiza MOLARTE💢

Resérvala aquí o poniendo un Whatsapp al 653775172.

El poeta catalán que fue perseguido por sus actividades como exorcista

Estamos en 1886 y el personaje que nos ocupa tiene 41 años. Está pasando por una profunda crisis de fe. Ni tan solo un viaje a Tierra Santa le ayuda a disipar dudas. En el fondo, inmerso en la pasión literaria, se siente demasiado vanidoso y pendiente de los laureles, algo muy lejos de su ideal y sus votos, como sacerdote, de pobreza y humildad.
Recuerda como, a los veintiocho, aconsejado por un médico para mejorar su salud buscó la paz en el mar. Entró como sacerdote en la Compañía Trasantlántica de Antonio López, banquero, empresario y futuro marqués de Comillas. Siendo el confesor personal del marqués pasa dos años cruzando el Atlántico.
El sacerdote y poeta Jacint Verdaguer fue confesor personal del marqués de Comillas
Considerado uno de los mejores poetas en lengua catalana, forjador del catalán moderno, pocos imaginan que en su vida se cruzarán las prácticas del exorcismo. Nacido en Folgueroles el 17 de mayo de 1845, el obispo Torras i Bages le bautizó como “Príncipe de los poetas catalanes”.
Ha comentado a sus allegados que oye voces, que le hablan del más allá, y quiere averiguar que hay detrás de esos fenómenos que le alteran y le persiguen. Conoce a Joaquim Piñol, vidente, discípulo de Palau y Quer, un carmelita que creó La Escuela de la Virtud y anda convencido de que el diablo persigue a mujeres disolutas y obreros anarquistas. Funda La Casa de Oración (Calle Mirallers, número 7, cuarto piso) y allí acuden acólitos que quieren aprender de él la práctica del exorcismo.
Nuestro hombre se siente atraído por lo que ocurre en ese piso y lo frecuenta. De hecho se conservan informes (en 1995 los publica editorial Barcino) con las notas que él mismo, Mosén Cinto, tomó en esas ceremonias. Sí, Mosén Cinto Verdaguer, el autor del mítico poema épico L’Atlàntida , que culminaría a bordo del Ciudad Condal, de regreso de Cuba.
Verdaguer se obsesiona tanto con las prácticas realizadas en ese piso que un día se le escapa comentarlas con la señora marquesa. Ella queda horrorizada. El marqués de Comillas lo echa de casa con cajas destempladas y lo denuncia al obispado.
Aunque el exorcismo era una práctica que podía impartir un sacerdote católico, sólo ostentaban el poder de realizarla quienes tuvieran permiso papal. Lo que al obispado le dolió es saber que Verdaguer, el gran poeta, flirteaba con ello a sus expensas.
Deciden desterrarlo al santuario mariano de La Gleva, cerca de Vic. En 1985 y 1987 publica unos durísimos artículos “En defensa propia” que generan polémica y estupor entre la jerarquía eclesiástica y la opinión pública catalana. Vuelve a Barcelona, libre de la pena, pero ya socialmente relegado y acaba viviendo en una habitación alquilada en casa de una viuda con tres hijos que dice ser médium. Empiezan juntos sesiones espiritistas.
El obispado prohibió a mosén Cinto celebrar misas por sus prácticas espiritistas
Es entonces cuando, finalmente, el obispado intenta encerrarlo por demencia pero no lo logra y le prohibe celebrar misa. Mosén Cinto murió en Vallvidrera, enfermo de tisis, en 1902, a los 57 años.
(FUENTE: lavanguardia.com)

Voces del Misterio nº.743: La casa maldita de Malasaña, el Cortijo de los Ahorcados, Málaga y Córdoba Misteriosa

Ir a descargar

PULSA PLAY para escuchar y/o descargar el programa

“Voces del Misterio” nº.743 en el que tocamos temas que son muy misteriosos:
-La casa maldita de Malasaña.
-El Cortijo de los Ahorcados.
-La misteriosa clínica del doctor Güija.
-La cárcel maldita.
-Málaga Misteriosa.
-Córdoba Misteriosa.
En “Voces del Misterio”, SFC Radio, 91.6 fm.

*Un programa dirigido por Jose Manuel García Bautista.

https://www.ivoox.com/voces-del-misterio-n-743-la-casa-maldita-de-audios-mp3_rf_52297961_1.html

Voces del Misterio nº.743: La casa maldita de Malasaña, el Cortijo de los Ahorcados, Málaga y Córdoba Misteriosa

Ozzy Osbourne y su familia vuelven para un nuevo programa paranormal

Ozzy y Sharon Osbourne vuelven el próximo mes con una nueva serie de televisión basada en lo paranormal llamada ‘The Osbournes Want to Believe’ que se basará en cómo su hijo Jack hace el intento de mostrarles el mundo paranormal a sus incrédulos padres.
«Jack Osbourne está decidido a hacer de sus padres, Ozzy y Sharon, creyentes paranormales de pleno derecho. Podrían ser conocidos como la primera familia de la oscuridad, pero cuando se trata del paranormal, el legendario rockero Ozzy Osbourne y su esposa, la copresentadora de The Talk , Sharon Osbourne, son escépticos limítrofes», indica la sinopsis de la serie.
«Decidido a llevarlos completamente al otro lado, Jack se reúne con Ozzy y Sharon para compartir los videos más locos y deslumbrantes de la actividad sobrenatural jamás captados por la cámara. Pero la pregunta sigue siendo si el Príncipe y la Princesa de la Oscuridad verán la luz cuando se trata de lo paranormal, o si piensan que es solo otro viaje en el tren loco».
El formato volverá el 2 de agosto donde seremos testigos de cómo Ozzy y Sharon experimentan todo, desde “pie grande hasta ovnis, duendes, muñecas espeluznantes y apariciones inexplicables”.
«Mis padres siempre han vivido al límite, incluso cuando se trata de creer en lo sobrenatural», declaró Jack.
«Estoy convencido de que simplemente no han visto suficiente evidencia, por lo que les estoy haciendo ver las imágenes más innegables captadas por la cámara, incluidas algunas de mis propias experiencias personales. Mi mayor desafío puede ser mantener sus comentarios amigables para la familia. ¡Será una reunión clásica de Osbourne!».
(FUENTE: garajedelrock.com)

No ves lo mismo que tu pareja: ubicación y tamaño de los objetos difiere

Científicos estadounidenses han demostrado que cada uno de nosotros tiene una capacidad diferente para precisar la ubicación y el tamaño exacto de los objetos, lo que nos hace tener una huella visual única.
En un estudio, publicado en la revista científica ‘Proceedings of the Royal Society B: Biological Sciences’, investigadores de la Universidad de California en Berkeley han estudiado las peculiaridades individuales de la localización visual.
“Asumimos que nuestra percepción es un reflejo perfecto del mundo físico que nos rodea, pero este estudio muestra que cada uno de nosotros tiene una huella visual única”, señala el autor principal del estudio, Zixuan Wang, de la universidad estadounidense.
Aprendemos por repetición
Los investigadores trataron de entender si diferentes personas ven los objetos de su entorno exactamente de la misma manera. Por ejemplo, cuando miran una taza de café sobre una mesa, ¿pueden dos personas ponerse de acuerdo sobre su posición exacta y si su asa es lo suficientemente grande para agarrarla? El resultado de una serie de experimentos sugiere que no, aunque hay una ventaja.
“En la competición deportiva, un error de juicio visual de un árbitro puede dar lugar a controversias e, incluso, a derrotas injustas”.
“Podemos coger una taza de café miles de veces en nuestra vida y a través de la práctica alcanzamos nuestro objetivo”, añade Wang. “Ese es el aspecto conductual de cómo nos entrenamos para coordinar cómo actuamos en relación a lo que vemos”.
En uno de sus experimentos, los investigadores hicieron que los participantes señalaran en una pantalla de ordenador la ubicación de un objetivo circular para medir la localización. En otro, para medir las variaciones de la agudeza dentro del campo de visión de cada persona, los participantes vieron dos líneas separadas por una distancia mínima y determinaron si una línea estaba situada en el sentido de las agujas del reloj o en el sentido contrario a las agujas del reloj con respecto a la otra línea.
Finalmente, en un experimento que medía la percepción del tamaño, los participantes vieron una serie de arcos de longitudes variables y se les pidió que estimaran sus longitudes. Sorprendentemente, la gente percibió exactamente los mismos arcos como más grandes en algunos lugares del campo visual y más pequeños en otros.
En general, los resultados mostraron notables variaciones en el rendimiento visual entre el grupo e incluso dentro del campo visual de cada individuo. Los datos fueron mapeados para mostrar la huella visual única de distorsión perceptiva de cada participante del estudio.
La localización visual es crítica
“Aunque nuestro estudio podría sugerir que la fuente de nuestras deficiencias visuales puede originarse en nuestro cerebro, se necesitan más investigaciones para descubrir la base neural”, explica Wang en declaraciones citadas por Neuroscience News. “Lo que también es importante es cómo nos adaptamos a esas deficiencias y compensamos nuestros errores”.
“Asumimos que nuestra percepción es un reflejo perfecto del mundo físico que nos rodea, pero este estudio muestra que cada uno de nosotros tiene una huella visual única”
El descubrimiento de Wang y sus colegas tiene ramificaciones para las prácticas de la medicina, la tecnología, la conducción y los deportes, entre otros campos en los que la localización visual precisa es crítica.
Para explicarlo, ponen como ejemplo a un conductor que comete un pequeño error de cálculo sobre la ubicación de un peatón que cruza la calle, lo que puede causar una catástrofe. Igualmente, en la competición deportiva, un error de juicio visual de un árbitro puede dar lugar a controversias e, incluso, a derrotas injustas.
(FUENTE: elconfidencial.com)