Alertan de bacterias resistentes a antibióticos en marcas de comida para perros

El 23% de los enterococos se mostraron resistentes al linezolid, un medicamento de último recurso que la OMS cataloga como “tratamiento de importancia crítica”.

Alertan de bacterias resistentes a antibióticos en marcas de comida para perros

Un estudio sobre la comida para perros ha encontrado que estos alimentos suponen una importante fuente de bacterias resistentes a los antibióticos, lo que podría convertirlos en una “amenaza internacional para la salud pública”.

Un grupo de investigadores de la facultad de Farmacia de la Universidad de Oporto ha analizado 55 muestras de alimentos caninos de 25 marcas. Entre ellas, 14 de comida cruda congelada con ingredientes como pato, salmón, pavo, pollo, cordero, ternera y verduras. El estudio será presentado ante Congreso Europeo de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas de este año.

Presencia de enterococos

Los investigadores han encontrado que 30 de las muestras (el 54 %) contenían bacterias del género enterococcus. Estos microorganismos son capaces de vivir en el intestino sin causar daño, pero pueden resultar peligrosos en otras partes del cuerpo. Más del 40 % de estas bacterias demostraron resistencia a un amplio abanico de antibióticos como la eritromicina, la tetraciclina, la gentamicina o la ciprofloxacina.

Pero el dato más preocupante es que el 23 % de los enterococos se mostraron resistentes al linezolid, un antibiótico de último recurso que la OMS cataloga como “tratamiento de importancia crítica”.

Estos enterococos multirresistentes fueron descubiertos en todas las muestras de comida cruda. De los demás tipos, solo tres contenían estas bacterias. Por ello, los investigadores señalan que “la moda de alimentar a los perros con comida cruda puede estar acelerando la reproducción de bacterias resistentes a los antibióticos”.

El problema de las bacterias resistentes

Las bacterias estudiadas han demostrado ser idénticas a las descubiertas en algunos hospitales de Alemania, Reino Unido y Países Bajos y en granjas y aguas residuales británicas, lo que indica que son cada vez más comunes. Las infecciones con bacterias resistentes a los antibióticos, o superbacterias, provocan unas 700.000 muertes anuales en todo el mundo. La OMS alerta que la cifra podría llegar a 10 millones para 2050 si no se hace nada para remediarlo.

Tomar precauciones

La doctora Freitas, coautora del estudio, asegura que “los contactos estrechos entre humanos y perros y la comercialización en distintos países de las marcas estudiadas suponen un riesgo internacional para la salud pública”. “Las autoridades europeas deben concienciar sobre los riesgos potenciales para la salud derivados de alimentar a las mascotas con dietas crudas”, añade.

El proceso de fabricación de comida para perros, incluyendo la selección de ingredientes y los estándares de higiene, debe ser revisado”, afirma Freitas. Por último, esta investigadora recomienda que “quienes tengan perro deberían lavarse siempre las manos con agua y jabón después de tocar la comida de sus mascotas o de recoger sus heces”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s