Graban “fenómeno paranormal” en una prisión de Reino Unido

‘Ghost Whisperer’ (El susurrador de fantasmas) como también se le conoce, entró a la prisión que desde 2013 dejó de dar servicio, pero a la fecha sigue siendo una atracción turística.

Aunque principalmente sirve para que la gente conozca sobre el sistema penitenciario y sobre historia, no son pocas las personas que han visto extraños sucesos durante su estancia.

Durante el trayecto se pudieron observar diferentes cosas extrañas y paranormales, como risas, golpes, portazos y lo que más espantó a todos fue la aparente posesión de un espíritu de un invitado escéptico.

Tony Ferguson publicó el video en su canal de YouTube donde desde 2016 comparte sus historias y exploraciones.

Actividad paranormal y mucho miedo: casas de terror en Carolina del Norte para asistir en Halloween

 

casas embrujadas

Martín Avilés

A un mes de que llegue el día de Halloween, varias propiedades de Carolina del Norte presentan mitos de actividad paranormal que más de un curioso quiere experimentar.

En el estado hay una gran cantidad de pueblos fantasmas abandonados a lo largo de la costa, muchos de ellos afectados por los huracanes. Para los amantes de la actividad paranormal, en Carolina del Norte pueden encontrar varios alquileres para vivir una noche de terror en Halloween.

* La Casa Stround se encuentra en Wake Forest, siendo un alquiler nocturno popular para quienes desean realizar un pijamada con fantasmas. Inclusive la página de Airbnb ofrece una advertencia a los huéspedes potenciales sobre múltiples experiencias sobrenaturales que se han informado en el hogar.

* The Carolina Inn está localizada en el pueblo de Chapel Hill y recibió su nombre de una capilla real que una vez estuvo en una colina en el cruce de dos carreteras principales.

Construida en 1924, se cree que en el interior habita más de un fantasma. La principal actividad paranormal ocurre en la habitación 256.

* The Biltmore Hotel se encuentra en la ciudad de Greensboro. Construido en 1903 por los hermanos Cone, ha tenido muchas vidas durante el siglo pasado.

Pasó desde unas oficinas, por departamentos y un burdel, así ha pasado más de un siglo con leyendas de muertes y asesinatos.

También corre el rumor de que la habitación 332 tiene un fantasma en el interior que ha asustado a más de uno de los curiosos.

* Grove Park Inn en Asheville fue construido por un hombre llamado Edwin Wiley Grove. En el pasado sirvió con un centro turístico donde los visitantes podían ser curados con productos farmacéuticos.

Tal es la relación entre los fantasmas del lugar y los problemas de la salud que niños que han ingresado enfermos han sido testigos de la actividad paranormal.

Además, se cree que la Dama Rosa ha vagado por la posada desde la década de 1920, y su espíritu se mantiene activo en la habitación 545.

Estas son algunas de las residencias en el estado donde los visitantes aseguran que ha existido actividad paranormal.

""

“El vals de la bruja”: una historia paranormal al galope entre el terror de lo cotidiano y lo extraño

Portada de "El vals de la bruja" de Belén Martínez. | Fuente: Editorial Puck.
Portada de “El vals de la bruja” de Belén Martínez. | Fuente: Editorial Puck.

El vals de la bruja, título de Belén Martínez, nos traslada a un viaje atrás en el tiempo, donde una puerta entreabierta o una brizna de viento pueden encerrar los secretos más terribles e inimaginables. La novela de fantasía oscura, misterio y un toquecito de terror sangriento ha sido publicada por el sello Puck.

La historia nos traslada a 1895, Londres, donde las estudiantes de la Academia Covenant Eliza Kyteler y Kate Saint Germain deciden hacer una broma que acaba volviéndose en su contra y termina con las maletas malhechas y un portazo en las narices. No les queda otra que marcharse de la academia y enfrentarse a una vida de alta sociedad, secretismo, lujo y oscuras amenazas teñidas de sangre.

Al leer por primera vez la sinopsis tuve el mal presentimiento de estar ante un Vampire Academy pero con un par de siglos menos en el calendario. Agradezco que no fuera así y que las escenas de la academia se despacharan de forma tan ágil y eficaz. Enseguida se convierten en un recuerdo borroso dentro de una trama galopante donde el terror ante lo cotidiano y lo extraño, lo que te espera al abrir los ojos cada mañana y lo que imploras no ver jamás, se enlazan. Martínez sabe calibrar bien los ritmos en los que cada suceso tiene presencia y cabida en la mente y corazón de Eliza Kyteler, nuestra protagonista.

Eliza se encarga de ponernos al corriente de lo que conoce y lo que sabe, de manera que no tardamos mucho en estar tan perdidos como ella. Un buen movimiento que mantiene la intriga y el misterio hasta las últimas páginas. Algunos quizás demasiado porque quedan sin resolver, pero son incógnitas muy secundarias.

Si juntamos términos como brujas, aquelarre, magia oscura, sangre y demonios… La imagen que viene a nuestra mente puede ser bastante similar. Sobre todo si nos sumimos en las pesquisas de finales del siglo XIX. Me es difícil no pensar en Sleepy Hollow (1999), pero mi debilidad por el Tim Burton de esas décadas puede tener mucho que ver.

fotograma Sleepy Hollow
Katrina (Christina Ricci) e Ichabod (Jhonny Depp) en Sleepy Hollow (1999).

Sí, nos lleva un poco por ese camino oscuro donde la brujería es castigada, las mujeres no tienen voz y las personas del en su momento innombrado colectivo LGTBIQ+ eran aplastadas y apartadas por salirse de la norma. El mundo de Eliza, los Sangre Negra, aunque no sea bien recibido en terreno sagrado y sepa que va a ser acogido en los infiernos, tiene más semejanzas con los seguidores de la luz, también llamados por ellos Sangre Roja, de lo que les gustaría.

Lo queer debe permanecer oculto tras las sombras, los puentes y las noches de lluvia estrepitosa. Las mujeres podrán hacer magia con una gota de su sangre, pero no son nadie hasta no verse casadas. Martínez ataca con sagacidad esas desigualdades, interpelando directamente a los problemas que nuestra sociedad sigue teniendo a día de hoy, y siempre lo hace en el momento oportuno de forma que el concepto queda claro y ligado con eficacia a la trama.

LA TRAMA ES FEROZ Y ESTÁ LLENA DE ADRENALINA

Uno de los puntos fuertes de la historia es el mundo. Martínez nos plantea uno en el que las invocaciones, los demonios, los fantasmas y los hechizos están a la orden del día, alejándose de ese concepto puritano de otredad, satanizándolo, y lo acerca a lo mundano y a la ética. Martínez es una creadora de mundos con una visión muy amplia que estructura todo al milímetro, y lo que no lo tiene, bueno, la propia Eliza te dice que es un desastre. El vals de la bruja está plateada como una obra autoconclusiva, pero me encantaría explorar un poco más ese mundo a partir de otros títulos y personajes.

La trama es feroz y está llena de adrenalina. Es difícil soltar el libro y parar de leer. Aunque los giros argumentales no me sorprendieron como habría cabido esperar ya que puede pecar un poco de predecible, la historia sigue siendo muy disfrutable. Ayuda cogerle cariño a Eliza y a Trece, su Centinela y protector, a los que acompañas durante una serie de misteriosos asesinatos que ponen a toda la comunidad de los Sangre Negra con el corazón en vilo. El resto de personajes, aunque alguno logró despertar mi interés, no se me hicieron tan reseñables, más si me mantengo en la línea de los spoilers.

Aunque me muerdan las palabras mientras las escribo para no decir más de lo necesario, hay un personaje del que tengo que hablar sí o sí. Del villano solo puedo decir que me sorprendió, pero aún no logro descifrar si fue de una buena o mala manera. Tengo sentimientos encontrados. Por un lado entiendo la decisión de Martínez y la construcción de dicho personaje, entiendo los por qué, pero a la vez se me torna un poco hueca. Como si le hubiera faltado un ápice más de tiempo, de forma, de contenido, para que me resultara verdaderamente creíble y memorable.

El vals de la bruja es un una novela que promete una lectura intensa, con sus secretos escondidos en catacumbas y tazas de té, con prometas rotas en palcos de la ópera y en callejones de mala muerte, y con la búsqueda incesante de una vida más fuerte que la sangre.

Mansión que perteneció a Pablo Escobar ha tenido actividad paranormal, según vecinos

Personas que fueron vecinos de Pablo Escobar y otros capos en un pueblo de Colombia, afirman que el lugar está lleno de actividad paranormal.
Los pasillos y las lujosas habitaciones de la mansión Montecasino, localizada en el exclusivo sector El Poblado, de Medellín, habrían sido usados como centros de recreación de poderosos narcotraficantes y paramilitares en los años 80. Según testigos, en ese lugar los hermanos Castaño, Pablo Emilio Escobar y sus sicarios ejecutaron muchos de sus crímenes.

Al parecer, dicho vecindario está frecuentado por almas en pena, según vecinos de la zona que aseguran que energías oscuras y densas, parecen rondar aquel sitio tres décadas después. Y un experto en parapsicología dice que logró capturar la atención de dichas almas.

“Fueron demasiadas mujeres las que pudimos captar. Fueron muertes muy violentas, que puedo hasta decirte que ni saben que está muertos y por eso siguen aquí”, advierte Dennier Ulises.

Según varios medios, en esta zona fueron entrenados los hombres del clan Castaño y hubo secuestros, torturas y homicidios en medio de lujos exorbitantes, como el baño enchapado en oro, con un jacuzzi en forma de concha y una bañera que esconde un túnel, pisos y techos falsos, y caletas detrás de paredes y bibliotecas. También adornan las paredes obras de arte de la altura de Miró y Fernando Botero, y una cava de vinos importados.

Durante un recorrido, el parapsicólogo asegura que se topó con un cuarto de espejos donde dice que los espíritus lograron identificarlo. Según historiadores, la mansión contaba con zonas de torturas, entre ellas una jaula donde lanzaban a sus víctimas para ser devoradas por animales.

Pocas personas lograron salir con vida de los narcos, siendo uno de ellos Nicolás Escobar. “Me llevan en uno de esos pasos macabros a Montecasino. Me tuvieron allí durante siete horas. Me torturaron y con motosierra acabaron con la vida de dos de las personas allegadas a nosotros.”

Para finalizar y llevar un poco de paz, el experto realizó un ritual en fuego que según él, ayuda a trascender a la luz a varios de los espíritus del lugar.

A %d blogueros les gusta esto: