Rutas misteriosas de la semana, del 25 de agosto al 29 de agosto de 2021

Rutas misteriosas de la semana, del 25 de agosto al 29 de agosto: (alguna es 2×1)

MIÉRCOLES, 25 DE AGOSTO DE 2021 a las 21:00 h.

Ruta OFERTA 2×1 ¡NUEVA!: LA SEVILLA FANTASMAL

Atrévete a pasar una noche de MIEDO con una nueva ruta INÉDITA, donde recorreremos por Sevilla los aspectos más aterradores de la SEVILLA FANTASMAL, la de las casas encantadas y los fantasmas, la de lo aparecidos y las psicofonías, la del misterio y las realidades más inexplicables.
!ESTRENAMOS LA RUTA SEVILLA FANTASMAL! NO dejes pasar ésta oportunidad de OFERTA 2×1 en un ruta inédita. Partiremos desde la Plaza de San Francisco en dirección a calle Zaragoza y todo el entorno para concluir en uno de los lugares más emblemáticos y misteriosos de la ciudad.
Arquillo del Ayuntamiento de Sevilla en Plaza Nueva/Plaza de San Francisco. Sólo 5 €/persona.
Vente con nosotros: 653775172, ponnos un Whatsapp ¡VIVE EL MISTERIO!

VIERNES, 27 DE AGOSTO DE 2021 a las 21:00 h.

Ruta paranormal SEVILLA TENEBROSA, psicofonías y casas encantadas

Un recorrido de la mano de 👍🏻GUIARTE en el que podrás vivir el misterio, los casos más impactantes vividos en Sevilla, las investigaciones más actuales de aquel que las investigó en primera persona, con audios sorprendentes😱 tomados por Jose Manuel García Bautista, una ruta por la Sevilla más desconocida, por la Sevilla más misteriosa, por la Sevilla más terrorífica.

Puerta de la Facultad de Bellas Artes en C/Laraña. Sólo 10 €/persona. 👉🏻https://www.guiartesevilla.com/evento/sevilla-tenebrosa 

 

SÁBADO, 28 DE AGOSTO DE 2021 a las 21:00 h.

Ruta PARANORMAL ACTIVITY con Molarte

👻Próximo sábado una ruta PARANORMAL ACTIVITY extrema a un lugar muy particular. A las 21:00 h. Todo el que esté interesado que me ponga un mensaje para mayor concreción de detalles en MOLARTE, https://lajuderiadesevilla.com

 

 

La fuerza espacial no quiere tener nada que ver con los OVNIs

El Pentágono está considerando darle a la Fuerza Espacial la mayor parte de la misión de investigación OVNI

La fuerza espacial no quiere tener nada que ver con los ovnis

La Fuerza Espacial de los Estados Unidos está avanzando como el servicio líder para investigar ovnis en nombre del Pentágono. Es un papel que, según los informes, la Fuerza Espacial rechaza. Si bien el nuevo servicio busca formalizar roles y misiones, se muestra reacio a asumir uno que esté asociado con engaños, leyendas urbanas y hombrecitos verdes.

El Pentágono, según Politico , está considerando encomendar a la Fuerza Espacial de los Estados Unidos. La investigación de informes de fenómenos aéreos no identificados (UAP), el nuevo término para los ovnis. Esto se produce después de que la subsecretaria de Defensa Kathleen Hicks pidiera a las fuerzas armadas que eligieran un servicio para establecer, “procedimientos para sincronizar la recopilación, la presentación de informes y el análisis del conjunto de problemas de UAP”.

Pero los líderes de la Fuerza Espacial pueden ser reacios a asumir la tarea. La Fuerza Espacial, creada el 20 de diciembre de 2019, ha tenido una vida corta y controvertida. Muchos creían que la Fuerza Espacial se creó como un truco, y el presidente Donald Trump no participó en la idea, excepto como una forma de impulsar su posición política. La Fuerza Espacial se convirtió en el blanco de bromas, memes y opiniones cínicas.

""

Determinan la temperatura mínima de las enanas rojas

 

Nuevas observaciones hicieron posible encontrar el límite de temperatura que separa a las enanas rojas de las enanas marrones.
Ilustración artística muestra una estrella enana roja orbitada por un exoplaneta hipotético.

En un nuevo estudio que se publicará en la próxima edición de la revista Astrophysical Journal Supplement Series, astrofísicos de la Universidad de California en San Diego (EE.UU.) pudieron trazar la línea divisoria entre las enanas rojas y las enanas marrones, dos tipos de estrellas tenues que a menudo son difíciles de distinguir.

Las enanas rojas son decenas de veces más pequeñas que el Sol y varias veces más débiles en calor, pero en su interior se producen débiles reacciones termonucleares que generan radiación. Pueden existir y brillar tenuemente durante muchos miles de millones de años, mientras que las enanas marrones se desvanecen con el tiempo y se enfrían permanentemente.

Para su investigación, el equipo analizó 172 enanas rojas y marrones de diferentes tipos espectrales y descubrieron que los objetos más cálidos tienen órbitas mucho más alargadas y, por lo tanto, son más viejos.

La mayoría de las enanas rojas son bastante viejas, al tiempo que las enanas marrones que aún están calientes son jóvenes. Con el tiempo, las perturbaciones gravitacionales hacen que las órbitas de las estrellas alrededor del centro galáctico sean cada vez más elípticas, de manera que las estrellas más jóvenes tienen órbitas más circulares.

Se reveló que por debajo de la temperatura de unos 1.200 a 1.400 grados Celsius “todo son enanas marrones, estrellas fallidas que están destinadas a apagarse”, dijeron los investigadores. En cambio, por encima de esta temperatura crítica, los soles tenues son una mezcla de enanas rojas de larga vida y enanas marrones jóvenes. En comparación, la temperatura de la superficie del Sol es de unos 5.500 grados Celsius.

Los resultados son intrigantes, pero provisionales, y requieren mayor investigación. Los autores del estudio planean ampliar las observaciones en el futuro para trazar el límite de temperatura de forma aún más precisa y fiable.

El ozono de la atmósfera media también se está agotando

 

El ozono de la atmósfera media también se está agotando

El mismo fenómeno que causa las auroras polares está provocando el agotamiento del ozono presente en la mesosfera terrestre, contribuyendo así a su disminución en la atmósfera media, ha confirmado una investigación desarrollada en la Universidad de Nagoya en Japón.

El ozono es una molécula formada por tres átomos de oxígeno. Funciona de manera muy similar a un protector solar: bloquea los dañinos rayos ultravioleta (UV) del sol.

El ozono es uno de los componentes naturales de la atmósfera, aunque en una cantidad total muy pequeña: si todo el ozono que rodea la Tierra se encontrara en condiciones normales de temperatura y presión, tendría aproximadamente 3 mm de espesor, según el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales.

El ozono es un componente particularmente importante en la atmósfera superior. Formado principalmente por encima de los 25 km mediante procesos fotoquímicos, sin embargo, se transporta a la estratosfera inferior (y la troposfera) mediante procesos de mezcla.

La tercera capa de la atmósfera de la Tierra, después de la troposfera y estratosfera, es la mesosfera, especialmente conocida porque en ella se desintegran los meteoritos, provocando estrellas fugaces.

Tema relacionado: Descubren cómo se crean las auroras que brillan en el cielo

Ozono mesosférico

La mesosfera o atmósfera media se extiende entre los 50 y 80 km de altura y contiene solo el 0.1 % de la masa total del aire. Es la zona más fría de la atmósfera, pudiendo alcanzar los -80 °C.

En la mesosfera, la concentración de ozono disminuye respecto a otras capas de la atmósfera. Eso significa que hay menos absorción de luz ultravioleta entre los 50 y 80 kilómetros de altura.

El porcentaje de oxígeno, nitrógeno y dióxido de carbono en el aire de la mesosfera es esencialmente el mismo que el de los niveles de la atmósfera terrestre, inmediatamente por encima de la superficie del planeta.

Las principales diferencias son que la densidad del aire es mucho menor, que hay muy poco vapor de agua y que la mesosfera contiene porcentajes más altos de ozono que los niveles más bajos.

La mesosfera es importante por la ionización y las reacciones químicas que ocurren en ella. La baja densidad del aire determina la formación de turbulencias y ondas atmosféricas que actúan a escalas espaciales y temporales muy grandes.

Auroras polares

Por encima de ella, a niveles de termosfera y exosfera, el aire está tan enrarecido que la densidad es muy baja. Son los lugares en donde se producen las auroras polares.

Ocurren por la incidencia en la atmósfera de la magnetosfera terrestre, la capa de nuestro planeta en la que el campo magnético desvía la mayor parte del viento solar, formando un escudo protector contra las partículas cargadas de alta energía procedentes del Sol.

La magnetosfera terrestre, al igual que la atmósfera, nunca está en descanso. De sus muchos aspectos dinámicos, quizá el más importante y básico es el llamado «subtormenta magnética», un período de una duración de una hora más o menos, durante el que rápidamente se libera la energía de la cola magnética, explica la NASA.

Sobre la Tierra, el signo más visible de una subtormenta es un gran incremento de auroras polares en la zona de auroras de medianoche, seguidas por movimientos violentos de distintos arcos aurorales que se rompen repentinamente, y la posterior aparición de parches aurorales pulsantes y difusos al amanecer.

Auroras pulsantes

Esos parches son las así llamadas auroras pulsantes, porque se iluminan de forma intermitente. Tienen una extensión de entre decenas a cientos de kilómetros de diámetro, y aparecen a altitudes de unos 100 kilómetros en las regiones de latitudes altas de ambos hemisferios. A menudo, múltiples auroras pulsantes cubren todo el cielo.

Esta pulsación auroral, con períodos de varios a decenas de segundos, es generada por la precipitación intermitente de electrones energéticos que llegan de la magnetosfera y chocan con los átomos y moléculas de la atmósfera superior.

Estudios previos han demostrado que esta precipitación intermitente de electrones es responsable del agotamiento de la capa de ozono en la mesosfera, que podría estar ocurriendo específicamente durante las auroras.

Y aunque los científicos han estudiado la precipitación de electrones en relación con las auroras, ninguno había podido dilucidar suficientemente hasta ahora cómo las auroras causan el agotamiento del ozono mesosférico.

Nueva investigación

Una nueva investigación desarrollada por el profesor Yoshizumi Miyoshi, de la citada universidad, ha descubierto cómo el mismo proceso que genera las pulsaciones aurorales provoca también el agotamiento del ozono mesosférico.

El proceso ocurre por los electrones atrapados en la magnetosfera de la Tierra, que tienen un amplio rango de energía, así como por la presencia en esta región de la atmósfera de ondas de coro, un tipo de onda de plasma electromagnética, tal como sugirió una investigación publicada en 2018.

La nueva investigación, publicada en Scientifc Reports, comprobó que los electrones atrapados en la magnetosfera, dotados de un amplio rango de energía, se precipitan para causar los pulsos aurorales.

Estos electrones transportan suficiente energía para penetrar nuestra atmósfera a menos de 100 km, hasta una altitud de unos 60 km, donde se encuentra el ozono mesosférico, y provocan también su agotamiento al golpearlo.

Ese agotamiento se produce a través de precipitaciones de esos electrones de alta energía, desencadenados por las erupciones solares, ha confirmado esta investigación.

Ozono atmosférico

Ozono atmosféricoEsta investigación arroja nueva luz sobre los niveles de ozono, que cambian como parte de los ciclos naturales de la Tierra: han regulado el equilibrio del ozono, tanto en la superficie como en la estratosfera, durante la vida de la Tierra.

Sin embargo, en la década de 1970, los científicos descubrieron que los humanos estaban contribuyendo a la destrucción del ozono mediante productos químicos que contenían clorofluorocarbonos (CFC).

La subisguiente prohibición del uso de CFC ha conseguido restablecer el equilibrio de ozono en la atmósfera de la Tierra, pero el problema de fondo persiste todavía.

Cada vez menos

Actualmente, la pérdida de ozono es mayor que la producción de ozono. El área más crítica que se observa con una disminución del ozono es la Antártida.

La cantidad de ozono en la atmósfera sigue disminuyendo. Y ahora sabemos con certeza que los electrones procedentes del campo magnético (desencadenantes de las hermosas auroras polares), están implicados también en este proceso.

El profesor Miyoshi explica al respecto en un comunicado: se necesitan más estudios estadísticos para confirmar cuánta destrucción de ozono ocurre en la atmósfera media debido a la precipitación de electrones. Después de todo, el impacto de este fenómeno en el clima podría potencialmente impactar la vida moderna, concluye.

Adiós al mito del agua del mar: no es buena para las heridas

¿Cuántas veces hemos ido a la playa, con alguna herida, y nuestros padres nos han dicho “si escuece, es que cura”? Posiblemente hayamos escuchado este dicho popular miles de veces. Pero recientemente los expertos han querido zanjar este asunto y diversos expertos han asegurado que se trataría de un mito que puede no ser del todo cierto.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el agua de mar puede contener microorganismos patógenos, como pueden ser, en este caso, bacterias, protozoos y virus. Esta institución advierte que este efecto del agua salada puede ser dañino para nuestra salud, ya que puede repercutir en la cura de una herida, haciendo que esta tarde más tiempo en cicatrizar.

De acuerdo con la OMS, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos aseguran que tanto el agua dulce como el agua salada pueden contaminar las heridas y provocar “infecciones causadas por organismos acuáticos”.

Por su parte, el Departamento de Salud Pública de Virginia también lo confirma y recalca que estas infecciones pueden desarrollarlas tanto las personas inmunológicamente más débiles como aquellas que estén más sanas.

mar
De este modo, siguiendo las recomendaciones de las instituciones públicas, si tenemos una herida importante, lo mejor es olvidarnos de bañarnos en la playa durante al menos unos días.

¿Qué problemas puede provocar el agua del mar?
El agua del mar contiene sales minerales y oligoelementos que pueden funcionar como antiiflamatorio. A pesar de ello, el agua salada también puede contener bacterias u otros microorganismos patógenos, según explica Andrea Allende, dermatóloga miembro de la Academia Española de Dermatología y Venerología (AEDV) en el portal Maldita.es.

Esta misma experta recalca que sí que podemos bañarnos en el mar sin problema si tenemos una pequeña herida, aunque advierte que no es recomendable hacerlo en caso de que estemos bajo el riesgo de que esta se sobreinfecte o si tenemos una quemadura grave en nuestro cuerpo.

En declaraciones al mismo medio, Guadalupe Fontán, enfermera del Instituto de Investigación del Consejo General de Enfermería, explica que el agua y el aire marino pueden ser favorables para el acné, ya que tienden a secar la piel, aunque asegura que no son nada convenientes sobre una herida profunda o una seria quemadura, ya que puede empeorar la sintomatología y provocar una infección.

Ambas expertas recalcan que, hasta el momento, no se ha desarrollado ningún estudio que corrobore la propiedad curativa del mar, por lo que aseguran que el mito popular que venimos escuchando desde hace años es totalmente falso.

¿Cómo debemos curar una herida?

Según las instrucciones que lanzan la Asociación Española de Pediatría (AEPED) y el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos (NHI), cuando tenemos una herida en nuestro cuerpo es fundamental seguir los siguientes pasos:

El primer paso y el más importante es limpiar la superficie dañada de la piel con agua y jabón líquido. Esto se debe hacer con toques suaves y evitando frotar sobre la herida.

En segundo lugar, se debe secar la herida con gasas estériles.

Después, debemos cubrir la herida con una banda adhesiva esterilizada, comúnmente conocido como tirita, o con una cinta de gasa esterilizada.

Por último, debemos ser constantes y examinar la herida diariamente. En el caso de que la venda se moje, debemos retirarla y colocar una nueva. Cuando la herida comience a cicatrizar, podemos retirar la venda.

Desde la AEPED advierten que, si la herida sangra mucho porque el corte o el golpe ha sido fuerte, el cuidado inicial debe ser diferente. En ese caso, hay que lavarla cuidadosamente para poder apreciar su tamaño. Posteriormente, se debe colocar un trozo de gasa esterilizada o un paño limpio cubriendo la herida y aplicar presión directa y uniforme sobre la herida durante 5 minutos, utilizando la palma de la mano sobre la gasa o el paño. En el caso de que la sangre empape la gasa, no se debe retirar, sino que se debe colocar otro trozo encima de la anterior y continuar ejerciendo presión.

Tanto la AEPED como el NHI aseguran que es importante no infectar la herida, por lo que insisten en la importancia de lavarse las manos antes y después de tocar una herida. Además, explican que hay que dejar a un lado todos los accesorios y joyas previamente a mantener contacto físico con la herida.

Por su parte la guía de primeros auxilios del SAMUR-Protección Civil también indica que existe la posibilidad de utilizar alguna sustancia antiséptica que no tiña para curar la herida. Para ello, siempre debemos asegurarnos de que la persona que tiene la herida no es alérgica a ninguno de los componentes de este antiséptico.