China se pone en alerta otra vez

Un brote en la provincia de Fujian ha provocado el confinamiento de las ciudades de Xiamen y Putian, mientras que también ha generado contagios en Quanzhou.

China se pone en alerta otra vez
STRINGER EFE

 Parecía que la pandemia ya era cosa del pasado, pero la variante Delta ha puesto de nuevo a China en alerta. Las autoridades del país han detectado un brote en Xiamen, ciudad de 5 millones de habitantes y una de las más pobladas de la provincia suroriental de Fujian. La Comisión Nacional de Sanidad de China informó que de los 60 nuevos contagios locales diagnosticados el lunes (59 confirmados y un asintomático), 32 se localizaron en Xiamen.

El foco de infección pudo haber surgido en Putian, también en Fujian, donde hasta el domingo por la tarde, el Gobierno municipal había informado de 32 casos confirmados y 32 infecciones asintomáticas. Además, las infecciones de este rebrote se han extendido a otras ciudades de la provincia. El lunes, la Comisión Nacional de Salud de China dijo que se habían registrado seis casos de transmisión local en Quanzhou.

Origen del brote

Las infecciones se detectaron por primera vez el jueves en dos hermanos jóvenes durante una prueba rutinaria de COVID-19en una escuela primaria en el condado de Xianyou, ciudad de Putian. Al día siguiente, otro estudiante y tres padres dieron positivo también, según informó viernes el Gobierno municipal de Putian. Los expertos creen que el origen del brote fue un padre que regresó recientemente de Singapur, a pesar de que había completado una larga cuarentena a su llegada a China. El hombre llegó a Xiamen el 4 de agosto, donde se sometió a 14 días de cuarentena obligatoria en un hotel. Después, pasó otros siete días en cuarentena centralizada en un lugar designado en Xianyou, antes de regresar a casa para una semana más de monitoreo de salud.

Durante estos 21 días, dio negativo en COVID-19 hasta en nueve ocasiones. Pero el viernes la prueba arrojó un resultado positivo. Las autoridades chinas no revelaron cuándo, dónde o cómo pudo contagiarse, pero un período de incubación de más de 21 días es muy inusual, ya que la variante Delta tiene un promedio de cuatro días, en comparación con un promedio de seis días para la cepa original.

Confinamientos de las ciudades afectadas

Tras los casos registrados, las autoridades chinas han decidido confinar a los residentes de Xiamen. Asimismo, el diario local The Paper avisó de la entrada en vigor, desde la pasada medianoche local (16:00, hora GMT), de la suspensión de los servicios de autobuses de larga distancia, como parte de una serie de medidas que incluyen la vuelta a las clases por internet para los estudiantes desde la guardería a la universidad y el cierre de todos los lugares de recreo.

La prensa local también indicó que todos los complejos residenciales de Xiamen permanecerán en “circuito cerrado”, lo que impide a los residentes abandonarlos, y solo se dejará acceder al aeropuerto de la ciudad a aquellos viajeros que presenten un resultado negativo de análisis de ácido nucleico realizado como máximo 48 horas antes.

Según el rotativo hongkonés South China Morning Post, todas las celebraciones y actos del Festival del Medio Otoño (el próximo día 21) se han cancelado también, al tiempo que se han prohibido las reuniones multitudinariaspospuesto las bodas y emitido las directrices pertinentes para celebrar los funerales de “manera sencilla”.

Por su parte, las autoridades de Putian también ordenaron a sus 2,9 millones de habitantes que no abandonaran la ciudad a menos que fuera absolutamente necesario. Aquellos con razones legítimas para irse deben presentar una prueba de coronavirus negativa tomada dentro de las últimas 48 horas. Asimismo, se cerraron cines, gimnasios, bares y bibliotecas, mientras que los jardines de infancia, las escuelas primarias y las escuelas secundarias se cerraron y se ordenó que impartieran clases en línea. En Xianyou, se suspendieron los servicios de transporte público y taxi, al igual que los autobuses y trenes que salían del condado.

Objetivo: controlar el brote antes del 1 de octubre

El lunes, las autoridades aseguraron que es probable que el rebrote se propague por más regiones del país asiático, pero esperan controlarlo antes de inicio de las vacaciones de la “semana dorada”, que comienzan el próximo 1 de octubre.

Hasta la fecha, China ha desarrollado una estrategia de tolerancia cero frente al coronavirus, lo que supone estrictos controles de entrada al país con cuarentenas de hasta tres semanas y numerosas analíticas de diversos tipos, además de la realización de pruebas masivas en los lugares donde se detecta un rebrote.

Según el parte emitido este martes por las autoridades sanitarias, China registró 92 nuevos casos confirmados este lunes, de los que 59 se produjeron por contagio local y 33 eran procedentes del extranjero. Actualmente, hay 810 contagiados activos, de los que cuatro permanecen en estado grave, además de 401 infectados asintomáticos. Desde el inicio de la pandemia, las cifras oficiales indican que se han infectado 95.340 personas en China, de entre las que se han curado 89.894 y fallecido 4.636.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s