Los policías nacionales de Blas Infante quieren que se queden sus gatos

En muchas ocasiones los animales establecen un bello vínculo de amistad y solidaridad con el ser humano, una ayuda mutua, es lo que ocurre en Blas Infante y la Policía Nacional.

El Correo de Andalucía
  • Los policías nacionales de Blas Infante quieren que se queden sus gatos

Hay bastante malestar entre los agentes ya que un superior no quiere a los gatos que, durante tantos años, llevan conviviendo con ellos. Gatos que realizan una importante labor de eliminar plagas como las ratas que acuciaban este punto de Sevilla.

Los agentes quieren que sus gatos sigan en la comisaría, quince felinos que no interfieren en la labor habitual de la Policía y que conviven en armonía. De hecho, la unión entre los quince felinos y la Policía es tal que los propios agentes son los que se encargan del cuidado (vacunas, pago de veterinarios, alimentos…) de los animales asumiendo ese gatos sin ningún problema.

En plena campaña de la Junta de Andalucía #nosolocomidayagua es conveniente recordar a la jerarquía de Blas Infante que también hay una parte de reciprocidad y cariño entre los mininos y los agentes, que hay que tener corazón por que los animales dan mucho a cambio de muy poco.

Los policías de Blas Infante quieren a sus gatos, los quieren allí con ellos, los cuidan, les dan cariño, y ellos tienen un hogar y eliminan a las ratas: «Jose Manuel, aquí antes había ratas como camiones de grandes y… ¿Sabes? Desde que tenemos a estos quince gatos no se ve ni una, este es un sitio más limpio y más seguro sanitariamente hablando».

Otro agente me decía: «En días grises, que todos los tenemos, estos animales te arrancan una sonrisa, te dan cariño, la verdad es que estamos contentos con ellos y queremos que estén aquí como hasta ahora».

Un tercer agente, de muchos otros con los que he tenido la ocasión de hablar, me decía: «La cuestión es que aquí queremos que estén, no creo que nadie quiera tener a un grupo de trabajo cabreado por una decisión de no querer a los animales, hay que ser un poco humanos».

Opiniones, todas, las que he tenido la oportunidad de pulsar que son positivas y a favor que los quince gatos permanezcan en Blas Infante, incluso en las instalaciones los animales pasan desapercibidos y no hay rastro de ratas con lo que las afirmaciones de estos agentes de la Policía Nacional son absolutamente verídicas.

La colonia felina tiene un responsable entre los miembros de la Policía Nacional de Blas Infante, algo acordado así y que tiene un cauce con veterinario y plataformas veterinarias y de protectora de animales.

Los agentes, de hecho, han cursado un escrito oficial sobre la «colonia» de gatos de Blas Infante, con lo que aportan y lo que implica su mantenimiento en pro de su permanencia (escrito que acompaña a ese artículo). Todos los gatos tienen un registro oficial y certificados de vacunas.

Se trata de buscar soluciones, no eliminar a estos gatos. Hay que ir, hablar con los responsables de los felinos dentro de la Policía, en el agente que lleva el enlace con Sevilla Felina. Hay informes sobre los animales que no respetan la verdad y por ello se pide que se contemple los beneficios que tienen con todas las instalaciones, hecho confirmado por el resto de cuerpo de la Policía de Nacional de la Jefatura.

El SUP indica que los gatos “dan insalubridad y mala imagen policial”, a esto a hay que replicar que no hay gatos dentro de las instalaciones –afirmar lo contrario es mentir- y peor imagen sería ver “ratas como camiones” dentro de las instalaciones. Es de sentido común. Si se pregunta siempre se blande –como argumento en contra- una foto de un excremento de gato en un pasillo… ¡¡¡Una única foto en dos años!!! Pero hay más: control de plagas indica que incluso los gatos han hecho que se reduzca el presupuesto de productos, informe a favor de los gatos y que son beneficiosos. Además hay un acuerdo que debe cumplirse.

La campaña de la Junta de Andalucía sobre los animales debe imponerse, no son sólo comida y agua, también hay que darles cariño, el cariño que reciben por casi todos los agentes y que piden, a gritos, que se queden sus mininos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s