Investigación paranormal de los fenómenos inexplicables en el ayuntamiento de Manzanilla

El Correo de Andalucía / Jose Manuel García Bautista

En no pocas ocasiones el misterio llama a la puerta del investigador y, ante él, se descubren mundos imposibles en el que la realidad supera a la ficción. Es lo sucedido en la localidad onubense de Manzanilla, muy próxima a Sevilla, donde en pleno ayuntamiento se han venido sucediendo una serie de hechos inexplicables que han asombrado a todos los testigos.

Su Historia

La historia de Manzanilla tiene un origen incierto, pues no hay constancia ni testimonios claros de su asentamiento primigenio. Próxima a ella estaba la villa romana de Ostur, en el Cerro del Castillo. En este lugar se han encontrado gran cantidad de monedas con la leyenda de Ostur. Además, en dicho cerro, se pueden ver restos de pavimentos y sillares pertenecientes a este periodo histórico. “Cuando más importancia cobra este municipio es en la época de esplendor de Tejada, que coincide con la formación del núcleo de Benafique, al que también perteneció” se afirma desde el ayuntamiento.

“Una vez que Alfonso X conquista Manzanilla en 1253, ésta acaba siendo parte del concejo de Sevilla como tierra de realengo. Posteriormente, una parte muy importante de su territorio se convierte en parte del donadío de Huégar, actual Valle de Manzanilla, que perteneció al Marquesado de Alcalá de la Alameda. Durante varios siglos, Chucena, Hinojos, Manzanilla, Paterna del Campo, Escacena del Campo y Almonte fueron dependientes, de forma plena o parcial, del mismo señor. Huégar experimentó un notable progreso y pujanza económica gracias a sus viñas, que el Marqués de Alcalá Alameda arrendaba a sus vecinos de Manzanilla, Escacena, Chucena y Alcalá. Se desconoce hasta cuándo fue marquesado Huégar, aunque sí se sabe que ésta fue una época de auge económico para Manzanilla, que incrementó de forma importante su producción de vinos. Finalmente, en 1833 se incorpora a la provincia de Huelva y pasa a depender del partido judicial de La Palma del Condado”.

Manzanilla, y otros muchos municipios vinateros, padeció en el siglo XX la plaga de filoxera y otros problemas relacionados con el viñedo además de los cambios en los hábitos alimentarios, la mecanización del campo, el éxodo rural…, han jugado en contra de una cultura mediterránea, eje de la vida en Manzanilla, que tenía en la tortuosa cepa un punto de mira y de cohesión social. Aun así, hoy se intenta explotar otros campos para el buen desarrollo de esta localidad.

Pero además encontramos que en el edificio de su ayuntamiento hay un negro pasado, durante las obras de rehabilitación “aparecieron una gran cantidad de restos humanos, cuerpos, cráneos, se dice que eran de otros tiempos pero también que aquí se había fusilado a personas en tiempos de la Guerra Civil”, nos narraba Luis Lérida del equipo de investigación Activity Ghost.

Pero “a raíz de aquello el ayuntamiento ha tenido una etapa muy tranquila hasta que comenzaron a sentirse cosas extrañas, hechos muy inquietantes que les sucede a los miembros de la corporación municipal y que los dejaron sumamente intranquilos” decía sobre los hechos extraños vividos en el interior del mismo.

Investigación previa

Sobre estos fenómenos paranormales el alcalde del ayuntamiento de la localidad onubense afirmaba: “yo he escuchado extraños sonidos en el Ayuntamiento cuando me he quedado solo, por la noche, terminando alguna tarea”, tal y como relataba a los compañeros del programa “Vozpópuli” de Canalcosta Tv.

Otros miembros del Consistorio local han podido escuchar pasos o el arrastrar de sillas en despachos cerrados que les ha llenado de perplejidad. Carrillo afirmaba: “La primera vez que escuché estos sonidos inexplicables, a mi juicio, pensé que alguien intentaba gastarme una broma en el interior de las instalaciones municipales, pero las recorrí y no vi nadie”.

Según asegura el propio alcalde, los ruidos y sonidos “no tienen una explicación lógica” y, debido a ello, intervinieron los miembros –en primera instancia- de Activity Ghost Sevilla, que pasaron largas jornadas nocturnas grabando e investigando lo sucedido dentro del mismo.

Otro testigo de todos estos hechos es el primer teniente de alcalde, Juan Camacho, que ha escuchado esos pasos “de nadie” y vivido esos fenómenos paranormales refrendando que el Ayuntamiento se edificó sobre un antiguo convento en el que, antaño, se produjeron enterramientos de religiosas fallecidas.

Estos ruidos extraños y fenómenos paranormales en el ayuntamiento de Manzanilla hicieron que los miembros de Activity Ghost Sevilla pidieran la colaboración del investigador Jose Manuel García Bautista y un grupo de experto que se desplazaron desde la capital hispalense hasta el lugar para estudiar lo que allí sucedía.

El equipo especializado accedió al ayuntamiento de Manzanilla, con autorización expresa, y desplegó cámaras y otros aparatos para la detección de este tipo de fenómenos.

Entre tanto el primer teniendo de alcalde nos relataba que “hay limpiadoras que aseguran haber escuchado extraños ruidos, también se oye un antiguo reloj que está en el “recibido” y que no funciona pero que da las horas sin saberse como” además nos relata: “una tarde, estando yo aquí en la segunda planta, estudiando unos documentos, escuché claramente, como alguien subía las escaleras pero no había nadie en el edificio; luego pude escuchar como algo movía una de las sillas, el arrastrar de la misma fue muy evidente pero, repito, aquí no había nadie”.

Quizás lo más impactante fue “la noche que estando aquí, también solo, ultimando un papeleo, sentí como corría, de un lado a otro, un niño, por las pisadas y como era. Me asomé al pasillo y a la otra sala y tampoco había nadie”.

La jueza de paz también nos habla de fenómenos en el edificio: “en una ocasión sentí a algo que se acercaba hasta donde yo estaba y se paraba justamente al llegar a la altura de mi posición, me asomé pero no vi a nadie. Eso mismo me ha pasado en muchas ocasiones y siempre me he preguntado si estarían pasando cosas raras aquí porque también he escuchado a las limpiadoras y otros compañeros”.

Los ayuntamientos son lugares que, en muchos casos, por su Historia, pueden tener en su interior presencias y fenómenos, presuntamente, paranormales. Este nuevo caso en Manzanilla es un buen ejemplo de ello.

Además, el investigador José Lérida nos decía sobre sus investigaciones: “En una ocasión, con la Kinect, pudimos ver cómo había una forma en uno de los pasillos que se correspondía con alguien de pequeño tamaño, no de la estatura de una persona normal, creímos que se trataba de un niño por como es y era. Además, todo ello vino acompañado por sonidos extraños, por raps, y también grabamos una buena cantidad de psicofonías que, desde luego, nos indicaban que había algo extraño. Evidentemente queríamos que vinieras para completar la investigación y ver si juntos podíamos concluir mejor lo que sucede en este lugar”.

Nuestra investigación

El Jueves Santo acudimos a la realizar la investigación que debía determinar lo captado por los investigadores. Para la misma se gozaba de la autorización expresa y exclusiva del ayuntamiento, así como de la presencia de Juan Camacho que nos acompañó en todo momento y fue testigo de todo lo que sucedió.

Se hizo dos equipos de investigación, dividiendo el edificio el primero de ellos ocuparía la sala de plenos por ser un lugar activo y donde se encontraron restos humanos. El segundo se ubicaría en la segunda planta en toda la zona de despachos. Las pruebas a realizar eran mediciones de diferente valor (temperatura, infrasonidos, ultrasonidos, EMF (Campos electromagnéticos), niveles de sonidos en diferentes rangos) así como diferentes pruebas de grabación de psicofonías, barrido fotográfico de todo el edificio y grabaciones con diferentes espectros de luz en vídeo. Todo ello nos debía dar los valores con los que poder estudiar cualquier tipo de anomalías. Igualmente se dispuso un portátil dotado de un micrófono de alta sensibilidad que grabaría todo lo que pudiera –acústicamente- suceder como refuerzo a las grabadoras dispuestas.

Con ello comenzó la investigación comenzado pronto las sorpresas pues un equipo, el Rem-Pod (un detector mixto) comenzó a sonar como detectando un tipo de anomalía justo frente al reloj parado. De allí se comenzó una primera ronda de psicofonías en la sala de plenos en las que se registraron voces que decían: “enterrado”, “aquí”, “Muerte”, “disparo”, “dejad de hacer eso”, “máquinas”. Como si trataran de indicarnos un camino o una razón por la que comprender lo que sucede en el ayuntamiento de Manzanilla.

En la segunda planta la acción era igualmente activa, junto a Lolo Lérida, se realizaba otra acción de grabaciones en las que se captaban voces que decían: “madre,” “diablo”, “niño”, “convento”, “muerto”, “iros” e, incluso, junto a José Lérida escuchar, perfectamente, como algo arrastraba una silla y el abrir de puertas en una zona en la que no había nadie tras una comprobación concienzuda del lugar.

Algo que nos llamó la atención fue los orbes captadas en algunas imágenes que quisimos explicarlas como partículas –de diferente origen (como el polvo)- en suspensión y, por tanto, no trascendente dentro de la investigación.

Con la Kinect se pudo captar, en la planta baja, en la sala de plenos, una extraña figura que surgía cuando las psicofonías fueron captadas, esta misma figura –con posterioridad- se captó en la planta alta junto a la fotocopiadora que, a decir de los testigos, se ha puesto en diferentes ocasiones en funcionamiento sola lanzando papel en blanco.

Curiosamente durante el fenómeno de la grabación de psicofonías y la visualización de la esquemática forma en la Kinect se captaron descensos bruscos de temperaturas en 8ºC que volvía a un valor normal cuando desaparecían y se restablecía la temperatura normal.

Algo estaba claro a estas alturas de la investigación, tras varias horas en el edificio: algo extraño sucedía pues se podía captar sonidos y formas que resultaban inexplicables.

Médium

Para la ocasión se quiso contar con la presencia -a petición de Luis Lérida- de Rafael de Alba, persona de confianza con cualidades mediúmnicas.  Rafael pudo establecer una serie de presencias que, bajo su punto de vista, estaban afectando al edificio, principalmente la de una madre y un niño en la segunda planta o de una persona, un presunto sacerdote en la primera, en la sala de pleno.

En trance mediúmnico afirmó: “Iros, me molestáis, esta es mi casa, no os queremos aquí, no queremos que hagáis esas pruebas, estáis molestando”, entre otros muchos mensajes que hacía alusión al edificio, al sufrimiento encerrado allí de época de la Guerra Civil en España y de la etapa conventual que tuvo el edificio. Habitualmente suelen ser “contenedores de emociones”, como me gusta llamarlos y que, de alguna forma, son el exponente y “punta del iceberg” de fenómenos inexplicables que suceden en nuestro tiempo y cuyas respuestas se encuentran enraizada en la Historia.

Rafael habló de fechas, del siglo XIX, incluso nos llevó a un archivo –sin conocer el lugar- guiado por esas fuerzas que no conocemos, y donde nos dio un libro de legislación del año 1883, algo que nos cogió a todos de imprevisto, una especie de aporte que se encontraba en un lugar donde no debía estar.

Igualmente se comunicó con el niño que decía habitar en este lugar siendo especialmente enfático en ayudarle a abandonar este plano. Lo curioso es que mientras se realizaba esa prueba se estuvieron captando psicofonías y ruidos extraños en la misma ala del edificio.

Nuestro médium también aportó un dato: “el reloj debe salir del edificio” como nexo de unión entre los fenómenos que acontecen en el mismo.

Experiencia personal

Como experiencia personal podía decir que viví un momento de especial tensión. Acudí a la zona de aseos/baño y, de repente, la puerta sonó como cerrada violentamente, al asomarme pudo comprobar como no había entrado nadie, seguía allí solo. Entonces, al ir a abrir la puerta, algo la tenía bloqueada, como si fuera el pestillo que, desde dentro, no se había echado, como si una fuerza hubiera actuado sobre la puerta. La temperatura bajó en exceso en el aseo y fue cuando un compañero abrió la misma no explicando tampoco como podía haber sucedido este hecho.

Los compañeros de Activity Ghost, con sus cámaras y detectores, también dejaron constancia de la tremenda actividad que se vive dentro de este edificio en el que esas presencias detectadas, psicofonías y huellas físicas complementadas por nuestra investigación venía a refrendar que algo inexplicable sucede en el mismo.

Conclusiones

La naturaleza de un fenómeno paranormal siempre es difícil de determinar, siempre es complejo de saber máxime cuando hay que documentarse de la Historia del lugar en relación a los fenómenos captados y que pueda haber una posible conexión.

Se registraron voces psicofónicas que pertenecían a algo que parecía estar/habitar en la sala de plenos, justo en las escaleras y que pertenece a tiempos pretéritos, de la época de la Guerra Civil o etapa conventual. En la planta alta se registraron otras presencias que parecían de hermanas de la congregación y de un niño con su madre. Sea como fuere todo a raíz de la interpretación de resultados allá donde es una realidad todo lo que los testigos narraron y nosotros, particularmente, captamos.

Equipo Activity Ghost (De izquierda a derecha: Luis Lérida, Lolo y Jose Lérida)

Equipo Activity Ghost (De izquierda a derecha: Luis Lérida, Lolo y Jose Lérida)

Seguimos analizando todo el cuantioso material obtenido de aquellas jornadas de investigación y procurar buscar una explicación a un fenómeno que, de por sí, es inexplicable. En este caso, en el ayuntamiento de Manzanilla, habita el misterio.