El misterio del barco que reapareció 90 años después de su desaparición en el Triángulo de las Bermudas

El SS Cotopaxi era un buque de carga que se construyó en 1918 y que desapareció en el Triángulo de las Bermudas en 1925. Sin embargo, ha vuelto a aparecer.

El barco naufragó con 32 personas abordo unos días después de haber zarpado del puerto de Charleston, Carolina del sur, en dirección a la Habana, Cuba. Desde ese mismo momento, nadie sabía nada de su paradero.

Se informó de su repentina reaparición en 2015, 90 años después de su desaparición. Pero este no es el primer misterio del Triángulo de las Bermudas.

El vuelo 19, constituido por 5 bombarderos, desapareció en 1945, y el avión que enviaron para buscarlo corrió la misma suerte. Un suceso que alimentó enormemente los misterios de esta zona.

Sin embargo, hay muchas personas que se muestran escépticas ante esta reaparición, y ninguna fuente oficial ha confirmado los enigmas que rodean al SS Cotopaxi.

Y es que la historia del Triángulo de las Bermudas ha dado pie a muchas teorías, pero todavía a día de hoy sigue siendo todo un misterio.

Descienden por primera vez al ‘pozo del infierno’ de Yemen

Se trata de un agujero de 112 metros en medio del desierto, inexplorado, hasta que un equipo de espeleólogos omaníes llegó al fondo la semana pasada.

Fuente: AFP
yemen agujero del infierno
AFP 

Más allá de la leyenda, en medio del desierto de Omán, en Yemen, hay un agujero de 112 metros de profundidad, 30 metros de ancho, que acaba de ser explorado por primera vez en la historia gracias a un equipo de espeleólogos local.

Se trata del Pozo de Barhout en Yemen, una maravilla de la naturaleza. También se conoce como  ‘Pozo del Infierno‘. Las historias dicen que desprende olores raros, que hay genios, fantasmas… y nadie se acerca demasiado. Hasta hace una semana.

Así es el Pozo del Infierno

En el interior, animales, y rocas. Nada de genios ni otras leyendas, contó Mohammed al-Kindi, profesor de geología de la Universidad de Tecnología Alemana en Omán, y uno de los ocho espeleólogos experimentados que bajaron en rápel la semana pasada.

Las imágenes proporcionadas a AFP mostraron formaciones de cuevas y perlas de cuevas grises y verde lima, formadas por el goteo de agua.

“Recolectamos muestras de agua, rocas, suelo y algunos animales muertos, como serpientes, pero aún tenemos que analizarlos. Había pájaros muertos, lo que crea algunos malos olores, pero no había un mal olor abrumador”.

“Notamos cosas extrañas en el interior. También olimos algo extraño… Es una situación misteriosa”, añadía, pero puede deberse a la profundidad y a que no está documentado para saber a qué atenerse.

¿Qué pasaría si no hubiese Luna y cuáles serían las consecuencias en La Tierra?

La Luna es más que un elemento decorativo en el cielo nocturno. De hecho, su presencia es clave para la vida sobre la Tierra.

Fuente: RT
¿Qué pasaría si no hubiese Luna y cuáles serían las consecuencias en La Tierra?

Durante noches de luna llena como las de esta semana, es normal preguntarse cómo sería la Tierra si no existiera nuestro satélite. La respuesta es que cambiaría por completo. Y es que la Luna es mucho más que un elemento decorativo en el firmamento. De hecho, este cuerpo celeste resulta clave para la vida en nuestro planeta.

La astronomía

Si no hubiera luna, las noches serían completamente oscuras y las estrellas serían mucho más visibles en el cielo nocturno, dado que la luz de la luna no las taparía. También desaparecerían los eclipses. Es decir, los astrónomos podrían observar el universo con mucha más claridad.

Las mareas lunares

Otro efecto, mucho más importante, sería la desaparición de las mareas provocadas por la gravedad de la luna. Nuestro satélite provoca oscilaciones en el nivel del mar en ciclos que duran aproximadamente medio día. Si desapareciera la luna, solo quedarían las mareas provocadas por el Sol, mucho más débiles.

Sin las mareas lunares, las corriente marinas, claves para la vida en los océanos, se debilitarían y las aguas tenderían a estancarse. El agua de los océanos se redistribuiría y aumentaría el nivel del mar en la costa y alrededor de los polos. Esto significa que también cambiaría el clima.

El eje de rotación de la Tierra

El movimiento de la luna alrededor de la Tierra estabiliza el eje de rotación de nuestro planeta, manteniendo su inclinación en unos 23 grados respecto al plano de su órbita. Esta ligera inclinación es la responsable de que existan las estaciones.

Sin la luna, el eje de rotación de la Tierra perdería esta estabilidad y podría variar entre los 0 y los 90 grados, produciendo un importante cambio en el clima. Podrían darse, por ejemplo, veranos con temperaturas superiores a los 100 grados e inviernos a 80 bajo cero.

En el peor de los casos, el eje de rotación podría alinearse directamente con el Sol, por lo que alguna zonas del planeta quedarían en permanente oscuridad mientras que otras estarían siempre iluminadas. Las diferencias de temperatura entre un hemisferio y otro provocarían otros fenómenos meteorológicos extremos como vientos de más de 300 km/h.

Efectos sobre la vida

Toda la vida en la Tierra se vería afectada si no hubiera luna. Además de tener que adaptarse a la oscuridad total de la noche, se produciría una alteración de los ritmos biológicos de todas las especies animales y vegetales, lo que afectaría a las migraciones y a la época de celo, entre otras cosas.

Las especies tendrían además que adaptarse a climas mucho más extremos con grandes cambios de temperatura. En el peor de los casos, la vida resultaría imposible en la mayoría de las zonas del planeta.

Científicos predicen cuándo se podría derretir el hielo del Ártico

El impacto del sol en primavera y verano en el hielo del Ártico deja como consecuencia una serie de “estanques de deshielo” debido al calentamiento global.

Fuente: EuropaPress
Científicos predicen cuándo se podría derretir el hielo del Ártico

El incremento de la temperatura de la Tierra producido por la multiplicación de los gases de efecto invernadero amenaza al Ártico y ya es posible ver algunos de sus efectos a nivel global. Según Oceana, el deshielo de los glaciares, las tormentas de mayor intensidad o las olas de calor son algunas de las consecuencias del calentamiento del planeta.

El Ártico también experimenta cambios debido al incremento de las temperaturas: en 2002, la plataforma de hielo Larsen B (Antártida) se desintegró en solo tres meses, un hecho insólito si tenemos en cuenta que la plataforma fue un bloque de hielo sólido durante más de 10.000 años.

Louise Sime, directora del grupo Paleoclima del British Antarctic Survey, ha señalado en la revista científica Science Daily lo que podría ser la fecha definitiva para la desaparición del hielo marino del Ártico: “La perspectiva de pérdida de hielo marino para 2035 debería realmente concentrar todas nuestras mentes en lograr un mundo con bajas emisiones de carbono tan pronto como sea humanamente posible”.

El Ártico, libre de hielo marino durante el último interglacial

El estudio, publicado en la revista Nature Climate Changeha analizado los “estanques de deshielo” que se producen en el Ártico durante primavera y verano. Según National Geographic, son unos “charcos poco profundos” en la superficie del hielo que indican “cuánta luz solar es absorbida por el hielo”.

Los investigadores concluyeron que el impacto del sol en el hielo ha provocado la multiplicación de los estanques, que en 2035 serán los protagonistas en el Ártico, dejando sin hielo a esta zona del planeta. “Por primera vez, podemos comenzar a ver cómo el Ártico quedó libre de hielo marino durante el último interglacial”, afirma en Science Daily Maria Vittoria Guarino, coautora principal del estudio del British Antarctic Survey.

Voces del Misterio nº.822: Investigación en Villa Airsoft, Terror en el Sanatorio, OVNIs, ¿Vivimos en Mátrix?

Ir a descargar

PULSA PLAY para escuchar y/o descargar el programa

Voces del Misterio nº.822 en el que tocamos temas apasionantes como:
-¿Vivimos en una Mátrix?
-Terror en el Sanatorio de los Muertos.
-Actualidad y enigma de los OVNIs.
-Investigación paranormal en Villa Airsoft.
En Voces del Misterio, en SFC Radio, 91.6 fm y en internet.

https://www.ivoox.com/voces-del-misterio-n-822-investigacion-villa-airsoft-audios-mp3_rf_75671042_1.html

 

Los nuevos terrenos originados por el volcán serán del Estado

Alfonso Cavallé explica a Diario de Avisos que los nuevos terrenos generados serían propiedad del Estado. “Todo lo nuevo está sujeto al dominio público terrestre”.

Fuente: EuropaPress
Los nuevos terrenos originados por el volcán serán del Estado
DESIREE MARTIN AFP

La lava expulsada en los últimos días por el volcán en Cumbre Vieja sigue su camino, aunque lento, hacia el océano Atlántico. Tras alcanzar una velocidad inicial de 700 metros por hora tras salir del interior del volcán, ahora avanza a unos cuatro metros por hora, motivo por el que algunos expertos dudan de que finalmente pueda llegar a hacer contacto con el agua. Mientras, en su avance ha obligado a desalojar varios municipios como Todoque.

En caso de que llegue, el contraste de la lava con el agua del mar provocaría una reacción, con el consiguiente surgimiento de nuevas tierras en la isla, que pasaría a tener una mayor extensión. En dicho caso, estos nuevos terrenos pasarían a ser propiedad del Estado, como confirma el decano de los notarios canarios, Alfonso Cavallé, a Diario de Avisos.

“Todo lo nuevo está sujeto al dominio público terrestre contemplado por la normativa vigente respecto a las costas de todo el país, así que no habrá oportunidad a que nadie se aproveche de la desgracia colectiva que hoy sufren los palmeros a cuenta de esta catástrofe natural”.

El origen

El inicio de esta medida surgió con la erupción del volcán San Juan, en 1949, y no la del Teneguía en 1971. “Entonces, la lava amplió fincas que, con el paso del tiempo, resultaron ser idóneas para cultivos como el de las plataneras, y entonces bastaba con aplicar lo dispuesto en el Código Civil”, explica Cavallé.

La AEMET advierte sobre la posible caída de lluvia ácida sobre la isla de La Palma

En cualquier caso, la agencia de meteorología precisa que serían precipitaciones débiles y dispersas que no supondrían ningún riesgo para la salud.

Fuente: EFE
La AEMET advierte sobre la posible caída de lluvia ácida sobre la isla de La Palma
Ramón de la Rocha EFE

Aunque estima que es “poco probable” que suceda, la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) baraja la posibilidad de que caiga lluvia ácida sobre La Palma, así como en determinados puntos de las islas del archipiélago canario de mayor relieve, como consecuencia de la erupción del volcán de Cumbre Vieja.

Rubén del Campo, portavoz de la AEMET, señala a EFE que los científicos tratan de acoplar los modelos de dispersión de contaminantes procedentes del volcán con los meteorológicos para “valorar con mayor precisión” esta probabilidad y precisa que “no es descartable” que la lluvia ácida, provocada por las emisiones emanadas del volcán, alcance las próximas horas puntos del norte y este de las Islas Canarias más montañosas. No obstante, aclara que serían débiles y dispersas: “No esperamos grandes cantidades de lluvia acumulada en esas zonas”. Además, calcula que podrían extenderse a la Península Ibérica a lo largo del “jueves por la noche o el viernes”.

Llegada del dióxido de azufre a la Península

La AEMET detectó el martes en el centro de investigación atmosférica de Izaña, en Tenerife, la llegada de dióxido de azufre (SO2) con picos de hasta 20 partes por billón, hasta 400 veces por encima del “valor normal” en esa zona, a 2.371 metros de altitud.

Según precisa la agencia, este material se mueve de manera diferente a distintos niveles en función de la altitud. A 3.000 metros de altitud, comenzarían a desplazarse al este o nordeste, pudiendo alcanzar el jueves al norte de Tenerife, aunque mayoritariamente irá a la zona oriental de La Palma y al océano. A 1.500 metros, la tendencia de las emisiones apunta a un desplazamiento al suroeste y al sur, girando al sureste el jueves, y alcanzando las islas de El Hierro, La Gomera y Tenerife. A 5.000 metrosno se aprecia una dispersión de contaminantes.

A continuación, esta nube de SO2 podría llegar a la Península el viernes por la mañana, según pronostica el sistema Copernicus, entrando por la parte este y extendiéndose hacia el norte de África e islas del Mediterráneo. Por su parte, el Instituto de Geociencias de Madrid (IGEO) calcula que llegará el próximo jueves 23 de septiembre. No obstante, hay que esperar para ver cómo se desarrollan los acontecimientos.

No hay peligro para la salud

En cualquier caso, Rubén del Campo asegura que la concentración dióxido de azufre que presenta esta nube “no supone un riesgo para la salud” porque se trata de “una medida puntual” y está “dentro del rango de buena calidad del aire”. En la misma línea, el IGEO explica que la nube se encuentra “en capas altas de la atmósfera”, con lo que “no tiene ningún peligro”. “Podría generar algo de lluvia ácida si se producen precipitaciones, pero no supone ningún peligro para las personas”, asegura.

También el meteorólogo Francisco Martín, que actualmente forma parte del equipo de Meteored, manifiesta en El Mundo que “es muy importante que no seamos alarmistas con esto”, ya que las cantidades de restos de partículas que contiene la nube son muy pequeñas. “Yo ni siquiera lo llamaría nube. Lo que hay es un penacho de dióxido de azufre que expele el volcán”, que, según el experto, “es de tipo medio bajo y el material que expulsa se va disolviendo a medida que se acerque a la Península”. “Si hubiera algún riesgo para la salud la AEMET habría dado un aviso especial”, concluye.

Sin embargo, aunque de momento todos los vuelos “están operando con normalidad en el área de Canarias y en todos los aeropuertos, incluido el Aeropuerto de La Palma”, la distribución de cenizas volcánicas y dióxido de azufre sí puede afectar a la industria de la aviación, con lo que se está llevando a cabo “un seguimiento permanente de la posición de la nube tanto en amplitud como la altitud, y de cómo va evolucionando, concretando la dirección hacia la que se está desplazando” afirma Laura Garcés, directora de Red de ENAIRE, la Entidad Pública Empresarial gestora de la navegación aérea en España y el Sahara Occidental.

“Esta información, que se recibe del Centro de Avisos de Cenizas Volcánicas, y que es información expresamente destinada a la aviación, la mantenemos actualizada en todo momento y la difundimos para las compañías aéreas y cualquier otro usuario del espacio aéreo, de modo que siempre esté garantizada la seguridad de los vuelos”, añade.

Polémica: ¿Megatsunami SI o NO?

Erupción del volcán Fogo, en el archipiélago de Cabo Verde, en el año 1995
Erupción del volcán Fogo, en el archipiélago de Cabo Verde, en el año 1995 – Ricardo Ramalho

Científicos piden tomar medidas ante la posibilidad de que el hundimiento de un volcán desatase otra ola catastrófica de 250 metros.

El hundimiento repentino de una ladera del volcán Fogo, en el archipiélago de Cabo Verde, desató hace 73.000 años un megatsunami de casi 250 metros de alto, ocho veces más que la destructiva ola que golpeó las costas del sudeste asiático en 2004 y acabó con la vida de 230.000 personas.

El gigantesco movimiento de agua descrito ahora arrasó en su día una isla situada a más de 50 kilómetros de donde se produjo el colapso volcánico. Pero lo más inquietante es que los científicos que han descubierto la magnitud de aquel fenómeno creen que uno similar podría repetirse en cualquier momento sin apenas dar tiempo para reaccionar. Eso sí, matizan, las posibilidades de que nos toque a la actual generación de seres humanos son remotas, ya que sólo se da aproximadamente una vez cada 100.000 años.

Los investigadores dieron con la pista del histórico megatsunami mientras trabajaban hace unos años en la isla de Santiago, al oeste de la costa africana. Allí se toparon con unas rocas tan grandes como furgonetas y de hasta 770 toneladas, cuya composición no se correspondía extrañamente con el joven terreno volcánico sobre el que se asentaban. Y lo más llamativo era que se encontraban nada menos que a 600 metros tierra adentro y a 200 metros de altitud sobre el nivel del mar.¿Qué las había llevado hasta allí?

La conclusión a la que llegaron el portugués Ricardo Ramalho y otros científicos, que se publica este viernes en la revista “Science Advances”, fue que solo podía haberlo hecho una ola lo suficientemente potente como para arrancar la roca de la costa y elevarla hasta aquel lugar. Calculando la energía necesaria para lograr semejante desplazamiento fue como establecieron el tamaño del tsunami.

Por otra parte, el análisis en el laboratorio de los isótopos de helio cerca de la superficie de la roca permitió situar aquel sobrecogedor evento hace 73.000 años, lo que venía a coincidir en el tiempo con el desmoronamiento en la ladera del volcán Fogo que se conocía. Esos isótopos cambian en función de cuánto haya permanecido una roca expuesta a los rayos cósmicos.

Una vez cada veinte años

El volcán Fogo, con 2.829 metros de alto en la actualidad, es uno de los mayores y más activos del mundo, entrando en erupción una vez cada veinte años, la última en 2014. La supuesta “víctima” del megatsunami, la isla de Santiago, alberga hoy día una población de 250.000 personas.

El colapso en los volcanes y su capacidad de producir tsunamis eran ya conocidos, pero viene siendo motivo de discusión su intensidad. El estudio ahora publicado revela la rapidez del hundimiento y las enormes proporciones del fenómeno que se produjo hace 73.000 años. Ramalho, investigador del Observatorio de la Tierra Lamont-Doherty de la Universidad de Columbia, considera que los colapsos de laderas pueden ocurrir de forma extremadamente rápida y tener efectos catastróficos, siendo capaces de desencadenar tsunamis gigantescos.

En este sentido, explica a ABC el autor principal del estudio, “hay volcanes en islas del Atlántico y otros lugares que son “lo suficientemente altos, empinados y activos para hundirse y desatar un tsunami como el descrito”. Por tanto, considera que es posible que uno de estos fenómenos sucedan en un futuro, si bien, aclara, no puede predecir “cuál va a ser el próximo y menos aún cuándo”. “No sabemos si va a pasar mañana o dentro de decenas de miles de años”, admite.

En cualquier caso, puesto que “puede suceder y sucederá en algún momento” y que su efecto “puede ser absolutamente devastador”, considera necesario “estar vigilante” y mejorar la preparación de la sociedad ante tal eventualidad.

Para tratar de evitar las consecuencias destructivas de un megatsunami, el científico luso sugiere, por una parte, mejorar los mecanismos para detectar la actividad de volcanes que pudieran desatar estos desastres. Por otra, propone investigar más el proceso que lleva a los colapsos de volcanes y a que estos desencadenen tsunamis. Y en tercer lugar, ve necesario planear de forma “fría y racional” como afrontar un fenómeno así para evitar sus consecuencias catastróficas.

Riesgo en Canarias

Las propias Islas Canarias, dado que cuentan con volcanes jóvenes, empinados y activos, son “particularmente vulnerables a experimentar colapsos de laderas y los tsunamis a los que dan lugar”. De hecho, señala que el registro geológico del archipiélago refleja que en el pasado ha habido diversos hundimientos volcánicos e incluso hay evidencias del impacto de un tsunami de grandes dimensiones.

Además, el riesgo para las islas llamadas afortunadas no se limita a los fenómenos que tengan origen en ellas, sino que un gran tsunami generado a partir de un colapso en Cabo Verde también acabaría afectándolas y, dado lo densamente pobladas que están, “el impacto podría ser muy devastador”, sostiene Ricardo Ramalho.

Con todo, concluye con un consejo: “¡Crear pánico y temor no es la vía para mejorar la respuesta y la concienciación de nuestra sociedad frente a georriesgos extremos como este!”.

Fuente: ABC  https://www.abc.es/ciencia/20151002/abci-mega-tsunami-201510021602.html

Volcán Cumbre Vieja: ¿cuánto de cierto es el riesgo de un tsunami?

La erupción del volcán Cumbre Vieja en la isla de La Palma ha hecho recordar pronósticos de cataclismo de hace 20 años. DW consultó al vulcanólogo alemán Thomas Walter sobre esa posibilidad y los peligros que alberga.

    Fuente: DW.com

Erupción del volcán Cumbre Vieja en La Palma.Erupción del volcán Cumbre Vieja en La Palma.

¿Un mega tsunami que cruza el Atlántico, producto de una erupción del volcán Cumbre Vieja en la isla española de La Palma? El escenario pintado por científicos hace 20 años era demasiado dramático como para que los palmeros lo tomaran como real. Muchos incluso ya no tenían en cuenta que vivían sobre un volcán. Y el hecho de que hiciera erupción incluso llegó a ser tomado por una noticia falsa. Hasta este 19 de septiembre, cuando, con la erupción, también volvieron a surgir dudas sobre los posibles peligros.

Según los modelos elaborados por los investigadores Steven Ward y Simon Day, la actividad sísmica del Cumbre Vieja podría provocar el desprendimiento de rocas de hasta 500 kilómetros cúbicos, haciendo que se deslicen y generando un mega tsunami.

Estudios posteriores demostraron que los colapsos de las laderas se producen regularmente en todas las Islas Canarias. “Sin embargo”, explica a DW el vulcanólogo Thomas Walter, profesor de la Universidad alemana de Potsdam, “lo más probable es que estas masas rocosas no se deslicen en un solo bloque, como se pronosticaba, sino en varios más pequeños”. Por lo que “el problema no se puede descartar del todo”, agrega el especialista en riesgos geológicos.

Lo que pasa es que “nadie quiere escuchar que vive bajo una amenaza tan drástica”, dice Walter, y destaca que “gracias a la excelente gestión”, en La Palma la erupción actual no le ha causado la muerte a nadie.

Medición del flujo de lava del Cumbre Vieja del Instituto Geográfico Nacional (IGN) de España.Medición del flujo de lava del Cumbre Vieja del Instituto Geográfico Nacional (IGN) de España.

Datos satelitales para la vulcanología

La vulcanología ha avanzado a pasos agigantados en los últimos 20 años. “Hoy podemos obtener datos de satélites y radares que nos permiten ver a través de las nubes, incluso a través del humo de cráteres, y escanear el suelo”, dice Walter, miembro de la red de vigilancia de volcanes IPOC.

Los pronósticos en la vulcanología, así como la meteorología, también se basan en la historia. Y si bien cada volcán tiene su propio “carácter”, el vulcanólogo alemán considera importante tener en cuenta la lección que ha dejado una de las islas volcánicas de Krakatoa, en Indonesia: “El derrumbe de Krakatoa, que es mucho más pequeña que La Palma, generó un gran tsunami hace 140 años”. La isla colapsó en una caldera en 1883 y volvió a resurgir sobre el nivel del mar en la década de 1920. Desde entonces, ha habido varios desprendimientos que han desencadenado pequeños tsunamis.

“Un equipo de vulcanólogos italianos realizó entonces las mediciones sísmicas más exactas jamás hechas en Krakatoa, pero el estudio fue ignorado. Hasta el colapso de los flancos del volcán, que ocasionaron un tsunami de grandes proporciones en diciembre de 2018”, advierte el profesor Walter.

Una certeza importante para La Palma

¿Es posible actualmente hacer una previsión para Cumbre Vieja? “Todavía no es posible”, responde Walter, de la Alianza Helmholtz sobre Teledetección (EDA), y agrega que “no hay experiencia de colapso de flancos en La Palma en el pasado. Lo que sí se conoce es el volumen de las antiguas zonas tranquilas”.

Según el profesor Thomas Walter, vulcanólogos de todo el mundo llevan 22 años preguntándose de qué tamaño podría ser un tsunami, si se produjera, hasta dónde se transportarán los sedimentos submarinos y cuál es la magnitud de la liberación de presión en el sistema magmático. Pero, a pesar de los avances, “los datos siguen siendo escasos para poder dar respuestas precisas”, subraya el científico. Cumbre Vieja, como otros volcanes, aún guarda muchos secretos.

Lo que sí parece claro es que en La Palma no se produciría ningún gran terremoto en el futuro. ¿Por qué? El profesor Walter lo explica: “Las condiciones para se produzca un terremoto de magnitud 8 en la escala de Richter, por ejemplo, tienen que ver con la cercanía a grandes fallas continentales y el flujo de magma, como en el Pacífico, frente a las costas de América Latina y los Andes, Japón o Indonesia”. Walter explica que “la isla canaria de La Palma es tan pequeña que le es simplemente imposible generar tanta energía”. Lo que no significa que los temblores de magnitud 5 no causen daños.

Por lo pronto, hasta este 22 de septiembre “el flujo de lava había reducido algo su velocidad en La Palma”, agrega el experto, al que le “sorprende la cantidad de casas destruidas”, que fueron construidas en las zonas de flujo de la lava, y aprobadas por las autoridades, a pesar de todos los estudios científicos.

El profesor Walter encuentra, de todos modos, “admirable”, que los habitantes de La Palma acepten vivir con el riesgo: “Los canarios saben muy bien que viven sobre volcanes activos. Eso es lo que les da la tierra fértil, y es fuente del turismo. Pero también son conscientes de que todo lo que da el volcán, se los puede volver a quitar en cualquier momento”.

El retraso de la llegada de la lava al mar tiene consecuencias

Subida de la temperatura, gases, menor concentración de oxígeno, aumento del dióxido de carbono y metales como el mercurio, y una gran explosión tendría lugar.

Fuente: AFP
la palma volcan
NACHO DOCE REUTERS

La llegada de la lava al mar supondría una gran emisión de gases y posibles explosiones por el contacto con el agua, convertirse en una fuente de contaminación temporal que alterará la temperatura y la acidez, además de reducir la concentración de oxígeno y aumentar la de dióxido de carbono y de otros metales.

La lava sale ahora mismo por cuatro bocas, tres originales, y una cuarta que se abrió en Tacande. La ralentización del movimiento hace que sean más devastadoras las consecuencias del paso de la lava, ya que se expande en abanico en lugar de llegar directa al mar. Pero mientras se reduce su velocidad y se atrasa su llegada al océano, su impacto en la superficie de La Palma es cada vez mayor. Así, se amplía tanto su anchura como su altura.

Velocidad actual de la lava

El comité científico ha registrado una velocidad media de avance del frente de la colada de lava de 200 metros cada hora en dirección a la playa, con espesores máximos de entre 10 y 12 metros.

Qué pasará cuando llegue la lava al mar

Cuando la lava llegue al mar, lo hará con temperaturas de 1.000 grados y reaccionará al entrar en contacto con el agua, que se encuentra a unos 20 grados, más o menos. Esa diferencia térmica en contacto la sal marina generará nubes de vapor ácido y explosiones.

Con la lava dentro del mar, según las investigaciones del Instituto Español de Oceanografía (IEO) sobre episodios volcánicos anteriores, a la expulsión de material magmático y gases se le unirá un aumento de la temperatura del agua que, en el caso de la erupción submarina de El Hierro, alcanzó una media de casi una veintena de grados más.

Además, la concentración de ácidos podría ser de hasta 1.000 veces superior a los valores normales por las emisiones de dióxido de carbono y derivados del azufre que se generan a partir del ácido sulfúrico que aporta la lava de la erupción.

La concentración de oxígeno también disminuirá, ya pasó en El Hierro, con descensos de hasta el 100%. Subirán los niveles de mercurio, cadmio, hierro y cobre.