Hipnosis como tratamiento para las adicciones ¿Cómo funciona?

La hipnosis es un estado alterado de conciencia, conocido como estado de trance, que es inducido deliberadamente por una persona. Por lo general esto se hace con el completo consentimiento del paciente.

Muchas personas tienen una idea de la hipnosis como un truco de magia, donde se hipnotiza a alguien utilizando un foco como un péndulo giratorio para enfocar la atención y calmar al paciente en un estado de trance, y luego termina increíblemente susceptibles a las sugerencias de quien se lo está haciendo.

La realidad es que la hipnosis permite que un hipnoterapeuta lleve al paciente a un estado en el que se sienta despierto pero completamente relajado, luego de una larga serie de técnicas de relajación.

Este es un estado de disociación, donde la mente inconsciente se presenta y la persona a menudo no es completamente consciente de lo que está haciendo o de lo que es real. Este proceso es similar al experimentado por la meditación, algunos alucinógenos y otros medicamentos, que se utilizan para aumentar la sugestión en los pacientes.

Es decir que la hipnoterapia combina la hipnosis con la psicología tradicional y la terapia conductual, generalmente con la intención de usar la hipnosis como una solución a corto plazo y la terapia conductual como una solución a largo plazo.

Cómo funciona

Mientras se encuentra en un trance hipnótico, la persona que está siendo hipnotizada o sujeto hipnótico está más abierta a la sugerencia del hipnotizador que en su estado de alerta habitual.

Por lo general, se vuelven más pasivos y compatibles con los juegos de rol dirigidos por el hipnotizador. Bajo la hipnosis, las personas pueden volverse más imaginativas, más abiertas a la fantasía y, a veces, más capaces de acceder a recuerdos olvidados.

Este estado relajado y sugestionable puede ayudar a las personas a obtener una perspectiva diferente sobre sus comportamientos adictivos.

Beneficios

Algunos estudios muestran que la hipnosis puede ayudar a un terapeuta o psicólogo a conectarse con el paciente, a implantar sugerencias que pueden ayudar a los pacientes a evitar el uso y abuso de drogas, y a aprender más sobre los problemas subyacentes, pero no es una cura.

En cambio, la hipnosis es una de las diversas herramientas que podrían ser útiles para tratar la adicción a las drogas. Es un complemento al tratamiento tradicional, no un reemplazo para él.

Cómo funciona la hipnosis para adelgazar

La terapia de hipnosis para adelgazar solventa uno de los mayores obstáculos para perder peso, la ansiedad. Comer por ansiedad hace que no comas para alimentarte, ni por hambre, sino que la persona come para regular sus emociones y normalmente para ello, se eligen alimentos de altos contenidos calóricos, que son los que nos hacen sentir bien de una forma rápida, como ocurre con el efecto del chocolate. La hipnosis para adelgazar siempre trabaja con el aspecto emocional y activa los recursos internos de la persona, para que ésta pueda controlar sus emociones y vencer la ansiedad por la comida.

Las personas que llevan a cabo tratamientos de hipnosis para adelgazar utilizan diferentes métodos. La idea general es crear en el paciente cambios en su forma de verse a sí mismo, proporcionarle un estado de relajación e incentivar su gusto por una comida saludable.

Llamado realmente David Kopelman, Dave Elman, nació en  mayo de 1900 y creció en Fargo, Dakota del Norte (Estados Unidos). Hijo de un hipnotizador de espectáculos, empezó a investigar la hipnosis debido a que su padre, enfermo de cáncer, recibió alivio de su dolor gracias a la  hipnosis, por lo cual pudo jugar con Dave por última vez.

Una de las técnicas que utilizan es la inducción de Dave Elman, que consiste relajar al paciente y, después, hacerle imaginar una escalera con un espejo en la pared recorriendo toda la escalera. En ese espejo tiene que visualizar una imagen positiva de sí mismo – en este caso una versión delgada de sí mismo- . Al ir bajando las escaleras debe ir fundiendo su imagen con la imagen del espejo para grabar una nueva imagen mental de sí mismo.

Otro método utilizado son las sugestiones post-hipnóticas en las que las instrucciones que se dan al sujeto una vez está en el estado de relajación provocado por la hipnosis y que, presuntamente, quedarían grabadas en su mente.

(FUENTE: ctenvivo.com)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s