La Tierra ya nota los efectos de la tormenta geomagnética provocada por una eyección de masa coronal del Sol

LA SEXTA
Este jueves, nuestra estrella emitió una intensa llamarada solar propia de la tormenta solar más fuerte registrada hasta ahora de su ciclo actual. Se esperaba que la CME llegase a nuestro planeta este fin de semana.

Llamarada solar

La alerta del SWPC se mantiene en vigor, de momento, para todo este domingo, 31 de octubre, si bien por el momento se desconoce si se ampliará la misma de cara a las próximas horas. Todo comenzó este jueves, cuando el Sol sufrió una explosión de la mancha solar AR2887. Esto provocó la mencionada eyección de masa coronal (CME), que inició su carrera por el Sistema Solar a una velocidad de 973 kilómetros por segundo.

Esta cifra que permitió a los expertos prever que su impacto en la Tierra se sufriría este fin de semana. En concreto, entre el 30 y el 31 de octubre, como ya se ha podido observar a lo largo de estos dos días. Por ejemplo, se han comenzado a avistar auroras boreales en latitudes más bajas de lo normal, que es uno de los efectos propios de este fenómeno. Una de las primeras instituciones en notificarlo fue la Oficina de Meteorología de Reino Unido.

A través de Twitter, la agencia avisó de que las auroras «se han visto en varias ubicaciones en el Reino Unido en las últimas horas, así como en Islandia«. Además, es conocido por todos los investigadores dedicados a este campo que estas llamaradas solares son capaces también de interrumpir las comunicaciones, y pueden llegar a causar estragos en los sistemas geomagnéticos y en las operaciones de los satélites. Ahora mismo, aunque no se descartan posibles fallos en este sentido, la preocupación entre los expertos no es grande.

Aviso por una fuerte tormenta geomagnética

Esta calma se debe gracias al uso del llamado ‘WSA-ENLIL’, un aparato capaz de analizar la carga y la fuerza de la propagación de CME a través del espacio interplanetario. En esta ocasión, el modelaje que hizo este aparato de esta eyección de masa coronal indicó que el primer contacto con la Tierra se daría en torno a las 18:00 horas UT (a las 19:00 horas, en el horario GMT). Más allá del avistamiento de auroras boreales a latitudes más bajas no se ha informado de fallos importantes en las comunicaciones.

Esto puede indicar que la CME está avanzando a una velocidad más lenta de la que pensaban los pronosticadores frente al inicio de su trayectoria desde el Sol. Y la ralentización de esta eyección implica que su golpe contra nuestro planeta sea más débil y, por tanto, dé lugar a una tormenta geomagnética menos intensa. En cualquier caso, la llamarada solar registrada este jueves pertenece a la tormenta solar más fuerte hasta ahora del ciclo actual de nuestra estrella. Así que, por el momento, no se descarta que el impacto sea mayor al analizado en un principio.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: