Encuentran restos de “un verdadero vampiro gigante” extinto hace 100.000 años

Se trata de la rama mandibular de un ‘Desmodus draculae’, una especie de murciélago enorme identificado por primera vez en Venezuela en 1988.

Encuentran restos de "un verdadero vampiro gigante" extinto hace 100.000 años
Museo de Ciencias Naturales de Miramar 

 Un equipo de paleontólogos de Argentina ha encontrado los restos de “un verdadero vampiro gigante” en una madriguera ubicada al sur de Miramar, en la provincia de Buenos Aires. El Museo de Ciencias Naturales de esa localidad ha especificado en un comunicado que se trata de la rama mandibular de un Desmodus draculae, una especie extinta de murciélago gigante que vivió hace unos 100.000 años en América Central y del Sur.

El sorprendente fósil “fue presentado recientemente a la comunidad científica internacional, atribuido a un vampiro extinto, de tamaño mayor de los conocidos hasta el presente, en sedimentos del Pleistoceno, en las inmediaciones del arroyo La Ballenera”, explica la institución. Asimismo, aclara que el hallazgo se produjo en una madriguera que podría haber pertenecido a un perezoso gigante que vivió durante ese periodo en la región.

Museo de Ciencias Naturales de Miramar

Más grande que el vampiro común

El Desmodus draculae, nombre que alude al famoso personaje de ficción ‘Drácula’, el último de los grandes mamíferos voladores. Se identificó por primera vez en Venezuela en 1988, mientras que se extinguió durante la época colonial, alrededor de 1820, posiblemente como consecuencia de la ‘Pequeña Era de Hielo’, según detalla el museo.

En cuanto a su apariencia física, la nota reza que “tuvo un tamaño 30% mayor que el vampiro común”. La revista Sci-News afirma que tenía una envergadura de hasta 50 cm y una masa corporal de 60 g, lo que lo convierte en el mayor murciélago vampiro conocido de todos los tiempos. “Su envergadura sería de dimensiones algo más grandes que las de un teclado de computadora, pero, significativamente mayor a sus representantes actuales”, añade Santiago Brizuela, de la Universidad Nacional de Mar del Plata y uno de los investigadores que difundió el hallazgo en la revista de paleontología Ameghiniana.

Animales hematófagos

El ejemplar pertenece a la subfamilia Desmodontinae (murciélagos vampiros), que también incluye tres especies vivientes: el murciélago vampiro común (Desmodus rotundus), el murciélago vampiro de patas peludas (Diphylla ecaudata) y el murciélago vampiro de alas blancas (Diaemus youngi). Todos estos mamíferos se alimentan de la sangre de otras criaturas, con lo que son considerados hematófagos.

“Es la única familia de murciélagos en el mundo que despierta curiosidad a partir de las leyendas de las Transailvania y su espeluznante conde Drácula. Pero en realidad son animales pacíficos que se alimentan de sangre de animales, y a veces de humanos, por unos breves minutos sin generar molestias, tal es así, que sus falsas víctimas ni lo presienten”, puntualiza Mariano Magnussen, del Laboratorio Paleontológico del Museo de Ciencias Naturales de Miramar e investigador de la Fundación Azara, donde se resguarda el nuevo espécimen. Eso sí, matiza que “pueden transmitir rabia u otras enfermedades si están infectados”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s