¿Por qué los gatos tienen miedo a los pepinos?

En internet se pueden ver muchos vídeos de felinos asustados tras colocar un pepino sin que tenga conocimiento de su presencia, algo que puede perjudicar al animal.

¿Por qué los gatos tienen miedo a los pepinos?
 

Es una reacción común que se repite más de lo que se pueda imaginar. En la escena, un gato que está tranquilamente a sus cosas, y cerca de él, un pepino. Dos cosas que aparentemente no tienen nada que ver, pero que genera en muchos de estos animales una sensación de miedo que les hace pegar un salto y salir corriendo por patas.

Buscando en internet se pueden ver muchos de estos ejemplos, de gente poniendo a prueba a los felinos ante esta verdura tan habitual en la cocina mediterránea. Si ya de por sí el comportamiento de estos animales es motivo de intriga por parte de muchos, esta fobia a los pepinos es, cuanto menos, desconcertante.

¿Tienen realmente miedo a los pepinos?

Los gatos son, por naturaleza, animales curiosos con una gran capacidad de concentración. Por este motivo, tienen la necesidad de tener su entorno controlado en todo momento, por lo que cualquier imprevisto les puede desconcertar, al pensar que se puede tratar de un peligro. Y, en este punto, llegamos a la misteriosa hortaliza. En la mayoría de vídeos que están por internet, vemos que se coloca detrás del animal, sin que este tenga conocimiento de su presencia previamente.

Al ver algo que no estaba ahí la última vez que miró hacia la zona, el animal tiende a asustarse por su presencia. Si estás pensando en poner a prueba a tu mascota, es mejor que cambies de idea, puesto que podría poner en riesgo su salud: sufrirá e incluso podría cambiar su comportamiento respecto a ti. Por no hablar de los posibles daños que se pueda ocasionar al salir corriendo o generar una sensación prolongada de estrés.

Por tanto, para explicar esta fobia hay varias corrientes. La más extendida popularmente es que, tal y como explica el conductista animal Con Slodobchikoff a ABC News, «los gatos están genéticamente programados por instinto para evitar las serpientes. Como los pepinos se parecen a las serpientes, los gatos les tienen miedo«.

Otro experto en comportamiento animal, Roger Mugford, apuesta por otra corriente para explicar esta fobia. En su caso, defiende que viene motivado por el «miedo a lo desconocido», más que a los pepinos en sí. Según Mugford, el animal se asustaría de igual forma en caso de ver cualquier otra cosa que no estuviera colocada en el último momento que había mirado hacia la zona donde se encuentre. No es, por tanto, el qué, sino el por qué ha aparecido algo que no estaba previamente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s