Descubren un misterioso grupo de planetas errantes que flotan por el espacio

El Telescopio Espacial Kepler, que no fue desarrollado para ello, fue capaz de encontrar hasta cuatro planetas con una masa similar a la de la Tierra.

Raúl Izquierdo

Hallan un misterioso grupo de planetas errantes que flotan por el espacio
A. Stelter / Wikimedia Commons 

Que el espacio es muy vasto y que apenas conocemos una pequeña fracción de él es algo que está fuera de dudas. Por ello las repetidas visitas a otros planetas como Marte o Venus, con el fin de conocer si algún día hubo vida o si podría ser viable su habitabilidad. Pero más allá de ello, en nuestro sistema solar, un grupo de investigadores británicos han dado con un grupo de planetas que “flotan libremente”, sin que estén ligados a una estrella.

El hallazgo, publicado en la revista especializada Monthly Notices of the Royal Astronomical Society, habla de que cuatro de ellos que son consistentes con mundos de masas similares a la de la Tierra. El estudio, que ha contado con la dirección de Iain McDonald, de la Universidad de Manchester, empleó los datos obtenidos en 2016 por el Telescopio Espacial Kepler de la NASA, durante su misión K2.

Durante los dos meses que duró la misión, Kepler observó un campo lleno de millones de estrellas en las proximidades del centro de nuestra galaxia cada 30 minutos. Así, se hallaron hasta 27 señales candidatas de microlente de corta duración, con escalas de tiempo de entre una hora y diez días. Muchas ya se habían visto previamente, pero los cuatro eventos más cortos suponen nuevos descubrimientos, consistentes con planetas de masas parecidas a la Tierra.

El legado de Einstein

En los resultados obtenidos no se ha encontrado una señal más larga que lo acompañe, lo que podría esperarse de una estrella anfitriona. Esto sugiera que los planetas pueden estar flotando libremente. Según los expertos, podrían haberse formado en su origen alrededor de una estrella, antes de ser expulsados por el tirón gravitacional de otros planetas más pesados.

La microlente, precedida por Albert Einstein como consecuencia de su conocida como Teoría General de la Relatividad, describe cómo la luz de una estrella de fondo puede llegar a magnificarse de forma temporal, debido a la presencia de otras estrellas en primer plano. Con ello, se produce una explosión de brillo con una duración que se puede prolongar durante varios días. Se calcula que una de cada millón de estrellas de la galaxia se ve afectada por microlentes en algún momento, pero pocas se deben a planetas.

“Estas señales son extremadamente difíciles de encontrar. Nuestras observaciones apuntaron un telescopio anciano y enfermo con visión borrosa a una de las partes más densamente pobladas del cielo, donde ya hay miles de estrellas brillantes que varían en brillo y miles de asteroides que se deslizan por nuestro campo. Es tan fácil como buscar el parpadeo de una luciérnaga en medio de una autopista usando un teléfono“, admite McDonald en un comunicado.

No estaba diseñado para ello

Lo más complicado del asunto, recuerdan los expertos, es que el telescopio no estaba diseñado para encontrar planetas usando microlentes, así como tampoco para estudiar los campos de estrellas muy densos del interior de la galaxia. “Kepler ha logrado lo que nunca fue diseñado para hacer, al proporcionar más evidencia tentativa de la existencia de una población de planetas flotantes de masa terrestre. El propio Einstein pensó que era poco probable que alguna vez fueran observadas”, destaca Eamonn Kerins, coautor de la investigación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s