Las misteriosas huellas de Antelope Springs

El coleccionista de fósiles William Meister no podía dar crédito a sus ojos, cuando una mañana de 1968, al hallarse de excursión con su esposa e hijas, en Antelope Springs (Utah), recogiendo trilobites -una especie de crustáceos prehistóricos-, fue de pronto advertido por lo que halló una de sus hijas en una roca: las huellas petrificadas de dos pisadas humanas,.. con calzado.

Las huellas, perfectamente definidas, pertenecían a un tipo de botas puntiagudas, de 32 cm. de largo, 11, 25 de ancho y 7,5 de profundidad en el talón.

El detalle que dejó más perplejo a Meiser, es que el tacón del zapato izquierdo había precisamente aplastado un trilobites, por lo que la huella al menos debió ser impresa, mínimo, ¡¡hace 440’000,000 años!!, un hecho absolutamente inconcebible para la ciencia oficial, dado que se estima la aparición del hombre en no más de 3 millones de años, y en 25,000 años, cuando aprendimos a confeccionar calzado: ¿una civilización pre-humana o viajeros del tiempo?, todo un verdadero enigma,…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s