SUBSCRÍBETE a Youtube, a VOCES DEL MISTERIO VODCAST, misterio y actualidad de lo extraño

Suscríbete a nuestro canal en Youtube, a VOCES DEL MISTERIO TV VODCAST donde hablamos de misterio, de Historia, de la actualidad de todo lo extraño que pasa en el mundo, entrevistas y mucho más. SUSCRÍBETE, te esperamos.

SUSCRÍBETE EN: https://www.youtube.com/channel/UCzvPrPWhubvPYp86-4YkBSg

Botón Suscríbete para YouTube en PNG y Vector en diversos colores

 

Rutas misteriosas DEL VIERNES por Sevilla, pásalo de miedo: Sevilla Paranormal y Sobrenatural

Ruta Misteriosa Sevilla Paranormal, para pasarlo de miedo

👻Viernes, 20:00 h. Ruta SEVILLA PARANORMAL. una ruta apasionante. Puerta del Ayuntamiento. Casas encantadas y fantasmas. Lo pasarás de miedo.
Precio: 10 euritos/persona.
Lugar: Puerta del Ayuntamiento de Sevilla en Plaza Nueva.
Guía: Jose Manuel García Bautista.
Fantasmas, casas encantadas, miedo, psicofonía y mucho más.
⚠️👻 Lo pasarás de miedo y disfrutarás con una ruta mágica. CON NUEVAS PRUEBAS Y EXPERIENCIAS PARANORMALES.

¡NUEVA! Ruta paranormal SEVILLA TENEBROSA, psicofonías y casas encantadas

Esta semana estrenamos ruta, acompaña a Jose Manuel García Bautista por la SEVILLA TENEBROSA 2 , un recorrido de la mano de 👍🏻GUIARTE en el que podrás vivir el misterio, los casos más impactantes vividos en Sevilla, las investigaciones más actuales de aquel que las investigó en primera persona, con audios sorprendentes😱 tomados por Jose Manuel García Bautista, una ruta por la Sevilla más desconocida, por la Sevilla más misteriosa, por la Sevilla más terrorífica.

🔍Viernes, 21:35 h. Puerta de la facultad de Bellas Artes, con Guiarte, reserva tu plaza ya 👉🏻https://www.guiartesevilla.com/evento/sevilla-tenebrosa-2/ .
Lo pasarás de miedo👣.

☎️Reserva en 653775172 mediante una llamada o un Whatsapp.

El misterio del niño que se evaporó en Somosierra entre el ácido y la droga

Retrato de Juan Pedro, el niño de Somosierra.

Casos de la Crónica Negra, pero negra negra, de España

Juan Pedro desapareció hace 30 años tras el accidente del camión conducido por su padre. Además de ácido, transportaba droga. El caso desconcertó a la Europol. El misterio continúa.

Un niño murciano protagonizó la desaparición más desconcertante y de mayor extrañeza ocurrida en el viejo continente durante las últimas tres décadas. Así lo considera la Oficina Europea de Policía (Europol). El misterio ha rodeado en todo momento tan enigmático caso y dado pábulo a numerosas teorías.

Un camión volcado en el puerto madrileño de Somosierra provocó un gran caos circulatorio. Sucedió el 24 de junio de 1986. En su interior se veía a dos ocupantes muertos. En la parte trasera del tanque de carga, donde figuraba la advertencia de líquido inflamable, fluía un espeso reguero de ácido incoloro. Estaba haciendo surco en el suelo y bajaba rápido por el campo, provocando pequeñas explosiones.

La Guardia Civil tuvo que actuar con rapidez para evitar males mayores. La noticia del espectacular accidente se difundió en los informativos de TVE. Al poco se recibía una llamada de la madre del camionero informando de que en el vehículo también viajaba un hijo de éste. Los agentes de la Benemérita inspeccionaron de nuevo la cabina, pero del niño no había ni rastro. Comenzaba el misterio.

La familia de Juan Pedro.

La familia de Juan Pedro. Cedida

¿DISUELTO EN ÁCIDO SULFÚRICO?

La crónica del suceso se iniciaba con las primeras luces del día. El sol abría sus ojos, despuntando por los hombros mordidos de las montañas, hasta arrebujarse en sus crestas. El día adquiría nostalgia de noche y ésta guardaba las llaves del secreto.
Un camión descendía velozmente. Los neumáticos chirriaban y la carga se tambaleaba amenazadoramente. Los vehículos que transitaban en sentido contrario tenían que apartarse hacia el arcén para evitar la colisión.

En una curva derrapó, volcando aparatosamente. El ambiente se inundó de una nube de polvo, frenadas, voces y gritos. Figuras borrosas aparecían por todas partes. Los agentes de la Benemérita empezaron a poner orden en el caos circulatorio.

La atmósfera empezaba a hacerse irrespirable. Al haberse mezclado el ácido del camión con el rocío se produjo la ignición y, lo que era más preocupante, amenazaba con proseguir por la ladera hasta los márgenes de un afluente del río Duratón. Había que sofocar el conato de incendio y controlar el tráfico en medio de una auténtica nube tóxica.

Se solicitaron grandes grúas para retirar la cisterna y otros vehículos accidentados. También el envío urgente de 15.000 kilos de cal, como neutralizante del fuego, para evitar un desastre ecológico de incalculables consecuencias.

Tras recibir la noticia de que eran tres personas las que viajaban en el camión los bomberos abrieron con cortafríos la cabina en busca del chaval. No encontraron nada del chico. Se pensó entonces que podía haber quedado totalmente diluido por el compuesto químico, pero cuando los técnicos examinaron el escenario, tras extraer los cadáveres de los padres del amasijo de hierros, desecharon tal hipótesis.

En el supuesto de que la carlinga hubiera hecho el efecto de bañera y, como consecuencia, se hubiera descompuesto el cuerpo –se necesitan dos semanas para que se disuelva un trozo de carne–, los huesos, convertidos en fosfato, habrían permanecido flotando sobre la solución. Además hay elementos como dientes, botones y otros muy difíciles de disolver en ácido.

De inmediato se emprendió una intensa y exhaustiva búsqueda con ayuda de la Cruz Roja y el vecindario. Más de diez mil personas participaron en las labores de rastreo por toda la zona. Los haces luminosos de las linternas escrutaron matorrales, recodos, montículos, riachuelos…

Se inspeccionó la sierra en un radio de 30 kilómetros a base de helicópteros y perros adiestrados. Pero no se encontró ni una sola pista, marca o huella. El chaval parecía haberse esfumado.

EXTRAÑAS PARADAS DEL CAMIÓN

Realizadas las primeras indagaciones se supo que los fallecidos eran Andrés Martínez Navarro, chofer y propietario del Volvo F-12, y su esposa, Carmen Gómez Legaz. El camionero tenía que desplazarse desde Los Cánovas, una pedanía de la localidad murciana de Fuente Alamo, hasta Bilbao. El porte que llevaba eran 20.000 litros de ácido sulfúrico olium, de 98 grados de pureza, con destino a una empresa petroquímica de Bilbao.

Decidió llevarse a su hijo, Juan Pedro, de 10 años, como premio al buen resultado escolar de fin de curso. Además, aquel 24 de junio de 1986, era su santo. Su esposa les acompañaría para que estuviera pendiente del chaval.

Tras repostar en la Venta del Olivo, a pocos kilómetros de Cieza, siguió viaje hasta el pueblo coquense de Las Pedroñeras, aparcando en el área de descanso. El personal de la gasolinera les observó, apenas pasada la medianoche, dando una cabezada. Al rato reemprendían camino por la nacional 301. Había poco tráfico en la N-IV y pronto alcanzó Madrid.

El estado en el que quedó la cisterna.

El estado en el que quedó la cisterna.

El recorrido se desarrollaba con total normalidad. El mesón El Maño fue el último lugar donde vieron a los tres juntos mientras desayunaban. El camarero que les atendió observó después cómo montaban en la cabina y reemprendía la marcha.

El resto de lo que se sabe son los datos recogidos en el tacógrafo. El vehículo llegó a realizar, subiendo el puerto, hasta doce paradas. Algunas de diez o quince segundos, lo que no servía para cubrir ninguna necesidad fisiológica y menos mecánica. Una vez alcanzada la cima se lanzó cuesta abajo a 140 kilómetros a la hora. Hasta que volcó en una curva.

Inicialmente se comentó, como decíamos antes, que el niño podía haber sido consumido por el ácido sulfúrico, pero a los padres les estuvo cayendo líquido encima y apenas les causó quemaduras.

“Desde un principio tuvimos muy claro que el niño no viajaba en el camión. El chaval iba en otro vehículo. ¿Motivo? Lo habrían cogido como garantía contra la voluntad de su padre”, así me lo confirmó el general de la Guardia Civil José Luis Pardos, entonces comandante y máximo responsable de la zona en la que acaeció el suceso.

Para corroborar su experta opinión encargó que trajeran un trozo de carne animal y la sumergieron en ácido. Los huesos empezaron a verse afectados al cabo de cinco días. Estaba claro que era imposible que el niño se hubiera descompuesto por completo sin que hubiera quedado en suspensión absolutamente nada.

Los conductores que aquella trágica mañana circulaban por dicha carretera declararon que habían observado una furgoneta Nissan Vannete blanca que precedía a toda velocidad al camión. Un par de pastores, que presenciaron el accidente, atestiguaron que de inmediato dicha furgoneta se detuvo. Al volante iba un hombre con bigote y melena, acompañado de una rubia, ambos de altura considerable y aspecto nórdico. Se acercaron a la humeante cabina. El conductor manifestó que su mujer era enfermera. Registraron el camión y, poco después, aprovechando el maremagnum, se fueron disimuladamente portando un bulto.

La campaña de búsqueda

Los abuelos y tíos de Juan Pedro iniciaron una masiva campaña de búsqueda. Tras gastarse un par de millones de pesetas en una gran labor de rastreo tuvieron que solicitar ayuda para proseguir por toda la geografía nacional. Colocaron 85.000 carteles en calles y especialmente en fachadas de centros escolares, ayuntamientos, oficinas de correos, etc. Esperaban que la ciudadanía respondiera a tan angustiosa demanda de los familiares.

A la par recorrieron miles de kilómetros, atentos siempre a cualquier noticia o indicio; escudriñaron las cunetas desde el lugar del siniestro hasta Burgos. Asimismo, contrataron al detective Jorge Colomar, especializado en desapariciones de personas y que ha conseguido importantes logros.

Demasiadas han sido las llamadas desde entonces intentando facilitar datos sobre el paradero del niño. Aparentemente reales unas, fantasiosas otras… Era como si los ojos y el cabello de un intenso negro del chavea murciano aparecieran y desaparecieran por toda nuestra geografía. Incluso videntes y radioestesistas nacionales y extranjeros realizaron conjeturas, sin resultado alguno.

Hubo algún experto que se dirigió al semanario El Caso explicando que el cuerpo descompuesto del niño quedó sepultado bajo el amasijo de tierra provocado por el camión al volcar la cuba. Los perros no habrían detectado restos debido a la asfixiante contaminación del ambiente. Nos desplazamos hasta el kilómetro 95 de la Nacional I, en la linde de Madrid y Segovia, con una excavadora que, ante la presencia de la Guardia Civil, perforó el suelo en busca de algún resto orgánico. Pero, una vez más, nada de nada.

España entera se llenó de carteles de Juan Pedro.

España entera se llenó de carteles de Juan Pedro. Cedida

TRÁFICO DE HEROÍNA

Empezaron a barajarse toda clase de teorías en torno a tan desconcertante suceso. Al tiempo fue adquiriendo fuerza la de que había por medio alguna red de tráfico de drogas. Existían organizaciones criminales que utilizaban transportes de mercancías peligrosas para trasladar estupefacientes desde puntos del litoral mediterráneo del sureste a otras zonas de la península.

La familia intentó atajar el rumor: “Andrés no estaba implicado voluntariamente en dicho negocio”. Voluntariamente, he ahí el quid de la cuestión.

Apuntaban algunos a que podía haber sido presionado y posteriormente retuvieran al niño para garantizarse que efectuara el delictivo traslado. Había adquirido un camión de segunda mano por cinco millones de pesetas, que pensaba pagar a plazos. Dos meses antes del accidente tuvo que efectuar una reparación en la caja de cambios y en los frenos por valor de 700.000 pesetas. Arrastraba una buena deuda.

Por ello existía la posibilidad de que personas conocedoras de su crítica situación aprovecharan para ofrecerle un porte de droga. Puede que, agobiado por tal situación, aceptara inicialmente o que, coaccionado de modo directo, accediera a ello. Y quizá en alguna de las continuas paradas que efectuó durante el ascenso al puerto le forzaron, desde el coche lanzadera, a llevarse a su hijo en calidad de garantía hasta que entregara el alijo en su destino final.

Después se produjo el accidente y el niño, merced a su forzosa retención, salvó de momento la vida, pero para quedar en manos de una peligrosa banda de narcotraficantes. Un incómodo testigo al que pudieron eliminar al poco.

Tras el accidente el camión fue trasladado al municipio madrileño de Colmenar Viejo, donde se instruirían las diligencias. Tras inspeccionar durante horas el habitáculo de la cabina, lo único que se encontró del chaval fue la goma de una zapatilla deportiva. Nuevamente se ratificó la imposibilidad de que su cadáver se hubiese desintegrado en tan breve espacio de tiempo.

Al año del suceso El Caso titulaba a toda plana en su portada: “El niño de Somosierra, ¿en poder del narcotráfico? Se ha encontrado heroína en la cisterna del camión siniestrado”.

Informaba detalladamente de que el hallazgo de la droga fue consecuencia de una diligencia ordenada por la jueza de Colmenar Viejo. En el año transcurrido desde el accidente el sumario experimentó diversos avatares. Cambió la titular, María Riera, y fue su sustituta María Dolores Ruiz Ramos quien ordenó buscar en la cisterna del camión restos de heroína. La cuba descansaba en Cartagena desde hacía un año sin que a nadie se le hubiera ocurrido examinarla a fondo.

Portada de El Caso del 4 de julio de 1987 sobre el niño de Somosierra.

Portada de El Caso del 4 de julio de 1987 sobre el niño de Somosierra.

La Guardia Civil descubrió la droga oculta en un bulto, enrollado en una manta, todo ello envuelto en una lona blanca y finalmente protegido por un plástico gualdo. El alijo estaba depositado en un compartimento, al final del depósito, cubierto de ácido sulfúrico por encima y por debajo.

El propietario de la cuba, Antonio Medonio, se mostraba convencido de la inocencia del camionero. «Pudieron quitarle al crío con amenazas para obligarle a hacer algo que no quería. Quizá lo forzaron a transportar la carga secuestrando al niño hasta que la mercancía llegara a Bilbao». Aunque en sus siguientes palabras caía en una clara contradicción: “Tenía muchas deudas. No creo que nadie esté trabajando en el tema ese por amor al arte, que mueve mucho dinero”.

La abuela materna del niño, María Legaz, recelaba al respecto: “Unos dicen una cosa, otros dicen otra… Yo qué sé si llevaría en el camión… No lo sé. Mi yerno, aunque le hubieran apuntado con una pistola, prefiere que lo maten antes que dejar al zagal”.

“Cogieron al crío de rehén”

El portavoz de la familia, Juan García Legaz, era categórico en sus manifestaciones: “Cerca del lugar del siniestro había un control policial. Está claro que los traficantes de droga obligaron a parar el camión y cogieron al crío de rehén, forzando circunstancialmente al padre a efectuar el transporte de droga”.

Tenía claro lo que estaba pasando. “Una red delictiva muy importante, que había detrás de todo esto, nos estuvo acosando telefónicamente para que no prosiguiéramos con nuestras indagaciones. Sabían que mientras no soltaran a su presa no había testigo alguno que pudiera denunciarles. Solicitamos la intervención de nuestros teléfonos, que se localizara a los titulares de furgonetas similares a la que se detuvo junto al camión y un montón de pesquisas más… Ni resultado ni ayuda alguna”.

Y una queja contra la Policía y la Guardia Civil. “No se investigó entonces debidamente. Fueron dos primeros años vitales con muy poca atención para ayudarnos en nuestras búsqueda”.

Una regla de oro en estos casos es que, conforme transcurre el tiempo, menores son las posibilidades de resolverlo. Cada minuto que se pierde al inicio juega a la contra y puede convertirse en una eternidad.

¿Qué fue de Juan Pedro?, es la pregunta que se hacen muchos. Tal vez sólo los valles que rodean el puerto de Somosierra lo sepan, pero su silencio es imperturbable. Nunca podrán contarlo.

Fuente: Juan Rada / El Confidencial

El peligro de los asteroides

La Asamblea General de las Naciones Unidas declaró en 2016 el 30 de junio Día Internacional de los Asteroides. El motivo detrás de esta decisión fue la conmemoración del meteorito que impactó en 1908 en Tunguska (Siberia). Este suceso derribó árboles situados en un área de 2.150 km² y que provocó un gran incendio.

Tecnología, videojuegos, gadgets… Todas las tendencias y las últimas novedades en tu correo ¡Suscríbete ahora!

Registrarme gratis

Los asteroides y demás objetos próximos a la Tierra, pueden provocar catástrofes en el globo terráqueo. Según el centro de la NASA que se dedica al estudio de estos objetos, se han identificado más de 16 000 asteroides que orbitan cerca de nuestro planeta.

Por ello, cada día se trabaja más en el desarrollo de tecnología espacial que intercepte y prevenga la colisión de un asteroide en la Tierra. En este artículo, mostraremos algunos ejemplos.

¿De qué tres formas se puede desviar un asteroide?

Según Guadalupe Cordero, investigadora del Departamento de Ciencias Espaciales del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México, existen tres técnicas que los científicos están desarrollando para evitar los asteroides:

  • Impulsiva: se da un golpe al objeto celeste para mover al objeto de su órbita y desviar su trayectoria. Una manera para hacer esto sería detonar una bomba atómica nuclear cerca del asteroide.
  • De bajo impulso: agarrar al asteroide con una especie de red o con un tractor de gravedad para desplazarlo.
  • Pasiva: con un haz de luz y con la fuerza de atracción del Sol, que mueven al asteroide de su órbita para evitar la colisión.

La misión DART de la NASA

Este telescopio podría funcionar tanto de día como de noche.

La NASA está trabajando en su proyecto Double Asteroid Redirection Test (DART). En un principio, la agencia espacial estadounidense lanzará este año un cohete que tendrá el objetivo de desviar la trayectoria del asteroide ‘Didymos B’.

Este asteroide forma parte de un sistema doble junto a ‘Didymos A’ y ambos orbitan entre medio de Marte y nuestro planeta.

Se espera que este cohete impacte contra el asteroide en 2022 y que modifique su órbita. Este cuerpo celeste no resulta una amenaza para la Tierra, pero gracias a esta misión se comprobará si esta medida podría ser aplicable a un caso realmente problemático.

Ilustración de la nave espacial DART.
Ilustración de la nave espacial DART.
NASA

La misión HERA de Europa

Al igual que la misión de la NASA, el objetivo del proyecto europeo es crear una tecnología que sea capaz de desviar los asteroides que se encuentren en una trayectoria de colisión con la Tierra.

Este GIF es de 'Presentando a Hera', un episodio de 'Las increíbles aventuras de Hera'.

La Agencia Espacial Europea pretende lanzar su cohete en 2024 y alcanzar el sistema binario de asteroides Didymos a finales de 2026. Inicialmente, si la misión DART no falla, Didymos B se encontraría en una posición distinta a la actual.

HERA, además de desviar los dos asteroides, recopilará información fundamental para la ciencia y la tecnología espacial. Los datos que recoja servirán para futuras misiones al espacio y para comprender la composición y la estructura de los asteroides.

El sistema GNC de la compañía española GMV

El sistema de Guiado, Navegación y Control (GNC) del grupo empresarial español con presencia internacional GMV está presente en el desarrollo de HERA. Este GNC es el responsable de mantener y controlar la órbita de la nave espacial, dependiendo del perfil de la misión.

De este modo, el sistema garantiza la navegación deseada con un buen control, ya que cuenta con una seguridad adicional que garantiza el éxito de la misión.

El GNC cuenta con una tecnología autónoma de órbita de asteroides comparable con la de los vehículos de la Tierra que se conducen solos.

Arranca en Europa el ‘pasaporte COVID’ con temor hacia los ciberataques: así es como pueden usarlo para robar tus datos

El nuevo pasaporte sanitario será ofrecido de manera gratuita.
El nuevo pasaporte sanitario será ofrecido de manera gratuita.

Este jueves, 1 de julio, entra en vigor el Certificado Digital Europeo, también llamado ‘pasaporte COVID’, para facilitar e impulsar la movilidad segura entre los países de la Unión Europea. Sin embargo, pese a las ventajas que a primera vista puede tener, los expertos en ciberseguridad han dado la voz de alarma y aseguran que este documento “no está exento de ciberriesgos”.

El ‘pasaporte COVID’ acredita que el titular del mismo ha recibido su vacuna y puede cruzar las fronteras con más facilidad y, aunque sus creadores aseguran que incorpora una moderna y robusta tecnología basada en códigos QR, todos los asuntos relacionados con el coronavirus han provocado en los últimos meses un incremento de las ciberestafas, y este documento no iba a ser menos.

Los peligros asociados a este certificado se centran en la falsificación y venta ilegal o en su utilización como señuelo para lanzar un ciberataque, pero también en que se use de forma ilícita para fines diferentes al de favorecer la movilidad -por ejemplo como requisito para acceder a un empleo-.
Como decíamos, desde que se declaró esta pandemia mundial hasta hoy, la COVID-19 se ha convertido en un atractivo cebo para estafar a víctimas con dinero y credenciales a cambio de supuestos tests, vacunas o alertas fraudulentas. Solo en abril del año pasado se detectaron más de 300 señuelos de phishing sobre el coronavirus, y muchos de ellos lograron que los usuarios accediesen al contenido malicioso. Asimismo, en el entorno laboral, la adopción masiva del teletrabajo ha incrementado los ciberataques dirigidos.

El phishing consiste en la suplantación de la identidad de un organismo oficial para hacerse con datos personales y bancarios del usuario. Muchos ciberdelincuentes podrán aprovechar la llegada de este pasaporte para utilizarlo como anzuelo para conseguir esta información privada.

Por lo tanto, los ciudadanos deben desconfiar de los correos electrónicos o mensajes de texto de procedencia desconocida o en los que se nos insta a registrarnos para obtenerlo, dado que el carácter del documento para hacer frente a la expansión del coronavirus es voluntario.

Por último, no se debe hacer clic en los enlaces que normalmente se envían en estos correos electrónicos, ya que pueden conducir a una web fraudulenta y, desde luego, nunca facilitar datos personales o bancarios, como números de cuenta y de tarjetas de crédito.

“Lo que se está haciendo es utilizar la imagen de la pandemia como reclamo, aunque en general los especialistas en ciberseguridad opinamos que aunque no hubiera habido coronavirus el tema de los ataques hubiera ido ‘in crescendo’ igualmente”, apunta Chema Cuadrado, especialista en ciberseguridad en Hiberus.

Por ello, desde antes de la crisis sanitaria hasta hoy, las empresas y entidades han incrementado un 70% su presupuesto destinado a ciberseguridad, según datos del experto.

El especialista en ciberseguridad recuerda que, como dicen en la película ‘Soy Leyenda’, “los malos nunca duermen”, por lo que es importante estar alerta.

¿Qué es el ‘pasaporte COVID’?

El ‘pasaporte COVID’, también llamado ‘certificado verde digital’, es un documento consensuado por los 27 países miembros de la Unión Europea en el que se acredita que el poseedor no está contagiado de coronavirus, ya sea por tener anticuerpos, estar vacunado con la pauta completa o haberse realizado previamente una PCR con resultado negativo.

El soporte será digital, aunque también se podrá solicitar en papel, y contendrá un código QR con la información sanitaria del turista.

El certificado digital para la COVID-19 contiene un código QR con una firma digital que lo protege ante falsificaciones. Cada autoridad sanitaria que lo emite tiene su propia clave digital, que se verificará al escanear el código QR, ya que la información del centro emisor se almacena en una base de datos segura en cada país.

Además, la Comisión Europea ha creado un portal donde se pueden verificar las firmas de todos los certificados de la UE, sin utilizar ningún dato personal del titular del pasaporte.

Aunque no es obligatorio, esta medida busca fomentar la circulación intracomunitaria y desechar los formularios de cada país para centralizar la información y gestión.

Cómo evitar estafas con documentos oficiales como el ‘pasaporte COVID’

En primer lugar, debes tener claro qué organismo de la Comunidad Autónoma lo emite y solo solicitarlo por los canales oficialesEn una noticia previa en 20Bits ya te informábamos de cómo pedir el Certificado Digital Covid en España.

En segundo lugar, aunque uno pueda estar ‘más receptivo’ en estas fechas en lo que a recibir mensajes de aerolíneas y organismos del gobierno, entre otras, siempre se debe tener en cuenta que las empresas y organizaciones públicas nunca te pedirían información personal, y mucho menos financiera, a través de medios como el correo o el teléfono. Ni tampoco te urgirían a darla.

Después de meses de restricciones, y sin poder viajar a otros países, la gente está deseosa de volver a la normalidad. Bajo esa presión social, emocional y también de tiempo, las personas son menos propensas a comprobar los dominios de los sitios web a los que acceden o bien a hacer clic en un enlace o archivo adjunto de un remitente desconocido o no verificado. No te dejes llevar por las ganas de vacaciones y comprueba la procedencia de tus mensajes.

Uno de los principales problemas con el ‘pasaporte Covid’ es que la gran mayoría de ciudadanos no conoce este documento, no sabe qué aspecto tiene, cómo se emite o qué información comparte. Debes informarte bien de todo esto antes de lanzarte a pedir un certificado que se te ofrece.

El misterio del niño pintor de Málaga al que se tragó la tierra en 150 metros

A David se le perdió el rastro a los 13 años, tras salir de su casa en Málaga.Casos de la  Crónica Negra, pero negra negra, de España.

David Guevara iba para genio y le comparaban con Picasso. A los 29 años de que desapareciera sin dejar rastro la familia acaba de pedir que se le dé por muerto.

Han transcurrido casi tres décadas. Se continúa sin saber absolutamente nada de su paradero, si es que vive. Un enigma permanente. Sus familiares han pedido que oficialmente lo den por muerto.

Su desaparición está considerado por la Interpol, junto con la del niño de Somosierra, como la más extrema y desconcertante ocurrida en Europa en los últimos tiempos. Pero, a diferencia del camión que volcó bajando el puerto, en este caso no se ha descubierto ni una sola pista.

David Guerrero Guevara salió de casa en Málaga el 6 de abril de 1987 camino de la academia. Antes de ir al centro donde recibía clases de arte pensaba pasar por la exposición en la que había colgado un cuadro suyo. Se lo había solicitado la galería La Maison para una muestra colectiva titulada Recorriendo la Semana Santa, inaugurada tres días antes. Realizó una copia de la cabeza del sevillano Cristo de la Buena Muerte.
Desde su infancia era considerado como un futuro genio de la pintura. Parecía que, al igual que su paisano Picasso, estaba predestinado a lograr altas cotas artísticas y un gran nombre. Esto último lo consiguió, pero desgraciadamente por otra circunstancia.
Cuando su padre pasó por el centro de pintura para recogerlo, algo que hacía todas las noches a las nueve, no lo encontró. Preguntó al conserje, pero nadie le había visto aquella tarde. Corrió a la galería y le dieron la misma explicación. De inmediato empezó una búsqueda masiva en la que participó numerosa gente con nulo resultado.

David se esfumó a los 13 años. Sin dejar rastro alguno. Y hasta ahora.

David era un amante de la pintura. Desapareció el día que iba a ver una exposición en la que participaba.

David era un amante de la pintura. Desapareció el día que iba a ver una exposición en la que participaba.

NIÑO MODELO

Inicialmente hay quienes pensaron que la desaparición había sido voluntaria. Quizá, una chiquillada. Así, en el semanario El Caso apenas le dedicamos espacio en portada, a diferencia con lo ocurrido al niño de Somosierra diez meses antes. Parecía que todo se solucionaría pronto.

Mientras, su obra con la cabeza de Cristo pasaba a ocupar el mejor lugar de la galería donde estaba expuesta. Fue contemplada por miles de aficionados, escrutada por críticos y observada con toda meticulosidad por policías. Muchos querían comprar la pieza que, con anterioridad a la desaparición del autor, tenía un precio de salida de 60.000 pesetas. La cotización del cuadro se disparó en pocos días.

El tiempo transcurría sin noticia al respecto. Por eso en los meses siguientes los progenitores de David peinaron la provincia, establecieron contactos con videntes y médiums, realizaron toda clase de pesquisas… Se gastaron dos millones de pesetas en imprimir fotografías y pasquines con el semblante risueño de un chico de pelo castaño claro y ojos verdes, que colocaron por calles y plazas de España. Llegaron a ofrecer una recompensa de un millón a quien facilitara alguna pista fiable. Todo ello gracias al dinero aportado por familiares y amigos, dada su apretada situación económica. El resultado fue nulo.

David era un niño precoz. Desde su infancia destacó por la habilidad con los pinceles. Tenía de profesor a un tío suyo y destacado artista, José Guevara, que formó parte del grupo Montmartre, integrado por varios profesionales malagueños que en su momento marcharon a Francia y fueron agasajados por el autor del Guernica.

Portada de El Caso con la publicación de la desaparición del niño.

Portada de El Caso con la publicación de la desaparición del niño.

Vivía con sus padres y dos hermanos en un ambiente de clase humilde. El cabeza de familia trabajaba en una fábrica de confección de prendas de vestir. La madre se dedicaba a sus labores domésticas. Carecían incluso de teléfono, por lo que una vecina puso el suyo a disposición de ellos por si llamaban los secuestradores. Aunque nadie pensaba en el rescate, dada la falta de recursos económicos, pero tampoco en una fuga voluntaria.

Era un chaval modélico, tanto en su hogar como en la escuela. Se hacía notar por sus cualidades. “Un niño extraordinario: buenas notas y mejor comportamiento. Nada de introvertido, sino muy serio, responsable y perfectamente integrado en el centro docente”, afirmó la directora de colegio Divino Pastor.

Su vida se reducía a marchar por las mañanas al centro escolar, retornaba al hogar para hacer los deberes y después acudía a la academia de arte, junto con su hermano menor, de diez años, que también dibujaba muy bien.

Aquel fatídico día, que ha embargado de dolor a la familia, llegó a casa alrededor de las seis para merendar. Como era habitual. Tomó un yogur, cogió su bolsa vaquera con los materiales de pintura, el bonobús y el carné de estudiante. Pero ni una sola peseta.

Marchó solo porque pensaba acudir a la exposición, antes de ir a recibir la clase diaria de artes plásticas. Estaba citado con un periodista de una emisora local que le iba a hacer una entrevista, dado que era el único niño que formaba parte de la exposición.

Su padre le hizo un croquis. “¿Sabes dónde está el sitio? Si terminas pronto, te vas a la pintura. Si no, te esperas allí y yo voy a recogerte”. Se despidió como todas las tardes. Le hacía ilusión hablar por la radio. 150 metros separaban su casa de la parada del transporte municipal que le llevaría al centro de la urbe. Nunca subiría a ningún autobús. Su rastro se desvanecía en este centenar y medio de metros.

La Policía descarta el secuestro

¿Qué sucedió en el corto trayecto entre el portal y la marquesina del bus? Ningún conductor de los autobuses que paraban allí lo vio subir. No llegó nunca a la sala de arte.

La Policía descartó inicialmente que hubiera sido secuestrado. Se trataba de una jornada muy especial. “Se dio la circunstancia de que coincidió dicho día con la visita de la reina doña Sofía a la capital malagueña y, puesto que esa zona correspondía a uno de los itinerarios trazados, había rigurosa vigilancia, tanto de agentes de paisano como uniformados, lo que induce a descartar que fuera introducido a la fuerza en un vehículo”, explicó el comisario de Málaga por aquel tiempo, José María García Calabuig.

La monarca estaba de visita institucional y, en su recorrido desde el aeropuerto, tenía que pasar por esa zona, por lo que los vecinos de la barriada se echaron a la calle para verla. A David nadie lo vio.

La madre de David, recientemente, sosteniendo una foto de su hijo desaparecido.

La madre de David, recientemente, sosteniendo una foto de su hijo desaparecido.

EL EXTRAÑO AMIGO SUIZO

David era un prometedor artista. De ahí las múltiples hipótesis que se han barajado en torno a él. ¿Secuestrado por una red de falsificadores? ¿Explotación de futuros genios? O… ¿se marchó de modo voluntario?

“El pequeño, considerado muy normal y ajeno a cualquier idea de fuga infantil, es calificado por los críticos de arte como un niño prodigio de la pintura, con un gran porvenir nacional por sus excelentes dotes en el plano figurativo y realista”, escribía Francisco Acedo en ABC.

Diez mil personas se manifestaron por las calles malacitanas para exigir mayor dedicación y esfuerzo a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. Especialistas en la búsqueda de desaparecidos, acompañados de perros amaestrados, inspeccionaron locales abandonados y semiderruidos, rastrearon la sierra, después la provincia de arriba abajo, pero sin logro alguno. Los filtros en las fronteras con los países vecinos tampoco dieron resultado.

Los investigadores trabajaron con la hipótesis de que había sido convencido, mediante engaños y falsas promesas, por alguna red de falsificadores de obras de arte que querían aprovechar su habilidad con los pinceles. Las primeras señales condujeron hacia Lisboa, después de que un matrimonio de profesores canarios afirmara haberlo visto acompañado de otros muchachos de su edad pintando vírgenes en el suelo por las zonas más turísticas. El gabinete de prensa de la policía judicial portuguesa confirmó que existían más testigos que ratificaban la presencia de David en un barrio de los suburbios. Los funcionarios españoles que marcharon en su búsqueda regresaron de vacío.

También había suposiciones, como la de un posible accidente o amnesia producida por algún golpe. Toda clase de rumores y teorías empezaron a circular al respecto. Como sucede casi siempre que desaparece alguien, numerosas personas afirmaban haberlo visto en un lado u otro. Que era él, que se le parecía, que podía ser él… Lo habitual en este tipo de sucesos. A ello había que sumar el habitual testimonio de videntes que afirmaban conocer el paradero pero, cuando se investigaba, nada de nada.

En la redacción de El Caso recibimos abundantes testimonios de este estilo. Incluso el de una vecina que sigue afirmando cómo vio al niño cuando salía de casa acompañado de su padre. Algo que de ser verdad cambiaría toda la historia. La Policía no le dio crédito. Y la familia afirma todo lo contrario.

A los tres años en un hotel malagueño una camarera encontró una servilleta en la que ponía ‘David Guevara. Huelin’. Este último nombre corresponde al barrio donde vivía. En dicho establecimiento estuvo alojado un par de meses, coincidiendo con la desaparición, un acaudalado suizo de 70 años, aficionado a la fotografía. Había conocido al chico, que le hizo una caricatura del rostro y que guardaba en su casa.

La Policía se desplazó de inmediato a Berna, pues sospechaba que podía haberle prestado cobertura económica para que abandonara a los suyos. Las indagaciones chocaron con un serio contratiempo. Aunque localizaron rápidamente su vivienda, había fallecido de muerte natural pocos meses antes. La esposa les mostró el laboratorio fotográfico y toda la colección de imágenes tomadas por el difunto, muy acostumbrado a parar a la gente en la calle para retratarla. Pero en ninguna aparecía David. La mujer no sabía nada al respecto. Adiós a la última pista fiable.

Al tiempo se comentó que un par de pintores belgas de origen magrebí, relacionados con la galería La Maison, habían tenido que ver con la desaparición. Se les investigó en Marbella, donde vivían en un chalé. Uno de ellos había muerto de sida en 1992. Tampoco se descubrió nada.

Hace un tiempo se desarticuló una organización de falsificadores de arte en Portugal y ahí se plantó de nuevo la Policía española por si existía alguna relación con David. Hay quienes afirman haberlo visto asomado en un yate, en ambientes pictóricos, con amigos… Pero siempre bastante lejos de nuestras fronteras, por lo que el rastreo no ha conducido a buen puerto.

Se han seguido pistas en Holanda, Marruecos, México… Doscientas entrevistas sin resultado alguno. Nadie ha podido aportar un solo rastro que conduzca al esclarecimiento del suceso.

“Lo que hace diferente a este caso es que no hay nada. Es una desaparición limpia. Sin testigos, como si se lo hubiese tragado la tierra o se hubiera disuelto en el aire. Muchas veces he llegado a pensar que si alguien quisiera hacer desaparecer a una persona tendría que utilizar el mismo método que lo acaecido alrededor del niño pintor. En el caso de David no hay nada. Se han planteado mil hipótesis. Se ha buscado en todos los lados. Se ha investigado cualquier pista que nos ha llegado… Nadie puede desaparecer así”, manifiesta José Luis Calvo, presidente de PRODENI, asociación cuyo fin es la defensa de los derechos de los menores y que se volcó de lleno en la resolución de este caso.

La madre de David ha tenido que dar por muerto a su hijo para poder abrir el testamento de su difunto marido.

La madre de David ha tenido que dar por muerto a su hijo para poder abrir el testamento de su difunto marido.

Extraña que se marchara por voluntad propia, engañado por las falsas promesas de algún adulto. “David era un chico normal, nada callejero, y no tenía motivos para irse de casa. No le gustaba bajar a jugar a la calle. Sólo estaba con su hermano, siempre pintando”, recuerda su madre, Antonia Guevara.

UN CASO QUE SEGUIRÁ ABIERTO

Hace diez meses falleció el padre. La familia se ha visto forzada a solicitar que sea declarado muerto, dado que David legalmente es uno de los herederos y se precisa su firma para desbloquear la herencia.

El pasado día cuatro el juzgado hizo público el procedimiento, a través del BOE, y citó a la familia para el próximo 28 de septiembre. A partir de ahí será considerado oficialmente como fallecido. El Código Civil contempla esta posibilidad una vez transcurridos diez años sin noticias del ausente para que sus allegados puedan disponer de sus bienes o acceder a prestaciones.

“Por una miseria de dinero y la casa nos hemos tenido que meter en este jaleo. No queremos nada, pero la ley es la ley”, precisa la afligida madre. “Ojalá esto sirva para que aparezca. Seguiremos luchando hasta que el cuerpo aguante”.

Hace años que no se registra ninguna novedad al respecto. Pero el caso continuará abierto aunque David sea declarado como fallecido. “El mes pasado tuve que ir a la comisaría a solicitar una copia de la denuncia de su desaparición y el inspector me aseguró que siguen en ello, pero que es muy difícil después de tanto tiempo y no hay nada nuevo”, comenta Antonia.

Si lo secuestraron, quizá le fue imposible regresar. “Cualquier psiquiatra sofrólogo sabe que, inyectándole determinados fármacos durante diez minutos, se olvida hasta de su nombre. Y en una semana, a base de sesiones de hipnosis, se le cambia su historial e ignora por completo quién fue su familia», comentó Juan García Legaz, portavoz en el caso del niño de Somosierra.

Se esperaba mucho de David. Apuntaba para genio. Si sigue vivo, ¿lo habrá conseguido? Es una incógnita. Durante muchos años sus padres y sus hermanos, Raúl y Jorge, aguardaron con la esperanza ciega de que pudiera llamar a la puerta en cualquier momento. Nunca se echaba el pestillo. Su habitación se mantenía intacta, con pinceles y pinturas, borradores y lienzos en blanco, estanterías con libros de arte…

Ha transcurrido demasiado tiempo desde aquel Lunes de Pasión, víspera de la Semana Santa. El inicio de un calvario interminable para la familia.

Fuente: Juan Rada / El Confidencial

SUBSCRÍBETE a Youtube, a VOCES DEL MISTERIO VODCAST, misterio y actualidad de lo extraño

Suscríbete a nuestro canal en Youtube, a VOCES DEL MISTERIO TV VODCAST donde hablamos de misterio, de Historia, de la actualidad de todo lo extraño que pasa en el mundo, entrevistas y mucho más. SUSCRÍBETE, te esperamos.

SUSCRÍBETE EN: https://www.youtube.com/channel/UCzvPrPWhubvPYp86-4YkBSg

Botón Suscríbete para YouTube en PNG y Vector en diversos colores

 

Rutas misteriosas y especiales: Jueves “Fantasmas del Barrio de Santa Cruz”

'Rutas del misterio' en Sevilla: buscando apariciones de fantasmas por sus callesPRECIOS ESPECIALES

😍Rutas especiales de verano 2021. Miércoles y jueves con dos propuestas muy atractivas para las noches de calor:

😱Miércoles 30 junio: Misterios de la Catedral de Sevilla. Lo que nadie te ha contado, sus secretos, su Historia desconocida, sus fantasmas… 21.30 h. Puerta del Nacimiento en Avda. Constitución (por donde entran los pasos). 7,5 € adultos y 5 € niños 🥳

👻Jueves: Fantasmas del Barrio de Santa Cruz. Conoceras sus casas encantadas, fantasmas, poltergeist, ouijas y mucho más en este emblemático barrio. 21.30 h. Puerta del Palacio Arzobispal en Plaza Virgen de los Reyes. 7,5 € adultos y 5 € niños 👍

Reserva aquí 653775172 con un mensaje de whatsapp. El mejor plan para el verano 🖖

A %d blogueros les gusta esto: