Fenómenos paranormales y casas encantadas en el Parque Alcosa

La tranquilidad de este barrio sólo se ve turbada por casos que surgen y que nos hablan de una realidad…

El Correo de Andalucía
  • Calle ‘Ciudad de Picasent’, en Alcosa.
    Calle ‘Ciudad de Picasent’, en Alcosa.
Los fenómenos paranormales tienden a producir un curioso efecto dominó en el que cuando una ‘víctima del misterio’ escucha hablar, o lee, de un caso próximo o una vivencia personal se anima a hablar y desahogarse. Es el caso, o el efecto colateral (tan de moda hoy día) de nuestro próximo testigo de lo imposible.

Caso “Picasent”

La barriada sevillana de Parque Alcosa, de carácter humilde, trabajador y de buen ambiente, se caracteriza por la tranquilidad aparente que viven sus vecinos. Una tranquilidad que sólo se ve turbada por casos que surgen y que nos hablan de una realidad paranormal que sufren aquellos que son víctimas del misterio.

Un nuevo caso surge tras hacer una breve mención de otro caso en el mismo barrio, del ‘caso Ciudad de Manises’, investigado exclusivamente por mi persona -con archivos de audio, vídeo y fotografías- y donde unas niñas sentían auténtico pavor ante determinados fenómenos que se manifestaban en la noche y que, tras la incredulidad inicial de los padres, acabaron siendo observados por toda la familia y afectándoles de forma muy personal. Tras esa referencia surgen una persona que confiesa otra experiencia en una calle cercana.

Se trata de la calle ‘Ciudad de Picasent’, allí Jorge N.O. vivió algo que lo marcaría de por vida, así nos narraba su contacto: «Buenas tardes, estoy escuchando el programa «Voces del Misterio», concretamente lo del el caso del parque Alcosa, y estoy con los vellos de punta. Estuve viviendo en Alcosa un par de años, del 90 al 92, y recuerdo que en mi casa pasaba exactamente lo mismo. De hecho, nos mudamos porque mis padres no aguantaban mas. La calle era ‘Ciudad de Picasent’, allí al lado».

Abundando en detalles -omitiendo el número del portal y referencia al piso afectado- el testigo nos decía: «Yo también dormía con una sombra en la puerta. Recuerdo que la policía acudió hasta en tres ocasiones a casa porque llegábamos, y estaba la puerta abierta, las luces encendidas, ventanas abiertas… Los grifos se abrían solos de noche, aparecían objetos de la nada y desaparecían otros…, y muchas más cosas que podría contarle».

Con todo ello, en la vivienda, otros inquilinos sufrieron fenómenos similares sin bien en la actualidad sus propietarios no saben nada de fenómenos insólitos o hechos extraordinarios, aunque tal vez sea otra vivienda pues en el esta misma calle tenemos constancia de dos casos, ¿quién sabe?

Otro testimonio

Se llama Raúl y es vecino de la sevillana barriada de Parque Alcosa de Sevilla, y tuve la oportunidad de conocer casos extraños que suceden en las calles Ciudad de Picansent y Ciudad de Onteniente y que relataré a continuación.

Curiosamente en esta última nos debemos detener pues él vive en esa misma ubicación. Intrigado y temeroso me consultaba sobre el número de bloque y piso afectado. Así establecimos una serie de ‘conversaciones’ que desembocaron en conocer mejor lo que le ocurrió.

Raúl se explicaba:»yo viví allí hasta los 7 años y recuerdo cosas que pasaron a mi familia en esa vivienda», abundando en detalles afirmaba que estaban afectados por unas «sombras blancas que pasaban por el pasillo cuando toda la familia estábamos viendo la tele en el salón, ruidos que se escuchaban cómo si trastearan por la habitaciones, cuadros que se caían de forma violenta y un equipo de música que se conectaba solo, e incluso una muñeca patinadora que se conectaba sola de noche… Mis padres siempre buscaron una explicación lógica para estos fenómenos». Pero persistían con particular insistencia.

«A principios de los 90 nos mudamos por trabajo y ya no se más de esa vivienda. Mis padres nunca hablaron del tema y yo casi lo olvide hasta que vi lo de la calle Manises y ya cuando salió lo de mi antigua calle lo recordé todo», relataba Raúl.

Curiosamente Raúl me facilitó el número de bloque (portal) y piso y ¡sorpresa! Coincide con el inmueble afectado que relatábamos en nuestro anterior caso de esa misma calle, ¿casualidad? Permítanme que lo dude, las casualidades no existen.

Fenómenos paranormales y casas encantadas en el Parque Alcosa
Calle ‘Ciudad de Onteniente’.

En Onteniente

Los fenómenos paranormales no atienden a una programación o cotidianeidad, no es un fenómeno que pueda ser pronosticado con anticipación y carece de toda temporalidad, con lo cual, cuando se manifiesta, el primer sentimiento que produce es el de la sorpresa y el miedo.

Miedo a lo desconocido, a lo que no se entiende, a lo paranormal…, a lo que ‘entendemos’ que pertenece a ‘otro mundo’ y se manifiesta ante nosotros en ese momento.

Quizás como consecuencia de nuestro anterior artículo donde relatábamos los fenómenos paranormales en la calle Picasent en la barriada sevillana de Parque Alcosa, han sido muchas las personas que se han comunicado con nuestro equipo de investigación narrando vivencias en la misma zona, en unos casos descartadas por ser perfectamente explicables y en otras siendo tenidas en cuenta por la llamativa fenomenología descrita.

Nuestro testigo en esta ocasión se llama José H.G., que nos llamaba la atención sobre lo impactado que quedó tras leer el caso de la calle Picasent y la gran similitud que guardaba con una experiencia vivida por él en la vecina calle de Ciudad de Onteniente en este mismo barrio.

Así nuestro testigo no decía: «he leído el artículo y en mi casa solo me pasa, de verdad, que cuando llega la madrugada me hecho en el sofá a oscuras y veo pasar una sombra por el balcón. Es curioso pues las persianas están bajada y no hay iluminación que viene de la calle». La sombra se presenta ante ellos pasando por el balcón y no es una experiencia grata. Igualmente no sólo ha sido vista por el testigo, también por un familiar muy cercano: «mi padre y yo que somos testigos«.

Sobre las características del edificio José H. relataba: «Estos pisos tienen unos 40 años e incluso más«, y la verdad es que esta parte del barrio fecha su construcción hace ya casi medio siglo, no encontrándose razón aparente para la manifestación del fenómeno de sombras que vive el testigo.

Y las experiencias prosiguen…

José H. G. nos contaba, en exclusiva, otros encuentros con lo sorprendente en su domicilio: «hace cuestión de tres años estábamos asomados al balcón y vimos como una especie de nave alejándose y acercándose durante una hora y media, dando vueltas por mi calle con luces de color rojo y blanco, y te aseguro que no eran aviones del aeropuerto».

Sobre este otro fenómenos el testigo cree que es «cómo si estuviera observándonos«.

La publicación de nuestro anterior artículo ha despertado todo tipo de comentarios que tratan de explicar las causas de la aparición, desde los que opinan que antaño en el lugar había un cementerio (hecho no comprobado) hasta que fue zona de fusilamientos. Pero la historia del Parque Alcosa es bien diferente ya que se encuentra en el distrito Este-Alcosa-Torreblanca. Se comenzó a construir a finales de la década de los 60 acogiendo a una población de casi 30.000 personas. La barriada se inauguró oficialmente el 14 de julio 1971.

Curiosamente la historia de lo que había allí antes de su construcción no nos lleva a ningún cementerio sino a una dehesa de encinas y olivos dedicada a al crianza de toros bravos, propiedad de la familia de Gregorio Marañón.

Como dato interesante si habría que mencionar que en las proximidades se han encontrado los restos de una villa romana con dos milenios de antigüedad, quizás aquella hipótesis de un antiguo ‘asentamiento romano’ y la posibilidad de un cementerio no sea tan descabellada sin bien no se han encontrado vestigios del mismo. Ello da fuerza al planteamiento inicial: los fenómenos paranormales son atemporales y se dan sin previo aviso, aun en situaciones donde no hay antecedentes trágicos ni luctuosos.

La sombra sigue ‘paseándose’ en este y otros domicilios mientras no son pocos los que gustan practicar una ouija destiempo o invocando al espíritu de un familiar fallecido que jamás regresará.

El cainismo en esta ciudad suele brotar de donde uno menos los espera, incluso en el apartado de investigación paranormal por parte de aquel que teniéndolo cerca no lo investiga y luego trata de menoscabar casos muy acreditados y veraces. Siempre hay que buscar razones sumergidas en lo que una vez se denominó “antimisterio” y que no tiene más peso que el ahogarse en su desconocimiento.

Son casos en un barrio que esconde otros muchos puntos de interés que pueden ir desde viejos lugares abandonados, locales con actividad inexplicable o pisos que en el momento de esta redacción están siendo investigados por mi persona y mis compañeros tratando de buscar siempre la pista de lo paranormal.

Enlace: https://elcorreoweb.es/extra/fenomenos-paranormales-y-casas-encantadas-en-el-parque-alcosa-XA7471819

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s