El misterio de los viales contaminados en Japón pone contra las cuerdas a Rovi

La investigación por «sustancias extrañezas» en un lote de la vacuna Moderna pone bajo el foco a la compañía española, que no logra calmar a los inversores ante la incertidumbre en torno a la investigación.

Rovi

El desplome en bolsa de Laboratorios Rovi no cesa. La investigación por la contaminación de un lote de la vacuna Moderna suscitada sobre la compañía española continúa con nuevos detalles -se investigan dos muertes tras haber recibido la dosis de un lote retirado por precaución- y los inversores mantienen las ventas ¿Accidente, negligencia o sabotaje? La poca información en torno al caso eleva la incertidumbre y pone bajo el huracán al laboratorio. La cotización de Rovi registró este lunes su mayor caída en bolsa, superior incluso que la del jueves pasado cuando saltó la noticia.

Desde que estallara la crisis por el lote contaminado en Japón -apenas han pasado tres días hábiles en el mercado-, su capitalización ha perdido cerca de 800 millones de euros, cuando hace una semana alcanzaba su máximo histórico con un valor próximo a los 4.000 millones. La compañía ha tratado de calmar las aguas asegurando que están colaborando con la investigación, aunque todavía se desconocen detalles concretos del episodio.

Hasta ahora, la compañía española confirma que se han retirado 2,6 millones de dosis de la vacuna Moderna producida en España. En un principio se retiraron tres lotes, uno de ellos por contaminación y los otros dos por «precaución por su cercanía al otro». Pero este lunes se detectaron «sustancias extrañas» en más lotes, en la prefectura de Gunma y Okinawa, que se decidieron retirar. Todavía está por determinar cuál es el material detectado. En el primer lote contaminado se hallaron «partículas metálicas», mientras que en los siguientes se han encontrado «sustancias negras» en el frasco de la vacuna y en la jeringa y, en otro, un «material rosa» también en la jeringa.

Los avances en la investigación los próximos días serán claves para Laboratorios Rovi y la confianza de los inversores en la compañía. El viernes repuntó en bolsa ya que las dosis afectadas apenas representaban una pequeña parte de la producción anual, que asciende a 600 millones de vacunas actualmente; además, el problema solo se limitaba a las dosis enviadas a Japón y parecía no extenderse a más países. Sin embargo, la investigación del vínculo de dos fallecimientos con la vacuna y la detección de más lotes afectados volvió a desatar el pánico entre los inversores, provocando un nuevo desplome. 

Japón se enfrenta una nueva ola de contagios de coronavirus debido a la variante Delta y busca impulsar su vacunación, ya que actualmente menos del 50% de su población ha recibido las dos dosis. Aunque apuesta por seguir investigando el caso, Takahiro Kinoshita, médico y vicepresidente de Cov-Navi, un grupo de información sobre vacunas, afirmó a Reuters que cree «si las sustancias contaminadas fueran lo suficientemente peligrosas como para causar la muerte, probablemente muchas más personas habrían sufrido algún síntoma después de la vacunación».

Pese a que los fallecidos, de 83 y 30 años, recibieron la vacuna de uno de los lotes retirados, Rovi subraya que «hasta la fecha, no hay evidencias de que estas muertes hayan sido provocadas por la vacuna». Además, las fábricas de Rovi, tanto en Granada como en Madrid, continúan con su actividad y lo hacen con el visto bueno de la Agencia Europea del Medicamento (EMA). «La producción de la vacuna Covid-19 en Rovi puede continuar, tras una evaluación preliminar del riesgo de la información recibida hasta ahora», dijo la EMA en comunicado a Reuters el viernes.

Laboratorios Rovi es una parte de la cadena de suministro de la vacuna Moderna, principal proveedor en el país asiático, pero hasta que llega al paciente hay más implicados. La farmacéutica estadounidense es la responsable de la fórmula, pero no tiene capacidad logística para su producción y distribución a la escala que se precisa durante la pandemia. El laboratorio español se encarga del envasado y empaquetado y, además, desde el mes de abril la fábrica de Granada también participa en la fabricación del principio activo y en su formulación. Y, por su parte, la empresa encargada de la distribución de la vacuna en Japón es Takeda, un gigante farmacéutico nipón.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: