Expertos explican por qué no hay que temer al asteroide más grande que la torre Eiffel que se acercará en breve a la Tierra

La roca espacial tiene una longitud de 330 metros, que es un poco menos que la altura del rascacielos neoyorquino Empire State Building.
4660 Nereus

4660 Nereus, un asteroide con una longitud de 330 metros, que es un poco menos que la altura del rascacielos neoyorquino Empire State Building y más de lo que mide la torre Eiffel, se aproximará a la Tierra el próximo 11 de diciembre.

A pesar de su significativo tamaño, no representará ningún peligro para la Tierra debido a su trayectoria. El asteroide pasará a unos 3,9 millones de kilómetros de la Tierra a una velocidad de 6,58 km/s. Esta distancia supera por más de 10 veces la que existe entre nuestro planeta y la Luna.

Sin embargo, la roca espacial fue clasificada como «un objeto potencialmente peligroso» debido a sus parámetros, y en esta lista se incluyen todos los asteroides que pasan a menos de 7,48 millones de kilómetros de la órbita de la Tierra y poseen un diámetro superior a unos 140 metros.

Por su parte, el director científico del Instituto de Astronomía de la Academia de Ciencias de Rusia, Borís Shústov, aseguró que los pasos de asteroides, incluso de dimensiones como la del 4660 Nereus, a tales distancias, son eventos absolutamente ordinarios que ocurren, tal vez, una vez al mes. «En el caso de un encuentro con un asteroide que pasa a una distancia de 4 millones de kilómetros, la probabilidad de colisión es prácticamente nula y, en consecuencia, el riesgo es extremadamente pequeño«, sostuvo.

El científico explicó que en caso de que se produjera una colisión con un asteroide de unos 20 metros de diámetro, el área afectada equivaldría al tamaño de una ciudad mediana, si fuese un asteroide de 300 metros, equivaldría al tamaño de un pequeño país europeo, y un asteroide de un kilómetro generaría consecuencias globales. Sin embargo, enfatizó, que es muy poco probable que algo así ocurra.

En realidad, ningún asteroide puede amenazar la vida en nuestro planeta, al menos durante los próximos cien años. Según cálculos de los astrónomos, la improbabilidad del impacto de cualquier asteroide supera el 99 %. Pero a pesar de ello, los que entren en la mencionada clasificación, deben de permanecer monitoreados para asegurarse de que no se desvíen de su camino y no interrumpan indeseadamente en el espacio cercano a la Tierra.

Un frecuente visitante

Cabe mencionar que el 4660 Nereus, descubierto por primera vez en 1982 por la astrónoma estadounidense Eleanor Francis Helin, no solo destaca por su inclusión en la categoría peligrosa, sino también porque se acerca a nuestro planeta con relativa frecuencia, aproximadamente cada 10 años. Esta vez se trata del paso más cercano que ha tendio a largo de décadas. Asimismo, su próximo vuelo en las proximidades a la Tierra no ocurrirá hasta el 14 de febrero de 2060.

A día de hoy, la NASA prepara varios sistemas destinados a proteger la Tierra del impacto de asteroides. El mes pasado tuvo lugar el lanzamiento de DART (prueba de doble redirección de asteroide, por sus siglas en inglés). Se trata de la primera misión de prueba de defensa planetaria del mundo, destinada a cambiar ligeramente la órbita del pequeño asteroide lunar Dimorphos.

de Revista Voces del Misterio Publicado en Teletipo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s