Misterios de Sevilla: apariciones y fantasmas en los grandes almacenes

En este establecimiento del centro de la ciudad hay un curioso «comprador» que parece habitar en su tercera planta

En pleno centro de Sevilla se encuentra un viejo edificio reconvertido en grandes almacenes. Un conjunto cuyo primer edificio se construyó a mediados del siglo XIX por el marqués de Palomares, en el solar del palacio de los duques de Medina Sidonia.

En este establecimiento hay un curioso «comprador» que parece habitar en su tercera planta. Uno de esos seres del más allá, apegados al más acá.

Un lugar con historia en pleno centro histórico sevillano, que ante sus puertas ha visto pasar invasiones e invasores, guerras cainistas de una sinrazón y héroes anónimos de una ciudad sin igual. Tal vez todo ello no sea más que el eco de ese pasado que hoy se manifiesta desde ese otro lado buscando el hermoso lugar que desapareció para dar vida a un mausoleo del ocio y consumo.

Sombra inquietante

Lo cierto es que nuestra protagonista, Lourdes R., nos relataba sus experiencias en el edificio: «Hay un lugar especialmente siniestro, más que nada por las cosas que pasan allí. Es en la zona de zapatería. Raro es el día que no ocurre algo en la zona de almacén, es un sin vivir. Tan pronto estás tan tranquila como que sientes un golpe tremendo y cuando acudes observas como todo está por los suelos, sin nada de extraordinario que pueda causar tal devastación».

«Te sientes continuamente observada, sabes que no estás sola, ves una silueta que se mueve tras las estanterías pero sabes que allí no hay nadie más. Es imposible de explicar», relata.

Encuentro con lo imposible

Nuestra testigo proseguía: «Son muchos los que me comentaban: ‘ya me contarás mañana’. Las primeras veces no sabía a qué se referían pero ya, con el tiempo y al pasar una cosa y otra sabes que algo muy raro está ocurriendo. El volar de cajas y objetos ha sido una constante, el sentir como alguien respira tras de ti, o que te toca algo helado que no logras ver, pero que deja su huella gélida sobre ti. O cómo aparecen las cosas movidas de sitio y tú sabes que esa caja no estaba ahí por qué su sitio es allí (señalándolo con sus dedos) por qué lo acabas de poner. O que lo vuelves a colocar en su sitio y un minuto después está otra vez donde no debe».

«Son muchos los compañeros a los que les ha ocurrido cosas extrañas ahí adentro. Unos hablan de fantasmas, de espectros; otros de despistes, olvidos o sugestión; pero lo cierto es que a medida que van ocurriendo las cosas la gente cambia de postura y son más los que se encuentran en este lado que en aquel», concluye.

Por otra parte hay testimonios de otros vendedores, personal de seguridad o mantenimiento… que se van agolpando con una constante común: el fenómeno paranormal.

No se despiste y se pierda en la planta sótano, porque también allí se habla del espectro de una persona impedida que pasea por los bajos del edificio. Aquel que tiene la oportunidad de asistir a su presencia queda irremediablemente embargado por la certeza de que lo paranormal habita en las paredes de ese gran almacén en pleno corazón hispalense.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s