El misterio de la muñeca ‘Annabelle’: ¿desapareció realmente del museo Warren?

El director de la Fundación Warren ha puesto fin a los rumores sobre la desaparición de la muñeca Annabelle, revelando dónde se encuentra realmente

Foto: 'Annabelle'
‘Annabelle se ha escapado’. Ese era el comentario que pareció aterrorizar a las redes sociales durante el fin de semana. El rumor de que la muñeca real, que inspiró las películas del diabólico juguete, había desaparecido misteriosamente de su vitrina en el Museo Warren en el que permanecía expuesta (y debidamente custodiada) para los visitantes se extendió por el mundo virtual, despertando el temor entre algunos usuarios y el humor entre muchos otros. Después de días entre bromas e hipótesis sobre si la muñeca andaría suelta buscando casas que asaltar, la única persona que puede saber la verdad sobre el paradero de ‘Annabelle’ ha puesto fin al misterio.

Chris McKinnell, nieto de Ed y Lorraine Warren y actual director de la Fundación Warren Legacy para la Investigación Paranormal, ha publicado un comentario a través de uno de sus perfiles de Facebook para desmentir la supuesta desaparición (o huida) de la muñeca y revelar su auténtico paradero. “Hay rumores ridículos sobre Annabelle de que se escapó de su caja”, comenzaba el ‘exorcista’, “esto no es verdad”.

Fotograma cedido por Warner Bros donde aparece la muñeca Anabelle.

Según ha afirmado McKinnell, la verdadera muñeca Annabella, una Raggedy Ann Doll de los años 70, ha sido colocada en una caja especial que se utiliza para cuando tiene que ser trasladad para “eventos especiales”. Tal y como ha asegurado el director, la muñeca permanece bajo cierre “de forma segura” desde 1975.

Coincidiendo con sus declaraciones, el encargado el Museo Warrer, ubicado en el pueblo de Monroe (estado de Connecticut, Estados Unidos), Tony Spera publicó un vídeo en YouTube en el que aparecía junto a la muñeca, cautelosamente guardada tras el cristal de la vitrina que siempre la custodia.

Pero, ¿cuál es la historia detrás de Annabelle? Según cuenta la leyenda, una madre regaló esta muñeca a su hija, estudiante de enfermería. La joven la guardó en una estantería de su habitación para poder verla mientras estudiaba. Sin embargo, un día, tanto ella como su compañera de piso, empezaron a notar sucesos extraños como cambios de posición de la muñeca o supuestas notas escritas que ninguna de ellas reconocía haber escrito. Ante la duda, y movidas por el temor, llamaron a una médium que les reveló que dentro de la muñeca de trapo se ocultaba el espíritu de una niña, Annabelle Higgins, que había muerto en esa misma casa años atrás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s