China busca un método para sacar oxígeno y combustible de la superficie de la Luna a través de una ‘fotosíntesis extraterrestre’

Imagen detallada del relieve de la Luna creada por el artista Andrew McCarthy.
Imagen detallada del relieve de la Luna creada por el artista Andrew McCarthy.
Andrew McCarthy

El suelo de la Luna contiene compuestos activos que pueden convertir el dióxido de carbono en oxígeno y combustibles, según un estudio realizado por científicos de China publicado en la revista Joule. Ahora están estudiando si los recursos lunares pueden utilizarse para facilitar la exploración humana en la Luna o más allá.

A partir de esta observación, el equipo propuso una estrategia de «fotosíntesis extraterrestre». Principalmente, el sistema utiliza el suelo lunar para electrolizar el agua extraída de la Luna y de los gases de escape de los astronautas y convertirla en oxígeno e hidrógeno alimentados por la luz solar. El dióxido de carbono exhalado por los habitantes de la Luna también se recoge y se combina con el hidrógeno de la electrólisis del agua durante un proceso de hidrogenación catalizado por el suelo lunar.

Imagen del planeta Mercurio observado desde la isla de La Palma.
El proceso produce hidrocarburos como el metano, que podría utilizarse como combustible. Según los investigadores, la estrategia no utiliza energía externa, sino la luz solar, para producir una serie de productos deseables, como agua, oxígeno y combustible, que podrían sustentar la vida en una base lunar. El equipo está buscando una oportunidad para probar el sistema en el espacio, probablemente con las futuras misiones lunares tripuladas de China.

«Utilizamos recursos ambientales in situ para minimizar la carga útil de los cohetes, y nuestra estrategia ofrece un escenario para un entorno vital extraterrestre sostenible y asequible», explica Yao.

Imagen del tipo más explosivo de reconexión magnética
Anteriormente, los científicos han propuesto muchas estrategias para la supervivencia extraterrestre. Pero la mayoría de los diseños requieren fuentes de energía de la Tierra. Por ejemplo, el explorador de Marte Perseverance de la NASA trajo un instrumento que puede utilizar el dióxido de carbono de la atmósfera del planeta para fabricar oxígeno, pero está alimentado por una batería nuclear a bordo.

«En un futuro próximo, veremos cómo se desarrolla rápidamente la industria de los vuelos espaciales con tripulación –asegura Yao–. Al igual que la ‘Era de la Vela’ en el siglo XVII, cuando cientos de barcos se lanzaron al mar, entraremos en la ‘Era del Espacio’. Pero si queremos llevar a cabo una exploración a gran escala del mundo extraterrestre, tendremos que pensar en formas de reducir la carga útil, es decir, depender del menor número posible de suministros de la Tierra y utilizar en su lugar recursos extraterrestres».

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: