Voces del Misterio nº.847: MISTORIA, misterios de la Historia y viaje a los enigmas de Java

Ir a descargar

PULSA PLAY para escuchar y/o descargar el programa

«Voces del Misterio» nº.847 que viaja con Miguel Labrador a la isla de Java para conocer sus misterios y pirámides, lugares desconocidos que tienen que ver con la arqueología, Historia y religiones. Jose Manuel García Bautista nos lleva hacer un viaje por la Historia y sus misterios en la segunda parte. En «Voces del Misterio», 91.6 fm, SFC Radio.

https://www.ivoox.com/voces-del-misterio-n-ordm-847-mistoria-misterios-la-audios-mp3_rf_82760368_1.html

Voces del Misterio nº.847: MISTORIA, misterios de la Historia y viaje a los enigmas de Java

¿Has vivido una experiencia extraña o misteriosa en un hospital?

¿Has vivido una experiencia extraña o misteriosa en un hospital? Si es así, en cualquier punto de España o del mundo, deja tu experiencia en los comentarios de este blog y de esta publicación o escríbeme a:

correo@garciabautista.net

Hospitales psiquiátricos encantados

¿Entenderíamos un mensaje extraterrestre?

Antropólogos, arqueólogos, lingüistas y psicólogos reflexionan, en un libro publicado por la NASA, sobre los problemas a los que se enfrentaría la comunicación por radio con seres de otros mundos.
El astrónomo Seth Shostak aseguró el 21 de mayo, ante el Comité de Ciencia, Espacio y Tecnología del Congreso de Estados Unidos, que en veinte años tendremos pruebas de la existencia de vida fuera de la Tierra. «Sería raro que estuviéramos solos», apuntilló su colega Dan Wethimer. Ambos trabajan en el proyecto SETI, el intento de detectar señales de radio de otras civilizaciones, y trataban de convencer a los legisladores de que destinaran más fondos a ese tipo de iniciativas.
Dada la inmensidad del Cosmos -se calcula que hay 100.000 millones de galaxias, cada una con una media de 100.000 millones de estrellas-, es muy probable que haya vida inteligente ahí fuera. Sin embargo, debido a las enormes distancias cósmicas, nadie cree que el ‘primer contacto’ sea cara a cara, al estilo de ‘Star trek’. Lo más probable es que captemos una emisión de radio, como ‘ellos’ pueden captar las nuestras.
La NASA acaba de publicar -se puede descargar gratis en varios formatos- el libro ‘Archaeology, anthropology and interstellar communication’. En ´la obra, antropólogos, arqueólogos, lingüistas, psicólogos y otros expertos reflexionan sobre el día después de la recepción del primer mensaje alienígena. ¿Podremos entablar un diálogo con una civilización lejana que no tenga nada que ver ni biológica ni culturalmente con nosotros?
Sin piedra Rosetta
La ciencia ficción nos ha acostumbrado a que los radiotelescopios reciban hoy un mensaje inteligente de Vega, como en el libro y la película ‘Contact’, y los científicos lo descifren en unas semanas, a lo sumo meses. Algo que tiene tanto fundamento como que los habitantes de otros mundos sean humanoides que se diferencien de nosotros por tener escamas u orejas puntiagudas. Sabríamos desde el primer momento que ‘ya’ no estamos solos, pero no lo que dice el mensaje. Descifrarlo, advierten los expertos, podría ser una misión imposible.
«Como los arqueólogos que reconstruyen civilizaciones distantes en el tiempo a partir de evidencia fragmentaria, los investigadores de SETI esperan reconstruir civilizaciones lejanas separadas de nosotros por un abismo de espacio y tiempo. Y, como los antropólogos, que intentan entender otras culturas a pesar de las diferencias del lenguaje y las costumbres sociales, deberemos comprender la mentalidad de una especie que es radicalmente el Otro», apunta Douglas Vakoch, psicólogo del Instituto SETI y coordinador de la obra. El otro es más otro que nunca en este caso, puesto que no habremos compartido con él una historia evolutiva, como nos pasa con el resto de las especies de la Tierra. Aún así, hasta los casos más ‘alienígenas’ de nuestro planeta resultan desconsoladores.
Los expertos suelen citar los jeroglíficos egipcios como ejemplo equiparable a un mensaje extraterrestre. Fueron un enigma durante centurias hasta que Jean-François Champollion los descifró en el siglo XIX gracias a la piedra Rosetta, una estela con un texto escrito en antiguos jeroglíficos egipcios, egipcio demótico y griego antiguo. Esta última lengua dio la clave para la lectura de los jeroglíficos. Sin embargo, no es factible que un mensaje de las estrellas nos llegue en forma de piedra Rosetta y contemos en él con una traducción simultánea del idioma alienígena a una lengua terrestre.
¿Lenguajes universales?
Para la arqueóloga y antropóloga Kathryn Denning, de la Universidad de York, los mejores análogos de mensajes alienígenas serían aquellos que, tras décadas y hasta siglos de estudio, siguen siendo un enigma, como la escritura rongorongo de la isla de Pascua y la lineal A cretense. «El problema con las analogías -escribe- es que son muy persuasivas, inherentemente limitadas y se difunden fácilmente. Por tanto, constituyen una importante fuente de error en la comprensión cultural. Por ejemplo, las personas a menudo asumen que los Otros son muy similares a ellos mismos». Y si eso ya es una presunción arriesgada en el caso de las culturas humanas, ¡qué decir en el de seres extraterrestres!
Denning recuerda que, en su libro ‘Cosmos’, el astrofísico Carl Sagan «argumentaba que las matemáticas, la física y la química podían constituir una especie de Rosetta cósmica: «Creemos que hay un lenguaje común que han de tener las civilizaciones técnicas, por diferentes que sean. Este lenguaje común es la ciencia y las matemáticas. Las leyes de la naturaleza son idénticas en todas partes»». Ella, sin embargo, es escéptica respecto a que eso garantice la comunicación interestelar porque, al igual que el lenguaje, las matemáticas tienen su propio contexto cultural que las moldea.
«Si no hemos sido capaces de traducir antiguas escrituras humanas sin algún conocimiento de la lengua hablada que representan, ¿qué perspectivas tenemos de ser capaces de comprender las transmisiones de radio procedentes de otros mundos para las que no tenemos ni piedras Rosettas ni ningún conocimiento de las lenguas que codifican?», preguntan el antropólogo Ben Finney y el historiador Jerry Bentley, ambos de la Universidad de Hawai. «¿Qué esperanza tenemos de comunicarnos con los extraterrestres si tenemos tantas dificultades para entender la imaginería simbólica producida en Europa tan recientemente como hace 12.000 años por los miembros de nuestra propia especie», coincide el antropólogo Paul K. Wason en referencia al arte rupestre paleolítico.
Para el experto en inteligencia artificial William Edmonston, la historia nos ha demostrado que «la comunicación con seres terrestres inteligentes alejados de nosotros en el tiempo es profundamente problemática» porque somos incapaces de entender el objetivo de muchas de sus creaciones. Desde algunos geoglifos hasta el llamado manuscrito de Voynich, un bello libro ilustrado del siglo XV que todavía no se sabe si contiene un mensaje real o es un cúmulo de signos sin sentido, que es lo que sospechan la mayoría de los expertos. A juicio de Edmonson, el manuscrito Voynich ilustra cómo la lingüística «puede presentar un problema insoluble para la interpretación debido a su arbitrariedad y opacidad semiótica».
Demasiados supuestos
Como apunta Denning, hemos dado tradicionalmente demasiadas cosas por supuestas respecto a unas inteligencias con las que, de existir, tendremos pocas cosas en común. «No sabemos si los extraterrestres perciben y conceptualizan su realidad de manera similar a la nuestra, con las mismas categorías cognitivas, o incluso si se comunican a través de canales visuales y sonoros», advierte Richard Saint-Gelais, profesor de literatura en la Universidad Laval de Quebec. El espectro visual y sonoro que captan nuestros sentidos es limitado, fruto de cientos de millones de años de evolución en la Tierra, y es la base de nuestra visión de la realidad. Como lo serán sus sentidos de la concepción del Cosmos de nuestros desconocidos interlocutores.
«¿Cómo puede establecerse comunicación entre dos grupos de seres vivos que 1) tienen evoluciones biológicas independientes, 2) tienen historias culturales independientes y 3) nunca han interactuado antes?», se pregunta el filósofo y etólogo Dominique Lestel. Él no tiene respuesta a esa pregunta y hasta cree que los humanos podríamos tener «muy buenas razones -políticas, psicológicas y hasta metafísicas- para evitar establecer contacto con una civilización extraterrestre».
(FUENTE: diariovasco.com)

Grandes líneas con fines astronómicos anteriores a las de Nazca

Un grupo de arqueólogos dirigido por Charles Stanish, de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), ha descubierto en el valle de Chincha (Perú)
 Un conjunto de largas líneas y montículos construido con fines astronómicos y ceremoniales tres siglos antes que los geoglifos de Nazca. Los investigadores, que presentan hoy el hallazgo en la revista ‘Proceedings of the National Academy of Sciences’, han identificado 70 líneas, 5 montículos ceremoniales y posibles asentamientos en un área de unos 40 kilómetros cuadrados de un valle que se considera uno de los principales centros de la cultura de Paracas, que se desarrolló entre los años 800 y 100 antes de Cristo
(aC) Los nuevos geoglifos han sido datados, a partir de restos de plantas no carbonizados, entre 400 y 100 aC. Consisten en líneas rectas, de las cuales una pocas están orientadas astronómicamente hacia el solsticio de junio, de invierno en el hemisferio Sur.
Los autores sostienen que esos geoglifos concretos se usaban para medir el tiempo y atraer a los participantes a una serie de actos públicos periódicos. «El resto -explica Stanish desde California- tuvo otros usos. Algunas líneas apuntan a los montículos; otras pudieron utilizarse como senderos. No sabemos todavía para qué se usó el resto. Los geoglifos lineales, como la cerámica, son un tecnología con múltiples usos». Para él y sus colegas, intentar encontrar una única función a la construcción de geoglifos es un error.
Los constructores vivían en «grandes áreas semiurbanas costeras, a entre 15 y 20 kilómetros al oeste. Esa gente creó un arte y arquitectura muy sofisticados, y tenía un complejo sistema económico». A diferencia de Nazca, en Chincha -a unos 200 kilómetros al sur de Lima-, no hay ninguna figura animal. Las líneas se hicieron, al igual que las de Nazca, retirando a un lado las superficiales abrasadas por el Sol durante millones de años, dejando al aire el suelo de debajo, más claro. «No requieren mucha gente. Son muy fácil de construir», indica Stanish, quien explica que para dibujar una línea recta en el desierto no se necesita instrumental alguno, aunque bien pudieron usarse cuerdas.
El complejo se encuentra en el desierto, a medio camino entre las tierras altas y la costa, para, a juicio de los autores, integrar culturalmente a poblaciones que vivían en esos dos entornos. «Tanto las líneas de Nazca como las de Chincha están relacionadas con celebraciones periódicas, religiosas y sociales», asegura Stanish.
(FUENTE: elcorreo.com)

Caballo de Troya y Ricky B, libros de J. J. Benítez que ‘empezaron’ en Yucatán

Darle la vuelta al mundo más de 100 veces no vale nada si lo comparamos con lo que un pequeño punto en el planeta, Yucatán, significa para el investigador del fenómeno ovni Juan José Benítez, mejor conocido como J.J. Benítez.
Aquí –en Chichén Itzá para ser precisos- obtuvo la clave de su libro más emblemático: Caballo de Troya, y aquí también tuvo su origen una de las quizás más complicadas investigaciones del periodista: Ricky B, la vida de una infiltrada (alienígena) en Yucatán, en el siglo pasado.
Los seguidores –y hasta los detractores- ya esperan al autor para las tertulias que dará en el marco de la Feria Internacional de la Lectura de Yucatán (Filey), en las que hablará, primero, de los 30 años de Caballo de Troya y, después, de su nuevo libro Estoy bien.
Así, este próximo fin de semana, el ufólogo -como se le conoce a los estudiosos del fenómeno ovni- estará en la tierra en la que nacieron dos de sus ‘hijos’ (los escritores suelen llamar así a sus libros) más queridos y, quién sabe, a lo mejor será el principio de una tercera historia porque si en algo no cree Benítez es en la casualidad.
Pero, hablemos de las dos historias, de los 2 éxitos literarios, por partes, una por una…
La llave de Chichén Itzá
En el otoño de 1980, ‘Juanjo’ –como le llaman cariñosamente al autor- llegó a Yucatán casi de incógnito –según narra en las primeras páginas de su libro más vendido- para entrevistarse con un Mayor de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, quien le había ofrecido información exclusiva de la que nada supo J. J. sino hasta muchos meses después.
Su destino –él no lo sabía cuando aterrizó en el aeropuerto de Mérida- era la zona arqueológica de Chichén Itzá; ahí, cerca del cenote sagrado, tras dialogar con el Mayor, Benítez recibió un sobre que contenía una llave.
Pero la historia no era tan simple: J.J. tenía que ‘descifrar’ varias pistas que el Mayor le había dejado para llegar hasta el lugar en donde estaba escondida la información prometida, meses atrás, durante el primer encuentro de ambos personajes en el parque museo de La Venta, en Villahermosa.
Como ya se sabe, el escritor encontró la historia aún no contada: la información detallada sobre una operación ‘secreta’ del Gobierno de Estados Unidos acerca un viaje al pasado, cuyo objetivo era ‘retomar’ y descifrar la vida y muerte de Jesús de Nazaret.
De acuerdo con el sitio web oficial del autor, la Fuerza Aérea de Estados Unidos, a través de una ‘máquina del tiempo’, situó a dos astronautas, Jason –el Mayor- y Eliseo, en el año 30 de nuestra era, para documentar la historia de Jesucristo; todos los pormenores del viaje fueron minuciosamente registrador por el Mayor en un ‘diario’.
Esos documentos, que J.J. Benítez encontró en un apartado postal en Estados Unidos, dieron ‘vida’ a los nueve tomos del Caballo de Troya.
Aunque el libro no es propiamente una historia de vida extraterrestre y no está directamente relacionada con el fenómeno ovni -tal como advierte el Mayor a Benítez en sus primeras charlas-, el periodista sostiene -como una de las revelaciones de la obra- que Cristo es extraterrestre, pues su origen no es humano, sino divino.
Por supuesto, la historia no acabó ahí, pero la vida del militar sí: en septiembre de 1981, el Mayor falleció en su casa, en las cercanías de Chichén Itzá, y en las líneas del libro se infiere que sus restos permanecen en Yucatán.
-¿Qué supuso para usted la publicación de Caballo de Troya? –le preguntó un reportero del diario asturiano La Nueva España, a J.J. Benítez, en 1994.
-Pues sobre todo me sirvió para pagar muchas deudas. La gente no lo cree, pero dedicarse como yo hacía a escribir libros de ovnis es absolutamente ruinoso. Lo más curioso es que el editor no creía en el libro, y sin embargo fue el que me dio toda la popularidad.
La historia ‘imposible’
La primera edición del libro Ricky B: una historia oficialmente imposible muestra la imagen ‘borrosa’ de una mujer de cabello abundante y de piel anglosajona (en la foto no se ve blanca sino ‘verdosa’ por los colores en que fue diseñada la ‘tapa’ del texto). El rostro –como lo es la portada de un libro- lleva dentro una historia que J. J. Benítez intentó descifrar en dos viajes a Yucatán y otros tantos entre España, Estados Unidos e incluso Egipto.
Pero la pieza inicial del rompecabezas es un accidente de autobús que ocurrió en Yucatán, en 1975, en una zona ‘famosa’ por los avistamientos de ovnis, en el kilómetro 36 de la carretera Mérida-Puerto Juárez.
Entre los sobrevivientes del autobús accidentado –que venía de Playa del Carmen, Quintana Roo- había una ciudadana norteamericana que entonces sólo llamó la atención por su aspecto de extranjera, pero nada más.
La ‘vida y obra’ de esta ‘extranjera’ no la conoció Benítez sino hasta 1986 cuando uno amigo le envió una carta en donde le narraba que ‘un conocido’ había tenido “un romance” con una extraterrestre.
J. J. inmediatamente tomó cartas en el asunto y tras entrevistarse con el principal testigo –a quien sólo identifica como ‘el ingeniero’- se centró en una búsqueda frenética –no exenta de ‘casualidades’- que lo llevaron hasta prácticamente dar con la supuesta alienígena.
Entre 1996 y 1997, Benítez viajó dos veces a Yucatán para buscar fuentes directas del acontecimiento; con el apoyo de periodistas locales del periódico Novedades de Yucatán, el ufólogo español se entrevistó con testigos de los hechos y logró concretar la historia.
A finales de 1997, salió a la luz el libro Ricky B: una historia oficialmente imposible, pero que sólo contaba la primera parte de la investigación; al final del texto, Benítez advertía que no cortó la historia por voluntad propia, sino por ‘órdenes’. Sin embargo, la segunda parte nunca se publicó.
Sobre esta historia, la de Ricky B –editada por Planeta- Benítez dice, en el amanecer del texto: “Esta es una gran incógnita –una de las más irritantes en mis veinticinco años de investigación del fenómeno OVNI (sic)…”
Aunque el caso de la alienígena no es parte del ‘plan de vuelo’ del autor de A 33,000 pies, es casi un hecho que sus lectores estarán al pendiente de lo que tiene que decir, pues la segunda parte de la historia ha esperado más de 14 años para salir a la luz.
Pero si nada ocurriera, si Benítez finalmente no quisiera ‘rendir’ cuentas del tema pendiente, no habrá factura que cobrarle al periodista español, porque tanto Caballo de Troya como Ricky B han grabado el nombre de Yucatán en sus investigaciones y él, sin duda ninguna,lleva a Yucatán esculpido en su memoria con estas dos historias tan suyas como las dos jotas (J.J.) de su nombre.
(FUENTE: sipse.com)

¿Edificios en la Luna?: dicen que la NASA censuró videos

Entre los múltiples rumores, mitos e historias sobre los viajes espaciales, hay quienes señalan que los astronautas del Apolo 11 visualizaron OVNIS y ruinas de edificios y construcciones antiguas en la Luna, al parecer de una sociedad más avanzada que la humana, pero la información se ha mantenido confidencial.
Sobre el primer alunizaje existen muchos rumores. Para empezar, se habla de una teoría de conspiración que asegura que el Apolo 11 nunca llegó a la Luna y que todo se realizó en un estudio de grabación con la ayuda del fallecido director de cine Stanley Kubrick. Esto ha sido desmentido por la propia NASA, a través de pruebas documentales.
Otras personas, sin poner en duda la llegada de la NASA al satélite natural de la Tierra, aseguran que Estados Unidos ocultó información y datos donde se relataba la existencia de vida extraterrestre.
De acuerdo con un documental que circula en la red, existe una parte de la transmisión del Apolo 11 a Houston que fue censurada, donde los astronautas de la misión informaban, asombrados, de su descubrimiento, mientras en la Torre de Control trataban de distraerlos y hacerlos continuar con el plan.
Algo así se escuchaba:
«Astronauta 1: ¡Pero! ¿Qué es aquello?
Astronauta 2: ¿Tienes alguna explicación?
-BEEP-
Houston:No tenemos, ¡no se preocupen, sigan con el programa!
-BEEP-
Astronauta 1: Oh chico, es, ¡es increíble! ¡Esto es fantástico, no lo habrías podido ni imaginar!
-BEEP-
Houston: Roger ¡Lo sabemos, vayan por el otro lado!
-BEEP-
Astronauta 1: ¿Pero qué tipo de maravilla es esto? ¡Es increíble! …Dios… ¿qué es eso?
-BEEP-
Astronauta 1: ¿Me decís qué demonios es eso?
(…)».
Al parecer, los astronautas presenciaron lo que parecían ser dos naves espaciales que rondaban el mismo lugar.
Según el blog «Tejiendo el Mundo», un profesor, que prefirió el anonimato, mantuvo una conversación con Neil Armstrong, de donde obtuvo esto:
«Profesor: ¿Qué ocurrió realmente con Apolo 11?
– Armstrong: Fue increíble; claro, pero el hecho es que nos advirtieron que debíamos irnos. Nunca se nos dijo nada sobre una estación lunar…
– Profesor: ¿Qué quiere decir con eso de que «nos advirtieron que debíamos irnos?».
– Armstrong: No puedo entrar en detalles, excepto para decir que sus naves eran muy superiores a las nuestras en tamaño y tecnología.
– Profesor: ¡Pero la NASA envió otras misiones después de Apolo 11!
– Armstrong: Naturalmente, la NASA estaba comprometida en esa época y no podía arriesgarse a desatar el pánico en la Tierra, pero sí, fue algo rápido y de ida y vuelta.»
¿Qué es lo que quiere decir? ¿Acaso la NASA sabía de vida extraterrestre y se mantuvo en silencio?
Lo más curioso es que Armstrong no fue el único en admitir lo que vio, sino que el astronauta Gordon Cooper, años más tarde, declaró: «Creo que… vehículos extraterrestres y sus tripulaciones nos están visitando desde otros planetas, y que están técnicamente más avanzados que nosotros. Considero que necesitamos un programa de alto nivel para recoger y analizar la información referente a cualquier tipo de encuentro y para determinar la mejor manera de relacionarnos amistosamente con estos visitantes.»
Aún así, no había nada para confirmar. Sin embargo, el 30 de octubre de 2006, altos funcionarios que trabajan para la NASA y que fueron echados, revelaron otra noticia que causó mucho más que impacto: se habían descubierto ruinas de construcciones humanas en la luna.
Richard Hoagland, ex asesor de la NASA y Ken Johnston, director de la Sección de Conservación de Fotos del Laboratorio de la NASA, participaron en la misión de 1969 y aseguraron que en aquella ocasión, los astronautas registraron con fotografía vestigios de construcciones humanas y aparatos tecnológicos.
Y ¿dónde están esas imágenes? Supuestamente fue ordenado que esos retratos desaparecieran porque nadie podía saber de su existencia, pero Johnston hizo caso omiso las guardó durante muchos años.
Cuando llegó el momento, o sea cuando lo corrieron, decidió revelarlas y acusó a la NASA de falsificar también las fotos del alunizaje, porque asegura que éstas habían sido procesadas por medio de un tratamiento especial para ser modificadas antes de publicadas.
Hoagland, por su lado, mencionó que los astronautas habían regresado a la Tierra con productos artificiales que encontraron en el satélite, los cuales representarían el inicio de una nueva contienda por conquistar el universo y que además decidiría el destino de los humanos.
Sin embargo, ninguna de estas declaraciones tuvo mucha popularidad y más o menos quedaron en el olvido. Pero de nuevo surge la duda cuando Edwin E. Aldrin, piloto del Apolo 11 dijo que él también había visto un OVNI en la Luna.
A eso se suma que tres cajas con registros del alunizaje se perdieron, donde supuestamente aparecían imágenes y además la NASA admitió que se borraron cintas de video sobre lo sucedido en aquellos años.
Los seguidores de la ufología coinciden en que Estados Unidos oculta muchas cosas que cada humano deberíamos saber, entre ellas el descubrimiento de de OVNIS en 1969, así como cada una de las evidencias en la Tierra sobre la existencia de seres extraterrestres.
A la fecha, no hay pruebas concretas sobre esas supuestas construcciones humanas en la Luna, ni sobre los objetos voladores que supuestamente vieron los astronautas del Apolo 11. ¿Será verdad que existe vida más allá de la Tierra, y que la NASA lo sabe y lo oculta?
(FUENTE: jujuynoticias.com)

¿Has vivido una experiencia extraña o misteriosa en un hospital?

¿Has vivido una experiencia extraña o misteriosa en un hospital? Si es así, en cualquier punto de España o del mundo, deja tu experiencia en los comentarios de este blog y de esta publicación o escríbeme a:

correo@garciabautista.net

Hospitales psiquiátricos encantados

Voces del Misterio PASAJES DE LA HISTORIA: La apasionante vida de la «espía» MATAHARI

Ir a descargar

PULSA PLAY para escuchar y/o descargar el programa

«Voces del Misterio» PASAJES DE LA HISTORIA: La apasionante vida de la «espía» MATAHARI. En «Voces del Misterio» dedicamos, de forma monográfica, nuestro pasaje de la Historia a: MATAHARI, la espía de la Iª. Guerra Mundial, con Julio Porcel. Contado de forma magistral y única.

Sección homenaje a Juan Antonio Cebrián y su mítica “La Rosa de los Vientos”.

https://www.ivoox.com/voces-del-misterio-pasajes-de-la-historia-la-audios-mp3_rf_83204424_1.html

Voces del Misterio PASAJES DE LA HISTORIA: La apasionante vida de la

Conferencias: «El enigma de la Sábana Santa» -24/3/22- y «Enigmas de la Semana Santa de Sevilla» -27/3/22-

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

FNAC: 24 de marzo de 2022, 20:00 h. (Jueves)

«EL ENIGMA DE LA SÁBANA SANTA»

Acude a la conferencia sobre el misterio de los misterios: LA SÁBANA SANTA, con Jose Manuel García Bautista.


Son muchas las reliquias que se veneran en el mundo y muy pocas las auténticas. Desde un lejano pasado, eran elementos codiciados porque tenían el poder «directo» de Dios y ello motivaba aún más el poseerlas. Pero las reliquias, realmente, lo que tenían era un doble objetivo: por un lado el de evangelizar zonas que resultaban especialmente atractivas para la Iglesia; y, por otro lado, y en torno a ellas, se generaba una magnífica concentración de personas que podían dar origen a una increíble población que culminaba con la creación de aldeas, pueblos y ciudades.

Esta conferencia sobre la Sábana Santa de Turín (o Síndone), de una forma aséptica y libre de prejuicios, y con un lenguaje sencillo de entender, básico e interesante: su historia, su misterio y las sorpresas que en su largo peregrinar ha deparado al ser humano que, con buen criterio, se ha acercado a saber un poco más de ella.

*Con una reproducción a escala real del Sudario.

Entrada LIBRE hasta agotar el aforo.

CÍRCULO MERCANTIL: 27 de marzo de 2022, 18:00 h. (Domingo)

«ENIGMAS DE LA SEMANA SANTA DE SEVILLA»

«ENIGMAS DE LA SEMANA SANTA DE SEVILLA», con Jose Manuel García Bautista.

Una conferencia en la que abordaremos, con mucho respeto, todo lo que son las leyendas en torno a la Semana Santa pero también su Historia secreta, oculta y más desconocida y aquellos casos que entran dentro del terreno de lo misterioso y lo paranormal/sobrenatural.

Entrada LIBRE hasta agotar el aforo.

En 7tv, este domingo, hablamos de la Sábana Santa, a las 19:00 h (+/-)

📺🗓️En 7tv Andalucía, en tu televisión, TDT e internet, este domingo 20 de marzo de 2022, a las sobre las 19:00 h. 🕰️ (más o menos) hablamos, en tiempo de Cuaresma🕯️, de una reliquia singular y única: la Sábana Santa de Turín✝️. No os lo perdáis✅. @7TVSevilla